La increíble portería imbatida | Ecos del Balón

La increíble portería imbatida


El Barça volvió a realizar uno de esos partidos que ya forman parte de su ser. Cuando este proyecto perezca, se practique de nuevo otro fútbol y la pelota no entre, se aludirá a la etapa de Luis Enrique con una sonrisa nostálgica, la que hoy apenas dibuja en los minutos 90 de cada choque que disputa. Resultó difícil explicar su victoria, aunque no tanto como su portería imbatida. Dicho lo cual, lo de ayer no se debió a lo típico. A este equipo le falta estructura, pero suele derrochar concentración. Frente al Valencia, sin embargo, jugó con la mente en otro lado, como le sucede a casi todos los equipos de la Champions a estas alturas de la temporada. Ayer, estuvo sin estar.

Masche, Sergio y Xavi, trío raroLa falta de intensidad se vio además golpeada por la configuración del centro del campo, que se componía por tres futbolistas -Mascherano, Busquets, Xavi- cuya zona de seguridad es la misma, la del mediocentro. Y como el coco no discurría, se falló descifrando el reto intelectual que esto suponía. El caos fue total. Su juego, comparable al de su peor versión.

Adriano Correia fue muy poco ayudado en tareas defensivas.

El Valencia planteó un encuentro muy similar al que propuso en su día Valverde en San Mamés para gloria de Messi y de los suyos. O sea, una presión a toda cancha con más de la mitad del equipo en la mitad culé en el inicio de cada jugada. Por norma, al Barça le encanta que le defiendan así, pues técnicamente es invencible y si le meten el pie, lo esquiva, toca y brilla; pero la citada falta de tensión local provocaba fallos en salida que permitían a los de Nuno contraatacar desde muy arriba. Barragán, Parejo y Feghouli donde Neymar, Xavi y Adriano se alzaron como principal fuente de peligro, pero el tema era bastante aleatorio porque en cada acción erraba alguien diferente. Gomes entre líneas y Rodrigo ante Piqué también tuvieron sus momentos. Si Nuno previó que el calendario iba a secar al Barça de la forma en la que lo hizo, lo del luso fue una genialidad. Con independencia del análisis absoluto, lo de la primera tanda fue para que ganase por dos o tres, sin exagerar. La superioridad no pasó inadvertida para nadie. Pero 1-0.

Paco fue el nexo del Valencia cuando los chés robaron más atrás.

En el segundo periodo las cosas cambiaron. El desgaste del Valencia había sido brutal y no era sostenible mantener su despliegue, así que optó por un guion de repliegue y contraataque más estandarizado. El Barça por su parte modificó su medular con Rakitic por Mascherano, bajando a Busquets al mediocentro, lo que a su vez le permitió ganar a Messi, que usó el sitio de Ivan para retrasarse y tocar el balón. Entre Sergio, Xavi y Lionel empezaron a asociarse de manera horizontal y los exhaustos Parejo y Gomes olieron pocas. A menudo se destaca la competitividad del Barça porque gana y nada más, aunque padezca decenas de malos hábitos tácticos que representan lo contrario, pero esta vez sí compitió bien de verdad. Su segundo acto, considerando el contexto, patentó una competitividad reseñable. Apenas Paco Alcácer comprometió su seguridad. Sentado Feghouli y con Rodrigo pillado por Alves, el Valencia carecía de atletas capaces de ganar carreras en largas distancias, por lo que dependía de ataques más posicionales para crear peligro. El killer canterano, cayendo a zonas intermedias, se imponía en los apoyos a los centrales y asentaba posesiones arriba; algo que su equipo perdió cuando le suplió Negredo. De ahí al final, el Valencia sólo tuvo lo que tuvo todo el tiempo, al magnífico Otamendi desbaratando los intentos de Messi. Sin ser poco, no bastó para empatar. El Barça sigue alimentando su memoria (su espíritu) de triunfos.


29 comentarios

  • Tano-Urayoán 19 abril, 2015

    Saludos Abel, ¿no deberías aclarar un poco esta oración?: “El Barça por su parte modificó su medular con Rakitic por Mascherano,…” Entendería quien no vio el juego que Rakitic entró substituyendo a Mascherano.

