París después de Zlatan


El París Saint Germain este verano decidió cambiar. Cambiar mucho. La identidad que marcaba Blanc desde el banquillo y el sistema que definía Zlatan Ibrahimovic sobre el campo, dejaron paso al libreto de Unai Emery y al necesario paso al frente en importancia de otros futbolistas. Caminos diferentes. Su inicio de temporada, irregular, con dos derrotas y un empate en las primeras ocho jornadas de la Ligue 1, alterna resbalones inesperados con actuaciones mucho más convincentes como la que el pasado fin de semana protagonizó ante el Girondins de Bordeaux. El PSG de Unai se está haciendo, no sin dificultades. El camino es distinto al de su predecesor, y los protagonistas tienen que ir descubriendo, progresivamente, el espacio y las función que en él ocupan y desempeñan.

En cuanto al fondo, la principal novedad del equipo de Emery tiene que ver con la velocidad de la jugada. Con las revoluciones a que transcurre. Es más vertical. Si el de Laurent Blanc se presentaba como un conjunto controlador casi hasta el extremo, paciente en la maduración y quizá con algún debe en el caudal de ocasiones debido a este punto, el actual es uno que abraza un ritmo más directo, que se toma menos tiempo en las escalas y que acude a zona de finalización con mayor ansia. En buena parte porque lo necesita. Sin Zlatan como goleador doméstico, el relevo como rematador de Edinson Cavani dibuja al uruguayo como un definidor menos preciso, más acelerado y más tendente al fallo. Demanda más cantidad. Un abastecimiento mayor del que surtía a su antecesor en el puesto.

El de Unai es un PSG más exterior y vertical que el de Blanc e Ibra.

Por su parte, en la forma, la principal diferencia, toda vez Emery sigue manteniendo el 4-3-3 que organizó al cuadro galo a lo largo del anterior ciclo, tiene que ver con la importancia que reciben las bandas en contraposición al carril central. Porque es sello del técnico de Hondarribia y porque la baja de Ibrahimovic altera el horizonte, aquel PSG que convertía al triángulo interior formado por Motta, Verratti y Zlatan en un remolino acaparador de fútbol y atenciones, es hoy uno que gusta de transcurrir por los carriles, con laterales largos, extremos más sujetos que antaño y movimientos de algunas piezas interiores hacia una de las dos orillas. Dos medidas de apertura -del ritmo y del espacio- que hasta la fecha habían dificultado a los parisinos un control del juego equivalente al que exhibían meses atrás y que ha entregado, también, más aire a unos rivales invitados a contestar, llegar arriba y a poner a prueba al joven Alphonse Aréola.

Quizá por ello fuera el pasado fin de semana, con el regreso de Verratti a la titularidad y de la mano de un Thiago Motta inconmensurable, que la mezcla resultó en el mejor París Saint Germain del curso. La pareja, más allá del importantísimo contrapunto asociativo que aportan en el carril central y que desemboca tanto en la limpieza y control de la jugada como en el hecho de que por fuera aparezcan contextos más ventajosos para el plan de Unai, propician una serie de alteraciones tácticas que hoy por hoy su equipo agradece. Cuando el mediocentro del PSG es Krychowiak, en salida de balón el polaco viene asumiendo una presencia entre centrales más fija que la de Motta meses antes. Al brasileño no le amarga descender un escalón, pero su apetito por la pelota provoca que rápidamente, cuando pasa al siguiente estadio, recupere su posición en la medular, y esto es importante porque cuando con Grzegorz no ocurre y Verratti no está, la base de la jugada pasa, si no, a pertenecer a Rabiot, Matuidi o Di María.

Di María entre líneas, con Motta y Verratti en la base, la fórmula que por el momento mejor ha funcionado.

Particularmente cuando en esta zona pesan mucho el francés y el argentino, la gestación del juego tiene un punto de aceleración desmedida que dificulta al resto de piezas organizarse tanto para la transición ofensiva como para la defensiva. Además, ante el Girondins, que el mediocentro recuperara rápidamente su espacio en mediocampo favoreció un mejor escalonamiento por dentro que repercutió en toda clase de ventajas para el ataque. Di María no tenía que ser quien acudiese al círculo central, y pudo esperar turno entre líneas siendo la amenaza a la espalda del mediocampo rival que con cada recepción ponía en crisis al sistema defensivo bordelés haciendo surgir esos espacios que Emery pretende pero que le estaban haciendo pagar algún que otro peaje de más.

