¿Por qué Ramos puede rematar solo?


El juego a balón parado es un tiempo sostenido. Un partido dentro de otro que es mayor aunque no siempre más decisivo. Puede transcurrir de forma independiente al marco general, e incluso ser capaz de pesar más que éste a la hora de señalar vencedores. Una suerte que elige y designa campeones. Bien lo saben Atlético y Real Madrid, dos de los equipos que recientemente más han dominado en el área rival cuando el esférico la ha sobrevolado desde el banderín de córner. Ambos, en algún momento, han visto en la estrategia el refugio de la victoria, la certeza a la vuelta de la esquina por la que no era preciso arriesgar más de lo debido. Los de Simeone la canjearon hace apenas unos años por una Liga y por la oportunidad de centrar esfuerzos en área propia sin que la contraria se alejara, y los de Zidane, hoy dueños del secreto, unas veces por la prudencia del control y otras por la desfermada sacudida del triunfo sobre la bocina.

Competición donde los detalles son desgarros, la Copa de Europa más que ninguna ensalza en su particular museo a quienes mejor han domado este arte, con álbumes enteros llenos de instantáneas de aquellos que vieron cruzar el cielo al balón que los llevaría a la gloria. En este sentido, no hay actualmente equipo en el continente que saque más provecho del balón parado que el Real Madrid, hasta el punto de convertirlo en uno de sus principales avales competitivos y haberle otorgado a la cabeza de Sergio Ramos un impacto equivalente al de los pies de algunos de los mejores delanteros que desfilan por la competición. Como aquel Atlético de Madrid de 2014 que pese a invertir poco en ello siempre tuvo la posibilidad del gol a la distancia exacta de un centro, hoy son los madridistas los que libran sus duelos con una bala extra en la recamara. Y de las que más hieren.

Hay pocos argumentos ofensivos con más peso que el juego a balón parado del Real Madrid de Zidane.

El punto de partida de la aplastante fortaleza del Real Madrid a balón parado es la conjunción en su plantilla de un ramillete de excepción en lo que se refiere a lanzadores y rematadores. La quirúrgica precisión de Toni Kroos en el golpeo, la zurda de James Rodríguez cuando está en el campo, y Modric, Isco o Asensio como lujosas opciones secundarias, componen una batería capaz de restarle incertidumbre al saque. El esférico llegará allá donde se le espera y de la mejor forma posible. Al otro lado del puente, si excepcional es la nómina blanca de lanzadores, no lo es menos la de potenciales destinatarios del centro. Por norma, el Real Madrid acumula hasta cinco de ellos en zona de remate (Foto de abajo a la derecha), una cifra que en momentos de necesidad y apuro este curso ha llegado a incrementarse en hasta dos efectivos más. Lo habitual, no obstante, es que junto a la pareja de centrales aguarden Cristiano Ronaldo, el delantero centro blanco y un quinto elemento que queda a expensas del ocupante del extremo derecho blanco. Si éste recae en Gareth Bale o Lucas Vázquez son ellos los encargados de completar el elenco, pero si en su lugar forman Isco o Asensio lo más común es que sea Casemiro el quinto madridista en el interior del área. Hasta tal punto llegan los recursos de Zidane librando esta causa, pues, que no son pocas las veces en las que el técnico puede permitirse el lujo de priorizar a otros cinco nombres antes que el brasileño de cara a la victoria aérea sobre la meta rival.

..…..

Instantes antes de que el balón emprenda su trayecto desde el córner, la colocación más habitual de este repoker blanco de amenazas suele situarlos lejos de la que finalmente será su zona de destino, a menudo próximos, cuando no pisando, los límites del área grande y sensiblemente orientados hacia el segundo palo (Foto de arriba a la izquierda). Se trata de una medida que, en primer lugar, alarga la pista de despegue para los cazas madridistas, y que seguidamente da pie a un desarrollo de movimientos largos y direcciones cambiantes en el que para al adversario resulta más complejo mantener las marcas. Mientras el rematador, con el balón como único objetivo, disfruta de metros para volar hasta llegar a él, su marcador, teniendo que repartir atenciones entre el esférico y su par, se topa ante sí con un laberinto. Así lo dispone Zidane y su cuerpo técnico, acompañando al imponente arsenal rematador que tiene a su disposición de un cuidado diseño de arrastres y bloqueos orientado a despejar la zona al futbolista sobre quien el pie de Toni Kroos ha fijado su objetivo.

