No es lo que quiere Poyet | Ecos del Balón

No es lo que quiere Poyet


“No es lo que yo quiero. Así de sencillo. Estos partidos locos no son para mí. Hubo muchas cosas que no me gustaron. Me quedo con la reacción, las ganas y el empuje ante una situación complicada de partido, pero con poquito más. Este no es mi partido. Yo no juego a este fútbol. Es decir, no quiero que mi equipo juegue a este fútbol”.

No pudo ser más claro Gustavo Poyet cuando, con evidente cara de disgusto, tuvo que valorar el empate a dos ante el Granada de Paco Jémez. El técnico uruguayo, al igual que su homónimo sevillista, llegó acreditado por la existencia de un estilo que no sólo describía a sus equipos, sino que sobre todo le definía a él. Sin embargo, tras un mes largo de competición y a escasas horas del primer partido inolvidable de la temporada, el Real Betis Balompié está lejos, muy lejos, de ser lo que su entrenador quiere. Sobre todo porque, por ser, de momento no es nada. Ni siquiera un puñado de buenas intenciones. Los béticos ocupan la duodécima posición con cinco puntos por la determinación de los hombres que se encargan de aprovechar ambas áreas (Adán y Rubén) y porque, en general, a la plantilla no parece faltarle calidad (Musonda, Joaquín, Sanabria…), pero no por lo que es -o por lo que pretende ser- como colectivo.

El Betis, de momento, no está controlando los partidos.

Si entendemos, a grandes rasgos, el estilo de Gustavo Poyet como una mezcla de sus vivencias en Uruguay (la intensidad), en España (el toque) y en Inglaterra (la verticalidad), hasta la fecha sólo hemos visto ciertas trazas de ésta última. Y tampoco de forma demasiado continua ni elaborada, porque a menudo falta velocidad y desborde para poder sorprender al contragolpe. Dicho esto, seguramente el gran problema estribe en cómo y dónde está teniendo la pelota el Betis. O, mejor dicho, en cómo y dónde la está perdiendo el Betis.

Dani Ceballos parecía clave, pero no lo esEn los primeros días de pretemporada, también en sus primeras ruedas de prensa, se pudo entrever que Dani Ceballos iba a ser más importante para Poyet de lo que lo había sido el año anterior para Pepe Mel y Merino. “Voy a decir una frase que es importante: nos identifica en la cancha a Taricco y a mí, sin lugar a dudas”, decía Gus un día. “Vamos a encontrar su posición en el campo para desnivelar”, comentaba al otro. Su puesto, en concreto, parecía el de interior derecho del innegociable 4-3-3 de Poyet. Su labor, en general, parecía ser la de dinamizar la posesión bética. Igual todavía no está para canalizarla o gestionarla por completo, pero a través de su talento y su técnica sí que es capaz de hacer lo que Petros o Brašanac no pueden siquiera imaginar. Sonaba bien.

Ceballos debía ser clave a la hora de sumar calidad (peligro, metros, sorpresa…) al ataque y a la posesión bética. Sin embargo, entre una lesión a primeros de agosto y unas malas sensaciones iniciales, tras cuatro jornadas Dani únicamente acumula 60 minutos de juego. Y el Betis lo extraña. Mucho. Y si no a él, al menos sí a alguien como él.

No existe la figura de Ceballos. Sólo crean Rubén o Joaquín.

Fuera ante el Dépor, en Mestalla o contra el Granada, el conjunto verdiblanco ha carecido de ideas. Buenas o malas. Pero de ideas. De iniciativa. Y esto se ha notado en sus problemas para crear peligro en posicional, en su incapacidad para girar al rival y, por consiguiente, en su deficiente posición tras pérdida de pelota. A esto, además, le ha sumado una actitud muy pasiva a la hora de defender. En vez de ir hacia adelante, como quiere Poyet, el Betis está yendo hacia atrás. Excesivamente hacia atrás. Lo cual provoca que su frontal sea como un vergel para los equipos rivales. Quizás esto último no sea más que la mera consecuencia de que, en realidad, no pueden presionar porque nunca logran incomodar ni descolocar al contrario en ataque. Y, quizás, esto a su vez esté provocado por la ausencia de protagonismo de Ceballos o de Felipe Gutiérrez. En todo caso, lo que está claro es que el Real Betis no es todavía nada de lo que quiere Gustavo Poyet. Y esto, más allá de lo que pase hoy en el Pizjuán, es la peor de las noticias posibles.

