El camino más corto del Dépor


Sin Víctor Sánchez del Amo y sin Lucas Pérez, Pedro Mosquera era el último gran exponente que quedaba de lo que había sido el mejor momento del Deportivo de la Coruña desde que en 2011 perdiera la categoría. Durante ese magnífico otoño, el mediocentro gallego era la tiza en la pizarra de su entrenador. Si el Dépor quería la pelota, él la guardaba. Si había que atacar más rápido, él lanzaba. Si había que replegar, él organizaba toda la fase defensiva. Si la idea era presionar, él se encargaba de que el Dépor sólo pudiera perder el balón estando ya preparado para la posterior presión. Durante aquel otoño, Pedro Mosquera era uno de los mediocentros de La Liga.

La situación a comienzos de este curso ha sido muy diferente. Sin la versatilidad de Víctor y la intimidación constante de Lucas, el Dépor perdió competitividad y el fútbol de Mosquera, sentido. Pero no fue sólo una cuestión táctica. La sensación es que al final del curso pasado Pedro comenzó a atravesar un bache de juego del que no ha salido. La precisión, control y orden del que dotaba a todos sus pases se ha esfumado. Y el Deportivo, consecuentemente, lo pagó.

Guilherme dos Santos ha encajado a la perfección.

En su intención de encontrar una fase en la que sentirse cómodos y desde la que crecer, Gaizka Garitano decidió formar un doble pivote bastante particular en el que el brasileño Guilherme dos Santos ha asumido un papel cada vez más importante en el juego deportivista.

De juego aseado, toque seguro y lectura precisa, Guilherme ya gustó como interior de apoyo de Pedro Mosquera. Su capacidad para ofrecer una línea de pase y así dar continuidad a la posesión parecía encajar muy bien con las necesidades iniciales del Dépor. Pero en cuanto Lucas se marchó y Mosquera se cayó, Garitano comenzó a necesitar otras cosas más concretas y especiales: el técnico vasco necesitaba un futbolista que pudiese juntar al equipo con/sin balón, que permitiese a Celso Borges cargar el área constantemente y que, a su vez, agilizase el camino más corto que tiene esta temporada el Deportivo para llegar a la victoria. Éste, evidentemente, no es otro que hacer llegar el balón a Emre Çolak.

El turco va bastante sobrado de calidad técnica y de talento creativo, pero no es autosuficiente. Necesita recibir el balón en zona de mediapuntas y que el resto de atacantes estiren el campo, creando y habilitando nuevas líneas de pase. Si Çolak tiene esto, el Deportivo disfruta, juega más y compite mejor. Porque, a día de hoy, ni la seguridad de Sidnei+Albentosa ni tampoco la vehemencia de Florin Andone, ofrecen tanta garantía de resultado positivo como un partido en el que su mediapunta sea protagonista. Por todo, pero sobre todo por lograr que esto sea posible, Guilherme dos Santos es uno de los jugadores más importantes de este nuevo Dépor.

Que el turco reciba en zona de mediapuntas es la prioridad.

Sin Lucas Pérez la manta se hizo mucho más corta y “sin” Pedro Mosquera la manta directamente se deshilacho. Ahora, asentado como mediocentro, Guilherme ha arreglado el roto y ya le está permitiendo a Borges, Çolak y Andone alargar la dichosa manta.
 
 

Segundo Asalto – 18 – La teoría de la manta corta en Riazor

 

Foto: MIGUEL RIOPA/AFP/Getty Images


12 comentarios

  • JediKnight 3 febrero, 2017

    Cómo mola Çolak! Qué descubrimiento.

    Respond
  • MigQuintana 3 febrero, 2017

    Y no sólo mola, sino que el chico sabe jugar. No es sólo un jugador bonito.

    Respond
  • Pabloranz 3 febrero, 2017

    Además del aporte en la parcela defensiva, Guillermes tiene una ocupación espacial defensiva muy buena, que hace de "pegamento" entre líneas, dibujando un equipo muy junto y rocoso en fase defensiva. En la salida del balón deja que el mediocentro que de el primer pase sea Borges, participando el brasileño en la continuación de la jugada, dejando lubertad a Borges para ejercer de "box to box".

    Respond
  • Abel Rojas 3 febrero, 2017

    ¿Qué futbolistas necesita Çolak alrededor para dar lo mejor de sí? ¿Qué perfiles potencian más su fútbol?

    Respond
  • Mitos del Balón 3 febrero, 2017

    A mi no me parece que Guilherme deje que sea Borges quien de el primer pase. Todo lo contrario, a lo largo de los encuentros se le ve en numerosas ocasiones bajar e incrustar entre los centrales o ocupar una posición como de "falso lateral" derecho por llamarlo así. Yo creo que de los dos mediocentros es él quien más responsabilidades asume a la hora de sacar el balón y, junto con la gran colaboración de un Sidnei que ultimamente parece estar un pelín por debajo de su nivel, lo está haciendo bastante bien. Analizo, el rol de Guilherme, bajo mi punto de vista, de manera más extensa aquí: https://mitosdelbalon.wordpress.com/2016/12/19/qu

    Sobre el tema Çolak, su importancia es capital. Pero siempre que juegue por dentro. En el partido ante Las Palmas, donde actuó en banda por la doble punta, al Dépor se le vio muy falto de ideas y solo comenzó a jugar en campo contrario cuando, ya con 10 la UD, Garitano le centró echando a banda a Joselu. Antes, solo contraataques lanzados por él hacia Andone como la jugada del empate. Y, en mi opinión, los jugadores que necesita alrededor para dar lo mejor de si deben ser una mezcla de jugadores capacitados para asociarse, que se junten por dentro, como Babel antes y Carles Gil en alguna acción, junto con otros que rompan al espacio y alarguen al equipo como Andone, de ahí su buena conexión.

