Conversando con Guillermo G. sobre el Tottenham | Ecos del Balón

Conversando con Guillermo G. sobre el Tottenham


Quizás pueda estar pasando desapercibido, pero en White Hart Lane soplan vientos de cambio. La llegada de Mauricio Pochettino, un hombre de identidad y club, le ha dado al Tottenham la opción de sentar las bases de un nuevo proyecto sin las prisas ni las exigencias habituales. Así, de la mano de Dele Alli y Harry Kane como grandes nombres, el equipo londinense está siendo uno de los más destacados de la Premier. Sobre la evolución del club, la llegada del técnico argentino y el estilo de este nuevo Tottenham hablamos con Guillermo González, periodista de “Kaiser Magazine” y “Campeones”.

El status del Tottenham Hotspur

– Recuerdo, Guillermo, que cuando se hizo oficial la destitución de Brendan Rodgers, Jamie Carragher dijo que el “Liverpool corría el peligro de convertirse en otro Tottenham Hotspur”. Esta reflexión iba dirigida a los aficionados reds, evidentemente, pero también me resulta interesante para iniciar esta conversación sobre el equipo de Pochettino. Porque, en realidad, ¿qué es el Tottenham? Es decir, simplificando, en la última década, ¿cuál es su status, su proyecto y sus objetivos?

La reflexión que hace Jamie Carragher es acertada hasta cierto punto. Cuando él habla de esto, yo creo que se refiere a la intrascendencia del proyecto. Es decir, al hecho de que las aspiraciones que se marca el Tottenham al inicio de la temporada se van desvaneciendo a lo largo de la misma una y otra vez. Yo creo que por ahí va Carragher. Respecto a qué es el Tottenham en la última década, yo diría que ha sido un vaivén de situaciones. Sobre todo desde que llegó el nuevo presidente, Daniel Levy, quien no ha sabido asentar un proyecto tan sólido como se esperaba. Mientras otros equipos con menor status, como el Southampton, han conseguido proyectos medianamente sólidos, el Tottenham nunca ha llegado a tenerlo. Sabía qué buscaba, pero no cómo buscarlo.

El entrenador que más ha durado en la última época es Harry Redknapp, un técnico que, por así decirlo, es sinónimo del fútbol más británico. Algo que resulta hasta extraño, porque la idea del Tottenham no parecía ir por hacer ese fútbol más british. Estaban Luka Modric, Rafael van der Vaart, Scott Parker… Se podría decir que al presidente le faltaba dar rienda suelta al entrenador, cosa que ahora mismo sí está haciendo. Levy ahora sí está permitiendo que Mauricio Pochettino cimiente unas bases, sin prisas, de un equipo que parece que puede ir hacia arriba, de cara sobre todo a lograr, por fin, asentarse en ese cuarto puesto que Redknapp alcanzó en dos ocasiones, aunque sólo en una fuera a la Champions.

– De hecho, leía en un texto de nuestro amigo David Dorado como, por ejemplo, Arsene Wenger había conocido a quince entrenadores lilywhites diferentes. Más allá de la anécdota y de que, en realidad, lo excepcional sea lo de Wenger, lo cierto es que la sensación es que el Tottenham viene siendo un proyecto que sólo ha podido crecer en base a grandes individualidades. Si no hay un Luka Modric, si no hay un Gareth Bale, no parece haber encontrado la forma de haber acortado su distancia con el TOP4.

Es cierto, pero yo creo que esto también es una característica de la propia Premier League. Los equipos británicos suelen dejarse llevar y liderar por una máxima estrella, como si ésta tuviese que soportar con su carisma el peso del equipo. Éste también es un debe del fútbol inglés, claro, pero ese ya es otro tema. Sea como fuere, el Tottenham ha sido uno de los ejemplos más claros, sí. Por eso es curioso que pueda despegar justamente ahora, cuando parece que ninguno brilla por encima del otro, independientemente de Harry Kane, que parece el jugador más emblemático pero no es esa figura que sí era Gareth Bale.

– Es que el verano de 2013 es muy representativo de lo que es el Tottenham como club. Por un lado se va Gareth Bale al Real Madrid, lo que hasta cierto punto es muy lógico, pero por el otro llegan muchos jugadores con un perfil parecido: status medio-alto, potencial para crecer y un rendimiento que, por lo general, no ha sido el esperado. Y es que, Guillermo, quizás lo que falló es que estos jugadores llegaban a un equipo, incluso a un club, por hacer, y no a un equipo hecho.

Totalmente. Estos futbolistas llegan sin un proyecto asentado y, además, es que lo hacen todos a la vez. Porque es que hablamos de jugadores de la talla de Paulinho, que venía de hacer una enorme Copa Confederaciones, o de Roberto Soldado, que era una referencia goleadora contrastada en la Liga… Es decir, eran buenos jugadores. De cierta categoría. Pero no formaban parte de un plan y el Tottenham no supo estimar cuándo debía traerles, sino que simplemente los fichó. Creo que el dinero que recibió por Gareth Bale les abrumó. Daniel Levy había contratado a Franco Baldini como director deportivo para hacer los fichajes y reforzar el equipo de la temporada pasada, pero es que, en ese curso, André Villas-Boas le había entregado el proyecto a Bale. Gareth era todo el proyecto. Así el Tottenham rozó la cuarta plaza, claro, pero las bases del equipo no eran sólidas. Dependían en exclusiva de la continuidad del galés. Y, cuando se fue, el proyecto se saturó. Aunque curiosamente se generaron muchas expectativas por todos los fichajes, incluso se habló de que el Tottenham podía aspirar a la Premier League, y de ahí que, cuando las cosas comenzaron a ir mal, el club no tuviera paciencia con Villas-Boas.

El proyecto de Mauricio Pochettino

– Por todo esto, la llegada de Mauricio Pochettino pareció tener mucho sentido desde un principio. El argentino puede ser un hombre de proyecto y de club. Lo fue en el Espanyol, lo fue en el Southampton y, ahora mismo, lo está siendo en un Tottenham que sí que parece estar creciendo de forma conjunta.

