Un hombre común

Cuando Jorge Griffa lo vio la primera vez, Batistuta era un chico más bien gordo. Bien entrado en la adolescencia, Gabriel no se consideraba futbolero. Le gustaba más el basquetbol, sobre todo porque la cancha era más pequeña y se jugaba entre


El campeón soy yo

“Los sueños se van con la noche. Y tan solo queda una bruma lejana e inatrapable”, O. Soriano.


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.