Por la pasión de Hamsik


Eslovaquia perdió en la jornada inaugural ante el rival, en teoría, más débil del grupo y llegaba a la segunda con urgencias y necesidad. O ganaba a los rusos, o estaba casi fuera. Marek Hamsik, héroe sin recompensa en la derrota susodicha, volvió a ejercer en función de lo que él es hoy y, sin dominar el encuentro como dominó por instantes a los de Gales, resolvió la papeleta con dos detalles sólo al alcance de un crack. Sarri debe esta preocupado, Hamsik está gritando a los grandes que tienen dinero pero no centrocampistas que, para acercarse a la Champions, ficharle sería un paso brutal.

Penetrando en el análisis táctico, cabe señalar una constante común en ambos equipos que hizo del enfrentamiento algo ciertamenteEl pase y el gol de Hamsik, sello de un crackazo mejorable: la debilidad defensiva en el carril central. Ninguno de los dos conjuntos requería utilizar las bandas ni como recurso ni como distracción de cara a potenciar otras armas, a pesar de que por ejemplo los eslovacos contaban con un Weiss algo más inspirado que en la primera fecha. No resulta normal ver un partido de élite marcado por esta circunstancia, y buena cuenta de ello tomaron los de Ján Kozák para tener más acierto y adelantarse ellos como se pudieron adelantar antes los otros.

Dzyuba dominó los últimos 20 minutos del partido.

El veterano Slutski, seleccionador ruso, decidió actuar en el descanso para intentar deshacer el 2-0 que había provocado Hamsik, y cambió por completo su doble pivote: fuera Neustädter y Golovin, dentro Glushakov y Mamaev. Aunque ninguno de los nuevos sobresalió sobremanera, ambos se hicieron sentir para bien. Aparecieron con más constancia, con más acierto y con más intención, en parte por las connotaciones del marcador, en parte por su propia iniciativa -en especial la de Mamaev- y, sobre todo, por la que montó el delantero centro Dzyuba. Esta máquina de pelea hecha a imagen y semejanza de M. Bison el del Street Fighter, alto, musculoso y de desplazamiento sinuoso pero contundente como el que tendría una serpiente de 250 kilos, chocó contra Durica y Skrtel con sentido y fútbol y se puso a crear una ventaja detrás de otra para que Shatov y compañía atacasen con perspectiva. Fue una pena por él que no obtuviese resultado, igual que ocurrió en febrero cuando se midió en Champions contra el Benfica, porque la verdad es que Dzyuba está completando una temporada tan eficiente como interesante. Hasta se podría decir que, a veces, justifica el visionado de un partido.

 
 

Foto: PHILIPPE HUGUEN/AFP/Getty Images


9 comentarios

  • Sobris 16 junio, 2016

    Que bueno es Dzyuba!!! Vuelvo a decir que Rusia es el. Me encanta como venía a recibir a la espalda de los interiores, chocaba y salía en conducción, sus jugadas con amagos dentro del área, los balones aéreos ganados (menos que contra Gales)…es muy bueno la verdad, espero tenga su recompensa en la última fecha

    Respond
  • hola1 16 junio, 2016

    Infinitamente superior el equipo eslovaco a una triste Rusia. Vaya maravilla de gol nos regalo Hamsik, muy bonito.

    Respond
  • @Shyestnadtzat 16 junio, 2016

    Las decisiones de Slutsky están echando por tierra su buen trabajo realizado en la fase clasificatoria. Por ejemplo, el hecho de poner a Golovin en la base, que será un gran mediocentro en el futuro, pero que ahora es una promesa que debe jugar en 3/4, donde ya viene jugando bien con el CSKA. O de poner a Kokorin y Smolov en banda, donde pierden mucho potencial, especialmente el segundo (de hecho, su explosión goleadora, que le hizo pichichi de la RPL, vino tras su paso a la punta). Creo que lo hace porque sabe que Kokorin, Smolov y Dzyuba son de los mejores de Rusia, aunque no está saliendo nada bien juntarlos.

    Respond
  • Ismael 16 junio, 2016

    Muy buen partido de Dzyuba.

    Respond
  • Abel Rojas 16 junio, 2016

    @ Sobris

    A mí me encanta verlo jugar. Tiene características tan atípicas para un delantero moderno que… me encanta. De hecho, en una Eurocopa en la que ningún delantero centro está destacando, quizá él sea un nombre propio a subrayar.

    @ Hola1

    Tanto como "infinitamente"… A mí la verdad es que no me convenció demasiado ninguno de los dos.

    Respond
  • Abel Rojas 16 junio, 2016

    @ Shyestnadtzat

    ¿Cuáles dirías que son las virtudes de Kokorin? A mí me cuesta describir a este jugador :-(

    Respond
  • @migquintana 16 junio, 2016

    @Sobris

    Es un futbolista que sabe jugar a esto. Es muy inteligente, interpreta muy bien las carencias del rival y las enfrenta con sus pequeñitas virtudes, que al final pesan más de lo que deberían a priori. El tema es que en esta Rusia le falta un Hulk que pueda compensar sus movimientos. O un Denis Cheryshev.

    @Shyestnadtzat

    ¿Por qué está jugando tan, tan, tan poquito Shirokov en esta Rusia tan lastrada?

    Respond
  • @PedroLampert 16 junio, 2016

    Shirokov está tocado (vaya palo jugar la Eurocopa sin Denisov, Dzagoev y Shirokov) y Dzyuba es puro carisma. Dicho esto, el cambio de Glushakov-Mamaev llega muy, muy tarde. Lo del Neustädter-Golovin ha sido lo más increíblemente malo que he visto en un doble pivot en mucho tiempo. No defienden, no roban, no presionan, no construyen, no se ofrecen (un drama Ignashevich-Berezutskiy con el balón tanto tiempo). Rusia mejora mucho con el simple cambio de piezas. Glushakov y Mamaev ni siquiera necesitan hacer un partidazo, apenas estar en el partido.

    Respond
  • @Shyestnadtzat 16 junio, 2016

    @Abel
    Para mí, Kokorin es un segundo punta con capacidad para dinamizar el juego, asociarse y crear sociedades con sus compañeros que favorezcan la movilidad, así como un buen argumento ante defensas cerradas. Sin embargo, el 4-4-2 es muy poco habitual actualmente, por lo que suele jugar en banda (donde puede rendir bien si le crean un entorno táctico favorable) o punta en solitario, donde al lado de un extremo más destinado al espacio y a la ruptura, funciona muy bien (a lo Benzema, salvando las distancias). Además tiene una cierta cuota de gol. Sin embargo, es muy irregular (necesita entrenadores que le exijan y le potencien) y propenso a las lesiones, lo cual tampoco ayuda. Para mí, es un jugador fetiche.

    @migquintana
    Cuando Shirokov fichó por el CSKA, partía como titular (también con Rusia) y dejando buenas sensaciones, pero poco a poco fue perdiendo el sitio por Eremenko+Golovin o por Olanare, creo que por motivos físicos (y creo que hubo algo extradeportivo). Es una pena que no llegase tan lejos como debería hacerlo atendiendo a su calidad, pero su carácter no ayuda.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.