En el Southampton se comenzó a atisbar lo que podía hacer Mauricio Pochettino en la Premier League. Le entregaron la potestad del proyecto, lo hizo bastante bien y fue una de las grandes revelaciones de la temporada. Y, ahora, en el Tottenham esto está teniendo su continuación, lo que ya de por sí es algo raro porque Daniel Levy no suele dar tanta cuerda, tanto peso y tanta confianza en el entrenador. También creo que esto ha venido por la presión, porque el estilo que ha impuesto Pochettino gusta al aficionado, tanto al propio como al ajeno, y eso es algo que obliga a Levy a no ser tan cortoplacista y resultadista.

Y el tiempo, claro, da réditos. El Tottenham ahora mismo está atisbando un proyecto que aspira a ser algo, que aspira a tener su propia identidad y su hueco en la Premier League. No se trata ya de ganar o de conseguir títulos, sino de ser reconocibles, competitivos y, a partir de ahí, intentar quedar entre los cuatro primeros. Porque éste era un problema que tenía el Tottenham: no tenía el carisma y la entidad suficientes para entrar en el llamado TOP 4 de la Premier.

– Evidentemente, ahora lo que sí que está definiendo a este Tottenham de Pochettino es la extrema juventud de su plantilla. Si no me equivoco, sólo su portero suplente, Michael Vorm, supera la treintena. Es una cosa impresionante. Menos de 25 años de media y jugadores jovencísimos, como Harry Kane (23) o Eric Dier (21), consolidados en el once de un equipo que sólo ha perdido un partido en lo que va de temporada. La apuesta está clara, y comienza a dar resultados.

Sí. Creo que esto ya lo vimos en el Espanyol y en el Southampton. Si permites que Mauricio Pochettino se sienta cómodo en el club, él responde dándole cosas de forma muy directa. A él le gusta elaborar su propio equipo, al estilo más Bielsa posible además. Pochettino ha mirado a la cantera, ha buscado talento fuera y, a partir de ahí, lo que busca es crecer con ellos de forma conjunta. Una idea que no sólo me parece muy bonita, sino que es muy lógica. La Premier League necesita equipos así, con frescura. Antes lo decías tú, el Tottenham es el equipo más joven de la Premier League… y aspira a la cuarta plaza. El reto es mayúsculo. Y si es posible, es porque el trabajo previo ha tenido que ser muy sólido. Por eso yo destaco tanto su primera temporada, a pesar de que como siempre el club no consiguiera los objetivos. El año pasado sentó las bases de lo que se está viendo ahora. Fue fundamental.

– Además, es que esta juventud está completamente ligada con el estilo de juego de este Tottenham. Fíjate, revisando partidos escuchaba a los comentaristas ingleses decir muchas veces la palabra “pace” (ritmo), que es un concepto con más significado en baloncesto, pero que en este caso ilustra este especie de “bielsismo british” que para mí representa la idea de Mauricio Pochettino.

A mí lo que más me llama la atención del Tottenham, que además para mí es la gran mejora respecto al año pasado, es su capacidad para ser muy intenso. El Tottenham es un equipo con una chispa brutal. No solamente en fase ofensiva, sino también en defensa. De ahí que esté muy de acuerdo con lo que comentas, Miguel, relacionando la frescura de los jóvenes con el ánimo, el atrevimiento y la tensión que está teniendo el Tottenham. No aburren ante los equipos más débiles ni tampoco se amilanan ante los grandes, como se ha visto ante el Liverpool o ante el Manchester City. Una combinación que yo creo que refleja lo que busca el técnico argentino. No es ya ofrecer un juego atractivo, que es lo que todos suelen decir, sino también adecuarse al contexto del club y a esa búsqueda de identidad. Con este estilo de juego, el Tottenham asume más riesgos y comete más errores, sí, pero también favorece la tensión de todos los jugadores. El estar dentro y competir ante todos y en todo momento.

El Tottenham de Dele Alli y Harry Kane

– Exacto. Y esto del ritmo y la intensidad se ve tanto con balón como sin él, Guillermo. Porque, por ejemplo, en ataque los Spurs son un equipo muy vertical. El balón casi siempre va raseado, sí, pero hay muy poca pausa y poco pase horizontal. De ahí que el Tottenham sea el equipo que más dispara a puerta de toda la Premier siendo sólo el quinto en posesión (53%) y el décimo en regates.

Lo que Mauricio Pochettino quiere es que el balón llegue mucho a portería rival y que, además, lo haga con cuantos menos toques sea posible. Algo que entiendo también desde el punto de vista de minimizar riesgos. Un equipo tan joven no está lo suficientemente curtido como para madurar más las jugadas, ni tampoco tiene demasiados jugadores para jugar de esa manera. Sabe que para potenciar esa juventud el estilo tiene que ser muy tenso, muy rápido, muy vertical, llegar mucho a portería…

Muchas veces hemos hablado del Bayer Leverkusen como un equipo de mediapuntas que tiene transiciones espectaculares y que crece cuando pisa tres cuartos, y yo creo que aquí la comparación está hecha y es obvia. Porque el Tottenham, incluso, cuenta con muchos centrocampistas que, en realidad, son mediapuntas. Sus dos interiores en fase defensiva, que vienen siendo Dele Alli y Moussa Dembélé, han sido mediapuntas o hasta delanteros en algún momento. Por eso al final les interesa que el balón siempre vaya hacia delante y no hacia los lados para que la jugada vaya ganando calidad poco a poco, pase a pase, con mucho orden. Mauricio Pochettino es muy práctico en este sentido.

– Y aquí me parece que la presencia de Dele Alli ha sido fundamental. No sólo está el hecho de que el Tottenham no ganara en Premier hasta que él fue titular, sino que ya sea como mediapunta o como interior, el joven futbolista inglés le mete mucho ritmo y mucho dinamismo al juego. Es un futbolista muy móvil que, en mi opinión, ademá, destaca por ser un muy buen pasador. Ve bien los espacios y pone el balón siempre donde toca para que el ataque no pierda velocidad.

Tiene una lectura magnífico del juego del Tottenham. Al principio, Pochettino dudó bastante en alinearle como titular por un tema de juventud y de adaptación, lo que es normal, pero es que es un futbolista perfecto para lo que él quiere. El argentino ha tenido que reubicar, más o menos, a todo el centro del campo para limitar los problemas defensivos que pueda tener, que los tiene, pero el tema es que lo ha hecho para ponerlo a él, un chico recién de 19 años llegado del Milton Keynes, que estaba en la tercera división inglesa. Esto te lo dice todo. Así lo valora.