La pizarra del Madrid, trufada de arrastres y bloqueos, es clave para que Ramos pueda rematar solo.

Aunque puntualmente la estrategia madridista se haya podido refugiar en la batalla directa entre atacante y defensor, con uno de los dos tantos de Ramos en Nápoles como ejemplo de esto, lo más habitual es que, como si entrara en boxes, alrededor del rematador a potenciar se sucedan una serie de movimientos y acciones pensadas para reforzar desde la pizarra sus poderosísimas virtudes individuales. Desde un mecanismo de mayor simplicidad como la prolongación al primer palo (Foto) para encontrar liberado a un compañero en el segundo palo (Foto derecha), a una sucesión de arrastres y pantallas que alejen estorbos.

Con tal de aclarar la zona, pues, es común que el juego a balón parado del Real Madrid se resuelva en dos oleadas. Una primera de preparación y una segunda que propiamente corresponde a la ejecución. Partiendo el grupo de rematadores de una posición ligeramente retrasada, los desmarques para llevarse rivales de la zona donde aterrizará el balón suele dirigirse hacia el primer palo, con Cristiano Ronaldo como principal y amenazador reclamo (Secuencia). La medida, además de arrastrar a buena parte de la zaga rival lejos de donde se buscará el remate, logra una segunda ventaja, y es que tratando el adversario se anticipar el imaginado centro corto, si adelanta a un futbolista del Madrid, el hombre rebasado ejercerá de pantalla para mantenerlo desconectado de la acción si intenta volver sobre sus pasos para incorporarse a la zona caliente. El desmarque lanza el señuelo, y una vez el adversario cae en la trampa, ya no puede volver atrás.

..…..

Además del primer palo, la otra gran parcela atacada por este juego de arrastres es el punto de penalti, con futbolistas que entran en la zona para, a continuación, abandonarla llevándose a su par con ellos y abriendo de par en par la puerta al rematador que llega en la segunda oleada. Lucas Vázquez o Nacho cuando están sobre el campo, o Karim Benzema, acostumbran a ser los hombres que más frecuentemente ejercen este papel pendulante alrededor del punto marcado en rojo en el mapa merengue (Foto). Lucas, de hecho, pese a su inferior estatura y limitado poder de intimidación en lo que al juego aéreo se refiere, resulta uno de los hombres más lucrativos de Zidane a balón parado por su contribución a la hora de acomodar el trampolín para Ramos, Cristiano, Varane y compañía. Unido a estos movimientos de despiste, su otro gran papel en la estratégia del Madrid tiene que ver con los bloqueos, en lo que representa la cuarta pata del éxito merengue en el balón parado junto al nivel de los lanzadores y los rematadores, y a su gestión de los espacios donde se producirá el remate.

Lanzadores, rematadores y el trabajo sobre el espacio y el rival, los ingredientes clave de la receta blanca.

Con tal de minimizar la respuesta del oponente, pues, el conjunto merengue levanta una serie de diques que impidan al contrario alcanzar la zona hacia donde se dirigirá el servicio. Después de limpiar el terreno, lo vallan, desconectando así las principales fortalezas individuales con las que el adversario podría presentar batalla, tal y como sucedió en el Camp Nou con Ronaldo estirando el espacio para Ramos y Lucas bloqueando la posición de Piqué (Foto de arriba a la izquierda). También Benzema (Foto de arriba a la derecha) y puntualmente Pepe, Nacho, Cristiano o Varane han desempeñado en ocasiones un papel equivalente levantando la barrera que mantenga impoluto al rematador blanco. Un lanzador preciso, una primera ola que se lleve al rival, un dique que no lo deje volver y, al final de la cadena, un remate que vale como un disparo a bocajarro (Secuencia). Un penalti con la cabeza.