    Respond
  • hola 19 abril, 2015

    Otamendi es exhibicion tras exhibicion. De aquel central-lateral prometedor en Velez a este bestial central en el Valencia.

    Respond
  • Jose Luis 19 abril, 2015

    Cada día veo más a Capello en la cara de LE. Y en el juego del equipo. Este Barsa, de manera incomprensible -por juego, por ocasiones recibidas, por lo que sea- acabará llevándose la liga, como Fabio se llevó la del 96 y la de 07; siendo su equipo inferior o no mucho mejor a su rival directo.

    En la liga "de las sensaciones" son muchísimos partidos que el Barsa parece que va a perder o empatar y los gana. Y eso son ligas. Veremos si también suponen Torneos cortos, pues está a un partido de la Copa del Rey y a tres de la Champions (dudo mucho que el PSG remonte el 1-3). Hablo de sensaciones y merecimientos porque el análisis de este equipo se me hace difícil. O muy simple: es eficaz en las dos áreas y punto. Se me hace difícil, como dice Abel, que no encajase ayer (o en Balaídos, o contra el Madrid) un par de goles.

    Respond
  • @Alex_Fuentes98 19 abril, 2015

    La primera parte del Valencia me pareció sublime. Pero cuando la pelotita no quiere entrar y además tienes al portero rival inspirado… es muy difícil.
    Obviamente Otamendi fue el mejor jugador sobre el campo ayer, ¡qué central tienen a orillas del Turia compañeros!
    A mí personalmente me gustó muchísimo la actuación de Dani Alves, defendiendo y manteniendo la posesión culé.
    Ah, y el cambio Negredo por Paco mató a los ches. Punto negativo para Nuno ahí

    Respond
  • @migquintana 19 abril, 2015

    @hola

    El mano a mano con Leo Messi corriendo hacia atrás me parece una de las jugadas de la Liga. Fue impresionante. Cambia varias veces de perfil, le va aguantando esperando que llega un compañero, nunca le deja la opción de regatearle y, cuando llega el momento, mete la pierna para arrebatarle el balón. A mí lo de Nico me está pareciendo brutal. Es Godín en la temporada 2013/2014.

    @Jose Luis

    Es un equipo de otra era.

    Todo por y para la calidad de sus hombres de área. Que el Barcelona de Luis Enrique haya sacado un 12/12 ante el Valencia o el Villarreal en cuatro partidos que igual que pudo ganar pudo perder, literalmente, habla de lo que es este equipo. Y, de momento, para bien. No por ser resultadistas, que un poco sí, sino porque es evidente que cada vez hay menos de casualidad en estos partidos…

    @Alex_Fuentes98

    A Nuno le faltaron cambios y acierto, sí.

    Yo esperaba un Negredo por Parejo o Rodrigo, que estaban fundidos.

    Respond
  • @Nacho_Blanco 19 abril, 2015

    Sabe mal que el Valencia no sacase nada del Camp Nou ayer. A diferencia de otros partidos, el Barça no buscó el escenario que se encontró. Fue sometido por la acción ché, y no como parte de su plan. Y lo curioso es que a los 55 segundos demostró el daño que les podía hacer a los de Nuno en transición… pero eso se evaporó en cuanto el balón se puso en juego tras el gol de Luis Suárez.

    También me resulta llamativo que tras sus dos buenos partidos como mediocentro, y la mala actuación de Rafinha en Vigo, Sergi Roberto parece que haya adelantado al brasileño en la rotación. Seguro que el propio futbolista no contaba con los minutos importantes de ayer (aunque fuesen solo 10').

    @migquintana @hola

    La carrera hacia atrás de Otamendi vs Leo Messi fue algo espectacular. Es que fijémonos en quién estaba delante, eh. El partido del argentino fue un recital, pero esa jugada en concreto… sin ninguna duda debería estar en el resumen de La Liga a final de temporada. Tremendo.

    Respond
  • mery 19 abril, 2015

    Estoy de acuerdo en la exhibición de Otamendi, una barbaridad. Pero es q Messi se está dando unas palizas…se vacío en la segunda parte, su gol no hubiera necesitado del rechace de alves en condiciones normales.