A mí los momentos en los que más me gusta es cuando se asocia con Christian Eriksen. Ambos suelen estar perfilados en el mismo lado y, claro, son futbolistas que comparten esa visión para filtrar pases. Porque Dele Allí es que es una maravilla filtrando pases. Y luego, además, por delante está Harry Kane, un delantero que facilita toda este juego moviéndose, cayendo a banda, haciendo coberturas, estando en el área… En cierta manera, los atacantes del Tottenham se potencian los unos a los otros.

– ¿Cuál crees que es su posición ideal? Al final Dele Alli siempre se descuelga y pisa zonas parecidas juegue donde juegue, pero cuando está con Eric Dier abajo parece estar mucho más condicionado. Se le ve más cómodo cómo mediapunta o cuando intercambia rol con Dembélé, como ante el West Ham.

Te iba a sacar el partido con el West Ham, precisamente. Hubo un momento en el que, directamente, Dele Alli pasa a ser el mediapunta y Dembélé baja para ser centrocampista. Y a mí, sí, también me gusta más jugando por detrás de Harry Kane. Es un jugador con llegada, que sabe encontrar su espacio entre líneas, que tiene soluciones por delante del balón… Y no sólo de manera individual, sino también colectiva. Dele Alli sabe jugar en esa zona, y yo creo que eso es lo que hay que potenciar.

– La línea de mediapuntas del Tottenham se rige, de hecho, por la movilidad y la pegada, porque todos tienen un disparo tremendo de media o larga distancia-. Sobre todo cuando están Heung-Min Son, Christian Eriksen y Dembele/Dele Alli. Los tres, los cuatro, son futbolistas muy dinámicos, que si comienzan fuera van a acabar dentro y esta dinámica de movimientos está agilizando mucho un ataque del Tottenham que tampoco es excesivamente creativo. Si es fluido es por los movimientos, Guille. Y aquí también hay que incluir a Harry Kane.

Coincido. A mí modo de ver, en orden de izquierda a derecha, la línea de mediapuntas creo que debería ser Eriksen, Dele Alli y Heung-Min Son. De todas formas, aunque todavía no lo comprendo demasiado, hay que decir que Pochettino le ha dado mucha importancia en el equipo a Erik Lamela. El argentino es un jugador que parece que va a una velocidad siempre excesiva, lo que le lleva a decidir mal, que es el pecado que debe evitar este Tottenham que siempre va tan rápido. Por eso opto por los otros tres. Además, si nos ponemos a ver los jugadores que escoltan a Dele Alli, es decir, Eriksen y Son, estos son futbolistas con dos virtudes claras. Una es su pegada, que les hace ser dos complementos goleadores de mucha calidad para Harry Kane. Y la otra es que, bueno, son futbolistas de tendencia interior, lo que encaja bien con sus laterales, Kyle Walker y Danny Rose, que son muy potentes y necesitan toda la banda para atacar como más les gusta. En definitiva, ambas piezas encajan muy bien con todo el conjunto y que reafirman el argumento futbolístico del Tottenham, aunque también hay que apuntar que a Son todavía le está probando, porque le ha puesto en ambas bandas o incluso por detrás de Kane.

– Un Kane que no sólo me parece su mejor futbolista, sino también el que mejor simboliza lo que es el equipo. Intensidad, movilidad, pegada… Tiene todo lo que es el equipo. De ahí que no extrañe que la explosión del Tottenham se diera con la titularidad de Dele Alli y con los goles del propio Kane.

Es el niño bonito de White Hart Lane. Desde que Tim Sherwood le dio algunos minutos para asentarse en la primera plantilla, ya se veía que tenía maneras. Como hemos hablado, es cierto que no tiene ese status de Gareth Bale, pero también lo es que ha sabido asumir que, en ocasiones, debe echarse al equipo a sus espaldas. Conoce su responsabilidad. Y creo que esto es muy bueno. El Tottenham no tiene una súper estrella que marca todas las diferencias y que protagoniza el proyecto, pero sí un jugador en el que confiar cuando las cosas van mal dadas.

Para mí Kane tiene algunas deficiencias y limitaciones, sobre todo a la hora de intentar regatear o marcharse de un contrario, pero todo esto lo compensa con su inteligencia. Él sabe jugar con sus deficiencias. No busca hacer lo que no sabe, no fuerza la situación de forma individual porque lo lógico es que así no prospere, sino que siempre busca una compañía y mezclar con el resto del equipo. En el área su lectura es brutal, sí, pero es que fuera de ella, sobre todo en el balcón, más de lo mismo. Entiende muy bien los movimientos de sus compañeros, y él los habilita pasando o abriéndoles el hueco. La doble clave de Harry Kane para mí es esa: tiene carisma de estrella en el club, pero a su vez complementa a la línea de mediapuntas y no condiciona al equipo. Si hubiera otro delantero, creo que este Tottenham sería totalmente diferente. No sería igual. Kane es el 9 perfecto para este Tottenham.

– Y todo esto que estamos comentando en ataque, también tiene su espejo en defensa. Porque también todo se basa en el ritmo. En la intensidad. El Tottenham no marca al hombre como el Celta de Berizzo o como los equipos de Bielsa, pero sí que trata de encimar en todo momento al portador del balón. Siempre a base de esfuerzos cortos, explosivos y muy enérgicos. Y cuanto más arriba, mejor. Por eso no nos puede extrañar que un equipo con tanto jugador talentoso y una vocación tan claramente ofensiva sea, ojo, líder en faltas de la Premier (14 por partido) y segundo en tackles (24). Este dato, Guillermo, me parece bestial. Es el que escenifica el “bielsismo british” de Pochettino.

Una de las claves de este Tottenham es dónde realiza la presión, sí. Se va hasta prácticamente el área del contrario para intentar recuperar la pelota o para forzar que el rival la pierda, que viene a ser lo mismo. Y me parece muy lógico, muy coherente. Muchas veces, pese a que hablamos de ese estilo bielsista, este Tottenham me recuerda a las mejores etapas de Simeone en el Atlético, cuando el equipo colchonero intentaba presiona muy cerca del área contraria para así, de paso, generar ocasiones. Porque, realmente, este modo de presión también es un modo de ataque. Un modo de llegar rápido a la portería rival. De ahorrarse esfuerzos creativos. En esto el Tottenham es muy bueno. Sus mediapuntas necesitan muy poco para plantarse en la frontal.

