En la salud y en la enfermedad | Ecos del Balón

En la salud y en la enfermedad


El Atlético del que formó parte allá por 2005, entrenado por Carlos Bianchi, le miró pidiéndole la misma responsabilidad que a su entrenador. El Virrey, campeón de la Libertadores con Vélez y Boca, un técnico ganador, volvía a Europa (ya estuvo en la Roma) para ganar y jugar de un modo determinado. Con él habían llegado Petrov, Maxi Rodríguez y Kezman, pero el cerebro de Carlos Bianchi tendría que ser Gabriel Fernández, el gran producto de la cantera rojiblanca junto a Fernando Torres. Su etapa en Getafe, el año anterior, fue muy positiva, entendida como un proceso lógico en su crecimiento. Gabi necesitaba minutos pero volvía a casa para ser el centrocampista que hiciese jugar a los demás.

Bianchi se fue 18 jornadas después, un hecho, el de la inestabilidad, con el que se convivió en el Manzanares durante muchos años. Pero aquello significó un comienzo, el de un Gabi que fue entendiendo su posición y el juego de una manera completamente diferente. La trayectoria de uno de los centrocampistas más importantes de la historia del Atlético de Madrid queda explicada a través de dos secuencias muy similares, que van desde 2005 a 2011 y desde el verano de ese 2011 a enero de 2012. Gabi repitió reflexión y vivencia para terminar siendo no sólo Gabi como tal, sino una referencia, un paradigma de mediocampista concreto, usado como medida estilística futura cuando en los debates se quiera expresar que alguien juega de esa manera.

Gabi fue uno en el Atleti y otro fuera de él. Hasta que llegó el Cholo.

Para llegar a tal distinción, el canterano pasaría cuatro años en el Real Zaragoza en los que se fue acercando a ese centrocampista dinámico, más valorado por su interpretación del ritmo y el rival, por supuesto del campo, antes que por su capacidad para levantar y proyectar equipos a través del pase, menos incluso de la posesión. A otra altura e intensidad, Gabi compartió con Fernando Torres la necesidad de salir de casa para, en su caso, formar su identidad y todo su pensamiento. Con el paso del tiempo, incluso a su llegada en 2011 al club en el que se formó, Gabi comenzó a razonar las cuestiones futbolísticas con un pragmatismo ya característico en su juego y su discurso.

Ese paso por otro club pareció ubicar a Gabi en una dimensión diferente a la que ocupaba cuando se fue. Pero Fernández volvió de la mano de Gregorio Manzano, un técnico que desde el primer día formó su equipo en torno al balón, con Adrián, Diego Ribas y Arda Turán. Junto a Mario Suárez, Gabi volvió a ser visto como un suministrador en el juego ofensivo, con laterales proyectados y una responsabilidad para jugar muy arriba. Gabi era el centrocampista que debía poner a funcionar un equipo de vocación protagonista, que sirviera de inicio en un equipo que contaba con el goleador Falcao. Y tras un arranque prometedor, el equipo se cayó, arrastrando a Manzano por el camino.

Filipe Luis: “Para entender lo que pasaba entonces hay que ponerlo en contexto. Cuando yo llegué al Atleti, en 2010, lo que se vivía era un desastre. El equipo no tenía ninguna estabilidad, Quique Flores intentaba hacer milagros con un vestuario muy complicado en el que había jugadores que no se pasaban la pelota. Y así fue hasta que apareció el Cholo y lo cambió todo. Pero incluso en aquellos primeros años con él, siempre hubo en el vestuario el runrrún de que esto se iba a acabar y todo iba a ser como antes. No entrar ni en Europa League, ser noveno en Liga, caer en Copa ante un Segunda B… Y eso genera un clima raro en el vestuario. Escuchas que uno se quiere ir, que otro quiere ganar más, que el de allí ya tiene un precontrato con otro. Y empiezas a pensar que si todo se va a acabar, mejor aprovechar el momento. Por suerte, esos días han quedado definitivamente atrás y ahora en vez de salir, todo el mundo quiere venir”.