 

Foto: Denis Doyle/Getty Images


23 comentarios

  • HenryHM 2 mayo, 2017

    Sabía que llegado el momento sabríais tratar esto genial también. No dais un paso en falso y qué poco se valora eso con lo difícil que es.

    Respond
  • danityla 2 mayo, 2017

    Con precisión de cirujano, muy grande señor Morén.

    El ataque aéreo blanco frente a Godín va a ser algo muy bonito de ver. Y lo mismo en el área blanca.

    ¿Qué lanzador es el más efectivo del Real? Siempre se menciona a Kross, pero la pierna izquierda de James me hace dudar.

    Respond
  • HenryHM 2 mayo, 2017

    Por cierto, no sé a quién se lo leí, pero decía que el balón parado del Real Madrid ha sido el elemento más decisivo del fútbol europeo en los últimos 4 años. Y, con el evidente perdón de Messi, me costaría mucho quitarle la razón. Gracias por haberle dado cabida a un elemento tan determinante del juego.

    Respond
  • Larios84 2 mayo, 2017

    Todo el trabajo es esencial, luego esta la intuición y virtud de saber que va a llegar al lugar donde tu vas a ir, y la fe en que vas a conectar el remate con todo y a que irá hacia dentro sí o sí. cosa en la que Ramos creo que es único hoy en día.

    Pero obvio que todo ese trabajo previo del equipo hace mucho porque pueda salir bien. Por mucho que pueda ir bien al remate, nada es fruto de la casualidad después de tantas y tantas ocasiones.

    Gran disección del balón parado ofensivo del Madrid Albert!!

    Respond
  • hola1 2 mayo, 2017

    Que gran articulo

    Respond
  • MigQuintana 2 mayo, 2017

    Como comenta @Larios84 luego está la intuición, la convicción y las condiciones de cada jugador, pero es increíble la variedad de jugadas y de caminos que tiene el Real Madrid para repetir lo que todo el mundo sabe que va a hacer: balón de Kroos a Ramos. Al final lo que comenta @HenryHM tiene bastante de cierto, añadiendo a Cristiano, claro, que por algo es quien más eliminatorias ha decidido, porque es que parece indefendible.

    @danityla

    En los córners diría que Toni Kroos, pero en todo lo demás yo también me quedaría con James Rodríguez. En todo caso, es que estamos hablando en jugadores con un toque para el balón parado absolutamente histórico.

    Respond
  • ferpulpillo 2 mayo, 2017

    Qué preciso y qué bien contado. Había ganas de volver a leer a Albert.

    A mi lo que más me flipa es que a partir de 90', cuando todo el mundo va con el agua al cuello y debería correr más el corazón que la cabeza, el Madrid la mantiene fría y ejecuta todo esto a la perfección. Confianza ciega a más no poder.

    Respond
  • Abel Rojas 2 mayo, 2017

    @ ferpulpillo

    A partir del minuto 90, entra en juego precisamente eso, lo que pasa por la cabeza de los jugadores. Y si tanto quienes atacan como defienden creen que va a ser gol de Ramos… los bloqueos del Madrid y el timming pasan a ser perfectos, el rival defiende asustado y comete errores y pasa lo que pasa.

    @ Danityla

    Coincido con Quintana. Para córners, Kroos. Para faltas laterales, James.

    Respond
  • Ricardo Fayet 2 mayo, 2017

    Magnifico el artículo y el analisis en imagen de todo el trabajo preparatorio al remate final. La verdad que eso requiere una grandísima complicidad entre los 5 que están en el area para que sepan exactamente que arrastres y que pantallas efectuar para liberarle el camino al rematador.

    Me gustó también mucho este video al respecto: https://www.youtube.com/watch?v=E3AR3eFLCd0 (aunque provenga de un programa cuya filosofía es opuesta a la de Ecos) 😉 Ahí se ven clarísimas las pantallas de Asensio y Nacho sobre el marcador de Ramos.

    Respond
  • Al2 2 mayo, 2017

    Si lo saben, quién es el responsable, dentro del cuerpo técnico del Madrid, del diseño de esta arma de destrucción masiva?

