Pares o Nones: Sin Ousmane Dembélé


La lesión de larga duración de Ousmane Dembélé ha sido un golpe duro para el FC Barcelona, para su entrenador Ernesto Valverde y para el propio delantero francés. Pero a veces, las malas noticias también dan pie a debates constructivos. Miguel Quintana y Abel Rojas se juntaron para conversar sobre el rol que le veían a Dembélé en el sistema, sobre cómo influirá en él y en el Barça estos cuatro meses sin su concurso y en las posibles soluciones que está utilizando y va a utilizar el técnico culé.

Miguel Quintana: […] Fíjate que a mí la lesión de Ousmane Dembélé me parece una trastada para el Barcelona y para Ernesto Valverde pero, sobre todo, me parece una trastada para el jugador. No sólo se va a perder tres o cuatro meses sin jugar, sino que cuando se recupere, que será en el momento importante, con las eliminatorias de Champions League, no habrá podido superar la necesaria fase de adaptación.

Abel Rojas: Y a tenor de los primeros partidos, parecía que requería de esa puesta a punto. Lo he visto más timorato que cuando debutó en el Borussia Dortmund, donde completó una pretemporada brutal con goles incluso impropios de su juego. El Barcelona es un gigante, atenaza, y Dembélé necesita partidos para desatenazarse.

Miguel Quintana: Y porque el equipo no está hecho. Hay una idea, pero la función de Ousmane estaba por definirse. Y ahora que no va a estar, esto puede replantear el asunto. Porque vale que hay un recambio natural, que es Gerard Deulofeu…

Abel Rojas: Muy natural. Dentro de que no hay dos jugadores iguales, sus significados sobre el campo convergen bastante.

M.Q.: Eso es, pueden desempeñar tareas parecidas, aunque yo creo que Deulofeu de una forma más exterior que Dembélé -lo cual creo que puede perjudicar a Semedo-, pero luego hay otras alternativas.

A.R.: Sí, pero quizá lo primero que haya que definir es el rol que se le atisbaba en el sistema. En principio debo reconocerte que tenía mis dudas -sigo teniéndolas-, pero en especial al principio, debido al tema de que entendía que Valverde iba a rescatar un juego más posicional y dicho “idioma futbolístico” exige cosas a un extremo que no sé si Ousmane tiene.

M.Q.: Resumiendo, que espere en banda y a partir de ahí genere.

A.R.: Y que tire más de regate que de potencia. Y Dembélé es un jugador de velocidad y de potencia, un especialista más en el desborde que en el espacio reducido, y todo eso me sembraba dudas. Pero ha habido dos cositas que en este arranque de temporada del Barça me han hecho pensar que Ousmane iba a tener un encaje más fácil.

M.Q.: ¿Cuáles?

A.R.: La primera que la decisión de regresar a Messi al falso 9 ha provocado una serie de ajustes que ha hecho que la banda ciega sea la izquierda y la ocupada la derecha. Y Dembélé me gusta mucho más en la derecha que en la izquierda.

M.Q.: Y ese era el primer requisito.

A.R.: Bueno, quizá no era indispensable, pero…

M.Q.: Al menos en el corto plazo, Abel.

A.R.: Sí. Y el segundo lo descubrí en el partido contra el Getafe. Cuando el rival no presiona, cuando está abajo y contemplando, cuando el rival hace, a fin de cuentas, el típico partido que le van a hacer al Barcelona en las eliminatorias de la Champions, este Barça va a requerir de desborde desde zonas retrasadas. Porque cuesta confiar en la circulación de balón del equipo creando ventajas contra equipos que protejan el espacio, y ahí hace falta que alguien desborde, que un alguien desborde a otro alguien, y desde abajo hacia delante, Ousmane tiene esa facultad. Dembélé va a comerse al rival con la pelota. Puede remover las cosas.

M.Q.: Sí, y que el desborde de Dembélé tiene un aire asociativo. No como Deulofeu, que es más individualista. Y eso encajaba muy bien porque al lado está Messi, con quien habría compaginado muy bien por los pases del argentino y las rupturas del francés. Pero Deulofeu… es muy de jugadas individuales y muy externo. Incluso para Semedo puede ser una mala noticia, puede ejercer de tapón.

A.R.: Tampoco con Dembélé veía yo el mejor complemento posible para Semedo, ¿eh?

M.Q.: Bueno, pero más sí, porque Dembélé es más interior. En cambio a Deulofeu lo veía más coherente con la figura de Sergi Roberto.

A.R.: Es que Sergi Roberto con Deulofeu encaja perfectamente. Y además Sergi Roberto es un jugador que yo creo que puede darle mucho al Barcelona de Valverde. En cuanto a Semedo, lo decimos mucho, es un factor defensivo tan superior… Y tal y como está Piqué, parece tan necesario…

M.Q.: Entonces en ese sentido las dos variantes que yo me imagino son Denis Suárez como extremo, que ya ha sido probado por ejemplo contra el Eibar, y la opción de Sergi Roberto, quizá no de extremo, pero sí en el 11 como el día contra el Betis, cuando jugó de mediapunta por delante de Busquets y Rakitic.

A.R.: ¿Y en derecha quién?

M.Q.: Claro, esa sería la pregunta. Empezaría el juego de sombras. ¿Suárez? Podría caer él en la derecha, parcialmente, ya que no ocupa una banda en sí […]

 

Referencias:
“Pares o Nones”
https://twitter.com/migquintana
https://twitter.com/abelrojast


6 comentarios

Ir abajo

  • Javier 23 septiembre, 2017

    Tambien ante presiones altas me parece Dembele que puede ser un arma letal, con el primer control y arrancada q tiene puede desbordar a varios oponentes y acelerar la transicion con posiblidades que Suarez y Messi puedan finalizar con mas espacios. Un buen ejemplo es el primer gol contra la Juve.

    Respond
  • vi23 23 septiembre, 2017

    Delofeou en Milán ya no fue tan externo

    Rafinha no podría ser una opción "interior" en derecha?

    Respond
  • MigQuintana 23 septiembre, 2017

    @Javier

    En ese sentido el Barcelona sí pierde mucho. Deulofeu al contragolpe es menos que Dembélé y mucho menos que Neymar, con lo que más allá del resto de opciones sí que va a perder potencial con espacios.

    @vi23

    Sería una gran opción, sí.

    De hecho, ahí es dónde más me gustó en el Celta de Luis Enrique. Es su lugar. Pero…

    Respond
  • vi23 23 septiembre, 2017

    @MigQuintana
    Exacto, en el Celta lo hizo muy bien ahí. Y LE le recuperó un poco ese rol el año asado con el fin de dar salida limpia exterior. A mi en cualquier caso me extraña mucho que no se hable más de él como una posible alternativa en un estilo más cercano al juego de posición

    Respond
  • Abel Rojas 23 septiembre, 2017

    Y Valverde ya ha dicho dos veces que está esperando a Rafinha. Para mí, Rafinha es calidad Barça.

    Respond
  • MigQuintana 23 septiembre, 2017

    Lo mejor de Rafinha, ahora que lo comentamos, es que además encajaría muy bien con Paulinho.

    Que tampoco creo que adecuar al brasileño sea la máxima prioridad de Valverde, siempre va a tener otras, pero no está de más pensar en esa posible sociedad. De hecho, con Nelson Semedo casi que más de lo mismo.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.