– Son mediapuntas que si reciben de cara entre líneas tras un robo… tienes la ocasión creada. En esto, por cierto, me parece clave Eric Dier. Un jugador de estos ordenados, que te suma en varios aspectos y rara vez te resta. Quizás es el menos talentoso de todo el once, pero cumple muy bien con todas y cada una de sus labores. Me parece, por ejemplo, el reverso de Ryan Mason, que sí que me gusta más lo que deja entrever, pero que todavía está muy verde.

Esto tiene su transcurso. Cuando el año pasado Mauricio Pochettino tenía un centro del campo formado por Bentaleb y Mason, se daba cuenta de que el equipo sufría mucho a la espalda de sus centrocampistas. Los rivales conseguían girar al Tottenham de forma constante a partir de ese movimiento. Evitar eso es lo que busca con Eric Dier como mediocentro, aunque hay que decir que esto nadie se lo podía imaginar. Él fue fichado como central y llegó a ser lateral derecho, que ya era algo increíble, pero así no encontraba del todo su lugar en el equipo pese a que las maneras ya se le veían. Al final, lo coloca de mediocentro, ahora rodeado por Dele Alli y Moussa Dembélé, y es como si todo de rearmonizase de repente. Con Dier ahí, estos dos jugadores tienen libertad. Pero es que, además, como los laterales tienen una gran vocación ofensiva, como habíamos comentado antes, él en fase ofensiva se convierte en el tercer central del equipo. Hace de escoba, digamos. Su participación con balón en las jugadas es ínfimo, si acaso algún pase en salida y algún cambio de orientación, pero sin él tiene una labor fundamental. Él empuja el equipo hacia adelante.

Los periodistas le suelen preguntar si está cómodo en esa nueva posición, porque hasta hace poco era inédita para él, y Dier suele decir que en algún momento ha llegado a sufrir, sobre todo en labores creativas, pero que se ve bien. Es decir, él está muy de acuerdo con el libreto que impone Pochettino. Y yo creo que ésta ha sido una de las pocas cosas inesperadas y revolucionadas que ha hecho el argentino en Londres. El resto ha sido más natural más lógico, pero esto de Dier no me lo esperaba, y es una de las claves del éxito del Tottenham en los últimos dos meses.

El techo del Tottenham 2015/2016

– El Tottenham es, en definitiva, un muy buen equipo. Cada jornada juega mejor. Esto es prácticamente un hecho. Pero no me gustaría acabar la charla sin tocar también las lagunas que podamos vislumbrar, porque evidentemente las tiene. Por ejemplo, el tema de la juventud tiene su reverso negativo: la inexperiencia. Al igual que la idea del ritmo y la verticalidad, pues todo depende de la activación de los jugadores y ésta suele tener sus baches. Además, le falta un par de puntitos de calidad en ataque posicional, lo cual yo creo que se irá notando conforme los equipos conozcan a este Tottenham.

Sí… Yo quiero que llegue febrero y marzo para comprobar todo esto. Son los meses en los que el Tottenham viene sufriendo en los últimos tiempos, hasta el punto de que se le ha escapado el cuarto puesto varias veces en esa recta final. En cuanto al tema juventud, sí que es cierto que hay que ver cómo muchos de estos jugadores soportan el paso de los partidos en una competición tan exigente como la Premier League. Pero a mí lo que me da más miedo, más que la activación y la juventud, es el tema de la confianza. Del orgullo. De creerse lo que están haciendo y de lo que pueden hacer, que es algo de lo que ha pecado el Tottenham en la última década. Estamos tan acostumbrados de ver a un Tottenham que, de repente, renuncia a lo que ya ha hecho o que, al contrario, se empecina en una idea y no busca evolucionar, que lo que pase ahora con Pochettino va a ser entrar en territorio desconocido.

Además, en este sentido apuntaría que la Europa League puede ser un hándicap que vaya pesando. De momento lo está manejando bien, pero los Spurs no tienen una plantilla tan profunda como para asumir cómo se debe dos competiciones de tal calado. Sobre todo si a éstas le sumas las competiciones coperas de Inglaterra. Así que, por una cosa o por otra, esa es mi duda: ver cómo y hasta qué punto el Tottenham puede mantener la competición competitiva que está demostrando en estos meses.

– No estamos en febrero y marzo, claro, pero teniendo esto en cuenta y para finalizar, Guille, ¿qué techo le podemos poner a este Tottenham 2015/2016 de Pochettino? Estando como está la Premier, entrar en Champions ésta vez sí me parece factible. No obligatorio, por supuesto, pero sí factible.

Complicado. Voy a plantear dos ideas. Por un lado pienso que, todavía, este equipo no es lo suficientemente maduro como para aspirar al TOP4. Y no me parece que esto sea tan malo. Es lo lógico. En la Premier hay grandes proyectos como el del Manchester City, el del Manchester United, el Arsenal que está muy bien… Creo que le falta la chispa que sí pueden llegar a tener estos equipos. Eso sí, creo que sí tiene los mimbres para volver a ser el quinto. Para confirmarse como el candidato más cercano.

Sin embargo, por otra parte, como este es otro Tottenham, como esto es inédito, tiene otra base y otros argumentos futbolísticos, quizás sí que puede conseguir el objetivo por pura frescura, ambición y positivismo. Condiciones, con la dinámica positiva, sí tiene. Todo depende de cómo calibren el calendario y cómo asuman los golpes que están por llegar, incluyendo aquí también a la Europa League, que es una competición en la que viene sufriendo históricamente y que, de hecho, es el único lunar ligeramente negativo de este curso. Combinar fin de semana más jueves al Tottenham le cuesta, y a lo mejor ahí vuelve a salir perjudicada la Europa League en detrimento de la liga.