Desde ahí se cimentó el presente más reciente. Ya no habría más cambios de identidad. Gabi dejó de ser el mismo para personificar un cambio de discurso; un converso descubriendo el significado de uno mismo como futbolista de la mano de Diego Pablo Simeone. El poder del mensaje caló en Gabi como paradigmático ejemplo de lo que ha sido una época seguramente irreproducible en cuanto a tiempos, energías, identificación y significado social y deportivo. Lo espiritual transformó lo que cada uno pensaba de sí mismo, impregnados de una realidad que se reflejó en el campo. El balón fue un elemento más, pues la clave para Gabi como futbolista radicó en el ritmo y el espacio. Entenderse como inferior ante los mejores fue la construcción de un relato, de un producto futbolístico que tiene en Gabriel Fernández el ejemplar perfecto. “El contrario es mejor, así que voy a ser el mejor futbolista posible para poder derrotarle”.

Como la plata más pura, Gabi fue el auténtico conductor del mensaje eléctrico y pasional de quien había cambiado todo. La realidad podía ser de muchas maneras pero fue con Diego Simeone cuando para aquel vestuario pasó a ser la verdadera. En ella, una estrategia transversal modificó el autoestima de cada individuo y formalizó un estilo, unas reglas, en las que Gabi no fue menos que nadie. En aquel 2014, Fernández lideró la Liga en tackles, en intercepciones, y fue el futbolista que más kilómetros recorrió en toda la Champions League. Su fútbol fue fruto de un momento en el que todo era posible para él. La clave era que todos pensaran igual, y que lo hicieran porque realmente creían en absolutamente todo lo que estaba pasando.

Gabi: “Yo diría que el 70% es creer en nosotros mismos. El 70% es fe. Luego, si no tienes el talento del otro 30%, es difícil estar arriba, pero creer en ti mismo, trabajar día a día para ser mejores y la fe en serlo representa muchísimo en este grupo”.

Demostrado que todo aquel proceso se tradujo en victorias, la identidad que lo hizo posible pasó a ser tan firme como segura. Fue la manera de hacer las cosas. Y Gabi sigue representando una idea asociada a una época, también un compromiso. El capitán del Atlético de Madrid ha ejercido de portavoz de un sentir concreto. La voz que ha recordado, en los momentos más dubitativos, que no estaban siendo ellos mismos. El proyecto, que fue explorando nuevos terrenos emocionales y dialécticos tras conquistar la Liga y no hacerse con la Champions, intentó darse aire la temporada pasada. Los resultados trajeron dudas y Gabi trató de disiparlas tirando de memoria, siendo incluso más cholista que el Cholo. En la salud y en la enfermedad, Gabi Fernández será siempre el guardián de una idea que le hizo ser quién es.

 
 

Foto: Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images


15 comentarios

  • adiazagero 18 noviembre, 2017

    Muy en la línea de lo que comenta Arroyo: no se entiende al Atlético de Madrid de Simeone sin Gabi y viceversa. Dos entes que se retroalimentan y que necesitan estar sometidos a una simbiosis permanente para rendir como mejor han sabido y, está por ver, saben hacer.

    Para esta noche imagino que todo el mundo se imagina a un Atleti con Gabi acompañado de Saúl, Koke y Thomas, confiando la profundidad a Correa, ¿no?

    Respond
  • MigQuintana 18 noviembre, 2017

    @adiazagero

    El Atlético con cuatro centrocampistas, como suele ser habitual en los grandes choques. Sin embargo, estando el Madrid tan tocado en los laterales tanto a nivel ofensivo como defensivo, no creo que fuese una mala idea colocar a un extremo.

    Respond
  • felipbrasi 18 noviembre, 2017

    "Entenderse como inferior ante los mejores fue la construcción de un relato, de un producto futbolístico que tiene en Gabriel Fernández el ejemplar perfecto"

    y aquí es dónde el Cholo puso su límite y nunca se atrevió a derribar ese muro. Y quizás esto explique que Griezman esté más fuera que dentro del club. Una vez recuperada la identidad, el apego de la afición e incluso ganar un par de título se necesitaba un paso más que nunca se ha dado. Que desde la consecución de la Liga nunca más se haya vuelto a pelear por ella realmente, ni tampoco por la Copa se explica también desde la filosofía cholista de querer soldados más que jugadores de fútbol dándoles libertad a su talento.

    En definitiva, hoy puede ganar y ser mejor que el Madrid, pero llegará la eliminatoria de turno y el Cholo volverá a enfrentarla como siempre hasta ahora, con sus delanteros a 15 metros de su propia frontal.