    Respond
  • @Nacho_Blanco 19 abril, 2015

    @mery

    Messi llegó exhausto frente a Diego Alves. No hay más que ver la celebración (?) en la que se tira desplomado al suelo ^^ Y también le pasó en algunos de sus slaloms en la frontal durante la segunda mitad, claro.

    Respond
  • Michel 19 abril, 2015

    Ayer debió ser uno de los escasos partidos en los que interviene activamente Luis Enrique, entiéndaseme su intervención con los cambios realizados. En ese terreno le gano la partida a Nuno. Y con ellos al menos supo mantener lo que hasta ese momento había obtenido, sea como fuere no era poca cosa.
    Otamendi, da miedo. Mereció la pena lo que estuvieron esperando por el, me recuerda al mejor Ayala pero más 'brusco, tosco'. Los tatuajes, su look ….. le hacen más intimidador. Y es que no fue solo esa acción de la que habláis, hubo al menos un par de ellas más que le robo el balón a Messi, increíblemente, cuando parecía que Leo lo iba a limpiar.

    Respond
  • munitxo 19 abril, 2015

    Por cierto, un simple comentario, donde se encontraba Diego Alves en el segundo gol, o se encontraba bebiendo agua en la portería o tenia algún problema que desconozco, su situación posicional con su equipo atacando y en campo contrario, era muy deficiente. Un saludo a toda la comunidad, y gracias por todo Ecos, la mejor página web de fútbol que conozco.

    Respond
  • @migquintana 19 abril, 2015

    @Michel

    Yo creo que Nuno tampoco podía hacer demasiado. Además, el cambio ''obligado'' de Gaya por Orbán le impidió meter a Rodrigo de Paul, que en los minutos finales hubiera podido ser una pieza importante. De todas formas, el cambio de Luis Enrique al descanso funcionó a la perfección y arregló varios problemas a la vez. Tanto lo de Adriano en el lateral, como el Masche-Busi y la calidad de la posesión.

    @munitxo

    Muchas gracias, amigo!

    Diego Alves es un portero de área pequeña. En todos los sentidos. Así que dudo que le pasara algo, simplemente no leyó la jugada y estaba más pendiente de que su equipo marcara gol que de la situación de juego que se podía dar. Vamos, que además de técnico, es un tema de concentración seguro.

    Respond
  • debleague 19 abril, 2015

    Es que yo creo que además de por el tema del físico… el partido de ayer lo gana Luis Enrique. O lo pierde Nuno, no estoy muy seguro de quien tuvo más peso en el resultado final (si contó más el mérito de LuisEn o el demérito de Nuno).

    @Abel yo también esperaba el Negredo por Rodrigo. Y lo de Cancelo… solo lo debió entender Nuno. Si tienes a De Paul para qué sacar un lateral derecho a jugar de interior.

    @migquintana Lo de Orbán… no creo que sea ni “obligado´´. Es que Orbán defendió muy bien pero tuvo mínimo 3 acciones en las que pudo ver cartulina. Estaba claro que Messi lo iba a volver loco.

    Respecto a Otamendi… qué bestialidad de central, por dios. He oído que Van Gaal lo quiere, ¡qué falta le hace!

    Respond
  • @Alex_Fuentes98 19 abril, 2015

    Es que yo creo que además de por el tema del físico… el partido de ayer lo gana Luis Enrique. O lo pierde Nuno, no estoy muy seguro de quien tuvo más peso en el resultado final (si contó más el mérito de LuisEn o el demérito de Nuno).

    @Abel yo también esperaba el Negredo por Rodrigo. Y lo de Cancelo… solo lo debió entender Nuno. Si tienes a De Paul para qué sacar un lateral derecho a jugar de interior.

    @migquintana Lo de Orbán… no creo que sea ni “obligado´´. Es que Orbán defendió muy bien pero tuvo mínimo 3 acciones en las que pudo ver cartulina. Estaba claro que Messi lo iba a volver loco.

    Respecto a Otamendi… qué bestialidad de central, por dios. He oído que Van Gaal lo quiere, ¡qué falta le hace!

