El valor ofensivo de Marcos Alonso


A 20 de agosto, Antonio Conte tuvo que afrontar el primer momento delicado de la temporada. Sin Cahill, Cesc ni Hazard y tras haber caído ante el Burnley en la primera jornada, su Chelsea visitaba al Tottenham con el temor de que la historia se comenzase a repetir.

“Trataremos de evitar la ‘temporada Mourinho'”, llegó a comentar el técnico italiano en pretemporada en referencia a la mala defensa del título que hizo el conjunto londinense con el luso. Ya por entonces el verano no estaba siendo nada bueno para el Chelsea FC. Mientras otros candidatos han ido ganando en sensaciones y/o han reforzado sus equipos con multitud de caras nuevas, el actual defensor de la Premier apenas ha podido intercambiar unos cromos que, además, a priori no ofrecen mayor garantía que los anteriores. Es decir, que aunque todavía es pronto, demasiado pronto, el Chelsea afrontaba su segundo compromiso liguero con más cargas de las necesarias.

A partir de todo esto se explica que Conte decidiera matizar su planteamiento de forma muy significativa al quitar un mediapunta para meter a un centrocampista bastante particular. Sin embargo, aunque quizás pueda sonar sorprendente, que David Luiz fuera el mediocentro del Chelsea contra este Tottenham tuvo más lecturas ofensivas que defensivas. Evidentemente que gran parte del plan partía por hacerse fuerte en el carril central ante las combinaciones interiores de Christian Eriksen con Harry Kane y las llegadas desde segunda línea de Dele Alli, pero en realidad Conte lo que buscaba era ganar el partido a partir de la presión de sus tres medios. Ésta no era permanente. Ni siquiera la intención inicial era buscar a los de Pochettino muy arriba. Pero cuando el Chelsea salía en largo, el Tottenham iniciaba desde Lloris o similares, David Luiz empujaba a unos agresivos Bakayoko y Kanté. ¿El objetivo? Robar todo lo cerca que se pudiese del área contraria para que el gol no dependiese tanto de una suma de aciertos propia como de un error del rival.

Los dos goles nacieron de dos recuperaciones muy altas.

Y funcionó. Courtois contuvo a un insistente Harry Kane, los tres centrocampistas forzaron varias pérdidas muy peligrosas y el valor ofensivo de Marcos Alonso las convirtió en los tres primeros puntos del curso. Lo del lateral español en los últimos metros cada vez es más notable, en parte porque a su constante despliegue por banda cada vez se le suma una mayor -y más peligrosa- presencia interior.

Ya se sabe que es clave en el circuito de pases blue tanto por la amplitud y profundidad que le da siempre al Chelsea como por su capacidad para activar a Hazard. Pero su influencia cada vez abarca más registros. Como ya vimos a final del año pasado, cuando su equipo avanza por banda derecha ya es habitual ver a Marcos Alonso atacando el segundo palo como si de un segundo punta se tratara. Su notable condición física y su buen disparo, pero sobre todo su espectacular timing, hacen del español un gran llegador al que nadie espera. A fin de cuentas, ante este tipo de sistemas, el marcaje de los carrileros parece una cuestión no solucionada que en cada jugada cambia. A veces es del extremo, a veces del lateral y otras tantas del interior. Es, en definitiva, de todos y de nadie.

Los dos tantos ayer le confirman como un argumento ofensivo.

La juganda del segundo gol ayer es bastante representativa. El Tottenham se equivoca, Wanyama pierde el balón, Pedro recibe abierto y Marcos Alonso, en vez de romper con vehemencia, mide la carrera para darle tiempo a Pedro. Y no ya por una cuestión de meterse en el fuera de juego, sino también de estar preparado para coordinarse ante el esperado pase del canario. Éste se produce, Alonso no necesita ni controlar y, tras mirar a Lloris, cruza un disparo potente que el portero francés no acierta a detener. El contexto está ahí. Es la Premier League. Errores constantes, mucho ritmo, muchos espacios por delante y una posición sobre la que ningún rival se enfoca. Pero resulta muy difícil imaginar una mejor manera de aprovechar todo esto que la de Marcos Alonso, un lateral que, sin duda, por rendimiento está llamando a las puertas de la Selección. ¿Y por encaje táctico? Bueno, esa ya es otra cuestión.

 
 

Foto: BEN STANSALL/AFP/Getty Images


9 comentarios

  • Sergio Valdez 21 agosto, 2017

    No se si bakayoco lo hizo bien o lo hizo mal o hizo lo que le queria conte… lo que se es que tener a un portero como courtois es una una gran ventaja…

    Este chelsea es muy diferente a todos los equipos que conozco… es muy peculiar… mientras que el Tottenham me parece todo lo contrario. Me parece mejor equipo, incluso con algunas piezas mejores, ( mas regate sobretodo) pero es muy previsible.

    Vi a morata muy timido… es pronto pero almenos me imaginaba un morata mas luchon y agresivo… es pronto.

    Respond
  • MigQuintana 21 agosto, 2017

    @Sergio Valdez

    Es que ayer vimos a un Chelsea muy extremo.

    Apenas atacaba con dos hombres, que además no parecían nada relacionados entre sí. Bastante hicieron Morata y Willian sacando al equipo en repetidas ocasiones para que luego llegara lo importante: esa presión de los tres centrocampistas que reiniciaba el ataque blue muy cerca de la portería de Hugo Lloris.