 

Foto: FRANCK FIFE/AFP/Getty Images


26 comentarios

  • Restituyo99 5 octubre, 2016

    Creo que al proyecto de emery solo le falta un poco mas de rodaje y de tiempo tarde o temprano terminara dando sus frutos aunque se antoja dificil por la exigencia de un club como el psg por la inversion realizada …Me gustaria mas un medio campo donde haya un motta-krychowiak-verrati con dimaria y lucas moura en las bandas y cavani de 9 … creo que favoreceria mas al intercambio de golpes contra equipos top de europa

    Respond
  • Lucas 5 octubre, 2016

    Hola a todos .

    Personalmente creo que la salida de Ibra ha beneficiado al equipo , el Psg se movía al ritmo que el marcaba y por mucho que nos empeñemos Ibra hace tiempo que es tanto un problema como una solución . Su calidad es tan innegable como que la velocidad que le imprimia al juego era poco competitiva , buena para ganar por calidad en Francia , pero el equipo estaba atrapado en el ritmo que le convenía al sueco que con 34 años cada dia era más momentos y menos continuidad y a eso arrastraba al equipo .

    Ahora el PSG ni tiene esos chispazos geniales ni el gol por exuberancia física en el area que tenia antes , pero con Cavani, Lucas y Di Maria sin el sueco frenando es un equipo de ritmo altisimo…para mi, más competitivo .

    Respond
  • Abel Rojas 5 octubre, 2016

    @ Restituyo99

    En ese mediocampo, ¿Verratti sería mediapunta?

    Yo creo que por lo menos los partidos grandes los acabará jugando ahí conociendo a Unai.

    Respond
  • Andrés 5 octubre, 2016

    Si hablamos en clave CHampions, que al fin y al cabo es lo que mas busca el PSG, para mi el gran debe del PSG es el gol.Fijate que el año pasado con Ibra ya lo decia, ahora imaginense sin él.Tener a Di María jugando tan adelante, casi de delantero, para mi es un arma de dos filos.Porque es un futbolista que crea mucho,mueve mueve mucho, pero a la hora de decidir partidos….para mi se queda corto l igual que Lucas Moura y al igual que Ben Arfa.Solo Cavani es gol, y si explotara, que ya tengo muchas dudas,Jesé

    Respond
  • Andrés 5 octubre, 2016

    Honestamente, ya yo empiezo a creer que Jesé no es tan bueno como se decía, es triste la situacion del canario la verdad

    Respond
  • Fmesa 5 octubre, 2016

    El problema que veo es que este PSG no es un equipo "Emery", los jugadores tienen más calidad que los de su Sevilla pero los de Nervión creo que se adaptaban más a las características del entrenador.
    El otro día leí en twitter a David León y viendo la plantilla del Ínter, por ejemplo, parece muy muy Emery por las características de los jugadores y es imposible no estar más de acuerdo.

    Respond
  • Lucas 5 octubre, 2016

    @Andrés.

    Jese nunca fue más que un proyecto , solo apuntó y subrayo apuntó algo más que eso en media docena de partidos con Ancelotti. Un año y medio después …. creo que irse a un PSG donde iba a tener una competencia tan dura casi como en el Madrid ha sido un error , su futuro pasaba por jugar 90´en 40 partidos seguidos . A veces ser ambicioso es un error …

    Respond
  • Alex Fuentes 5 octubre, 2016

    O a Emery le queda enorme esta plantilla (rollo Pellegrini en Madrid y City) o directamente no pega con ella.
    Quizás tener un medio campo de control (Krycho-Motta-Verrati) y una delantera de desborde (DiMa-Moura-Cavani) es lo que imposibilita su cohesión.

    Matuidi debería ser el elemento de unión, es uno de los mediocampistas más ágiles y físicos del momento. ¿Pero entonces quién queda fuera? Imagino que Motta, porque Verrati es el crack y Krycho el fichaje de Unai.