    Respond
  • @migquintana 19 abril, 2015

    @Alex_Fuentes98

    Cuando me refería a ''obligado'' era por el tema tarjeta, sí. :)

    Respond
  • @Alex_Fuentes98 19 abril, 2015

    @migquintana Ay, se me olvidó. Quería decir que no lo cuento como circunstancia obligada porque era algo que todos sabíamos iba a pasar. Leo iba a volver loco a Orbán y este tendría rápido una tarjeta.
    El error viene de inicio. ¿No crees?

    Respond
  • andres 19 abril, 2015

    Puede ser un poco reduccionista pero esta es la conclusión a la que he llegado, este barcelona son sus tres delanteros. El resto aportan, ni mas faltaba, pero hacen un aporte humilde, Masche sigue siendo un central improvisado, alves anda de salida, iniesta y xavi no son los de antes, a esto me atrevo a sumar que pique y busquets tienen un aporte irregular. Encima el equipo no tiene claro el plan, unas veces se busca la directa, en otras hay pausa, para ambos escenarios el barcelona muestra momentos dubiattivos, momentos de poca seguridad. Y aún así está rozando el triplete, ¿como se explica? solo puedo pensar en sus tres colosos del ataque, acompañado por el mérito táctico de entender que lo mejor para el equipo era trabajar para potenciarlos. Se puede ver en la pérdida de protagonismo del medio campo, rakitic y quien lo acompañe suelen tener un trabajo mas sucio, mas de legionario, suben contadas veces, tapan los contraataques, con balón siempre buscan a uno de los de arriba.

    Respond
  • Ruqueyo 19 abril, 2015

    Yo creo que ya estamos en un punto de temporada, y con un balance en el que hay que empezar a hacer un análisis del Barcelona de Luis Enrique desde una perspectiva diferente. Desde el primer partido se lleva hablando de la vulnerabilidad de este Barcelona en defensa, se le ha criticado por los fichajes de los centrales y hasta incluso se ha destituido a Zubizarreta como director deportivo (mensajito de Lucho ayer para el presidente al respecto). Leo algunos comentarios que reducen este Barça al tridente MSN. Sin embargo, este Barça no marca más goles que el Barça de Guardiola, ni que el de Tito, ni que el del Tata Martino, pero por ahora es el que menos goles recibe con diferencia, y ojo, que estamos comparando al Barça de Bravo en la portería con el Barça de Víctor Valdés, que consiguió 5 trofeos Zamora, cuatro de ellos consecutivos en la era Guardiola/Tito. Bravo en estos momentos lleva un promedio de 0,59 goles encajados por partido, y ese promedio sólo lo ha superado Valdés un año, en la 2010-11, con un 0,50.

    A aquel Barça no le hacían goles porque le quitaba el balón al rival y no le dejaba opciones de atacar; este Barça no encaja porque algo debe hacer bien para dejar la portería vacía tantos partidos, y todo ello, a pesar de que de los cuatro defensas actuales, el único que tiene un nivel individual que recuerda a la defensa Alves-Pique-Puyol-Abidal, es el mismo Piqué que este año he recuperado un gran nivel, los demás, simplemente cumplen.

    Y como digo, llegados a este punto, esta aparente vulnerabilidad defensiva ya hay que analizarla no como un punto débil, sino como parte del sistema de juego de este Barça de Luis Enrique, porque no puede ser casualidad. Al Barça de Guardiola y posteriormente de Tito y Martino, se le echaba en cara que no tenía más recursos que el juego posicional y posesión de balón, que no había un plan B. Pues Luis Enrique ha conseguido dotar a este Barça de esas armas que antes no tenía. Ahora este Barça contragolpea, ahora es fuerte en jugadas a balón parado, tanto defensiva como ofensivamente, ahora dispara desde fuera del área,…. cosas que antes parecían estar penalizadas, pero también cuando el resultado le es favorable, sabe hacer su rondo en el campo y dejar al rival sin balón. Lo que ha hecho Luis Enrique es sacrificar un 10% de posesión para ganar espacios, ganar verticalidad, ganar en que el rival se crea que puede ganar y matarle a la contra. Pero que nadie se confunda, que esto no tiene nada que ver con el Madrid de Mourinho, ni tampoco el Madrid de Ancelotti es el Barça de Guardiola porque ahora con Modric, Kroos y James den cuatro pases seguidos en el centro del campo,…. no blasfemen

    Respond
  • Tony 19 abril, 2015

    Coincido con Ruqueyo en prácticamente todo.

