“¡No disparen, soy gente!”

Akira Kurosawa, grande entre los grandes, rodó en la extinta Unión Soviética la única película en su carrera fuera de su Japón natal. Y lo hizo adaptando el relato de los viajes de Vladímir Arséniev, teniente del ejército del Imperio Ruso que en una


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.