50 sombras de Gary | Ecos del Balón

50 sombras de Gary


Gary Neville sabe dónde está. Pese a las diferencias idiomáticas, culturales y futbolísticas que le separan del contexto valencianista, el técnico inglés logra transmitir una sensación de plena consciencia siempre que se pone delante de los micrófonos. Sus ruedas de prensa, desde la primera hasta la última, parecen separarle por completo de lo que es entendido como el ejemplo de lo difícil que es para un inglés entrenar en el fútbol español, escenificado en la figura de un David Moyes que no aprendió castellano, no entendió la Liga BBVA y no consiguió transmitir su idea a la Real Sociedad.

Al contrario que el escocés, «King» Neville ha hecho por acercarse y tratar de empatizar con todo lo que rodea al Valencia Club de Fútbol. Son muchos los gestos, las palabras y las declaraciones que así lo demuestran, pero quizás fue en la última rueda de prensa donde esto más se evidenció. Su equipo había empatado ante el Rayo Vallecano gracias a un gol en los últimos minutos de Alcácer, pero ni siquiera el 2-2 pudo enjuagar la decepción que sentía Mestalla. El Valencia había jugado mal, muy mal. Rematadamente mal. Tuvo problemas para sacar la pelota, convirtió a Jozabed en un mediapunta de Champions y solo a través de los errores ajenos consiguió crear peligro. Y Gary, tan decepcionado como su afición, reaccionó como uno más: «Lo de la primera parte es difícil de explicar. Hemos tenido un rendimiento muy decepcionante. El fútbol es un juego en el que hay que ganar, pero uno también tiene que divertirse y expresarse en el campo. En la primera mitad no hemos hecho nada de esto, aunque luego en la segunda hayamos reaccionado otra vez. […] Hay que corregir esto inmediatamente».

Gary Neville aún no ha dado con la tecla táctica.

El Valencia de Neville sigue sin tener un rumboEl balance en Liga BBVA del Valencia de Neville no engaña: 4 empates y 2 derrotas en 6 encuentros. Guarismos pobres, pero totalmente consecuentes con los problemas futbolísticos que viene atravesando el conjunto che desde los últimos dos meses con Nuno Espírito Santo. Porque aunque Gary lo está intentando y ha ajustado determinados aspectos, los defectos del Valencia siguen siendo los mismos que en otoño. La reubicación de Dani Parejo al mediocentro no ha ayudado a mejorar la salida de balón ni tampoco le ha conectado con el juego. Además, la transición defensiva se ha resentido todavía más y, unido a los problemas que tiene el equipo para quedar ordenado en campo propio, se ha terminado llevando por delante a Abdennour. Ni siquiera la entrada de Barragán en el lateral y la presencia, en ocasiones, de Cancelo por delante ha juntado al equipo. El Valencia sigue siendo un conjunto que no encuentra la forma de unir a sus once futbolistas, ni aunque fuera al estilo «futbolín» por el que suelen optar muchos técnicos en situaciones similares. Ni en defensa ni sobre todo en ataque, donde la ausencia de Sofiane Feghouli ha destapado la ausencia total de automatismos, ideas e incluso de química entre los atacantes.

Prueba y error. Prueba y error. Y ningún acierto.

De momento no hay receta para tanto problemaY aquí es dónde hay que tirar la reflexión global: ¿por qué Gary no está encontrado el planteamiento que consiga vertebrar, aunque sea mínimamente, a su equipo sobre el campo? ¿Y por qué Nuno no logró levantar a los suyos cuando se cayó su idea inicial? Ambos técnicos han probado mil y una combinaciones en el centro del campo, han alternado las parejas de extremos, han apostado por meter a dos puntas a la vez… Y nada. Los problemas heredados del técnico luso siguen sometiendo y trastocando cada prueba del inglés. Da igual que sea con el 4-1-4-1 habitual, con el 3-5-2 que dibujó en el Madrigal o con el 4-2-4 que vimos en Anoeta -el esquema que más potencial dejó entrever por el aprovechamiento que hacía de sus atacantes-, porque la manta es tan corta que, como mucho, Neville ha conseguido taparse un pie. Por tanto, quizás no haya que centrarse tanto en la apuesta de juego concreta que realiza el técnico, como en la falta de cintura y adaptación que viene demostrando la plantilla ante los cambios.

