El inicio tortuoso | Ecos del Balón

El inicio tortuoso


La Real Sociedad es hoy un equipo lleno de problemas. David Moyes aterrizó el pasado mes de noviembre en San Sebastián con el objetivo de sanar a un conjunto enfermo, y en cierto modo lo consiguió. El escocés echó mano de un sistema táctico de extrema simpleza, buscando un equilibrio que permitiera a su Real encajar pocos goles y competir con regularidad. Los donostiarras aburrieron a su afición pero lograron la salvación sin apuros.

Tras aquello llegó la nueva campaña, los fichajes y la pretemporada. Pese a las contrataciones de Jonathas o Bruma, la Real seguía en el mismo punto, incapaz de generar ocasiones con una frecuencia aceptable. El club, preocupado por lo que veía, hizo todo lo posible por repatriar a Asier Illarramendi, pieza más que clave de la Real Sociedad de Champions de 2013. Lograda su vuelta, la Real se encomendaba a Asier para que le arreglase todos sus males. Para que, literalmente, le construyese un equipo él solo. Y claro, no puede ser.

Illarra juega sin compañía, casi con la obligación de hacerlo todo

A continuación, desgranaremos la función de Illarra en cada fase del juego y los problemas con los que convive Asier en estos momentos.

1-Salida de balón. Pese a disponer de un central talentoso en este apartado como Íñigo Martínez, la salida desde atrás de la Real se ha mostrado muy poco elaborada durante la etapa Moyes. La intención principal era avanzar por las bandas para que, en caso de pérdida, ésta se diese en zonas de menor peligro. Ni Granero ni Pardo fueron capaces de liderar automatismos relevantes. La Real parece pedirle a Illarramendi que tire del colectivo en estos instantes. Por pura calidad de pase y constancia, Asier se deja ver, pero su impacto no es demasiado grande. El motivo lo explicamos en el siguiente apartado.

2-Juego entre líneas. El gran déficit de la Real Sociedad. Cuesta encontrar un equipo en Primera División que ocupe menos (o peor) los espacios entre líneas. Con Vela perdido y los extremos abiertos y sin poder recibir, la Real no ofrece a sus mediocentros un receptor al que mandársela. Illarra detecta esto y busca crear fútbol avanzando su posición como en la etapa Montanier. Asier intenta crear puentes para que la Real avance. Resultado: tiene que estar arriba y abajo.

3-Esquizofrenia defensiva. La (buena) colocación ha sido siempre el fuerte de Illarramendi, sobre todo en los aspectos sin balón. Hoy, sin embargo, a causa de la citada necesidad de estar arriba y abajo, Illarra se ve expuesto con frecuencia. Sin Markel y con Pardo, recae en él la obligación de detener la contra del adversario. De este modo, Illarramendi coquetea con las tarjetas en cada encuentro. Su rol ofensivo no es claro y eso repercute en su posicionamiento defensivo.

Illarra anda a la espera de que le aclaren su rol en este equipo

A 19 de septiembre de 2015, la Real Sociedad parece no tener plan. La identidad de su fútbol es invisible y la calidad de su plantilla no encuentra el modo de aflorar, ni siquiera en máquinas individuales como Carlos Vela. Para Illarra, centro neurálgico de todo, la Real es un rompecabezas sin solución. Al menos hasta que Moyes defina de una vez qué quiere que sea su Real Sociedad. Ya tarda demasiado.


9 comentarios

  • javimgol 19 septiembre, 2015

    Qué con 3 tipos con talentos para la posesión de la bola como Illarra, Granero y Pardo la Real sea incapaz de dominar la posesión sin apuros es asombroso. Que lo fié todo a lo que inventen arriba los cracks (Vela, Jonathas y Bruma en ese orden) con la eventual ayuda de Canales resulta triste.

    Respond
  • José Luis 19 septiembre, 2015

    Es que mala salida de balón con Iñigo atrás y Asier-Pardo un poco más adelante es de delito. Como también lo es no tener juego entre líneas con gente como Vela, Canales o Xavi Prieto. Creo que se puede decir ya que Moyes no consigue hacer competitivo a este equipo. Y eso es muy grave.

    Respond
  • @DavidLeonRon 19 septiembre, 2015

    @javimgol

    "Qué con 3 tipos con talentos para la posesión de la bola como Illarra, Granero y Pardo la Real sea incapaz de dominar la posesión sin apuros es asombroso"

    Yo voy a ser algo más radical Javi: es asombroso cómo juega (o no) la Real. Con esa plantilla, de verdad, es asombroso.

    Le digo lo mismo a @José Luis… mires por donde mires, salida de balón o ataque organizado… es que con estos mimbres no se puede estar así.

    Mucha curiosidad por ver a la Real hoy, la verdad.

    Respond
  • Abel Rojas 19 septiembre, 2015

    @ Javimgol

    "Qué con 3 tipos con talentos para la posesión de la bola como Illarra, Granero y Pardo la Real sea incapaz de dominar la posesión sin apuros es asombroso."