 
 

Foto: Boris Streubel/Bongarts/Getty Images


19 comentarios

  • Ismael 20 septiembre, 2016

    Es preocupante el tema de la frontal, le tiran mucho y muy cómodo…

    Por otro lado ante el Granada me pareció ver (en algunos (muy pocos) momentos) una presión algo más en bloque y acertada pero falta de continuidad.

    A esperar a esta noche. Ganas mil jaja

    Respond
  • Lucas 20 septiembre, 2016

    Hola a todos.

    Este año solo he visto dos partidos del Betis y la verdad es que soy incapaz de definir a que juega ese equipo, cual es su plan , su idea . Nada de lo que le he leido a Poyet en la prensa lo he visto en el campo , no se, creo que habrá que esperar más para poder analizar algo que no sea decir, al menos yo , que de momento no se ve nada .

    Que Dani Ceballos no juegue no me sorprende , amigos sevillanos me dicen que el chaval anda algo perdido con la fama , la noche y su ego ….veremos .

    Respond
  • Abel Rojas 20 septiembre, 2016

    Mi pregunta, absolutamente inocente, bienintencionada y constructiva, es: ¿qué estáis viendo que esté haciendo Poyet para que su Betis se parezca al equipo que se supone que él desea que sea?

    Respond
  • MigQuintana 20 septiembre, 2016

    @Ismael

    Yo es que vi una sucesión de contagolpes que terminó con los futbolistas extenuados tras pitar el árbitro. No vi demasiado orden ni continuidad en otra cosa. Lo más positivo fue comprobar cómo ambos equipos, pero en este caso el Betis, tienen recursos ofensivos de calidad. Sobre todo Musonda por dentro.

    @Abel Rojas

    Muy, pero que muy buena pregunta.

    Más allá del 4-3-3, la verdad es que no se ve nada definido, como comenta @Lucas.

    Respond
  • Miguel Verdugo 20 septiembre, 2016

    Un dato: El Betis es al equipo que más le tiran en Liga, con 20,4 disparos por partido, y el segundo entre las diez ligas europeas más importantes. Este registro es insostenible para competir. No creo que la calidad defensiva individual sea tan mediocre como para firmar este dato, creo que obedece a falta – mucha – de orden sobre el verde.

    Una realidad: El Betis lleva dos encuentros disputando minutos en superioridad numérica y en ninguno de ellos ha sabe pararse un poco y gestionar de forma más pausada e inteligente el juego. De hecho, el viernes Poyet se quejó de ello.

    Mejorar en esos dos aspectos se me antoja clave para ver una mejor versión del Betis

    Respond
  • Abel Rojas 20 septiembre, 2016

    @ Miguel Verdugo

    Para mí lo preocupante es que cuando analizo el once del Betis y la mayoría de decisiones que toma Poyet, descubro medidas conservadoras que parecen desear garantizarse una supuesta solidez atrás y que luego arriba machaque Castro. Pero lo primero no se consigue. Y lo que en teoría se supone que busca Poyet, no se ve favorecido de ningún modo. Creo. Pero es muy pronto. Paciencia.

    Respond
  • Marcelino 20 septiembre, 2016

    El Betis no me transmite absolutamente nada, no sé ni qué son ni hacia dónde van. En este tramo de la liga es lógico que los equipos estén plagados de defectos y sean sumamente imperfectos pero se ve algo así como un camino trazado, una idea hacia la que converge el equipo; sin embargo, en el Betis no tengo ni idea de por dónde van los tiros.

    Sin ir más lejos, en la otra orilla el Sevilla es otro equipo que está muy verde pero sí se ve claramente cuáles son las intenciones de su entrenador, cómo sus decisiones están enfocadas hacia algo concreto.

    Respond
  • PepeTokoro 20 septiembre, 2016

    Si nos paramos a pensar en los nombres del mediocampo, ni Petros es que sea la panacea del rigor posicional ni Brasanac tampoco. Fabián lo intenta pero está muy verde. Los tres salen a zonas que, a priori, no son las que deberian frecuentar para robar. Si al menos la linea defensiva achicara hasta mediocampo y mantuvieran el contacto con los delanteros rivales (si se va, se hace falta y ya está) el Betis correria bastante menos hacia detrás.
    Otro tema es la calidad de la tenencia. No se mueve al rival ni se le gira, lo cual le permite salir a correr "mejor". Sólo contra el Depor y en momentos muy puntuales se consiguió algo así.
    Quizás un 5 capaz de jugar a dos toques y guardar otra altura mas baja que la de los dos interiores seria la solución, pero bueno, con esto hay que salir para adelante.