    Verrati podría acabar siendo el Banega de Unai partiendo desde la media punta pero viniendo mucho a la base. Ahí si creo que Matuidi debería irse hacia arriba… Pero solo le veo útil yéndose hacia la izquierda, nunca en la media punta. Y ningún extremo izquierdo puede venir desde allí hacia el medio (de los de esa línea, solo Moura es diestro y es el más extremo. A menos que contemos a Pastores).

    El PSG tiene un plantillón, pero quizás el acople de las piezas no sea fácil. Ahí tiene que aparecer Unai.

    PD: creo que Verrati es totalmente antagónico a Unai. Pero es el mejor y tiene que jugar sí o sí.

    Respond
  • Calas 5 octubre, 2016

    Bueno, es que Emery es antagónico al PSG que ha existido hasta hoy. Y Verratti, al igual que Motta e Ibra, eran el PSG.
    Dicho esto, hay jugador ahí para adaptarse a distintos discursos, y Unai es buen entrenador.

    Sinceramente espero que se haga con el club. Igual me desvío un poco, pero del PSG me interesa muchísimo el cambio de rumbo, cuando parecía un proyecto sólido. Cuando anunciaron el fichaje me sonó ligeramente similar a lo de Benítez con el Madrid, aunque con menor probabilidad de ser una unión fallida, claro. Por un lado, el hambre del PSG en Europa y su aburrido dominio doméstico le dan tolerancia ante los cambios, por profundos (y algunos imagino que lejos del agrado general). Pero, por otro, creo que tiene peor plantilla que hace una temporada y un sistema evidentemente más joven e indefinido… así que si caen pronto en Champions, que esta temporada me parece muy plausible, y además en liga sufren más de lo debido (o no la ganan, ojo), se avecinaría una situación complicadísima para Emery.

    El volantazo del jeque con el proyecto lo hubiera entendido más (no digo compartido, pero sí entendido) con un entrenador irreprochable (sobre todo a nivel prestigio europeo). Le ha podido la impaciencia, así como la falta de competitivad de su liga. En cualquier caso, el PSG ha agravado su carencia goleadora respecto al año pasado, por simple cuestión de nombres, principalmente para noches grandes donde el caudal ofensivo será menor que hace un año si Emery plantea los partidos que creo que va a plantear. El año pasado los parisinos requerían mucho dominio mediante posesión para hacer ocasiones, y bastantes ocasiones para hacer gol. Si cambias Zlatan por Cavani, bueno, has bajado un par de escalones en capacidad de definición, al margen de otras cuestiones.

    Respond
  • Vicent 5 octubre, 2016

    Rabiot ha venido jugando de titular muchos partidos. Creo que Unai le tiene confianza.

    Respond
  • Restituyo99 5 octubre, 2016

    @abelrojas

    No lo habia pensado … lo visualizaba mas como un interior diestro pero recordando la obra de emery en sevilla con banega e iborra tambien me inclinaria hacia un medioc campo como comentaba un compañero con verrati como falso mediapunta y matuidi de box to box y krychowiak como escoba …. matuidi lo coloco como box to box por su capacidad de presionar …. imaginen un psg contragolpeando y falla y al momento de recuperar la pelota aparece un matuidi y mas abajo a krycho … que es lo que se te viene a la cabeza ???

    Respond
  • Deivy 5 octubre, 2016

    Es cierto que Cavani falla mucho pero la cantidad y calidad de cada movimiento que realiza a mi me fascina. A poco que afine punteria su aportación sumara mucho.

    Respond
  • Andrés 5 octubre, 2016

    Es que Ibra fue poco o nada en Copa de Europa, por lo menos para mi, pero siempre se tenia esa esperanza de"este si puede ser el partido de Ibra en la Champions" cosa que con Cavani esa esperanza, ni siquiera se tiene o por lo menos, se tiene menos.E Insisto en Di María, me encanta, pero yo no lo pusiera de delantero en mi equipo,por el simple hecho de que le falta mucho mucho gol.Prueba de ello, es la exhibicion y baile que le dio al Madrid en el Bernabeu la temporada pasada, pero que al fin y al cabo, no decidio el partido

    Respond
  • Marcelino 5 octubre, 2016

    Cuando el PSG firma a Unai Emery, doy por hecho que asume ciertas cuestiones y problemas. En este sentido, entiendo que a corto plazo deciden perder cierta competitividad en el día a día,a cambio de ganar cosas el día 'D'. Emery está en esa fase en la que trastea el producto y va tocando todas las piezas hasta que a partir de la segunda vuelta empieza a ser un equipo con un rostro más reconocible.