Porque la suma de perfiles similares pero no complementarios entre sí, la presencia de mucho futbolista por hacer y la ausencia de ciertos roles primero acortó las opciones de Nuno, y ahora parece hacer lo propio con un Gary Neville que está como hace 50 días. Esto, ojo, no quiere decir que falte calidad. La plantilla del Valencia ya demostró el año pasado que podía practicar un muy buen fútbol que fuera competitivo ante cualquier equipo. El tema es que, hasta la fecha, sólo lo ha demostrado de esa manera. El resto, sombras.


27 comentarios

  • @DavidLeonRon 19 enero, 2016

    "Por tanto, quizás no haya que centrarse tanto en la apuesta de juego concreta que realiza el técnico, como en la falta de cintura y adaptación que viene demostrando la plantilla ante los cambios"

    Así me parece. Cuando un técnico intenta todo y no le sale y llega otro y tampoco, es que el plantel ha entrado en depresión competitiva. Pero cuidado, el Valencia está terriblemente vivo en Copa y Europa League. Le quedan objetivos factibles e ilusionantes. No pueden desconectar de nada.

    Respond
  • Jternero 19 enero, 2016

    Como dice David, creo que a esa plantilla le falta ilusión hace mucho tiempo. Son una plantilla de champions sin un objetivo concreto. A estas alturas, a estos jugadores les habían prometido ser un equipo Champions y luchar por optar a los 3 primeros puestos y míralos… La única solución que veo es que sea la propia competición (Copa y Europa) los que traigan esa ilusión de vuelta.

    Por otro lado, para ser equipo Champions hay que estar hecho de acero, y este equipo, me parece que situaciones de fuego competitivo no ha pasado por tantas. No se puede ser un campeón sin convertir la superación de problemas en rutina. Mira el atlético

    Respond
  • Marcelino 19 enero, 2016

    La apuesta por Neville fue arriesgada no ya por el tema de la experiencia sino desde la perspectiva comunicativa, se ve que ese vestuario por el momento en el que se encontraba y se encuentra lo que necesita es una figura que más allá de las cuestiones tácticas sea capaz de levantar el ánimo y la confianza de los jugadores.

    @Jternero

    Yo creo que no son una plantilla de Champions ^^ Sí hay futbolistas que dan el nivel y es un equipo que por piezas debería pelear por esa cuarta plaza pero desde verano se veía venir que la plantilla tiene importantes deficits. Están rindiendo muy por debajo del nivel que atesoran, eso es indiscutible pero lo que está ocurriendo no sorprende.

    Respond
  • @migquintana 19 enero, 2016

    @Jternero

    Compro el tema de la desilusión. Ahora mismo les cuesta un mundo afrontar con el optimismo necesario los partidos… pero bien podrían hacerlo, que la victoria ante el Barça y el empate ante el Real Madrid debieron enchufarles una dinámica positiva. Con lo que, claro, vuelvo a mirar al plano táctico. Y ahí vuelvo a ver a un Valencia con una plantilla que ofrece pocas posibilidades estilísticas.

    @Marcelino

    Es posible, sí. Estos días la plantilla decía que ya no se pueden dar más excusas, que hay que salir al campo, jugar bien y ganar. Es un mensaje al unísono y muy responsable. Me parece correcto, y muy motivado por el propio Gary Neville. Pero ya digo, es que no me parece que el problema del Valencia en estos últimos meses sea de actitud o ánimo. Es de fútbol. Y, evidentemente, cuando este falla, el resto de aspectos se resienten a poco que no seas la roca emocional que sabemos que no es este Valencia.

    Respond
  • Abel Rojas 19 enero, 2016

    @ JTernero

    Me parece que hiciste un diagnóstico perfecto.

    A mí me encantó la frase de Rodrigo Moreno hace dos días: "No creo para nada que el problema sea de actitud. Corremos muchísimo durante los partidos. El problema es que corremos para nada. Ni defendemos ni atacamos. Tenemos que tener más confianza en lo que hacemos".