    Respond
  • Miguel Verdugo 20 septiembre, 2016

    @Abel

    Sí, de hecho es lo que más me sorprende de todo esto

    @PepeTokoro
    Coincido en el tema de los mediocentros

    Respond
  • Abel Rojas 20 septiembre, 2016

    @ Marcelino

    Coincido mucho con tu segundo párrafo. Al Sevilla de Sampaoli se le pueden poner bastantes pegas, pero la verdad es que es un proyecto clarísimo.

    @ PepeTokoro

    Entonces… ¿soluciones?

    Respond
  • Antonio Durán 20 septiembre, 2016

    Cosas buenas de este Betis:
    – Sí puede completar una secuencia de pases decente. Ni Mel ni Merino trabajaron ese aspecto. El equipo era totalmente inofensivo con el balón hasta que aterrizó Musonda.
    – Se vislumbran intentos de presión post-pérdida. Las primeras medias horas contra Dépor & Granada dejaron verlo.

    Cosas malas:
    – La salida de balón sigue siendo defectuosa en muchísimas ocasiones. El porcentaje de acierto en el pase de los centrales ha crecido notablemente del año pasado (75%) a este (casi 85%), fruto de que hay más calidad (Mandi) y también más trabajo de la salida, pero Adán sigue eligiendo mal y apostando por el largo casi siempre.
    – No hay un mediocentro puro, sino mediocentros reconvertidos (Petros, Fabián). Habría venido muy bien David López, que estaba hecho a mitad de agosto. Esto para defender es una tara (sig).
    – El equipo se agazapa mucho cuando el rival ataca en estático, y los laterales flotan a los extremos, por eso estamos viendo tantísimos disparos desde la frontal. Contra el Valencia se vieron como 6/7 en el primer tiempo, y no produjo goles, pero contra el Granada se repitió y se pagó.

    En general hay más detalles negativos que positivos, habrá que esperar. Ni Musonda ni Ceballos -lo suyo parece un toque de atención: otro más- están teniendo la presencia que se les presumía. Y con ellos el Betis cambia un rato, porque es que son…
    El negrito cuando está fino se te pone en cifras de Neymar rápido (faltas provocadas-regates). Puede que hoy juegue, aunque igualmente estoy aterrado.

    Respond
  • Emon 20 septiembre, 2016

    Creo que el problema con el que parte de inicio Poyet es que el verano fue negativo para el Betis. No creo que en los despachos se hiciera un gran trabajo. Muchos fichajes de jugadores que no conocen ni al entrenador ni la Liga, por lo que acoplarlos en torno a una idea común es una tarea muy muy complicada.

    Yo también soy de la opinión de que a no mucho tardar Poyet va a acabar entregándose a lo que pueda hacer Rubén Castro y a intentar que pasen muy poquitas cosas en los partidos.

    Respond
  • Fernando 20 septiembre, 2016

    Yo la verdad es que no creo que sea una cuestion de jugadores rindiendo por debajo de su supuesto nivel, sino un sistema tactico que aun esta incompleto.

    En el partido contra el Granada, Poyet se quejo de falta de control, y esta claro que la hubo, pero analizando un poco mas en profundidad, el equipo que estuvo mas cerca de implantar su ritmo fue el Granada. No hablo de dominio en terminos de ocasiones o zonas de posesion, sino a hacer que el partido se juegue a lo que proponen.

    Y en ese sentido, aunque seguro que Paco Jemez tampoco estuvo contento con el correcalles, si que fue mas coherente con lo que el planteaba. Me llamo la atencion el sistema de ayudas que planteo Poyet, que fue larguisimo. Claro que el futbol moderno se fundamenta en coberturas y ocupacion de espacio, pero el excesivo uso de ciertas piezas (sobre todo las que dependen de su explosividad fisica y su improvisacion) termina por minar tus posibilidades de llevar el partido a tu terreno.

    Es por eso que creo que el Granada, por jugar con un once menos dotado, en cierto modo se acerco mas a lo que queria

    Respond
  • MigQuintana 20 septiembre, 2016

    @Antonio Durán

    A mí Brasanac no me está disgustando, pero es verdad que cuando tiene que decidir siempre apuesta por echarse para atrás. Y eso no parece casar demasiado bien ni con la intención colectiva ni con su compañero más cercano, Petros, que siempre está a otra altura y, por tanto, hace mucho más fácil que el centro del campo bético sea rebasado. Pero es que esto me parece consecuencia de lo que pasa con el balón.