    El Valencia ayer hizo una gran primera parte, pero desde luego no un partido completo. El Barcelona mereció ganar tanto como el Valencia, no nos olvidemos de las ocasiones que tuvo el Barça que fueron tan o más claras que las del Valencia (falta de Messi, disparo de Messi a bocajarro con la derecha en la primera parte y remate de Pedro en la segunda). Hay mérito en el Valencia, desde luego, pero la defensa del Barcelona tuvo una sobremesa de torrija tremenda que tampoco es habitual (despejes de Mathieu- qué peligro tiene despejando- y Piqué al centro provocando segundas jugadas, Adriano y Alves que no las veían de gordas, etc..) .Quiero decir que a pesar de la presión del Valencia, en muchos casos fueron errores no forzados.

    Por cierto, veo a Messi tremendamente cansado desde el partido con el City, ha perdido la velocidad que logró en los meses de enero-marzo. ¿No os parece? Yo le daba descanso en cuanto fuera posible, no de inicio, pero sí en cuanto el partido esté resuelto.

    Respond
  • hola 20 abril, 2015

    Ruqueyo, modérate un poco por favor.

    Respond
  • @davidwences 20 abril, 2015

    El tema de la portería imbatida me resulta indescifrable. No logro entender cómo es posible. Y la cuestión se puede hacer extensible a toda la temporada. A pesar de la gran temporada de Bravo, que este portero sea el menos goleado con esta estructura defensiva es algo a lo que no soy capaz de encontrarle argumentos sólidos: el nivel de Piqué, la intimidación de Busquets… nada parece suficiente.

    Respond
  • Abel Rojas 20 abril, 2015

    @ Ruqueyo

    En Ecos no se empieza ningún mensaje con "Creo que no has entendido nada de…" a ningún compañero. El principio básico para participar en los debates de esta web es partir de que la opinión de todos vale la misma. Con tu comentario desprecias el parecer de un compañero y de todos los que opinan como él, amén de no dar pie a ningún debate porque con tus formas cierras la posibilidad. En Ecos nadie da lecciones de fútbol a nadie. Compartimos ideas. Si alguien piensa que sabe tanto de fútbol como para que su única actitud posible sea ir enseñando, nuestra recomendación es que se monte un equipo de fútbol y haga carrera. Igual en 5 o 10 años gana la Champions.

    Respond
  • Abel Rojas 20 abril, 2015

    @ Tano

    Es posible, pero Ecos es principalmente un producto complementario al que uno no entra a informarse. Por esa regla de tres, cada análisis sería inservible porque nunca decimos los resultados ^^ El concepto es otro. El 95% de los lectores entendieron la frase seguro 😉

    @ José Luis

    "Cada día veo más a Capello en la cara de LE."

    Creo que en el ánimo de explicar los magníficos resultados de Luis Enrique se acaban buscando argumentos o ideas que no terminan de encajar con la realidad. Capello era un maestro de fútbol. De fútbol seguramente aburrido, pero maestro. Un tipo que dotaba a sus equipos de una seguridad defensiva excepcional y que enfocaba todo a eso, hasta el punto de que, a menudo, atacaba con solo tres jugadores para no descuidar ni un detalle atrás.

    Desde mi punto de vista, el Barça ganó el sábado por un único motivo: el desacierto goleador del Valencia. No hay más. No hay mérito en el 1-0 del primer tiempo del Barça. Ninguno. El Barça no impuso su voluntad en ningún instante, no buscó el partido que se dio porque el partido que se dio fue para perder 0-3. Controló nada, defendió terriblemente mal y no salió a la contra más de dos veces contra un equipo que tácticamente se estaba suicidando.

