Jordi Alba como número dos culé | Ecos del Balón

Jordi Alba como número dos culé


Villarreal CF y FC Barcelona disputaron un partido muy interesante que sólo se decantó cuando se rompió la igualdad numérica en favor del líder. El alternativo planteamiento propuesto por el míster Javi Calleja, en parte provocado por las ausencias pero también buscando una adaptación, resultó tan eficaz que incluso, mientras competieron en 11 contra 11, la iniciativa perteneció, a los puntos, al Submarino.

El entrenador renunció a su 4-3-1-2 habitual y optó por un 4-1-4-1 en el que el central Rubén Semedo hizo de stopper. Su actuación fue tan curiosa como condicionante. En fase defensiva, cortocircuitó la zona de influencia de Messi rapiñando cada balón y motivando uno de los encuentros más imprecisos que se le recuerdan al argentino; si bien a la hora de atacar representó un obstáculo para los suyos tanto de cara a lanzar las transiciones como, sobre todo, en pos de mezclar el juego con fases de posesión amarilla. Dicho de otro modo, el Villarreal percibió perfectamente que requería de esa presencia defensiva en el pivote -y la añoró al perderla por lesión-, si bien pagó un coste elevado mientras disfrutó de ella. La sombra de Bruno Soriano es alargada. En el fútbol de hoy, los especialistas han perdido valor. Como se diría en el basket, es la era de los two-way players (jugadores capaces de colaborar con y sin el esférico).

Jordi Alba tuvo una influencia sideral sobre los 90 minutos.

Explicado esto, el Villarreal sacrificó caudal ofensivo pero no todo. Gracias a las maniobras de Trigueros y, en especial, el creciente Rodri Hernández, logró batir la presión en varias ocasiones y poner en ventaja a los extremos Raba y Roberto Soriano, que crearon peligro intermitente debido a las superioridades que exhibieron Alba y Sergi Roberto sobre ellos y a que Piqué y un sobrio Vermaelen cerraron con acierto las carreras del solitario Bakambu. El Barça, por su parte, desde un 4-3-1-2 en el que Denis Suárez malinterpretó el rol de Iniesta (bajaba demasiado a recibir y saturaba aún más los espacios donde aparecía Messi), era pura espesura administrando su inocente posesión.

Alcácer, de nuevo, logró liberar a Suárez y potenciar su aporte.

La inercia estaba girando de manera paulatina por el impacto de las subidas de Alba (a Mario cada vez le costaba más ajustar sobre él) cuando se produjo la acción clave del envite. Ya en 10 contra 11 y sin Rubén Semedo, el Villarreal improvisó un 4-4-1 en el que los centrocampistas exteriores hubieron de cerrarse para proteger al doble pivote y cercar a Messi. Ello desencadenó dos constantes. La primera, que sin tener a nadie ejerciendo de extremos abiertos, se quedó sin capacidad de transición, porque siempre estaba saliendo por fuera como paso intermedio hacia el “9”. La segunda, que Jordi Alba encontró muchos más espacios y activó la que, hasta ahora, es la jugada del Barça. Lo es porque es la única que desequilibra. Y también porque, de momento, aparenta ser más que suficiente. Es tan incontenible que lo más probable siempre parece que resuelva el partido.

 
 

Foto: JOSE JORDAN/AFP/Getty Images


14 comentarios

  • @__tincho 11 diciembre, 2017

    Vi un Messi saturado, falto de creatividad. El Messi de las eliminatorias del año pasado contra PSG. Supongo que estará pagando la seguidilla de partidos, pero sobretodo el desgaste mental al que lo sometió la selección argentina y las eliminatorias de infierno que vivió. Francamente preocupante.

    Respond
  • vi23 11 diciembre, 2017

    Pues yo no vi a Messi saturado, la verdad. Es cierto que falló algunos pases que no suele. Pero estuvo activo y bastante ligero, nada que ver con la apatía mostrada ante el PSG. Yo creo que hay un termómetro para saber si se siente bien y es que en algún momento caiga a banda derecha a recibir y arrancar. Si se ve rápido lo hace un par de veces por partido. Y lo hizo!!!!

    Respond
  • AArroyer 11 diciembre, 2017

    @__tincho @vi23

    Yo tampoco vi a Messi 'agotado'. Sí lo vi desacertado y le costó encontrar y abrir espacios pero lo vi dentro del contexto, nada especialmente extraño. Es verdad que el Villarreal cerró bien los espacios y que el ritmo ofensivo del Barça, más sin Iniesta, tampoco es especialmente alto, pero coincido con 'vi23'.

    Respond
  • Abel Rojas 11 diciembre, 2017

    @ vi23

    Yo no hablaba de un Messi mal físicamente, sino parado futbolísticamente. Creo que el Villarreal lo minimizó y le incomodó muchísimo durante el primer tiempo.

    Respond
  • Marcos 11 diciembre, 2017

    A Messi le vi fiarse poco de sus compañeros, incluso de Suárez. Me sorprende lo poco que se asocia con Sergi Roberto cuando juega, por ejemplo.
    Creo que Valverde debe apostar finalmente por Semedo y trasladar a Roberto a la media… es algo tan evidente. Primero porque Semedo tiene potencial de gran lateral (aunque aún no lo sea) y segundo porque Roberto como lateral solo funciona en determinados partidos. Creo que estamos desperdiciando la mejor versión de Roberto ahí, pero Valverde tiene mucho centrocampista.