    Respond
  • Abel Rojas 18 noviembre, 2017

    @ Adiazzagero

    ¿Cuatro centrocampistas, Correa y Griezmann? Podría ser, pero en principio la figura de Carrasco ha sido bastante importante para Simeone en los últimos derbis. Y a menudo, su única ventaja ofensiva.

    @ Felip Brasi

    Para mí no es tanto un fallo de concepción de un sistema como de lo que se le transmite al futbolista individualmente. Porque a nivel colectivo, en estos años, Simeone lo ha probado casi todo. No siempre ha jugado a defender a tope. Que sin ir más lejos, en la final de 2016 tuvo más posesión que el Madrid.

    Respond
  • felipbrasi 18 noviembre, 2017

    @abel

    sí, una posesión que le convenía al Madrid porque el Atleti tenía poca posibilidad de dañar al rival desde ella. Básicamente porque no la tiene en su propósito, pero bueno el de la posesión es un dato que se saca a relucir muy fácil. Para mí un equipo que tiene menos posesión puede ser más ofensivo que otro. Por ejemplo, la posesión de la España campeona del mundo en Sudáfrica en cuanta parte del tiempo no dejaba de ser una posesión defensiva??

    No sé… estando muy en desacuerdo con el extremismo de Pep en su idea, me gusta los entrenadores que se amoldan más a lo que tienen, pues para mí es el contrario al Cholo. Los futbolistas de talento todos se sienten seducidos por Guardiola, el Cholo no hace mucho para seducirlos y que se vengan. Luego se queja que los Theo, Ceballos prefieran ser suplentes en el Madrid, si el Atleti no tiene capacidad de seducir ni siquiera a los talentos que no tienen un nombre en la Liga todavía, supongo que algo de autocrítica tendrá que hacer en cuanto de qué le ofrecen al futbolista.

    Pero bueno es una sensación eh, desde fuera. Porque por lo que se ve en la opinión pública colchonera están muy contentos y (tirando de NBA) creen firmemente en el "Process" jejej

    Respond
  • felipbrasi 18 noviembre, 2017

    o quizás también tenga mucho que ver con el núcleo duro de ese vestuario que nunca quiso abandonar esa filosofía inicial que les llevó a pelear por cosas que nunca se hubieran imaginado… Los Gabi, Godín, Juanfran, nunca se hubieran imaginado jugar dos finales de CL y cada vez que el Cholo intentó agitar el árbol a la primera deriva ellos eran los primeros en recordar que eran inferiores a los demás, los primeros en ponerse delante del micro y decir que se estaban equivocando que debían regresar a las raíces. Quizás esa guardia pretoriana cholista están haciendo más daño al club que beneficio hoy en día, pero el Simeone por deuda moral, por haber sido los pilares cuando el club estaba en llamas no pueda tomar una decisión que debería tomar. El club debería ayudarlo, eso también es clave en los clubes de élite, saber cuando deshacerse de los veteranos. Iker, Gabi, Xavi, etc. Recordemos como fue el final de la generación campeona de España con la selección.

    Respond
  • Abel Rojas 18 noviembre, 2017

    @ Felip Brasi

    Tener menos capacidad de seducción que el Madrid no es no tener capacidad de seducción. Y tener menos capacidad de seducción que el Madrid partiendo encima de la coyuntura de no poder inscribir jugadores hasta enero en año de mundial… ni te cuento. Demasiado haber pillado a Vitolo y Costa…

    Respond
  • Calas 18 noviembre, 2017

    @Abel Rojas "¿Cuatro centrocampistas, Correa y Griezmann? Podría ser, pero en principio la figura de Carrasco ha sido bastante importante para Simeone en los últimos derbis. Y a menudo, su única ventaja ofensiva. "

    Eso que expones es lo único que me hace dudar de su suplencia hoy. Eso y que Correa es el mejor revulsivo de la plantilla, siempre acaba generándome la duda de si aporta más jugando 35 o 90 minutos. Ahora bien, lo normal es que el belga empiece en el banquillo.
    Mi incógnita es Thomas, en dos sentidos: no veo tan claro como muchos otros que juegue hoy y, de hacerlo, no sé dónde. Parece, por entrenamientos recientes, que ha decidido no ponerle de 5, lo cual me alegra, pero se ha venido comentando que haría de mediapunta en un rombo y yo me inclino a creer que le pondría en derecha.