    Respond
  • MigQuintana 2 mayo, 2017

    A todo esto, nos estamos centrando en el balón parado ofensivo… pero el defensivo es brutal. Tenemos reciente el gol de Arturo Vidal, es cierto, pero creo que la estadística en Liga es que el Madrid ha recibido 0 goles en córners.

    @Al2

    Si no me equivoco es David Bettoni.

    Respond
  • Gravesen 2 mayo, 2017

    MigQuintana

    En total entre todas las competiciones han sido 6 goles a balón parado: 2 en Champions (Borrusia y Bayern) y 4 en Liga (Sporting, Sevilla, Leganés y Barcelona). De todos ellos solamente el del Leganés fue de córner, y en Champions solo el del Bayern. La posibilidad de acabar con 2 córners encajados en toda la temporada es verdaderamente asombrosa.

    Como curiosidad, en 3 de esas jugadas (Sporting, Bayern y Leganés) la pareja de centrales era Nacho-Ramos, la más bajita. Y en las tres jugadas quien pierde la marca es Nacho precisamente. Esto no es una crítica al canterano, solo que para que el Madrid haya tenido problemas en este aspecto ha tenido que juntar a sus dos centrales de menor altura, mientras que otros años podía juntar a Diego Lopez, Ramos, Varane, Khedira, Cristiano y Pepe en el once titular (todos con poderío aéreo) y sumar a Alonso, Arbeloa e Higuaín/Karim/Kaka (menor, pero tampoco bajitos) y aún así sufrir en cada jugada.

    Muy meritorio.

    Respond
  • felipbrasi 2 mayo, 2017

    el video es brutal jejeje.

    Todo está más que ensayado, pero viendo a Ramos moviendo las piezas con la mirada y movimientos de cabeza parace que el jugador de ajedrez es él jajajaa

    Respond
  • James McArthur 2 mayo, 2017

    @Fayet:
    Brutal el vídeo. Y todo parece que lo ordena Ramos. No es "la 12". Es "tú aquí, tú aquí, tú pásala allá". Brutal. Y sinceramente, no me imagino a Zidane diseñando estas jugadas complejas de pizarra. No es lo que imagino del entrenador francés, aunque es muy posible que sí sea así, porque las cosas difícilmente son casualidad, y este Madrid es temible a balón parado.

    @Gravesen y @Todos:
    El Madrid ha metido 15 goles a balón parado en Liga este año. El siguiente equipo con más goles es el Celta, con 9. http://resultados.as.com/resultados/futbol/primer
    Ha metido más del doble que el Barça (7) y el triple que el Atlético (5). Estas cosas dan Ligas. Si contamos que, además, muchos los ha metido en el descuento y suponían el empate o la victoria…

    Con 92 goles anotados, el balón parado se queda "sólo" en un 16,3% de los goles… pero estoy seguro que en puntos, el porcentaje es muchísimo mayor.

    Respond
  • James McArthur 2 mayo, 2017

    De todos modos, también os digo que hay cosas que sólo se explican desde el punto de vista psicológico que comenta @Abel…

    El Madrid ataca con 5-6 tios el área. El equipo que defiende puede meter uno en la frontal y otro para correr la contra si se quiere. Si se va ganando contra el Madrid, ni eso. Puedes tener los 10 en el área. No es cuestión de que no remate, es que no remate dentro. Muchas veces Ramos llega solo. Por mucha pantalla y bloqueo que hagan… no sé. Ponle dos encima, no? Dos encima. Uno por delante y otro por detrás. Y 2 a Cristiano. Y te sobran jugadores. Al final, son los dos verdaderos prodigios, lo demás son "sólo" buenos rematadores.

    Es como taparle la salida / disparo / pase con la zurda a Messi a costa de descuidar el pase a la derecha hacia Rafinha. Mejor se la tapas, no? Pues con esto es lo mismo. Tapa a los supercracks. Los otros que se apañen para marcarte si pueden.