    EL partido del Barcelona, tal y como yo lo vi en las dos ocasiones que me he lo puesto por delante, fue muy malo. Muy, muy, muy malo. Y que ganase no lo convierte en mejor. Como su casillero de goles encajados no refleja ninguna solidez. Entiendo el poder del resultadismo, pero Luis Enrique ni es Mourinho, ni es Capello ni nada por el estilo ^^ Es un entrenador que ha construido un equipo tácticamente muy inferior y mucho menos competitivo que las obras de esos dos fenómenos. Y si gana el triplete, su juego seguirá diciendo eso a menos que lo cambie. Desde mi punto de vista, que por supuesto puede ser equivocado.

    Respond
  • ton 20 abril, 2015

    No estoy de acuerdo Abel. El Barcelona no sé si mereció ganar el partido, pero no lo mereció perder, y menos por 0-3 en la primera parte. Te recuerdo que el Barcelona generó al menos 3 ocasiones clarísimas además de los goles (Messi al palo, Pedro delante del portero y Messi a bocajarro a 3 metros de la portería). No fueron más por un Otamendi extraordinario. El Valencia no generó 5 ocasiones claras de gol. A lo sumo 3 o 4. Seamos justos. Es cierto que el Valencia jugó bien en la primera parte y el Barcelona rematadamente mal. Las ocasiones del Valencia se generan sobre todo por nefastos despejes de la defensa del Barcelona que provocan segundas jugadas.

    El Valencia no intimidó en la segunda parte y al Barcelona no le hacía falta, por lo que algo de dominio dentro del descontrol sí que tuvo el Barcelona en el segundo tiempo.

    En cuanto al bajo número de goles recibido por el Barcelona, creo que no es tan difícil de entender. Aunque le llegan mucho más que con Guardiola y siempre hay sensación de peligro, le siguen llegando bastante menos que a casi todos los equipos de la liga. En el Barça una ocasión de gol recibida es una auténtico horror, la gente tiembla, la prensa lo destaca… Yo he llegado a ver resúmenes de partidos en los que el rival le tira al Barça una vez en todo el partido, ¡1 vez!, y esa ocasión aparece en todos los resúmenes.

    Otros equipos (todos los demás) conviven con ello, saben que van a recibir 3 o 4 claras por partido y no hay nada de lo que avergonzarse. Creo que es una exageración decir que el Barcelona está mereciendo muchos de sus partidos. No digo que alguno no. Bravo está haciendo buena temporada, pero sin más. Nada extraordinario. También puedo estar equivocado.

    Respond
  • mery 20 abril, 2015

    Yo creo que el partido del Barça en el primer tiempo es horroroso, pero no fue así en el segundo. En el segundo el Valencia apenas llegó, físicamente se vino abajo o mentalmente, es muy duro hacer esa primera parte e irte al descanso perdiendo. Pero creo que en la segunda, el mejor es Otamendi robando esos balones a Messi, porque el equipo ya jugaba con mucho más control, más posesión, es decir, más académico. Me gustó como cambió el equipo, pero gane lo que gane, de verdad que me parecerá asombroso y no será por su fútbol como equipo, como bloque, como idea sino porque tiene unos jugadores super competitivos e increibles.

    Respond
  • Marcos Díaz-Lago 20 abril, 2015

    @Abel

    ¿Es posible que en este tipo de victorias del Barça (vs Madrid, por ejemplo) exista un componente psicológico clave? Me refiero a mermar la moral del adversario a base de genialidades en las áreas, tanto de (fundamentalmente) Piqué como de Messi, Ney o Suárez. Algo así como un "mira de que te sirve dominarme, si me haces cinco ocasiones y no metes una y yo hago media y voy ganando". Dudo que sea algo buscado, pero no sé, es sólo una hipótesis más.
    Yo personalmente tengo una impresión muy clara respecto a este Barcelona de Luis Enrique. Y es que es muy, muy divertido de ver. Por cierto, otro dato que creo que no debe pasar inadvertido es que contra los 5 primeros clasificados, el FCB ha conseguido 22 puntos de 27 posibles (sólo ha cedido 3 en el Bernabéu y 2 en el Sánchez Pizjuán).

    Respond
  • Abel Rojas 20 abril, 2015

    @ Mery

    Correcto, correcto.

