El ave que no muere


Salvo en la Inglaterra que sólo se detiene en nochebuena, las postrimerías del año significan una pausa en el universo balompédico que en “Ecos del Balón” se usa para retomar fuerzas, pero también para tocar temas que, presos de la salvaje actualidad, nos dejamos en el tintero durante la época de pura actividad. Para estos días, hace un año, se me propuso escribir sobre la figura de Djalminha. Se trataba de un artículo complementario para el principal de aquel día que giraba alrededor de la figura de Thiago en el Bayern Münich y su indefinición como futbolista cinco años después de su debut profesional. Hoy, por el protagonista, este artículo navideño bien podría ser una continuación del tema con el que abandonamos el 2013.

Ganso apuntaba a jugar en los grandes de Europa

Incluso para los no asiduos a las ligas sudamericanas, el nombre de Ganso resulta familiar desde hace ya varios años. Co-estrella mediática del Santos de Neymar, y hombre clave del equipo hasta que el crack explotó, sobre Ganso se profetizó un futuro brillante. Todos los grandes lo sondearon, se llegó a hablar de ofertas cuantiosísimas e incluso llegó a vestir la ’10’ de la selección en un torneo internacional. Sin embargo, la decepcionante Copa América de 2011 dejó tan mal sabor en boca que desaceleró su meteórica carrera. Poco a poco comenzamos a ver más manchas en la vitrina y a referirnos a él en términos de nostalgia por lo que no pudo ser. Su traspaso del Santos al Sao Paulo pareció ser la marca fúnebre de un futuro que no fue.

Las características especiales del fútbol sudamericano hacen de este un escenario muy particular. Si se dice que en Europa los entrenadores no tienen tiempo, En Sudamerica se practica un fútbol distintola sentencia se multiplica cuando hablamos de los conductores de elencos Conmebol. Los torneos cortos, la venta indiscriminada de sus estrellas en edades novicias y la falta de capital para que, incluso, los equipos más grandes se alimenten de los más pequeños, hace que no sólo la inmediatez dinamite los procesos propios de este deporte, sino que debilita las estructuras tácticas de los equipos. Como resultado, el partido típico del continente está marcado distintivamente por toneladas de espacio inactivo, un ritmo muy bajo y muy lento, y equipos tácticamente mal construidos o a medio construir. Nada de esto era normal décadas atrás y el escenario ha contribuido a la proliferación de un fenómeno quizá natural desde cierto punto de vista, pero que en el largo plazo sólo acentúa más la problemática: en Sudamerica, hoy, se pondera por encima del futbolista que domina el juego a aquél capaz de dominar el detalle.

Es ese último arte el que ha revivido la carrera de Paulo Henrique Ganso. Rodeado de un cúmulo de estrellas más o menos estrelladas, Ganso se ha erigido este último añoPaulo Henrique ha vuelto a ser importante como el futbolista más relevante del Sao Paulo e incluso ha vuelto a sonar para la selección. Atrás parecen haber quedado las viejas esperanzas de centrocampista dominador. El recordado partido ante el América de México es memoria ida. El del estado de Pará hoy es un futbolista enfocado al gesto técnico inimitable en cualquier parte del terreno. Su técnica exuberante ha encontrado sentido finalmente como un arma para asustar en las proximidades del área rival. Su producción no es altísima, incluso Rogerio Ceni marcó más goles que él en el Brasileirao pasado, pero lo cierto es que Ganso ha aparecido en momentos importantes del campeonato con jugadas de alta dificultad técnica y mucha magia. Ha sido decisivo. Su fútbol, sin grandes lesiones de por medio, se ha estabilizado y rebosa de confianza.

Ganso ha evolucionado a un jugador de detalles decisivos

A pesar de lo anterior, Dunga ha preferido llamar tanto a Kaka como a Robinho y no al “10” del tricolor. Para Ganso ha dedicado críticas fuertes, hablando de su poca presencia en el juego a diferencia de su compañero de equipo, Kaka. Aunque para el Sao Paulo, el gesto técnico decisivo de Ganso sea más importante, para el fútbol de élite, al que Paulo Henrique todavía apunta, tendrá que convertirse en más que un repartidor de detalles. Lo que en Sudamerica lo hace dominante, para la selección y en Europa sólo lo harían uno más. