El Málaga no mejora | Ecos del Balón

El Málaga no mejora


Igual una victoria seguro no, pero un cambio de entrenador suele tener un impacto inmediato en el juego de cualquier equipo. Es una cuestión totalmente relacionada con el ánimo, pues los jugadores entienden dicho cambio como una mezcla de reto y de oportunidad, y esto a su vez termina provocando una reactivación general. Como consecuencia, estos equipos siempre muestran mucha intensidad, actividad y convicción en sus primeros partidos. Pero, además, en la mayoría de casos también se puede atisbar con cierta precisión la medicina que el nuevo doctor le quiere recetar al paciente enfermo.

El Málaga del “Gato” Romero ha clavado este proceso. Ha jugado con intensidad, ha puesto convicción y ha insinuado una intención. El problema es que nada de esto se ha transformado en una simple noticia positiva, ni individual ni colectiva, para el club de Martiricos.

El Málaga del “Gato” busca robar muy arriba.

Tras la fallida puesta en escena en Balaídos, el Málaga esperaba a la Real Sociedad con ganas de mandar un mensaje. Parapetados en un 4-4-2 que cedía voluntariamente el balón pero que no deseaba conceder ningún espacio, el conjunto del “Gato” salió a buscar muy arriba al de Eusebio. Lo hizo de manera muy agresiva tratando de robar el balón a los mismísimos centrales de la Real, pero no de forma demasiado compacta u ordenada. Los puntas mordían, es cierto, pero ni la zaga acompañaba ni el doble pivote era capaz de achicar con precisión, lo cual terminó derivando en un escenario táctico extremadamente concreto: si el Málaga recuperaba en campo rival, Santos o Sandro dañaban a la Real; pero si no lo lograba, eran Juanmi y Oyarzabal quienes les lastimaban a ellos. El tema es que pese al acierto de Fornals al quite y a la suplencia de Illarramendi, que mermaba la salida de balón txuri-urdin, ambos casos no se demostraron igual de probables durante el encuentro.

La Real salía más veces de las que perdía el balón, y como no había paso intermedio, pues el espacio entre líneas era mayúsculo y Duda como segundo pivote no iba a corregirlo, esto se tradujo en un mayor dominio del partido. No controlaba el ritmo ni se sentía tan seguro como otras veces, pero a fin de cuentas el conjunto vasco no sólo cambiaba una ocasión malacitana por dos suyas, sino que además sentía que si marcaba antes se llevaba los tres puntos. A fin de cuentas, mientras los locales parecían estar jugando uno de estos partidos de mayo marcados por los nervios y las carencias tácticas, la Real estaba disputando un partido normal en enero.

Illarramendi terminó por cerrar la victoria realista.

Y así sucedió. Sobre todo porque más allá de esta sensación, en el carrusel de cambios Eusebio demostró tener la carta ganadora del encuentro: la entrada de Illarramendi. El de Mutriku cerró el partido sin necesidad de echarle el candado; con su presencia bastó para que nadie llegara ni a echar un mero vistazo. Porque si Asier es un futbolista de impacto incluso ante los grandes equipos de La Liga, contra los que tienen tantos problemas futbolísticos como el Málaga lo suyo llega a ser ofensivo. No hay duda, el “Gato” tiene trabajo.


9 comentarios

  • Asier 17 enero, 2017

    Ha quedado un adverbio muy chulo y muy descriptivo con ese "Ilarramente" en lugar de "Ilarramendi" 😀

    – Oye, ¿qué tal ha jugado hoy el equipo?
    – Ilarramente.

    Y no hace falta decir mucho más, ya sabes que partidazo y con gente en el Once Ecos de la jornada.

    Respond
  • Miki 17 enero, 2017

    Siendo así más te vale ganar porque sino no irás a ninguna parte. Un aficionado va a perder la paciencia si ve que sientan a Juanpi, Jony o Keko que son 3 talentazos para poner a sus dos colegas uruguayos o a Duda que este año hará ¡37! años. Es que no es normal que en un nuevo proyecto pongas a Duda antes que a algún talento que enchufado te va a salvar la temporada él solo. Ni el intento ha hecho.

    Que seguramente querer ser tan, tan, tan cortoplacista tendrá su explicación en que el Gato seguramente creyó que la única manera de seguir la temporada que viene sería ganando desde ya. Pero claro, no has ganado y encima la ilusión de la gente se va desvanenciendo. Encima Juanpi ya te tendrá manía y has perdido la ocasión de enchufar a Jony o Keko. Porque después de no jugar nada, si viene otro entrenador y te pone desde el primer momento pues está demostrando confiar en ti, pero ahora vas a ser el segundo plato.