    La familia de Mazinho, en lo referente a saber de fútbol, es un espectáculo. Da gusto oírlos.

    Respond
  • Marcelino 19 enero, 2016

    @MiguelQuintana

    Sí Miguel, el problema del VCF es de fútbol pero da la sensación de que los entrenadores lo han intentado todo y de todas las formas habidas y por haber y el resultado es el mismo. Por eso hablo de la parcela emocional como generadora de una confianza que no se ve o intuye por ninguna parte.

    Respond
  • C. Márquez 19 enero, 2016

    Los números de Gary son malos. Mucho. El equipo carece de fútbol y adolece de liderazgo. Evidentemente, como ya sabemos, si no hay fútbol, si no hay estructura ni sistema, el resto de factores se resienten y hace que reine el pesimismo.

    Yo creo que a este Valencia le falta finura y una figura capaz de "mediapuntear". Eso, sobre todo. A mi juicio, claro.

    Respond
  • @MarkelHxC 19 enero, 2016

    @MiguelQuintana
    ¿Qué problema futbolístico concreto o que perfiles crees que le faltan a la plantilla del Valencia?

    Respond
  • @migquintana 19 enero, 2016

    @MarkelHxC

    Mira, @C. Márquez nos da un perfil claro que el Valencia no tiene salvo en la figura de un discontinuo Rodrigo de Paul: la figura del mediapuntita. Y no digo mediapunta, sino mediapuntita. Un futbolista que desde la banda o por dentro pueda engarzar el centro del campo con la delantera, algo de lo que sólo es capaz André Gomes por calidad y Sofiane Feghouli por insistencia. Además, esto se encuentra un problema añadido: los delanteros del Valencia no son nada autosuficientes. Necesitan caudal ofensivo no sólo para tener ocasiones, sino para simplemente aportar detalles al colectivo. Para mí esto es lo que ha arrastrado a la línea de tres centrocampistas, que en teoría deben ser compatibles entre sí pero que cuando se ha intentado hacer algún cambio -Enzo o Danilo, vaya- se ha terminado por desmontar el chiringo.

    Por todo esto, ya digo, el día que más cerca vi al Valencia de poder romper hacia alguna idea de juego fue el del 4-2-4 en Anoeta. El partido fue una locura y muy imperfecto. Había jugadas donde había más atacantes que defensores. Pero, bueno, al menos ese fútbol vertical, eléctrico y de transiciones puede casar bien con Rodrigo Moreno o Santi Mina, por ejemplo, que últimamente son los dos extremos.

    Respond
  • Ethan 19 enero, 2016

    Partamos de la base de que lo que Gary Neville hereda era algo con una muy difícil solución.

    El Valencia desde Julio esta condenado al fracaso bajo el prisma de una planificación deportiva lamentable, que no solo ha afectado deportivamente, sino también institucionalmente. Aquí nace todo el problema, y sin analizar esto no se puede analizar lo que viene después, ya que es una consecuencia de todo lo anterior.

    El Valencia tras lo mostrado la temporada pasada no era un equipo para llenarlo de jóvenes promesas fichadas a precio de oro. Primero porque deportivamente esta y estaba mas necesitado de lideres que de jóvenes que puedan ir creciendo. Teniendo a Mustafi, Gaya, Gomes, De Paul, Alcacer o alguno mas, esa base estaba bien construida, pero en cambio la parte de veteranos era débil. Diego Alves lesionado de gravedad, Enzo Perez todavía adaptandose a Valencia, Negredo sin encontrarse con el futbolista que fue, y para acrecentarlo mas, el verdadero líder del equipo se marcha en Agosto. En Agosto, cuando desde Junio se quería marchar.

    Luego, había jugadores que rindieron por encima de su nivel, ya que como se demuestra en muchas ocasiones, un equipo que funciona bien puede sobrevalorar jugadores, y si funciona mal hacerlos parecer peor de lo que son.

    Los Barragan, Javi Fuego o Piatti, son jugadores que renovaron, y en algunos casos a precio de oro, cuando los responsables deberián de haber entendido que podián ser buenos jugadores de rol, pero que era necesario buscar jugadores «titulares» en esas posiciones. No chavales, jugadores con mas peso, que complementase la juventud que ya había en el grupo.