    Respond
  • deivid_dd 21 agosto, 2017

    Ese trio del centro del campo tuvo tramos (uno en el comienzo y otro en el final) donde puso en muchos problemas a lo que planteo Pochettino. Especialmente a un Wanyama que ha empezado la temporada, sin ser un virtuoso, horrible con el balón en los pies. Pero cuando Harry Kane se dejaba caer a los costados o Davies se incorporaba, el Chelsea replegaba hasta el punto de acumular 9 en el último cuarto de campo y sufrir. Ayer, siendo justos funcionó algo que no acostumbra a ser tan eficaz, pero dadas las circunstancias que tenía Conte…perfecto para ellos.

    Otro punto a favor de Marcos Alonso fue el defensivo. Si cuando se incorporó, Trippier sufría. El lateral de los Spurs apenas mostró su punto fuerte y ese costado junto a Eriksen estuvo bastante controlado.

    Respond
  • Pepe 21 agosto, 2017

    Yo creo que el Chelsea ayer se lleva los 3 puntos por casualidad y no causalidad porque el dato lo dice todo,2 tiros a puerta siendo uno a balón parado.

    Era un partido difícil para Morata pero estoy seguro que Conte se acordó de Diego Costa.Morata sufrió muchísimo con los centrales del Tottenham que le ganaron prácticamente todos los balones aéreos.

    Respond
  • Juantelar 21 agosto, 2017

    A mí el Chelsea me parece que tiene peor plantilla que la temporada pasada. En el cambio Matic-Bakayoko y Costa-Morata ha salido perdiendo. Al menos hoy por hoy, los primeros son jugadores de más nivel que los otros. Luego, claro está, habrá que ver qué rendimiento ofrecen los nuevos fichajes, que podrá ser mejor, peor o similar.
    Y de todos modos, creo que el Chelsea tiene una plantilla corta (de alternativas de nivel en ciertas posiciones) y poco fondo de armario, más con vistas a jugar tantas competiciones. Y sí, es un equipo muy sólido y competitivo, pero en ataque me resulta algo plano.

    Sobre Marcos Alonso, me encanta su evolución en los últimos tres años. El sistema de tres centrales, tanto en la Fiore como en el Chelsea le sienta de maravilla. Libertad para subir y ser productivo arriba, se minimizan sus carencias defensivas y el tío está además con una confianza pletórica.
    Aunque el contexto de la selección no sea el mismo que el de sus clubes, creo que Lopetegui debería probarle en alguna convocatoria.

    Respond
  • theblues 21 agosto, 2017

    Es cierto, como apuntáis algunos, que el Chelsea ayer dejo sensaciones contradictorias y que pudo haber perdido. Pero si la afición blue está satisfecha es porque era un partido realmente complicado (visita al subcampeón, bajas importantes, riesgo de ponerse a 6 de United, City y Tottenham…) y el equipo sacó un carácter de campeón que le hizo llevarse los tres puntos.

    Por otro lado, y sacando a colación lo de ayer, me llama la atención (negativamente) la política de fichajes del Chelsea. Ya no entro en si Morata y Bakayoko mejoran o no a Costa y a Matic -habría que mencionar que Costa hizo una segunda parte de la temporada muy floja y que Matic fue lo más discreto del once titular del Chelsea campeón-, pero sí que me resulta curioso que Conte se queje de le falta profundidad de plantilla y que, a la vez, haya dejado salir a piezas útiles en ese sentido como Aké, Chalobah, Zouma (¿es mucho peor que Rudiger?) o Traore. O que lleve todo el verano empecinado en fichar a Alex Sandro o Rose, cuando Alonso es una de las piezas más destacadas del entramado blue. Para mi lo que le faltaría al Chelsea es una pieza que realmente suba el nivel del once titular.

    Respond
  • Abel Rojas 21 agosto, 2017

    @ TheBlues

    La verdad es que coincido plenamente con tu visión. Para mí lo que le falta al Chelsea es ese salto de calidad. Hay muy pocas piezas que hagan cosas diferentes. La baja de Hazard es dramática para este equipo desde mi punto de vista. Todo está enfocado a que él sea el único diferente.

    @ Juantelar

    Debo reconocer que viendo ayer un Niza-Monaco por determinados motivos tangentes, me fijé bastante en Bakayoko y disputó el mejor partido que le he visto en mi vida ^^

    Respond
  • theblues 21 agosto, 2017

    Estoy de acuerdo: la baja de Hazard -que acaba de volver a los entrenamientos y probablemente no esté en buenas condiciones hasta octubre- supone que hay un riesgo real de que el Chelsea pierda la Premier en los dos primeros meses de competición. Hazard es la calidad diferencial de este Chelsea -quizá junto a Cesc, pero el de Arenys desgraciadamente ya no está para jugar 38×90 a un buen nivel-, y si Morata tarda tiempo en aclimatarse, al Chelsea le va a costar ganar cada partido que juegue.

    Respond
  • ByeBye Coco 21 agosto, 2017

    Al chelsea le falta un salto de calidad grande para poder competir esta temporada en todas sus guerras.
    Una preguntas qué me hago viendo ayer al tottenham, se está hablando de varios delanteros europeos para el Madrid o el barsa pero no veo a nadie nombrar a kane, delanterazo ya echo y derecho que si el tottenham no consigue hacer algo de verdad en Europa me gustaría verlos en un equipo aún más grande.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.