    Mis principales dudas con el equipo parisino son de calidad, de calidad goleadora. Como comenta Albert, Cavani es un futbolista en el que prima cantidad sobre calidad, la cuestión es que al margen de él hay pocos futbolistas con capacidad resolutiva. A Jesé Rodríguez se le presuponen tales aptitudes pero de momento no entra en la dinámica del equipo y tampoco ha sido un futbolista con regularidad competitiva en la élite, por tanto, los asteriscos están ahí.

    Ya comenté en verano que me creo mucho a Verratti como mediapunta, creo que puede reproducir a la perfección el rol de Éver Banega.

    Respond
  • Andrés 5 octubre, 2016

    Fijate que me salen facil 5 o hasta 6 equipos de la Champions con mas capacidad resolutiva que este PSG…..asi es muy dificil

    Respond
  • asijuegaelmadrid 5 octubre, 2016

    Además del nuevo enfoque exterior en el plan ofensivo del equipo, yo añadiría que se ve dos cosas nuevas respecto al PSG 15-16:
    -Se ve un trabajo relacionado con la presión que es algo totalmente nuevo respecto al PSG de Blanc. La salida de Zlatan ha permitido integrar una pieza más implicada en esa faceta del juego y se nota que el técnico español trabaja con diferentes ideas de presión.
    -También se percibe una capacidad para contragolpear, algo que el PSG también no sabía hacer. Aunque se vio principalmente en el partido del Trophée des Champions ante el OL. Ahí más que por el tema de la salida de Zlatan creo que están las ganas del entrenador de aprovechar esa posibilidad. Aunque, obviamente, es relacionado con el hecho de que el tiene mejor disposición para presionar y cuando uno puede presionar bien, la idea de perder la pelota en un contragolpe no es un problema.

    Como bien dice Albert, el PSG de Blanc era un equipo extremo. Era un equipo que necesitaba la pelota para dañar y se podría decir, existir. Ahora tenemos un conjunto mucho más versátil, aunque ha perdido mucho en término de calidad.

    Respond
  • Aitor 5 octubre, 2016

    Buen articulo. Mi opinión es que Emery cree que el mejor XI para jugar como el quiere es el que jugó contra Arsenal (cambiando a Maxwell por Kurzawa) sabiendo que Pastore no puede jugar dos partidos seguidos, Matuidi de falso extremo, DiMa con libertad y Verratti con Rabiot en las posiciones de interiores con mas presencia en posiciones ofensivas. Queda todavia mucho por ver en este PSG porque tanto jugadores como entrenador se tienen que amoldar a lo que uno pide y otros puedan dar.

    Una cosilla, Emery es de Hondarribia y no de Barakaldo.

    Respond
  • Abel Rojas 5 octubre, 2016

    @ Alex Fuentes

    ¿Y Banega te parecía "coherente" con Emery? O más coherente que Verratti, al menos.

    Respond
  • Alex Fuentes 5 octubre, 2016

    @Abel creo que Verratti está más orientado a ser un interior de posesión mandón que la tenga siempre y Banega puede vivir perfectamente como mediapunta orientado al detalle. A Marco le vería muy muy muy infrautilizado si juega ahí, en una mediapunta orientada al detalle. Él necesita tenerla sin parar y ordenar al equipo con sus pases.

    Respond
  • Albert Morén 5 octubre, 2016

    @ Alex Fuentes

    Yo lo de plantillón no lo veo tanto esta temporada. Para la liga francesa está claro que sí y en el concurso Champions mejora a muchos equipos, pero pensando en el grupo de candidatos, a mí la delantera del PSG me deja algunas dudas. Lucas, Cavani, Jesé, Ben Arfa… no puede decirse que sean malas opciones pero, por decir ¿nivel semifinal de Champions? Y al final, mi sensación es que el plan de Unai de momento un poco reclama eso, porque al haber menos control hay más intercambio y tu parte tiene que imponerse a la del rival. Por eso Motta y un Verratti potenciado que den algo más de cuajo me parecen fundamentales. Eso o que el control no venga del ataque sino de la defensa, y Unai encuentre una forma de producir arriba que no necesite tanta exposición.