    Para no alargarme.
    Tenemos una plantilla desectructurada con ausencia de lideres y jerarquía.
    Ambiente enrarecido con el anterior entrenador.
    Decisiones muy extrañas tacticamente el entrenador.

    ¿Consecuencia?. Los resultados no llegan. El grupo es debil, y el castillo de naipes se viene abajo.

    Llega Gary Neville. En un primer momento la aficion es exceptica. No parece ser lo que necesita el club. Aun asi, sus mensajes calan, y se le ve una predisposion a mejorar y a encontrar soluciones que debe ser admirada.

    El equipo mejora ofensivamente, aunque sigue teniendo unos problemas enormes en la salida del balón, y la opción del balón largo tampoco la controla, produciendo la ausencia de balón para un equipo que no esta hecho para jugar al contrataque, y que tampoco es que defienda bien.

    El Valencia en liga ha » tirado » la temporada. Necesita sumar unos cuantos puntos para alejarse del fantasma del descenso y poder «ilusionarse» con las copas. Y mas importante que todo eso. Crear algo para la próxima temporada, ya sea con Gary o con un nuevo entrenador, pero se tiene que volver a tener una base para competir, y esta vez si, en verano fichar lo que el club necesita y no lo que un representante aconseja.

    No se si Gary Neville es un buen o gran entrenador. Todavía es pronto. Lo que si se ve es que una persona con sentido común, y eso ya es mucho para los tiempos que corren, y creo que aun sin conseguir objetivos, puede conseguir que el Valencia crezca en relación a donde lo cogió en Diciembre.

    Respond
  • Uruguayoafull 19 enero, 2016

    Y esa frase de Rodrigo está intimamente motivada con los objetivos, si el mismo dice que "corremos para nada" es por que hay una falta de brújula que el mismo la generaliza (no dice corro para nada dice corremos), y como ustedes bien dicen Valencia es o deberia ser un top 4 de liga casi permanentemente por historial y plantilla. La tiene dificil por que tiene a un Barza y Real que son dos de los tres mejores del mundo y a un Atletico que es 10 puntos en todo lo que flaquea el Valencia (objetivos claros, rendimiento, consistencia, etc). Esperemos que puedan ir remontando de a poco, se echa de menos esos equipos del Valencia que te arruinaban la fiesta seguidamente.

    Respond
  • Ramón 19 enero, 2016

    Totalmente deacuerdo con Ethan en su diagnóstico. La plantilla está muy mal configurada y faltan jugadores con experiencia en ciertas posiciones, que sumado a las lesiones de fenghouli, André (pretemporada mas algunas recaídas), Alves y la baja de Otamendi, hace que el Valencia que se vió el año pasado haya desaparecido por completo.

    Y sobre todo pienso que la clave está en el medio campo donde dependemos de Parejo, un jugador que puede pasar de estrella a estrellado en tan sólo 90 minutos debido a su intermitencia. ¿Es culpable del mal juego? No directamente, pero creo que el hecho de no tener un recambio o alguien que pueda asumir su rol en la creación del juego, y que él sea capitán del equipo cuando no tiene capacidad de mando ni mucho menos para ser un referente en el campo (Alves, Otamendi, Mustafi, Alcacer o Negredo demuestran mucho más carácter y liderazgo, sobre todo en ocasiones dificiles), hace que el mayor error de la era Nuno ha sido no buscar un jugador que almenos le haga competencia.

    Por último recalcar que falta un extremo izquierdo en condiciones, ya que Piatti es incapaz de desbordar por esa banda, dejando únicamente a Soso, Cancelo reconvertido y Bakkali como cuchillos por la banda, casi siempre derecha.

    Por cierto, genial análisis del momento de Neville.

    ¡Un saludo!

    Respond
  • Ethan 19 enero, 2016

    @Abel Rojas

    Al final todo eso creo que es una consecuencia de los tiempos actuales.
    Las prisas por crecer siempre han existido, y en un muy alto porcentajes, esas prisas han desembocado en fracasos.
    Ahora creo que esto se ha acrecentado, en gran medida por dos cuestiones.