    A Emre Çolak lo analicé yo cuando se hizo oficial su fichaje, os dejo por aquí el texto a ver si creéis que coincide con lo mostrado por él hasta el momento: https://mitosdelbalon.wordpress.com/2016/05/29/de

    Saludos!!!

    Respond
  • Morano 3 febrero, 2017

    Ruptura + ponerle de cara. Aduriz por ejemplo.

    Respond
  • James McArthur 3 febrero, 2017

    @Quintana:
    No he visto muchos partidos del Dépor este año, pero cada vez que he visto jugar a Çolak me parece que de cada 4 gestos técnicos, 3 eran artificios innecesarios que ralentizaron el ataque de su equipo.
    Así que si bien no digo que "no sepa jugar", sí tengo la sensación de que es "más bonito que otra cosa".

    De hecho, sus estadísticas son flojas… Flojísimas: http://www.laliga.es/jugador/emre-colak

    2 goles, los 2 de cabeza
    4 asistencias…. Bueno.
    52% de los regates que intenta
    65% de los pases largos que intenta
    32% de los centros…

    Respond
  • James McArthur 3 febrero, 2017

    @Quintana:
    Y desde luego no pienso que apostar ppr su fútbol acerque más al Dépor a la victoria que alimentar a Andone.

    @Abel:
    Dado su poco peso en la portería rival, yo diría que futbolistas con capacidad de influenciar el marcador. O sea, que Joselu y Andone encajan bastante.

    Respond
  • James McArthur 3 febrero, 2017

    De hecho, yo igual lo sobrevaloro, pero Andone me gusta mucho. Si afilara un poco el instinto goleador, esa capacidad de ser profundo, de herir, de molestar, esa autosuficiencia para ganar metros al rival… Lo sitúan en un escalón de club bastante superior a nivel de aspiraciones actuales (rollo Atlético Madrid / Liverpool / Chelsea) para ser suplente de un delantero titular.

    Respond
  • Mitos del Balón 3 febrero, 2017

    @James McArthur:
    Es cierto que acerca más al Dépor a la victoria alimentar a Andone que apostar por el fútbol de Çolak, pero el caso es que es Çoal el principal alimentador del delantero rumano.

    Y en lo que a sus estadísticas se refiere, Transfermarkt (una página bastante fiable) le da 8 asistencias, una en copa y el resto en Liga. Además, más allá de las asistencias es importante el dato de los pases clave que aparece en el enlace que tu compartes: 39.

    Respond
  • MigQuintana 3 febrero, 2017

    A mí también me parece que los primeros pases son cosa del brasileño, por más que el tico al principio ejerza de apoyo. Circunstancialmente se puede salir más por ese lado, ya que es el de Sidnei, pero normalmente la combinación que hace subir peldaños al Dépor es Guilherme, Juanfran y Çolak.

    @James McArthur

    Pero es que el que le hace llegar el balón a Andone para que marque diferencias suele ser Emre Çolak. La diferencia entre los partidos improductivos de Andone y los partidos donde marca diferencias es el número de veces que le ha conseguido hacer llegar el balón el turco. Es verdad que sus estadísticas no son muy buenas, tampoco diría que malas, porque ha tardado en hacerse con su puesto, pero es que, por ejemplo, ese 65% en balones en largo me parece buenísimo, ya que la mayoría son verticales. No sé, a mí la cadena del Dépor me parece muy clara: Guilherme -> Çolak -> Andone. De hecho, lo bueno que tenía Ryan Babel es que, además de potenciarla, lograba que también hubiera combinaciones diferentes.

    Respond
  • Songoo 4 febrero, 2017

    A mi me parece que juzgar a Çolak por sus estadisticas no sería justo cuando ha tardado en jugar regularmente y, sobretodo, cuando ha sido relegado a la banda en varios partidos tras la marcha de Babel en una jugada que el propio Gaizka reconoció que no le estaba funcionando.

    Dicho esto, Guilherme se esta revelando como el mediocentro del depor, muchas veces parece que juega el solo y incluso algún partido se basta.

    Una pena que esta semana no haya habido partido aunque pensándolo bien esto da una semana más de margen para que Kakuta y Ola John se pongan a tono.

    Por último, no creeis que Sidnei esta cometiendo demasiados errores y que no merece seguir en el once? Quizás el problema sea que entonces Gaizka tendría que poner a Albentosa y Arribas juntos y esta pareja, cuanto menos, siembra dudas.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.