    @Abel Rojas y @ Alex Fuentes

    Y al italiano no parece que le haga ninguna gracia la idea de alejarse de la base de la jugada. Al final, los caminos de Banega y Verratti antes de encontrarse con Emery son casi casi opuestos.

    @ Aitor

    Me falló el subconsciente, gracias por el aviso 😛

    Respond
  • Alex Fuentes 5 octubre, 2016

    @Albert
    El PSG ha perdido a David Luiz e Ibrahimovic. Y me dices que la plantilla va sobrada para Ligue 1 pero para Champions va justita… Te doy la razón pero te pregunto. ¿Qué ha hecho Ibra en Copa de Europa para considerarle una pérdida capital para esa competición? ¿David Luiz es peor que Marquinhos ahora mismo?

    A cambio, tiene al medio centro que quería (Krychowiak es élite mundial) y a un media punta que viene de romperla en la propia Ligue 1.

    O el PSG era justito el año pasado o las cosas siguen igual para la Copa de Europa.

    PD: de cara a la Copa de Europa, veo a Emery por debajo de la plantilla en cuanto a calidad y grandeza. Mera opinión personal, ojo

    Respond
  • Albert Morén 5 octubre, 2016

    @ Alex Fuentes

    "O el PSG era justito el año pasado o las cosas siguen igual para la Copa de Europa."

    A mí es que me cuesta desligar la plantilla -en este caso la delantera- de lo que vaya a hacerse con ella. Por eso en mi opinión es algo que va a pesar más o menos depende de dónde vaya a estar la importancia del equipo. En el de Blanc era claramente ese Motta-Verratti-Matuidi-Ibra y en otro sentido su pareja de centrales. El de Emery, al menos por el momento, sí me da la impresión de que pretende apoyarse más en su línea de ataque. De hecho es que por ahora sus medidas -abrir el ritmo, dar más importancia a las bandas…- me parecen muy encaminadas a favorecerla.

    Respond
  • Henry HM 5 octubre, 2016

    Si Motta no gana peso con Unai no habría cosa que me gustara más que que Pep le echara el guante. Creo que le vendría de perlas.

    Respond
  • Sin Balón 5 octubre, 2016

    Muy bueno este análisis pues el PSG probablemente sea uno de los grandes de Europa que más ha cambiado su forma de jugar y su estilo. De todas formas, aún estamos lejos de ver al PSG que quiere Unay. Hay que darle tiempo y paciencia.

    Respond
  • merchancito 6 octubre, 2016

    Lo que más va a penalizar al PSG este año en Champions es el propio cambio -tan radical- de libreto y de ritmo. La plantilla se va a tirar la mayor parte del curso asimilando y readaptándose al sistema de Unai. A ritmo alto, la precisión se resiente y aparecen los errores. Si tu vienes de un ritmo alto y lo bajas… la adaptación es más sencilla. En caso contrario -el que sufre este PSG- todo cuesta más. De hecho, el ritmo de puntuación en la L1 así lo refleja.

    Y esto mismo, en eliminatorias directas de UCL contra equipos top, penalizará. Por tanto, salvo sorpresa, este año el PSG no es candidato serio a Champions.

    Respecto a Jesé, pues poco más que añadir al comentario de @Lucas. La ambición y puede que estar mal aconsejado por su entorno, le han llevado al equipo equivocado. El chico es muy bueno, buenísimo diría yo, y lo hemos visto en categorías inferiores… pero eso no garantiza que también seas un fuera de serie en le más pura élite. La realidad muestra que lo que podría ser un jugadorazo en un equipo asiduo de Europa League -por ejemplo-, palidece cuando tiene que jugarse el puesto con un top 10 mundial.

    Respond
  • roumagg 6 octubre, 2016

    Jesé con continuidad y sin lesiones va a ganarse el sitio porque es mejor que su competencia. Aún así, Emery no me parece el ideal para guiarle. De hecho, tengo muchas dudas con lo que puede ser Emery como entrenador de un equipo grande.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.