Los Leones de Lisboa

“Y ahí estaban: Fachetti, Domenghini, Mazzola. Todos medían metro ochenta, con sus bronceados Ambré Solaire, sus sonrisas Colgate y el pelo engominado. Incluso olían bien. Y por el otro lado estábamos nosotros,


No hay imperio eterno

“No te esfuerces, Giuliano. No vale la pena, déjalo entrar. Nos van a ganar igualmente.” Esa frase fue la que, para el pétreo Tarcisio Burgnich, puso el punto y final a uno de los equipos más dominantes, autoritarios


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.