Pero vaya, resumiendo, sí que creo que es posible que lleguen a alcanzar el objetivo. Se suele decir que el Tottenham siempre piensa en entrar en Champions y que nunca lo consigue, lo que evidentemente es cierto. Pero también lo es que nunca ha tenido un proyecto así, que su entrenador nunca ha tenido tanta confianza y que el equipo nunca ha parecido ir tan fuerte en una misma dirección. Y todo esto se vio en verano, que no lo hemos comentado. Antes estábamos habituados a ver cómo llegaban muchos jugadores de cierto nombre, por más que el equipo a veces no les necesitase, pero en esta ocasión han llegado dos complementos ideales: Dele Alli y Heung-Min Son. Sus fichajes son la demostración de que algo ha cambiado. En el Tottenham de Pochettino, todo tiene su lógica.

 

Referencias:
twitter.com/Guille_Futbln


33 comentarios

  • Iñigo 28 noviembre, 2015

    Recuerdo que, en la recta final de sus temporadas tercera y cuarta en el Espanyol, durante las cuales se habia llegado a rozar la Champions, el equipo se hundia de mala manera en la recta final. No se si el problema era suyo o del club. Supongo que lo podremos comprobar este año.

    Respond
  • Abel Rojas 28 noviembre, 2015

    Me gusta cuando se hace mención al croata y al galés, Guille mencione a Scott Parker. Creo que parte de la identidad que se cimentó con Harry se debió al buen número de jugadores ingleses que había en su rotación activa: King, Dawson, Parker, Huddleston, Lennon, Defoe, Crouch, etc. Había muchísimos jugadores ingleses y me parece que eso en la Premier League te da un extra de identificación con la grada y, sobre todo, de conocimiento del propio fútbol y la propia cultura inglesa que el Tottenham acabó perdiendo luego, siendo un equipo muy raro e indefinible.

    Curiosamente empieza a ver la luz cuando han emergido Dier, Alli y Harry Kane. ¿No creéis que esto también es importante? ¿O sencillamente pensáis que se debe a la presencia de un entrenador muy bueno y muy coherente como Pochettino?

    @ Iñigo

    La plantilla perica es muy, muy corta. Había un once titular demasiado claro y con demasiada diferencia sobre casi todos los revulsivos, ¿no? Eso quizá afecta tanto a mantener la línea de concentración-motivación como a mantener la forma.

    Respond
  • iltuliponero 28 noviembre, 2015

    Es que el bueno de Scott Parker molaba mucho.

    Respond
  • hola1 28 noviembre, 2015

    Veremos si se quitan la etiqueta de "equipo pecho frio" que tan bien los ha descrito los ultimos años.

    Respond
  • César 28 noviembre, 2015

    No es por nada que el mercado interno de la Premier se dispare tanto en precio. Aparte de los que has dicho estaban Walker, Rose, Jenas y Bentley. Además para mí el problema del Tottenham no fue fichar gente que no fuera inglesa si no fichar mucha gente que no tenía experiencia en la Premier. Si tú fichas ahora a un jugador que no sea inglés pero que lleve muchos años jugando en la Premier te da más que un jugador que sea inglés pero vaya a debutar en la Premier ese año porque sea muy joven. La Premier es una cosa muy diferente.

    Respond
  • Abel Rojas 28 noviembre, 2015

    @ César

    Compro. Aunque yo creo que las dos cosas son importantes. El trío Dier-Alli-Kane no tenía mucha experiencia en la Premier y me parece que le está dando mucha identidad al Tottenham.

    De hecho, si no estoy muy equivocado, Eric Dier ni siquiera tiene formación inglesa. Pese a ser inglés, fue canterano del Sporting de Portugal. Lo cual creo que en parte se nota en su juego.

    Respond
  • Adam 28 noviembre, 2015

    Abel, más que gente del país, canteranos o gente que llegue muy joven al club. El famoso “que sientan los colores” que es más importante de lo que parece.

    Respond
  • Abel Rojas 28 noviembre, 2015

    @ Adam

    En el famoso verano para el Tottenham de 2013, llegaron los siguientes jugadores con las siguientes edades:

    – Lamela: 21
    – Ericksen: 21
    – Chadli: 24
    – Chiriches: 24
    – Paulinho: 25

    No eran muy viejos y además, salvo en el caso de Lamela, eran saltos hacia delante en sus carreras respectivas. Entiendo lo que dices y creo que lo compartiría si fuera uno dentro de un grupo amplio. Pero tantos a la vez…

    En cambio por ejemplo el Liverpool ficha ahora a James Milner, de 29 años y tras haber pasado por 5 clubes de Inglaterra ya, y yo me atrevería a decir que da más identidad a Anfield que esos jugadores al Tottenham 😛

    Respond
  • @migquintana 28 noviembre, 2015

    Esto que estáis comentando sobre el núcleo de jugadores ingleses es muy interesante. Sobre todo por lo difícil que resulta conseguirlo. Uno mira las plantillas de Manchester United, Manchester City, Chelsea o Arsenal… y es que hay muy poco espacio tanto para canteranos como para el producto nacional. Es una consecuencia evidente del tema económico. Esta semana, precisamente, Irati Prat sacaba un texto muy bueno en el que reflexionaba de todo esto e, indirectamente, mandaba a la calma con el tema Dele Alli. Y con mucha razón.

    Aquí va el texto: http://www.undergroundfootball.com/?p=7022

    Dicho esto, creo que el mérito de este Tottenham es casi plenamente de Mauricio Pochettino. Sobre el estilo general, las contrataciones, la alineación… en todo se ve su mano. En todo se vislumbra ese gran entrenador al que todos elogian. De hecho, hace no mucho leía una entrevista de Eduardo Berizzo, ex compañero suyo en Newell's y Argentina, en la que decía que Pochettino era, quizás, el entrenador "bielsista" más completo de todos y que tenía potencial para llegar hasta donde quisiese. Así que, ojito, que aquí está naciendo un gran entrenador. Y un muy buen equipo.

    @Abel

    ¿Por qué Eric Dier no te parece tan inglés?

    No lo había pensado, pero tiene cierto sentido pese a que su perfil y rol sean muy británicos.

    @Adam

    No es tanto que sientan los colores, como que empaticen con el club y entiendan su idiosincrasia. Que sentirlos no resta, más bien al contrario, sólo hay que ver a este Sporting de Gijón de Abelardo, pero ahora mismo el sistema de canteras y de fútbol base en el fútbol británico está muy complicado. Y a veces basta con menos.