    1º La grandes clubs cada vez son mas grandes. Sus presupuestos son enormes y sus plantillas, selecciones mundiales.
    Es difícil aspirar siquiera a competir con ellos ( me quito el sombrero una vez mas con Diego Pablo Simeone), y a la vez es dificil que jugadores suplentes en estos equipos, esten al alcance del 4º o 5º clasificado de la misma liga. Prefieren ser suplentes en estos equipos que titulares en un equipos con aspiraciones de clasificacion Champions. Esto no solo es por la parte deportiva, hay un componente economico que tambien juega sus bazas.

    2º La Premier League tiene un poder economico, con el que es dificil competir.
    No solo los grandes. El Cystal Palace por poner un ejemplo, tiene tanto poder economico como un Valencia o Sevilla.

    Al final los clubs buscan crecer en base a encontrar esa "joya" que ahora vale 15 pero que en 2 o 3 años, le aseguran que valdra 30 o 40 millones. En el caso del Valencia, Andre Gomes es un buen ejemplo, y seguramente Joao Cancelo tambien, pero claro, nadie sabe si en el caso de Danilo Barbosa o Santi Mina es asi. Esta claro que se les ficha muy por encima de su valor de mercado, pero tambien es verdad que el propio Valencia actualmente no podria aspirar a fichar un "Andre Gomes" si este jugase en otro equipo.

    Yo aqui entro en contradiccion. Dependiendo de lo que exija mi equipo y en la situacion que este, veo bien apostar por este tipo de fichajes o por otro. En mi opinion, esta temporada tras la buena base joven que tiene el Valencia, el tipo de fichaje deberia de haber sido otro. Gente de 15 o 20 millones si, pero gente contrastada, que aun sin ser estrellas mundiales, si sean buenos jugadores que mejores a los titulares "sospechosos".

    Respond
  • Abel Rojas 19 enero, 2016

    @ Ethan

    Lo entiendo perfectamente. Pero hay términos medios. Por ejemplo, dos de los últimos futbolistas que el Sevilla ha revalorizado muchísimo han sido Carlos Bacca y Krychowiak. El propio Pareja sin lesiones sería otro caso. O Aleix Vidal también está por ahí. Y ninguno de ellos era un niño cuando llegó al Sevilla. Bacca y Krychowiak se habían pateado Europa y Aleix venía de pelear una permanencia con el Almería.

    Los jugadores de 25, 26 o 27 años también pueden revalorizarse. Y de hecho, probablemente sea más fácil acertar con ellos y que ellos lo hagan, porque al tener más trayectoria anterior, se sabe más tanto sobre su capacidad como sobre su ética de trabajo para mejorar.

    Respond
  • @Folazo 19 enero, 2016

    @Ethan

    Un poco como el Atlético que mencionas no? Fichar gente contrastada, hombres, Godín, Tiago, Gabi, Juanfran, hombres contrastados en equipos de zona media (Villareal, Deportivo, etc.) y a partir de ahí se fichan las promesas, los Courtois, Correa, etc. Claro que el Atlético además pudo gastarse 40 millones en Falcao para que les sacase las castañas del fuego mientras tanto.

    Respond
  • @migquintana 19 enero, 2016

    @Ramón

    A mí es que me sigue sorprendiendo lo poco que juega Bakkali. Es un futbolista que siempre suma cositas y que, integrado, podría ser muy útil, pero es que casi no cuenta con continuidad. Evidentemente Nuno y Gary Neville sabrán el porqué, que para eso son los que saben y los que conviven con él en todo momento, pero desde fuera extraña tanta insistencia en otros y no en Bakkali.

    @Folazo & @Ethan

    Es que no hay que menospreciar el tema de la experiencia, el oficio y la veteranía. Está muy bien contar con futbolistas jóvenes y con potencial, a todos nos gusta verlos, pero luego siempre falta algo. Al Tottenham le está pasando algo parecido, en mi opinión, pese a que está mucho mejor situado en la clasificación. De ahí que, por ejemplo, la pérdida de Otamendi, la lesión de Alves, la ausencia de Javi Fuego y el bajo nivel de Álvaro Negredo tengan un impacto más allá del tema eminentemente táctico.

    @Abel Rojas

    Qué bueno es Unai Emery con ese tipo de jugador que comentas.