    Evidentemente cuando algo sucede tantas veces contra tantos rivales diferentes es que no viene de un error del rival… pero hay veces que pienso que no puede ser tan difícil…

    Respond
  • Calas 2 mayo, 2017

    @James McArthur
    No, es que nadie que yo conozca ve a Zidane creando estas cosas, la verdad. No pasa por metódico, al menos visto desde fuera. Pero para eso los cuerpos técnicos tienen varias personas, es muy probable que esto recaiga en algún subordinado que ponga bastante dedicación al tema.

    De todas formas, el buen trabajo que se hace en esto es innegable, pero al final hablamos de un once plagado como ninguno que yo recuerde de jugadores idóneos para el balón parado, y eso es la raíz de todo. Al igual que en el Atleti de la 14/15, que parecía inigualable, las cosas derivaban de tener a Mandzukic, Miranda, Tiago, Raúl García y Courtois, todo eso perdido.

    Tengo curiosidad por ver cómo se da hoy, pues la baja de Bale (para mí, el más peligroso en esto tras Ramos), que parece será sustituido por Isco, así como la necesidad rojiblanca de jugar con un tercer central por las bajas en el lateral, deberían igualar un poco esto. Evidentemente, el Madrid es muy superior a balón parado, pero igual el tema es menos influyente hoy, lo cual es importante a nivel anímico también. Por otro lado, Saúl, Lucas, Savic (menos) deberían acompañar a Godín mejor de lo que suele estar. Una pena que Tiago no haya llegado esta temporada.

    Respond
  • an_dario 2 mayo, 2017

    Es la jugada más obvia pero al mismo tiempo la más indescifrable para cualquier defensa que se le haya enfrentado al Madrid de Zidane. Cuántos de nosotros no profetizamos en un saque de esquina favorable al merengue un "centro de Kroos, gol de Ramos"? Es simplemente absurdo y a pesar de eso la jugada más letal que tiene este equipo.
    Quiero imaginar que Bet365 debería ya pagar poco a que esta jugada ocurra en un partido.

    Respond
  • Calas 2 mayo, 2017

    PD: a lo que comentas de cubrir a Ramos, yo entiendo que entre pantallas, talento natural y cantidad de rematadores sea difícil. Pero también digo que si soy entrenador diría "hoy me da igual que el Madrid marque a balón parado, pero que no lo haga Ramos". Es que transmite falta de seriedad en el equipo defensor que sea él quien, casi siempre, remate de forma franca. Que no es justo decirlo, porque estoy seguro de que varios entrenadores han puesto todo para evitar esto, sin lograrlo. Pero no sé, ponle tres tíos y deja a uno suelto, hazle penalti, lo que quieras, pero que no marque él. Porque acaba desmoralizando a quien recibe gol de Ramos, estoy seguro. Un poco lo de Alves con los penaltis.

    Respond
  • MigQuintana 2 mayo, 2017

    @James McArthur

    Es que no defender con más hombres significa defender mejor.

    Mi impresión como portero, que igual es muy equivocada pero ya digo que es mi impresión cuando he jugado, es que es más fácil defender cuando hay pocos hombres, de ahí que me guste cuando los técnicos mandan jugadores a atacar -llevándose así a otros atacantes rivales-. Sin embargo, el Madrid lleva años defendiendo con los 11 y cada vez defiende mejor. Y es lo que hacen la mayoría. Así que ya digo que igual mi impresión no tiene fundamento alguno, pero a la hora de dotar de libertad al portero, que al final es el más importante en esta acción… nada mejor como defender con menos.

    @Calas

    Exacto, es la base de todo.

    Simeone y Burgos siguen preparando con la misma intensidad e incluso más tiempo el balón parado, pero claro… no están Mandzukic, Raúl García o Joao Miranda, que fueron junto a Godín y Koke los que hicieron al Atléti histórico en 2015. Porque aunque se recuerde mucho lo de 2014, lo del año siguiente fue más increíble todavía.