    Respond
  • Alberto 28 noviembre, 2015

    Ejemplo de equipo cuyos objetivos parece estar un punto por encima de sus plantillas. Si tomamos cómo objetivo principal el clasificarse para Champions League habría que indicar que Poche ha fallado en conseguirlos.

    Afortunadamente, por una vez, parece que la directiva de los Spurs ha valorado más el proceso de maduración y crecimiento del proyecto que los simples números, algo que se debería hacer en más clubes.

    Centrándonos en la actualidad, esta temporada, con el Chelsea tan abajo, parece que la pelea por la cuarta plaza va a ser algo más barata que en años precedentes hay varios proyectos interesantes pugnando por ella, el propio Tottenham, el Liverpool, el propio Chelsea, materia para debate.

    Para los Spurs sería importantísimo esta clasificación para la máxima competición europea aparte de para cumplir el objetivo, para mejorar todavía más su capacidad de retención y captación de nuevos jugadores, clave para estabilizar el proyecto.

    Respond
  • Abel Rojas 28 noviembre, 2015

    @ Quintana

    Para mí el Arsenal es un tema un poquito diferente porque es un club teocéntrico en la que Wenger es Dios, y tengo la sensación de que todos son más o menos como sus hijitos/discípulos y esa es la identidad. Sobre todo porque encuadro a la afición en la misma categoría que los jugadores en este tema. Pero en los otros sí que coincido a tope.

    En cuanto a lo de Dier, pues no sabría decirte, creo que por determinadas tics que no le veo. Me parece un poquito más parado.

    Respond
  • @migquintana 28 noviembre, 2015

    A todo esto, lo que casi no señalamos en la charla pero es impresionante es la cantidad de pegadores que tiene el Tottenham en su plantilla. Junta a Dele Alli, Harry Kane, Heung-Min Son, Christian Eriksen y Moussa Dembélé, y es que de ahí cualquiera te la puede colar desde la frontal tras una simple recuperación. El Tottenham necesita poco para inquietar. Luego es cierto que llega más que marca porque lo hace muy rápido, muy vertical y en situaciones no siempre demasiado claras, pero en cuanto a volumen ofensivo ahora prácticamente no tiene rival. Sólo hay que ver los datos.

    Respond
  • @DavidLeonRon 28 noviembre, 2015

    @hola1

    A propósito de esto, ¿qué status medio tiene asignado el Tottenham? Pregunta un poco para todos. ¿Qué se les pide de serie como club?

    Es que por ejemplo, me acuerdo del Atlético en sus peores momentos, que esos momentos ersn duros porque, pese algunas plantillas cuestionables, el objetivo social era meterse en la Copa de Europa. ¿Los Spurs con qué exigencia cargan?

    Respond
  • Abel Rojas 28 noviembre, 2015

    @ Alberto

    Si el Tottenham se clasificase para la Champions, ¿ves al club lo suficientemente preparado y maduro como para sentar las bases del proyecto de verdad y dar un paso al frente? En su anterior comparecencia fue más "un premio" que un "paso al frente sólido", ¿no? En este sentido hay una clara diferencia con por ejemplo el City o el Atlético de Madrid, por citar clubes que llegaron para quedarse. ¿Está el Tottenham en ese punto? También es cierto es que la Premier es la Liga más difícil para asentarse en Champions. Eso hay que reconocerlo.

    Respond
  • hola1 28 noviembre, 2015

    @DavidLeonRon

    Creo que siempre se les pide que clasifiquen a UCL. Comienzan bien, parece que van a luchar por el 4to puesto y siempre se caen,terminando 5to o 6to en la tabla de posiciones.

    Respond
  • Alberto 28 noviembre, 2015

    @Abel

    Es para lo que se está preparando, cómo bien dices, en la Premier es dónde más caro están, de las grandes ligas, las plazas de Champions, seguramente, lo que hace que haya que ir dando pasitos cortos.

    La pregunta que se están haciendo lo Spur esta temporada es si son capaces de clasificarse para Champions en una temporada en la que uno de los del Big Four actual falla, para eso creo que el equipo sí puede estar preparado.

    Una vez conseguido esto, su principal objetivo debería seguir siendo el de ir a por la cuarta plaza, dejando la Champions en segundo plano, el siguiente paso sería el que dices, competir en Premier, por la cuarta plaza y en Champions por hacer cuartos o semis, pero este paso es tan grande y complicado de dar que si eres capaz de realizarlo te mete, directamente, en la pelea por los títulos.

    El resumen de la respuesta sería que paso a paso, esta temporada compaginan Premier y Europa League, que no es lo mismo, pero les va a poner en situaciones dónde se verá la verdadera entidad de este grupo y lo cerca o lejos que está de los más grande de Europa.

    Respond
  • Julen Garro 28 noviembre, 2015

    Gran articulo, como siempre.

    Este Tottenham tiene por fin una identidad, y además un proyecto joven que les puede llevar lejos. Esto solo va a ir a mejor.

    PD: Me sorpende que no se haga siquiera mención a la pareja Vertonghen-Alderweireld, claves para mi en la solidez de este equipo (más alla de Eric Dier). El Tottenham por fin tiene una pareja de centrales de garantias que además se conoce a la perfección (Ajax+Belgica).

    Respond
  • @ElCarrilDelOcho 28 noviembre, 2015

    @DavidLeonRon

    A mi eso de con qué exigencia cargan como club siempre me ha chirriado un poco. Lo quieran o no, las exigencias de los clubes van a ser a corto plazo y marcadas por la plantilla concreta que tenga, y el rendimiento inmediatamente anterior. Hablo de una temporada para otra, pero también de un gran comienzo de temporada para el resto de la misma. Sobre todo en clubes que fluctúan más en nivel de plantilla y rendimiento de la misma como puede ser el Tottenham, el Sevilla o la Fiorentina por ponerte tres casos que tampoco me gustaría meter en el mismo saco.