    Respond
  • umas21 19 enero, 2016

    A mí personalmente me cuesta explicar la situación del valencia en base a la configuración de su plantilla, es cierto que la banda izquierda está muy "vacía" y que la figura de un regateador le vendría de perlas, seguramente si prescindiese de uno de sus delanteros a cambio de un mediapuntita como dice @migquintana sería capaz de ganar poso creativo para tener fútbol, algo que a día de hoy le falta y mucho, pero es que más allá de un recambio de garantías para javi fuego (o un fichaje de garantías que convirtiese a javi fuego en suplente de lujo) y un jugador de banda izquierda potente, no creo que la plantilla del valencia carezca de nada que sí tengan las plantillas del Celta, Villareal, Athletic, Depor o Eibar (No incluyo al sevilla porque los sevillistas tienen a konoplyanka que en mi opinión es una dimensión de jugador que no existe en la plantilla del valencia actualmente, quizás andré gomes en un futuro próximo…)

    Está claro que ahora mismo este grupo es incapaz de generar fútbol y que no es una cuestión de nivel físico o de falta de ganas, pero hay algo más allá del potencial de la plantilla que no está impidiendo disfrutar del fútbol che. Evidentemente no tengo la solución pero creo que como dice @JTernero el tema mental está bloqueando las piernas de muchos jugadores, probablemente muchos esperaban que con el cambio de entrenador, cambio de dinámica en el día a día y una pizca más de ganas/motivación les bastaba para volver a ganar con continuidad y ahora se dan cuenta de que no y creo que cada vez están más bloqueados, cada partido que no ganan les obliga a preguntarse a los jugadores que es lo que falla y creo que los propios jugadores al no encontrar respuesta a su situación no saben como responder

    Respond
  • Marcelino 19 enero, 2016

    El debate que surge en torno a todo lo que se ha planteado es si el Valencia llegó a la Champions para quedarse en ella o para disfrutarla. Es decir, los mensajes del club han ido dirigidos a que ellos llegaban para quedarse sin embargo la política deportiva no ha ido en esta dirección (a excepción de la contratación de Abdennour).

    Por contra, en el Sevilla la sensación es que la planificación deportiva indicaba claramente que el club ambicionaba consolidarse como un equipo Champions con independencia del devenir actual de la temporada. Pero los fichajes de jugadores como Fernando Llorente o Konoplyanka te hacían ver que el club entendía que la Champions es el lugar que corresponde. Luego los resultados no están acompañando pero sí se percibía una gestión del club encaminada a lo que expongo.

    Respond
  • robertogarrigos 19 enero, 2016

    Estoy en la línea de Ethan. La llegada de Peter Lim ilusionó a la afición por el gran poder económico del singapurense pero no tiene cabida en un mundo como este que un empresario con un gran capital utilice un equipo como su juguete particular. Lim se ha escudado en Mendes porque no tiene suficientes conocimientos futbolísticos para dirigir el proyecto y si en un equipo se ficha por interés más que por necesidad, el proyecto se tambalea. Y aquí hago mención a la política de fichar a jugadores jóvenes, tal y como declaró la presidenta Lay Hoon en su momento. Un equipo que registra la mejor temporada de su historia (la 2014-2015, en la que quedó 4º con casi 80 puntos —hubiera ganado muchas ligas de antaño con esa puntuación—) y que se vuelve a vestir de gala para jugar la máxima competición europea no puede hacer fichajes como Santi Mina o Aderllan Santos (y eso que este último no ha sido el peor). Es cierto que los fichajes que se supone que eran contrastados (Negredo, incluso Abdennour) no han dado el nivel esperado, pero un Valencia respaldado por los millones de Lim necesita más Keitas y menos Danilos. Por no hablar de la elección del entrenador. En Ecos del Balón veo que sois muy pro-Gary (no quiero armar polémica) pero, a mi modo de ver las cosas, si tu casa se incendia debes llamar a un bombero y no a un enfermero en prácticas. El Valencia necesitaba un Valverde en este tipo de lides (como ocurrió tras la destitución de Pellegrino en su día, que el equipo pasó de dar pena a estar a un punto de clasificarse para Champions), pero la decisión de traer a Neville ha seguido la misma política que lleva a cabo el Valencia a la hora de traer jugadores, fichar a jugadores jóvenes (entrenador sin experiencia) y, en la mayoría de casos, con una fuerte vinculación con Mendes (Gary es amigo personal de Lim).
    Yo como aficionado estoy perdiendo la ilusión en el equipo porque no lo veo "mío, nuestro, de los aficionados". Y no me refiero a que el presidente no sea de Valencia capital, sino que se están perdiendo todos los valores que nos caracterizaban. Y prueba de ello es la "NO PITADA ESTREMECEDORA" del final del partido contra el Rayo. Si en la situación actual del Valencia, el presidente fuera Manolo Llorente y el entrenador Unai Emery Mestalla se incendiaría jornada tras jornada. Gary cae bien y él, como bien habéis comentado, no tiene la culpa de no dar con la tecla (qué esperábamos, ser un buen comentarista de SKY Sports no es comparable a bajar al barro). Al fin y al cabo los jugadores son los responsables de ello pero detrás, donde se dirige un club, es donde residen todas las taras de este equipo.