    Así que si el Gato tenía trabajo en hacer jugar el equipo bien, ahora ni te cuento, habiendo perdido la inercia de ser nuevo entrenador, la ilusión y a Sandro Ramírez. Mucho trabajo.

    Respond
  • MigQuintana 17 enero, 2017

    @ Asier

    Prometo utilizar este adverbio en más ocasiones.

    Aunque las próximas veces serán voluntariamente y no inconscientemente.

    @Miki

    Vamos a evitarnos ciertos calificativos para hablar en Ecos, Miki, ya lo hablamos recientemente tras la victoria del Barça ante Las Palmas. Dicho esto, estoy muy de acuerdo con lo que comentas. Más allá de la idea, el estilo o la filosofía que quiera imponer el Gato Romero en Málaga, está el hecho de que su llegada era una buena oportunidad para reactivar a ciertos jugadores de la plantilla que habían estado muy apagados con Juande. El tema es que, por lo que estamos viendo, en el fútbol del Gato encaja más Chory Castro que Keko, Jony o Juanpi. Y eso, más allá de la noticia global, es una complicación extra para estos jugadores.

    Respond
  • Iker 17 enero, 2017

    sacar a Illarra cuando ya vas 1-0 debería ser ilegal. Cómo mata él solito el partido. Casi insultante, como bien dice Quintana.

    Respond
  • Psycho Flanker 17 enero, 2017

    La presión del Málaga me pareció muy desordenada, sobre todo con la entrada de Peñaranda. Hay una jugada en la primera parte muy significativa en la que (creo que es Michael Santos) va a la presión de los centrales, pero Adalberto se queda prácticamente en el centro del campo y la Real sale fácilmente por el lado de Iñigo Martínez. De hecho, el lado izquierdo del ataque realista siempre estuvo muy vacío de jugadores del Málaga, y si tienes a Zurutuza y Oyarzabal ahí, lo normal es que tu equipo gane metros de forma sencilla. Me resultó extraño ver tanta apatía en el equipo malagueño. Desde fuera no daba la sensación de que estuvieran tan mal como para que se marchara Juande, o para que la grada estuviera tan descontenta, pero así es el fútbol.

    Respond
  • MigQuintana 17 enero, 2017

    @Psycho Flanker

    Yo es que no creo que fuera un tema de apatía.

    La cuestión es que no había coordinación entre líneas, todo era muy desordenado y la Real solía romper la presión con un par de pases bien dados. Y, claro, esto hace mella en la confianza, en el físico y en el todo del equipo, del encuentro y del rival. Y encima llegó el 0-1 antes que el 1-0, con lo que…

    Respond
  • Deportemipasion 17 enero, 2017

    Que preocupado me tiene el Málaga…Ayer en un partido malo de la Real para mí (hay que ver lo que necesita a Illarra, es medio equipo, y eso con la cantidad de jugadorazos que hay) no es capaz de transmitirse nada. A ver como siguen las cosas que Romero acaba de llegar pero no me transmite ninguna confianza, todo lo contrario.

    Respond
  • PsychoFlanker 17 enero, 2017

    @MigQuintana

    Es verdad que los fallos en las cuestiones tácticas se vieron reflejadas en la actitud de los jugadores del Málaga, pero de todas formas, me sorprendió, porque no pensaba que el ambiente en el club fuera tan malo. La afición impaciente, jugadores cometiendo faltas constantes (Camacho, uno de los capitanes) que claramente perjudicaban a su equipo a la hora de intentar remontar etc.

    @Deportemipasion

    No creo que el partido de la Real fuera malo, en absoluto. Cierto que no fue un partido bonito, pero no es fácil para un equipo tan acostumbrado a jugar con un 'once' establecido jugar como lo hizo ayer, con tantas rotaciones. Granero destacó tanto de mediocentro como de interior, Aritz estuvo muy bien de central, el debutante Odriozola estuvo muy correcto… La Rosaleda es un campo difícil y el Málaga un equipo con jugadores de calidad.

    Respond
  • mac_eden 17 enero, 2017

    No creo que Marcelo Romero acabe el año en el Malaga y como no levante la cabeza el club andaluz serían serios candidatos al descenso por mucho que me guste el club y su apuesta por los talentos….

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.