    Si aceptaramos que los clubes tienen esa carga sobre los hombros, como consecuencia de un escudo y una afición que tal vez sí que te compraría más, al Tottenham le diría que tiene que estar en la lucha por entrar en Europa/Top-5 Premier. Y digo estar en la lucha porque no creo que de verdad esperen año tras año entrar en UCL como objetivo real, sino más bien como opción que está siempre ahí. Lo que de verdad marca esa carga para mi es con qué resultado final te caerán palos por no haber cumplido, y más allá del año a año que he comentado, al Tottenham creo que le caerían si no entrara en Europa.

    Todo eso, en mi opinión, teniendo siempre en mente que el cortoplacismo en el fútbol sigue acelerándose cada año un poco más. Más en España que en Inglaterra, por suerte para ellos, pero es algo que me desanima mucho sobre nuestras aficiones. Después de leer la encuesta sobre "¿Debe Unai seguir como entrenador del Sevilla?", con un considerable apoyo en Twitter, sólo me queda la esperanza de que algún día importemos esa paciencia de la Premier.

    Respond
  • @migquintana 28 noviembre, 2015

    Yo creo que el impacto de la Champions sería muy positivo. Sobre todo porque se logra desde el equipo, el proyecto y una generación de jugadores que me recuerda a la del Borussia Dortmund de Jurgen Klopp. Antes, cuando lo hizo, fue por el nivel de élite mundial de Luka Modric y Gareth Bale, lo que es más complicado de sostener.

    @Julen Garro

    Tienes razón, tienes razón. Es la única línea que no hemos tocado y está rindiendo a un magnífico nivel. Sin embargo, yo diría que su labor está siendo estrictamente individual. En lo colectivo, no están pesando. Es decir, con balón su única labor es mantenerla y ponerla en el centro del campo. Nada extravagante ni tampoco excesivamente complicado. Y sin él, básicamente, lo que están haciendo es guardar la línea y el área, que no es poca cosa. Pero vaya, como digo, su impacto me parece individual. Eso sí, muy positivo. No están teniendo prácticamente fallos.

    Respond
  • Abel Rojas 28 noviembre, 2015

    @ Julen Garro

    Debo confesar que a mí también me encanta Vertonghen. Me parece un central que contagia mucho positivismo y de los que más cerebro tienen dentro del grupo de "centrales de acción". Creo que es el típico jugador que de haber fichado por un gigante sería considerado uno de los mejores y habría moda con él.

    @ Alberto

    Te entiendo. El problema es el que comentas. Da la sensación de que para que el Tottenham dé el paso al frente resulta imprescindible que uno de los TOP 4 dé el paso atrás. Es como si el Tottenham "no dependiese de sí mismo".

    Respond
  • @migquintana 28 noviembre, 2015

    @ElCarrilDelOcho

    Me da que de esa paciencia en la Premier ya cada vez queda menos.

    De hecho, es en lo que más está cambiando la Premier de todo. Simplemente hay que ver el trasiego de entrenadores en verano o, mismamente, durante la temporada. Italia o España todavía quedan lejos, claro, pero…

    Respond
  • @ElCarrilDelOcho 28 noviembre, 2015

    @migquintana

    Pues me dejas helado con esa noticia (para mi, al menos). Fue una de las cosas más positivas que saqué cuando escuché LAO de Wayne Rooney, al mencionar cómo la Premier entendía las dinámicas de los proyectos a medio plazo. Al margen de la sensacional historia del british bad boy, claro 😉

    Desde hace unos meses ya empecé a tener muy malas sensaciones cuando, por ejemplo, querían desmembrar el proyecto de Nuno en Valencia. Lo achaqué más bien a la propia afición valencianista, a que ya lleva un tiempo ahí y el tema extradeportivo nunca les ha convencido, y esas cosas, pero poco a poco fui viendo que no era así, sino que es una realidad bastante plasmable (Benítez en Madrid, Ranko en Zaragoza, Mel en Sevilla sin ser tan exagerado,…). El culmen vino cuando vi la citada encuesta sobre Unai Emery. Para mí, el colmo del cortoplacismo ya.

    Respond
  • Fran 28 noviembre, 2015

    @ Ecos

    ¿Este año no subís las intros de Luces de Ciudad como otras veces? He escuchado la de Guardado y me ha encantado, pero no puedo bajarla sola que es como a mí me gusta. Gracias y perdonar el offtopic.

    Respond
  • Matias Bravo 28 noviembre, 2015

    Excelente artículo. Extrañé eso sí una mención a la pareja de centrales. Alderweireld y Vertonghen conforman una pareja veloz y contundente; salen muy bien al espacio para interceptar las transiciones del rival y poseen un espléndido desplazamiento en largo (sobre todo Toby).

    Respond
  • Spur 28 noviembre, 2015

    Había perdido la esperanza ya :'(
    Gracias por el artículo.

    Me agrada lo que dice Abel sobre Vertonghen " de haber fichado por un gigante " . Esa clasificación me gusta más el Tottenham no es un gigante pero si que puede discutirse que no sea un grande.

    Respond
  • @migquintana 28 noviembre, 2015

    @Fran

    Eres enorme, Fran.

    Este año, de momento, no las subimos. 😉

    @Matías Bravo

    Tenéis razón. Así que dejaremos como pendiente el tratar este tema. Seguro que De la Peña lo trataría muy, muy bien, así que estaremos al tanto de ver cómo evoluciona y, si sigue igual, quizás para Navidad sacamos un textito dedicado a los dos centrales belgas. Los cuales, por cierto, me gustan más aquí que con Bélgica.

    @Spur

    Ya te dije que confiaras. ^^ 😀

    Respond
  • Guillermo 28 noviembre, 2015

    @Julen Garro

    Toda la razón. Se quedó en el tintero y es muy relevante. De hecho, al mencionar a jugadores como Alli o Son, Alderweireld es el más acertado a la hora de encontrar a la pareja perfecto de Vertonghen. Hemos visto pasar jugadores como Kaboul, Gallas, Fazio -fichado como absoluta solución hace una temporada- o el mismo Dier, pero ha sido el de Toby la clave para poder ver a una defensa compacta.

    @Matias Bravo

    Muy cierto, Matías. La contratación de Alderweireld define lo bien que se están haciendo las cosas. Te agradezco que aportes ese punto que es muy relevante.