    Respond
  • Ramón 20 enero, 2016

    @migquintana el caso de Bakkali se debe a que por lo visto la temporada pasada estuvo apartado en el PSV por no querer renovar, ya que quedaba libre (en la línea de André Carrillo en el Sporting), por lo que comenzó la pretemporada y la temporada muy bajo de forma. A ello se le suma una pubalgia y alguna otra lesión de poco alcance, que ha hecho que no pueda entrar en la dinámica del equipo en los tiempos que manejaba el cuerpo técnico de Nuno, por lo que Bakkali no es capaz por el momento de rendir más de 60 minutos y mucho menos con su explosividad (es un jugador que le falta saber dosificarse y en ocasiones saber cuándo dar un pase).

    Lo poco que ha jugado y la incidencia que ha tenido en el ataque demuestran el buen jugador que és pese a su juventud, y que al Valencia le hace falta un jugador o dos que puedan jugar de extremos en ambas bandas ante las lesiones precísamente de Soso y Bakkali.

    Respond
  • Táctica Fútbol. 20 enero, 2016

    Estamos seguros de que la plantilla del Valencia es una de las 6-7 mejores de la Liga? Sobre todo el once titular. Yo…muy poco seguro.

    Respond
  • @migquintana 20 enero, 2016

    @robertogarrigos

    Ni somos pro Gary ni anti nadie, eh Roberto. Lo que el texto quiere expresar son dos ideas muy claras: Gary Neville está trabajando por entender el contexto y así lo está demostrando siempre que puede, pero pese a comprender la situación está siendo incapaz de revertir la situación en el plano táctico. Es más, además de esto, diría que su lectura de los partidos (con el día de Anoeta como mejor ejemplo) está siendo un poco decepcionante. Pero vamos, es que Gary lleva 50 días, tiene muchos problemas heredados y el contexto no es fácil para nadie. Hay que darle tiempo, aunque entendemos vuestros nervios y frustración. 😉

    @Ramón

    Conozco la situación… pero pese a eso no me ha parecido ninguna prioridad ni tanto para Nuno como para Gary Neville. Y yo soy de los que ve utilidad a Piatti en su momento, pero en este Valencia se queda demasiado corto. Y a Rodrigo se le están viendo demasiado las limitaciones, y encima no tiene suerte.

    @Táctica Fútbol

    Yo creo que sí.

    La cuestión es que, ahora mismo, todos los futbolistas salvo Jaume están devaluados.

    Respond
  • Ramón 20 enero, 2016

    @migquintana esque el caso de Rodrigo me parece bastante grave y no precísamente por su rendimiento. Se supone que Rodrigo es delantero centro o segundo punta, ¿no? Y llega a valencia para jugar de extremo o siempre escorado a una banda y nos quejamos de que no lo hace bien. Precísamente frente al granada jugó más centrado parte del partido y se le vió mejor que en los dos años que lleva aquí.