    Mmmm. No me lo parece tanto. El Shakhtar Donetsk tuvo un 50% de posesión hace tres días en el Bernabéu contra Marcelo, Kroos, Modric, Kovacic, Isco y Benzema. Tener la posesión en gran medida es un trabajo táctico. Por supuesto técnico, pero yo creo que sobre todo, táctico. Y mental. Y si eso no está trabajado a consciencia y de manera prioritaria, es muy difícil.

    Respond
  • @DavidLeonRon 19 septiembre, 2015

    @Abel

    Buff, es que me parece que eso es agarrarse a la literalidad de palabra "posesión". Lo que Javi pretende decir, o como yo lo he entendido y lo veo, es que teniendo el nivel técnico de Diego Reyes, Íñigo, Pardo, Illarramendi, Prieto, Canales o Vela, no tener ni idea (porque a día de hoy, por duro que suene, creo que es así) de qué hacer con la pelota es muy fuerte.

    Respond
  • @migquintana 19 septiembre, 2015

    Qué decepcionante me está pareciendo el inicio de temporada de la Real Sociedad de David Moyes. No se ve nada más que lo que ya se veía al mes de llegar. El tema del orden, del poco fútbol entre líneas, de la salida de balón, de la falta de sorpresa… Es que es muy complicado el tema. De hecho, diría que el jugador que más mejoró con Moyes es Chory Castro, y eso tampoco…

    @javimgol

    Es que ya no es dominar la posesión. A Jonathas-Vela le envías un balón en forma de sandía y te lo transforman en celebración de gol. Esto es tal cual. Y ni por esas, porque todo es muy lento, previsible y como generando una falsa sensación de seguridad que nunca es tal.

    Respond
  • Ismael 19 septiembre, 2015

    Hoy mismo lo comentaba con unos amigos. La Real es que no transmite. O pero aún, a mi me transmite la misma frialdad, apatía y simpleza que su entrenador. Decepcionante.

    Respond
  • @Xabint 19 septiembre, 2015

    "hizo todo lo posible por repatriar a Asier Illarramendi"

    No tanto, no tanto. Espabilaron en el último momento porque vieron que la opción de que saliera era real. A lo que yo me sigo preguntando cómo podía Moyes arriesgar otra temporada con el Granero-Pardo. Insostenible.

    "Qué con 3 tipos con talentos para la posesión de la bola como Illarra, Granero y Pardo la Real sea incapaz de dominar la posesión sin apuros es asombroso"

    Lo de Pardo da para capítulo aparte en Ecos. El año pasado tenía excusas tácticas para pasar desapercibido. Ahora no tantas, y sigue al mismo nivel. Granero a mí me transmite cosas de un jugador roto o perdido, no sé como describirlo bien. Illarra es el único que demuestra maneras para imponerse y lleva dos días en Donosti.

    Respond
  • Iras 21 septiembre, 2015

    La Real hoy en día es un equipo que ha perdido el norte y sus sencillas pero efectivas señas de identidad de su juego, y lo que es peor, parece no creer ni tragar a Moyes. Declaraciones raras de Iñigo y Zuru, Vela con la cabeza en la MSL, Jonathas haciendo de todo menos amigos en el vestuario… y luego el escocés pone la guinda al pastel culpando públicamente a Oier por el tercer gol del Espanyol.

    Por otra parte, ya vale de hablar de Pardo y Granero como si fueran Xavi y Lampard. El primero no termina de confirmar todo lo que de vez en cuando apunta y el segundo, por muy buen tipo que parezca ser, es un jugador sobrevaloradísimo que está al 60% de lo que fue en su día. Tampoco Canales, Prieto, Bruma o Chory son jugadores sobre los que uno puede montar un equipo porque, chispazos aparte, son muy poco consistentes en el juego.

    Pero, sin embargo, la Real aún tiene mimbres para hacer una campaña decente. La portería la tiene decentemente cubierta con Rulli, Iñigo es un gran central que acompañado por otro más o menos aseadillo (que los tiene la Real) y Markel de pivote puede dar mucha consistencia defensiva. Zaldua es un enorme lateral e Illara le puede dar mucho sentido al equipo tanto ofensivamente como defensivamente. Zuru, De la Bella, Mikel, Ansotegi … forman un fondo de armario de clase media-baja que también suele cumplir cuando se les necesita. Arriba Imanol siempre estará (termina imponiéndose en el once a cualquier delantero que fichen) y a poco que Vela se centre (o le motiven, o le prometan una salida del club favorable a finales de temporada) y Jonathas se deje de tanta tontería la Real debería ganar partidos por pura lógica. Pero para que se de todo esto también tiene que haber alguien en el banquillo que, aun sin aportar una plusvalía enorme, al menos no reste. Y a mí me parece que hoy por hoy Moyes más que aportar resta, y mucho, a esta plantilla.

    Nunca fui partidario de destituciones prematuras, pero la dinámica, el calendario que le espera y el ambiente que rodea a esta Real a mí me dan muy muy muy mala espina.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.