    Respond
  • felipbrasi 18 noviembre, 2017

    @abel

    simeone no lleva sólo este año en el Atleti, lleva más tiempo. Pongo Ceballos y Theo y te centras en este mercado cuando estamos hablando de un ciclo.

    Y no sólo es el club. Crees que los que vinieron para ser suplentes hubieran venido viendo que los suplentes no juegan ni los minutos de la basura?? Pero no, vieron que los suplentes el año pasado jugaron partidos en los que literalmente el equipo se jugaba la Liga. Entonces los Ceballos, Theo o los que sean quizás piensen: ser suplente en ese equipo no está tan mal, ya que juego algunos partidos con título en juego y en un futuro como creo en mis posibilidades puedo llegar a triunfar ahí.

    ZZ tiene mucho que ver con que jugadores vengan a ser suplentes. Poder de seducción de un entrenador, no sólo el club que por supuesto influye mucho.

    Respond
  • Permafr0st 18 noviembre, 2017

    @FelipBrasil
    "…hoy puede ganar y ser mejor que el Madrid, pero llegará la eliminatoria de turno y el Cholo volverá a enfrentarla como siempre hasta ahora, con sus delanteros a 15 metros de su propia frontal"

    Lo siento, pero me parece un comentario muy injusto y realizado bastante a la ligera. Liga aparte, donde el balance es netamente favorable a Simeone frente al RMadrid. ¿De qué eliminatorias hablas?

    En el recuerdo la única eliminatoria/final que se amolda a esa afirmación fue el cruce de cuartos de Champions League en 2015, la temporada después de la final de Lisboa donde el Atlético, por momento de la temporada, juego desplegado a lo largo del año, nivel físico y componentes de la plantilla era claramente peor que el RMadrid. En el partido de ida el Atlético, con una plantilla justita no, lo siguiente, buscó un 0-0 en el Calderón y buscó repetir lo mismo en el Bernabeu, donde el RMadrid, atascado completamente, solo logró desnivelar el encuentro en el 87 y contra 10. ¿Fue un planteamiento feo de Simeone? Horroroso. ¿Fue el planteamiento que mejor optimizó las (escasas) opciones del Atleti de eliminar al RMadrid? Francamente, creo que sí

    En otras eliminatorias y finales, no estoy nada de acuerdo contigo en que el plan de salida del Atleti haya sido echarse atrás. Especialmente cuando una de las inferioridades reconocidas y asumidas por Simeone frente al RMadrid ha sido y es el juego aéreo
    *La final de Copa en el Bernabeu se jugó 'de poder a poder' cada uno en su estilo. El Atleti no le perdió la cara al partido en ningún momento
    *En Lisboa, de salida el Atleti no se sintió ni mucho menos intimidado por el RMadrid. De hecho el que adapta su once al del rival es Ancelotti. Otra cosa es que tras la salida de RGarcia tocado (sumado a las lesiones de Arda y Costa) y con el marcador a favor, el RMadrid encierra al Atleti a falta de 30 minutos para el final del tiempo reglamentario. Súmale las lesiones de Filipe y la posterior de Juanfran…
    *En Milán, ni mucho menos el Atleti se encierra. No le dio tiempo. El RMadrid protagonizó una de las meores puestas en escena que se le recuerdan. En 10 minutos expuso todas sus virtudes y desnudó muchas de las debilidades de los rojiblancos. Tuvo al Atleti grogui, pero eso no fue un error de planteamiento de Simeone, sino mérito de los madridistas. De hecho, Simeone y sus jugadores son capaces de sobrevivir, frenar y con calma y cambios tácticos igualar y darle la vuelta al partido.
    *En las semifinales de la temporada pasada en la ida el Atleti no se echó atrás, otra cosa es que era un equipo notablemente peor que el RMadrid y sus errores fueron castigados. De hecho, del 1-0 se pasa al 3-0 definitivo entre otras cosas pq Simeone en vez de conformarse y aguantar el resultado prefiere retirar a Saúl y apostar por Gaitán…un cambio muy defensivo no era…
    En la vuelta, aunque el partido no resiste ningún análisis, podrás decir cualquier cosa menos que el Atleti espero al RMadrid. Si solo falto ver a Oblak subir a rematar los corners :-)