    Respond
  • Vicent M. 20 enero, 2016

    ¡Aquí un valencianista optimista! Me explico: en general, en España no conocemos la paciencia en tema fútbol. Y cuanto más grande es el club peor. Y cuanto mayor es la inversión en futbolistas, también peor. Y el VCF es un gran club, y tiene varios jugadores por los que ha pagado (que no es que lo valgan) 30 millones.

    Está bien. Y en eso coincidimos todos. A partir de ahí yo creo que se puede hacer un análisis positivo: el estar vivos en copa y europa league suponen un chute de paciencia extra a Mestalla, y eso se percibe allí. De no ser por eso, la temporada se habría acabado para la afición, a la espera de certificar la permanencia (no me quiero imaginar esta plantilla de 21-22 años tonteando con 35 puntos en la jornada 30, el peligro que puede tener).

    Pero el estar vivos en ambas, y la suerte de no cruzarte con ningún coco en las primeras sendas eliminatorias, el equipo debería aprovechar la inercia de Mestalla, y de la paciencia que está teniendo la gente para ir ganando partidos en liga y pasar estas primeras rondas de copa y EL.

    En el tema futbolístico, veo un acierto retrasar a Parejo a MC, con Javi Fuego en la recámara, y con Danilo, Enzo y André para rotar en la posición de interior. Es clave que se asiente una defensa con Gayà y Cancelo en los flancos. Uno debe volver a ser el del año pasado, y el otro, mejorar sus prestaciones defensivas. Mustafi debería asumir los galones de Otamendi para comandar la zaga tenga el acompañante que tenga. Y a partir de aquí se abre una terna de atacantes con un potencial tremendo (en mi opinión), y donde solo están mostrando el rendimiento esperado Alcácer y Feghouli. Hablo de Negredo (confío en que Gary saque por fin lo mejor de él), Rodrigo (su inicio en la 2014/15 fue impactante), RdePaul (Fue Barato, lo hace Bonito, y falta que confirme que es Bueno), o Bakkali (posiblemente el extremo más desequilibrante en 1×1 que tenemos, es decir, algo que necesitábamos claramente). Le tengo menos fe a Santi Mina. Creo que será un buen complemento, pero no me lo imagino titular en este VCF.

    En definitiva, Neville tiene tiempo para armar el equipo que desee. No se puede dormir, pero tampoco debe precipitarse. La gente va a ser paciente mientras la posibilidad de pelear un título esté viva y el equipo vaya yendo a mejor.

    Respond
  • robertogarrigos 20 enero, 2016

    @migquintana
    Perdona si mi tono del texto ha parecido ofensivo, no era mi pretensión. A lo que yo voy es a que aunque pueda llegar a ser buen entrenador, la idea de traerlo parte de una base equivocada. Gary tiene experiencia como comentarista y mucha más como jugador, pero en este caso no como entrenador, y creo que debutar en una plaza tan difícil como Mestalla ni es bueno para él, ni es bueno para el equipo y ni es bueno para la afición. El Valencia necesita electroshocks, no necesita tener que lidiar con problemas como que Gary no hable castellano o que deba adaptarse a un ambiente nuevo para él. Entiendo que vuestra labor es ir al césped y valorar la labor de Neville en el Valencia como entrenador que es, pero desde aquí (mirada de un aficionado), es complicado poder hablar de ello sin centrarse en el contexto institucional del club.

    Respond
  • @migquintana 20 enero, 2016

    @robertogarrigos

    No, no. No sonó ofensivo, me imaginaba cuál era tu tono. Sólo era una aclaración para encuadrar y focalizar bien el debate. Dicho esto, entiendo perfectamente tu visión. Hay contextos y momentos que necesitan ciertas recetas concretas, pero ojo que el fútbol siempre nos sorprende y nunca se puede dar nada por sabido. A partir de ahí, de lo único de lo que podemos hablar es "de lo que está pasando", de lo que podría pasar con otro técnico u otro tipo de entrenador… es que son castillos en el aire.

    @Vicent M.

    Qué bueno ver una opinión diferente y optimista!

    Respond
  • Taxman 28 enero, 2016

    Pues parece que tiene fichado a Mosquera, fichajazo de confirmarse para mi.

    Un extremito con algo de criterio y esto puede darse la vuelta a poco que los resultados acompañen

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.