La sombra del doble pivote | Ecos del Balón

La sombra del doble pivote


El Getafe de ‘Pepe’ Bordalás es una idiosincrasia más compleja que su número de interrupciones por encuentro. El conjunto ‘azulón’ está presente en otros muchos registros, representativos, todos ellos, con su manera de entender el fútbol: el Getafe es, junto al Valladolid, el equipo de LaLiga que más duelos defensivos libra por partido (68.71), y el tercero, por otro lado, que menos remates recibe (8.99/p.). Dos registros que esbozan, groso modo, el carácter competitivo de uno de los equipos con menos posesión (43.9%) de Primera. Una serie de rasgos que dan forma a uno de los equipos por antonomasia de la competición; entendiendo por equipo su sentido más literal. En un Getafe en el que todas las individualidades están puestas al servicio del colectivo, Bordalás ha construido once esquemas para once jugadores distintos pero muy complementarios.

El Getafe concentra la amplia mayoría de sus robos en el medio

La firmeza del 4-4-2 de Bordalás radica en el entendimiento de todas las partes entre sí, y de las unas con las otras a lo largo y ancho del sistema. El dibujo del Getafe es un esquema muy coral en el que la pizarra tiene muy marcados ciertos automatismos en función del esférico. Sin él, el equipo se concentra a media altura, con las parcelas muy marcadas para cada sector del sistema, que es donde el Getafe concentra el mayor grueso de sus recuperaciones. Armado en mitad de campo, sin la imperativa necesidad de tener el esférico mucho más tiempo que su rival, el Getafe se encuentra muy cómodo en dicha tesitura. Una postura desde la que el bloque, entre sus robos cerca del círculo central y su capacidad para organizar su transición defensa-ataque en muy poquitos toques, es capaz de condicionar el guion de los duelos, más allá del rival y del escenario.

El Getafe es el 17º equipo con más posesión de LaLiga: 43.9%

En ese paisaje, con los delanteros muy pendientes de los primeros pases del rival, los volantes cerrando por fuera y la primera línea de cuatro, la de la defensa, pendiente de encimar sobre el receptor, la función del doble pivote está enfocada a una constante dualidad según la pelota. Si el equipo, como decíamos, se encuentra en fase defensiva: la pareja de centrocampistas (Mauro Arambarri & Nemanja Maksimovic) se escalona con el futbolista serbio, por norma, por delante del uruguayo, para evitar que el rival pueda colarse en esta zona, con el riesgo que ello implica. Una configuración que responde de manera muy parecida con el balón, cuando Maksimovic, en el pivote izquierdo, goza de una mayor libertad para adentrarse en el carril central del contrario; al tiempo que Arambarri, desde el otro perfil, acompaña la acción desde unos pasos más atrás pero con la misma intención: captar los rebotes que quedan sueltos cerca del área, para responder de forma automática.

El rango de pase de Maksimovic no es muy arriesgado pero sí bastante acertado. Promedia cerca de un 86% de acierto por partido, y esa influencia es esencial para darle empaque a la propuesta. Esa es la verdadera importancia de Maksimovic. Siempre bien colocado, presto a la recuperación o a continuar la acción desde la segunda línea, Maksimovic no destaca especialmente por nada en concreto sino por todo al mismo tiempo. El serbio, aterrizado este verano como recambio de Fayçal Fajr, es de los que siempre cumple más cerca del 7 que del 6,5. Acompaña arriba y abajo, sin perder nunca su sitio. Y sus registros, sin ser los más altos del Getafe, jamás comprometen al equipo. Maksimovic es de esos futbolistas que siempre destaca sin necesidad de hacer nada extraordinario todas las jornadas. Y eso, precisamente, es lo que precisa este Getafe CF.


5 comentarios

  • David de la Peña 1 diciembre, 2018

    El Getafe ha sabido adaptar francamente bien el perfil de futbolista incorporado a las necesidades del equipo. Pero también es cierto que Bordalás está potenciando y haciendo evolucionar a piezas que son claves de su sistema, y el tema de Arambarri y Maksimovic me parece muy evidente. Ir creciendo en un sistema de juego que te permite llegar a donde necesitas sin esfuerzos extras es importantísimo en el crecimiento de un futbolista, y yo creo que ahí ambos tienen mucho que agradecer a su entrenador.

    Respond
  • AArroyer 1 diciembre, 2018

    Otra de esas sorpresas de este primer tercio. En silencio, sin mayor protagonismo, pero encajando Maksimovic muy bien en el doble pivote de Bordalás. Yo pensaba que era otro tipo de centrocampista pero se le ve realmente cómodo en el sistema.

    ¿Teníais esa impresión de él cuando lo fichó el Valencia?

    Respond
  • paco 1 diciembre, 2018

    ¿Que futuro le veis a Maksimovic? ¿En que se puede convertir?, ¿Puede ser un jugador para jugar la Champions con regularidad?

    Respond
  • AArroyer 1 diciembre, 2018

    @paco

    Si tuviera que mojarme, creo que sí tiene la calidad para meterse en la rotación de un Sevilla o el mismo Valencia. En un grande grande quizás no, pero a mí me ha sorprendido, me parece un jugador de grandes posibilidades, la verdad. Acompañando a un mediocentro creo que tiene despliegue, técnica y presencia para asentarse. Tiene 23 años, va por buen camino.

    Respond
  • ruqueyo 3 diciembre, 2018

    Creo que Bordalás está exprimiendo esta plantilla mejor que nadie, consigue el 100% de cada uno de sus jugadores. Este Getafe representa el viejo fútbol, el fútbol de lucha, de pérdida de tiempo, de desquiciar al rival, de dejarse la piel en cada jugada,….

    El problema es que este fútbol hoy no gusta a nadie, y la prueba está en la baja asistencia del Alfonso Pérez en cada partido, que la mayoría no supera los 10.000 asistentes en un estadio de casi 18.000. Cuesta creer que ante un Atlético de Madrid, rival geográfico directo, sólo acudieron 12.000 personas, teniendo en cuenta que seguramente muchos asistentes serían colchoneros, que por proximidad acudieron al partido.

    Hay partidos de segunda división y en ciudades con menos población que Getafe, y que están los estadios llenos

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.