    @ Marcos Díaz-Lago

    Yo creo que no. Creo que la única clave fue que un equipo no metió las suyas y el otro sí, y a partir de ahí se generó una dinámica distinta que cambió el partido. Pero no creo que fuera una cuestión de que uno tuviese más carácter que el otro, sino de que por como sucedieron las cosas -en mi opinión de una manera que no fue la más probable dado el juego practicado-, era mucho más fácil tener carácter estando en el que a todo le salió bien que en el que ese día estuvo desafortunado.

    La teórica resistencia mental del Barça es otra virtud que se le atribuye para explicar sus resultados que yo no tengo nada claro que tenga, porque en casi todos sus pinchazos, los últimos minutos del equipo fueron muy flojos. Es un equipo que duda y mucho. Por eso ponderé tan positivamente su segundo tiempo contra el Valencia. No me pareció notable, pero sí muy destacable porque logró darle la vuelta al juego y dominar bastante. Pero no creo que sea su dinámica habitual.

    Respond
  • ramirobibiloni 20 abril, 2015

    @abelrojas
    Además de la falta de tensión o de intensidad, creo que en el primer tiempo pasó algo que es común cuando Busquets no juega. Puede que sea un jugador limitado en su rango de acción, con un abanico de acciones muy concreto, pero en este Barcelona tiene que jugar siempre. Ya comentaste otras veces, y creo que habrá pocos ejemplos tan contundentes como este partido con el Valencia, que el equipo de Luis Enrique necesita reconocerse a sí mismo para dominar. Busquets es el espejo que les sigue diciendo que son la más guapa del reino. Explico: Con Mascherano de MDF (aunque interviniera de forma decisiva en acciones puntuales) el equipo no puede dibujar una salida de pelota limpia, ya sea por su colocación o por sus deficiencias técnicas. A ello, se le suma la posición de interior de Busquets, que al parecer no domina, porque tampoco realiza los movimientos necesarios. Tan grande fue la confusión, que según mi teoría viene marcada por la posición de Masche, que hasta Xavi pareció perdido.
    El segundo tiempo me sirvió para validar lo que creía viendo la primera etapa. Con la entrada de Rakitic y el reposicionamiento de Busi, el Barcelona volvió a ver el reflejo que no lo asusta, volvió a ser capaz de dibujar una posesión ordenada y se entregó, como casi siempre, a Messi.

    Respond
  • morelli 20 abril, 2015

    En mi opinión sus resultados se explican porque el Barcelona tiene unos jugadores brutales y saca los partidos con una mezcla de LA indiviudualudad, las individualidades, el balón parado y una serie de jugadas maestras, véase, el aclarado a Alba-Neymar para aprovechar el pase de Messi o el cambio de Xavi para controlar los partidos. Desde luego que teóricamente no es un dechado de nada pero si es lo suficientemente potente para estar donde está. La duda que tengo es saber quién ha tenido más suerte el Barcelona con Luis Enrique o Luis Enrique por tener este Barcelona… Realmente L.E ha sido quien ha cortado de raiz lo anterior para buscar otras fórmulas bastante agotadas ya pero ha tenido la suerte que de ese injerto ha salido algo comestible… y no tenía pinta.

    Respond
  • piterino 20 abril, 2015

    Es curioso. En el duelo de la primera vuelta, el Valencia perdió dejando la sensación de que debió puntuar y pudo ganar, y casi todos interpretamos que a Nuno le faltó un punto de valentía porque el partido estaba para ganarlo si su equipo daba un paso al frente. El sábado, el Valencia perdió dejando la sensación de que debió puntuar y pudo ganar, y mi interpretación es que a Nuno le sobró un punto de valentía.

    Esa dinámica de Messi de bajar hasta el propio campo incluso a buscar la pelota la percibí ya en la segunda mitad del primer tiempo. Y funcionó, vaya si lo hizo. Aquello templaba las gaitas de la presión y el ardor "che" varios grados. Pero mi resumen global, por supuesto, es el mismo que el de la mayoría: uno de los peores partidos del Barça de la temporada.

    Incomensurable Otamendi, inteligente Leo Messi, de más a menos Gomes y Parejo, bajando enteros Piqué. Me encantó la definición de Luis Suárez en el 1-0, por cierto.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.