    Respond
  • Calas 18 noviembre, 2017

    @Permafr0st "¿Fue el planteamiento que mejor optimizó las (escasas) opciones del Atleti de eliminar al RMadrid? Francamente, creo que sí "

    Esto es evidente. De hecho, el Atleti sólo ha perdido la cara a partidos contra el Madrid cuando ha sido demasiado ofensivo, caso de la ida del año pasado, el partido de Liga (mismo resultado ambos) y la de Copa en el Bernabéu, en 2014, donde también sale a hacer goles allí y el cambio de golpes le da el partido el Madrid, aunque fuera con dos rechaces afortunados.

    Pero en fin, la fama es lo que tiene.

    Respond
  • AArroyer 18 noviembre, 2017

    @Calas @Permafr0st

    Tengo muchas dudas de cómo saldrá hoy el Atlético de Madrid y cómo interpretará los momentos de partido, que es u gran debe esta temporada. Creo que SImeone se sacó de la manga un buen/gran planteamiento puntual ante el Barça, muy de 'contexto' y creo que hoy hará lo mismo, pero no sé cómo responderá en mitad del partido o con ventaja generada. Ahí está mostrando mucha debilidad. Desde luego que esta temporada es de las que sirven para ver el talento de un entrenador creando planteamientos en base a momentos, debilidades, rival, etc.

    Respond
  • felipbrasi 19 noviembre, 2017

    @Permafrost

    tenemos recuerdos distintos de la final que gana el Atleti, recuerdo a Curtois como el mejor rojiblanco.

    a que altura empiezan los ataques los delanteros del Atleti vs Madrid??

    Ayer la posibilidad de contra era que Giezman le ganara una carrera de 60 metros a Varane y Ramos. De hecho el propio cholo dice que ese era el plan, intentar sorprender los primeros 20 min y luego a esperar. Si te parece que ese es un plan que concuerda con los Griezman y cia pues…

    a parte ya dije que es una imagen desde fuera, al final a quien tiene que convencer es a su afición y a jugadores de la talla de Griezman para que sigan o para que vengan para que puedan dar el siguiente paso. O va seguir con el discurso de somos inferiores toda la vida?? tendrá que intentar cambiar esa dinámica. Todo se resume en eso para mí, en intentar igualar los recursos, no veo que el Cholo haga nada para ello. No le ha valido ningún delantero que no sea Diego Costa por ejemplo, porque?? porque buscaba un delantero de esa característica: bregador.

    Respond
  • SantiagoEstrade 19 noviembre, 2017

    @felipbrasi

    Aquí tengo que disentir. Al Cholo le vale cualquier punta que tenga gol. No pide tanto. Le valía Falcao, le vale Griezmann (al principio jugó de 9), le valío Mandzukic mientras marcaba (aquí luego entraron también temas extradeportivos), incluso le valía Raúl García (estuvo haciendo las veces por exigencias del guión en ocasiones puntuales, pero le daba cancha cuando había necesidad), le estuvo valiendo Adrián hasta que se apagó y ahora le vale Correa.
    Otra cosa es que no es normal que te topes con Vietto, Jackson, Gameiro o Torres, que aparte de que no generan juego (excepción de Vietto), fallan hasta ocasiones claras ante el portero.

    Respond
  • todoalvaso 21 noviembre, 2017

    @feipbrasi

    Cuando se tiene una plantilla como la del Real Madrid, año tras año, es muy fácil ver la debilidad de los equipos inferiores pero también es difícil comprender que no se jueguen un futbol vistoso, tanto como no entender que te gane un rival inferior porque corre más que tu y utiliza sistemas mucho más conservadores. Simeone la mayoría de las veces ha estado condicionado por lesiones y plantilla, aunque en alguna ocasión es cierto que ha pecado de conservadurismo, pero ese es el camino que ha visto necesario para competir contra rivales más poderosos. El problema del Atleti estos años ha sido de planificación, no ha acertado con las piezas y eso le ha lastrado, lo cual hace que Simeone no arriesgue demasiado porque cuando lo hace está menos cerca del objetivo a cumplir durante estas últimas tres temporadas.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.