    Respond
  • David1989 2 mayo, 2017

    @MigQuintana no crees que en el caso concreto del Madrid lo de defender con once lo hace por la tipología de portero que tiene , que suele estar debajo de los palos. Además creo que también tiene un deje de la época en la que Cristiano Ronaldo daba igual donde saliese que podía matar en la salida de la jugada posterior( ahora ya no le sirve )pero se va acostumbrado el equipo a tapar el primer palo y quizá prefiera perder capacidad de ganar algo arriba y a cambio proteger su área

    Respond
  • José Luis 2 mayo, 2017

    Soy un fanático de la estrategia. Pero un fanático sin control. Mi relación con el deporte estuvo unida al voleibol furante años, y no al fútbol. Pero lo que veo en las acciones a balón parado del Madrid me recuerda a ese deporte.

    Kroos o James tienen manos en sus botas, por lo que realmente pueden poner el balón donde quieran. Es cierto que en Voley, la red separa a los rivales, no hay contacto. Pero un córner es lo más similar que he visto en otro deporte cualquiera a la acción en la que un defensa recepciona un saque/remate rival. El balón le llega al colocador, que generalmente se coloca en el extremo derecho de su campo. Y ahí nace la similitud con el saque de esquina del fútbol. En Voley, suele haber un jugador que entra desde la línea de zagueros (ese nunca está marcado por un rival), otro que amaga o remata por el centro, y otro que amaga o remata por el extremo opuesto a donde el colocador pone el balón. Los rivales acuden tanto a amagues como a remates. Y los movimientos son, en muchas ocasiones idénticos.

    Respecto a la importancia del balón parado, recuerden. El ATM de Antic ganó el doblete sostenido en la pierna derecha de Pantic, tanto en acciones directas como indirectas. Y el mismo ATM de Simeone fue un duro rival ese año gracias a Mandzukic, Raúl García, Godín. Y yendo más atrás aún, el PSV de Ronald Koeman. Hay quien este tipo de acciones no las ven como buen fútbol. A mí, particularmente, me encantan. Me fascina. Es una parte del fútbol tan vistosa como una doble pared al borde del área, o 3 minutos de posesión. Sólo pongo por delante del balón parado una cosa: el regate. Esa es la acción que más me apasiona de este -y cualquier- deporte.

    Respond
  • ManuTheDoctor 2 mayo, 2017

    @James McArthur

    Creo que todos pensamos eso en cierto punto, pero por ejemplo hace más o menos un mes (no recuerdo bien el rival de Liga) el Madrid gana un partido con un gol de Casemiro en un tiro de esquina donde no sólo remata sino que controla el centro de pecho, se acomoda y remata con el pie y todo eso ¡en el área chica! luego ves la repetición y te das cuenta que hay 5 defensas alrededor de Ramos y el portero está también siguiendo a Ramos, así que creo que en ese partido el entrenador pensó igual que tú: "Que no marque Ramos, pase lo que pase" pues no marcó Ramos.

    Respond
  • James McArthur 2 mayo, 2017

    @Calas:
    Super de acuerdo en que "el gol de Ramos" de córner es desmoralizador, pero más para el ATM!! Que han perdido dos Champions así!

    @ManuTheDoctor:
    Si, pero coincidiremos en que que eso vuelva a ocurrir es menos probable que, si llega solo, el de Camas la meta dentro. Así que dos encima.

    @Quintana:
    Esta es otra cosa que me sorprende: que no se priorice la labor del portero. Al final, por mucho que tengas especialistas en el remate, hay un tio que puede arragarla con las manos! Es que eso te añade, qué? Medio metro de altura al potencial salto? Y además, con el añadido de que si alguien choca contra el portero, casi siempre es falta a favor, y la ocasión rival se ha perdido.
    Courtois era (es) un titán en esto. (Ter Stegen, ya que le suelto algún palo cada vez puedo XD me parece un blando). A Oblak seguramente le faltan centímetros, especialmente contra tios como Ronaldo o Ramos que pueden volar. Pero mi prioridad sería que el balón lo pillara el portero.

    De todos modos, lo que dices de sacar jugadores como para la contra para que haya menos atacando… creo que contra el Madrid pincharías hueso. Creo que el rollo sería "vale, vale, atácame a la contra, que tengo a Marcelo, Carvajal, Modric, Isco y Nacho (u otro) para corregir, y déjame más libres a los Ramos, Ronaldo, Bale, Pepe, o Varane dentro del área…"

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.