    @Emon

    Es verdad que muchos no conocen la Liga, pero a mí a priori los fichajes de Felipe Gutiérrez o Sanabria me parecían muy buenos. Y luego Durmisi y Mandi venían con muy buena crítica por parte de quién le conocía. Más el regreso de Musonda. No sé, no me parece un mal verano. El Betis debía reforzarse mucho.

    @Fernando

    Es que el Betis ha podido perder ante Granada y Betis estando mucho tiempo contra 10.

    Falta control, falta dominio y falta seguridad. En grandes cantidades, además. Es pronto. Pero falta eso.

    Respond
  • Bob Rodríguez 20 septiembre, 2016

    Yo creo que Musonda tiene que empezar ha ser más importante contra el Granada revolucionó el partido y tiene calidad y parece que actitud suficiente para ser titular en el Betis

    Respond
  • José Luis 20 septiembre, 2016

    No pude ver el Betis-Granada, pero sí el Barsa-Betis y el Valencia-Betis. Me parece un equipo hecho en base a la premisa de que con un portero de garantías y un delantero que te haga 15-18 goles por temporada, aseguras la permanencia. Y es eso lo que le vi al Betis. Bueno, contra el Valencia también vi la incorporación de Brasanac como un elemento importante para este equipo. Y en dos aspectos: uno porque me parece que le hacía falta al Betis un jugador de su "nivel"; y otro por el lugar que ocupa en el campo.

    @Quintana

    …" pero es verdad que cuando tiene que decidir siempre apuesta por echarse para atrás".

    No tuve esa sensación en el partido contra el Valencia. De hecho, fue de los que más se mostraron y destacaron en ese partido. O al menos, eso me pareció.

    El resto de jugadores no despierta en mí nada. Las gotas que le quedan a Joaquín, la velocidad de Munsonda y poco más. Es que el propio Alegría no termina de entrarme por los ojos. A ver si Sanabria tiene continuidad. Ni los centrales ni los laterales ni el resto de centrocampistas tampoco son muy de mi agrado.

    Es lo que me choca de LaLiga, que veo poco nivel en la mayoría de jugadores de las plantillas que no son ni equipos Champions ni aspirantes a Uefa Europa League. Sólo la UD Las Palmas rompe esta tendencia.

    De cualquier modo, los escudos que hoy se enfrentan sí hacen grande esta liga. La expectación que genera un Sevilla-Betis es máxima en toda Andalucía, y creo que se está expandiendo al resto de España. Pero repito, más ilusión que esperanza. Sobretodo por parte del "Beti güeno" ^^

    Respond
  • PepeTokoro 20 septiembre, 2016

    @AbelRojas
    Puedo errar por desconocimiento del jugador (lo he visto poco con su selección y nada en su anterior club) pero creo que Felipe Gutierrez puede casar bien como 5 si el plan va a ser tener el balón (o al menos la intención). Se mueve bien sin él, tiene bastante buen primer pase y creo que sus costumbres con Chile pueden ser "lo que mas se acerque" a ser el tipo de pivote que necesitamos. Alguien que juegue a pasarla y no a descolgarse, tan típico en el MC del Betis

    Respond
  • Abel Rojas 20 septiembre, 2016

    @ Emon

    ¿No se fichó para acercarse a la idea de Poyet a Felipe Gutiérrez, como dice PepeTokoro?

    Otro tema que yo creo que puede ser importante es el de Dani Ceballos, que durante la pretemporada parecía abocado a ser absolutamente capital y de repente se ha caído… y por algo será.

    Respond
  • Emon 20 septiembre, 2016

    @Abel Rojas

    Precisamente Felipe Gutiérrez es uno de los fichajes a los que más fe tengo para el Betis, por todo lo que habéis señalado.

    No voy tanto a la cuestión de la calidad de cada una de las nuevas piezas por separado, sino más bien a su posible integración conjunta en el club. Por lo general suelo arquear la ceja cuando equipo ficha a muchos jugadores que no conocen la Liga. Mi percepción es que a ese tipo de equipos les acaba costando mucho hacerse con una idea fija de juego. Suele gustarme más una confección de plantilla como la que ha hecho este año el Espanyol, por ejemplo, aunque puede que el transcurso de la temporada me acabe llevando la contraria…

    Es una opinión muy personal 😉

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.