    Respond
  • Gordillo 28 noviembre, 2015

    A mi me gustaría hacer algunas preguntas porque yo tampoco veo tanto salto entre este año y otros, sino que los grandes están más flojos y el nombre de algunos jugadores es más exótico por ser ingleses y jovenes. Pero lo más probable es que acaben vendiendo a kane, hoy el que esta de moda es dier(al que probablemente le veas algo Roro porque era lateral)pero el año pasado era masón, allí acabará consolidada donde en en barkley que apuntaba a súper top pero al estar en club menos vendible a la prensa fuera de Londres pues ahí queda etc…y me gustaría que pochetino se quedara pero no hace mucho me parece vi una entrevista por un canal argentino que estaba contento pero pochetino tampoco declaraba amor eterno a un grande de verdad o a la selección, es verdad que los centrales han mejorado pero me huelo que este verano nos quitaran a kane si no entra en champios Y volveros a lo de siempre de segundones de la ciudad a pesar de ser uno de los clubes con más aficionados de londres.
    A lo mejor si dejamos de vender a las estrellas algún día vuelva a ser un equipo de prestigio pero yo estoy con carrager y se que coincidió con el arsenal de wenger y todo y ese que sean cosas mías pero las cosas nunca volvieron a ser las mimas desde que nos robaron campbell

    Respond
  • Gordillo 28 noviembre, 2015

    @gordillo
    Cuando nombro a campbell me refiero al campbell futbolista y como se fue al máximo rival y las formas (no al campbell persona).

    Respond
  • Mark 28 noviembre, 2015

    Hablando de la Premier, a ver si un articulito sobre Vardy, aprovecho para decir que en este mes Vardy jugara contra los TOP de la Premier para verle mejor. Justo cuando escribo esto acaba de marcar un golazo al United.

    Respond
  • Faetón 28 noviembre, 2015

    Lei el debate sobre si el Tottenham es un grande o un gigate; y me acordé del argumento de que la liga es mucho menos abierta que la premier.
    Hace unas semanas pensé de qué forma se podía dar la vuelta, me fijé en clasificaciones historicas, y desde los años noventa los cuatro primeros puestos se los han rifado allí seis equipos con escasisimas excepciones: chelsea, city, manu, arsenal, liverpool y tottenham.
    Por comparacion, la liga en ese periodo ha sido mas coral: dentro del top-4 al madrid y barsa se les han sumado valencia, atletico, sevilla o depor. Pero tambien la real, el athletic, el villarreal. Incluso celta, osasuna, mallorca o betis.
    Es lo que tienen las estadísticas, que se pueden leer de mútiples formas 😀

    Respond
  • @migquintana 28 noviembre, 2015

    @Gordillo

    Entiendo lo que comentas. Y entiendo que se quiera frenar la euforia, porque es lo lógico. El Tottenham no ha hecho nada. Eso sí, yo no recuerdo a un Tottenham tan coral y colectivo en los últimos años. Ni de cerca. Aquí veo un proyecto, veo una identidad, veo un entrenador de club y veo a un equipo capacitado para darle vuelo a todo esto. ¿Cuánto durará? ¿Acabaría sin Kane? ¿Y Pochettino? Pues veremos. Pero de momento, en lo que va de temporada, creo que las mejores noticias de la Premier son el Leicester y el Tottenham.

    @Mark

    De la Peña escribió hace poco de ello: http://www.ecosdelbalon.com/2015/11/leicester-rev

    @Faetón

    Se podría decir que la aristocracia de la Premier es más estable.

    Pero al final, como dices, la componen más o menos los mismos clubes.

    Lo normal, lo lógico. Lo que se ve en el resto de ligas, en realidad. Aunque en agosto no lo parezca.

    Respond
  • Gordillo 29 noviembre, 2015

    @quintana
    Yo a lo mejor me exprese mal y luego como escribo por el móvil el corrector hece que haya que ser adinivino para interpretar mis ideas.
    Yo no digo que no sea coral, colectivo ,con gente para darle vuelo y todo eso que si pero a diferencia de tu punto de vista yo si creó que el totemham a tenido eso durante esta última decada incluso bases mejores que ahora para dar el salto. Como yo muchas veces habló por sensaciones a o recuerdos me he molestado en mirar en wikipedia las últimas clasificaciones del totemham y en los últimos 6 años no ha bajado del 6 puesto e incluso en dos ocasiones estuvo para clasificarse para la champios aunque un año no fuera pq el chelsea fue campeon.
    Por eso quería puntualizar que todo lo que nombras(desde mi punto de vista esta muy bien)pero ya lo has tenido y siempre lo has echado a perder porque no te crees grande y vendes, vendiste a carrick,vendiste a modric, vendiste a bale etc…pasate de ser un equipo grande a un club venderdor que no se atreve a mirar a la cara a los demás club de cierto nivel aunque en teoría deberías poder.
    Creó que es algo psicológico que se ha instaurado en el club, en la aficion y en los rivales por eso las declaraciones de carrager.
    Y ahora nos volvemos a encontrar en otro caso parecido a el ocurrido varias veces en la última decada o mas, (por eso dije lo de campbell un poco en método de metáfora)con todo lo que habéis descrito,con la posibilidad de tener a la "próxima estrella inglesa en la Eurocopa" desde la que debe cimentar un equipo y la sensación que hay es que ahora viene mou y dice que le gusta y te vuelve a dejar en bragas y sin pasar del boceto.
    Por eso a la pregunta de que si prodria durar sin kane mi respuesta es no pprque volvíamos a lo de siempre por mucho que se quede pochettino.
    Para el totemham es más importante este año poder retener a kane y dar un golpe en la mesa diciendo aquí estoy yo y puedo retener a mis estrellas, intentando mostrar así que también es grande que clasificarse para la champios y caer luego en primera fase o octavos.
    A lo mejor no me explique bien pero es que lees estos reportajes buenos del totemham y con razon porque hay motivos. Y luego ves a la vez en internet que suenan muchos de sus jugadores(en plan irse) y ya automáticamente dices " esto es lo de siempre" y por muy bien que se hagan las cosas dejas de ilusionarse y se convierte en un círculo de confort donde se esta cómodo porque la economía esta bien, el equipo tiene cierto estatus,etc..pero se queda en eso en el día de la marmota, buscando diferencias para pensar que es diferente esta vez que la anterior

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.