    Denis se confirma lo de siempre: tiene destellos de jugador importante, pero no se le recuerda un buen partido completo. Para mí, al igual que Paulinho, es un excelente recurso para segundas partes. De titular me cuesta verlo casi en cualquier partido.

    Por otro lado lado, el 2017 de Alcácer es todo lo que se pedía cuando se aspiraba a tener "un nuevo Larsson". Goles importantes, actuaciones decisivas entrando en la segunda parte… hasta que vuelva Dembele, debería jugar en muchos partidos de inicio porque mejora a Suárez y el equipo da más sensación de peligro de gol.

    Sobre Alba: me parece inaudito cómo un jugador tan limitado ha llegado a ser un futbolista tan importante. Lo suyo es velocidad para corregir y timing para llegar. Y con eso creo que está siendo el mejor y más decisivo lateral de Europa esta temporada. Ayer fue un martillo.

    Respond
  • Abel Rojas 11 diciembre, 2017

    Os dejamos por aquí el análisis que hemos hecho del Chelsea-Barça 😉 https://www.facebook.com/ecosdelbalon/videos/1376

    Respond
  • Antonio Durán 11 diciembre, 2017

    Qué jugadorazo va a ser Rodri.

    Respond
  • vi23 11 diciembre, 2017

    @Abel

    Sí, si. Yo creo que como dijo @Arroyer, desacertado podría ser la palabra. Pero las sensaciones me parecieron super diferentes a las de la eliminatoria del PSG. Es más, yo creo que Messi está muy bien ahora mismo. Está agil y ligero. Contra el Celta jugó muy bien y ayer, aunque desacertado en la primera parte, daba la sensación de poder desequilibrar del partido en cualquier momento (a poco que llegase el acierto)

    Y, por otra parte, estuvo desacertado para lo que es él pero hizo varios pases super precisos también…

    Respond
  • BdeB 11 diciembre, 2017

    Menudo nivel esta demostrando Alcacer, esta finura en la asociación con sus compañeros yo personalmente no me la esperaba para nada

    Respond
  • Abel Rojas 11 diciembre, 2017

    @ BdB

    Pues siempre la ha tenido, ¿eh? Paco siempre ha tenido una sutileza en la asociación en el espacio reducido que aparentemente no le pega, pero que la tiene. La comentamos en su día en el análisis del fichaje. No es un momento de inspiración transitorio. Tiene esa virtud.

    Respond
  • jcperez 11 diciembre, 2017

    Me ha gustado mucho el planteamiento de Calleja para este partido. Sin Fornals, el Villarreal compitió muy bien en un intercambio de golpes contra el mismísimo líder de la Liga. Por eso me sorprendió un poco el cambio de sistema con la entrada de Samu Castillejo. Sacar a Semedo liberó un poco a Messi, y no me parece que el Villarreal haya atacado mucho mejor, aunque las conducciones de Castillejo tenían buena pinta.

    En cuanto al Barca, pues de momento Alcácer, Alba y Messi están siendo suficientes para mantener el ritmo el Liga, pero van a necesitar más ante el hueso que les acaba de salir en Europa.

    Respond
  • Superpato 11 diciembre, 2017

    El cambio de sistema al que ha vuelto a matar es a Rakitic. Otra vez condenado a la derecha donde se le ven todas las carencias. Con la vuelta de Roberto espero que Valverde lo pruebe como interior derecho, con el croata en el centro alternando alturas con Busquets según la jugada, como al principio de temporada.

    Respond
  • Coronel 11 diciembre, 2017

    Anoche era claro, sin Neymar y sin Iniesta, el mejor socio de Messi… La consigna de Calleja era clara: Semedo de pivote haciendo de "Pepe" como en los clásicos de Mourinho. Y cerrar el centro. Y la única salida era Alba que está rayando a buen nivel, y a día de hoy es un jugador muy importante para el Barça.

    Sergi Roberto no me gustó. Y el Barça tampoco me convenció y creo que el Villarreal durante muchas fases del partido tuvo el control del partido. Sin la expulsión de Raba tengo mis dudas de que el Barça se llevara el partido. Muchas dudas.

    Y veo un problema muy grave para el Barça… Y es que Iniesta tiene 33 años, y ya no está para muchos trotes… Y, o llega un jugador desequilibrante en este mercado invernal, lo cuál también me ofrece muchas dudas por su periodo de adaptación, que no es fácil. O el Barça lo podría acabar acusando.

    Eso si, pienso que la reaparición de Ousmane Dembélé puede ser un soplo de aire fresco, así como la aparición de Alcacer. Y para terminar decir que para mi Rakitic es un jugador completamente prescindible en este Barça, y que el Barça necesita en su lugar un centrocampista más organizador, de los que siempre han gustado en la Masía. Me refiero a ese centrocampista organizador y que sepa leer el partido, y tenga tranquilidad etc. ¿Sabéis a lo que me refiero, verdad? A mi Rakitic no me termina de convencer. No y No. LA gente se empeña y yo no lo veo…

    Respond
  • Alex 12 diciembre, 2017

    Rakitic de interior derecho no rinde, en la segunda parte mejoró en un doble pivote con Busquets, creo que Valverde se ha dado cuenta. S

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.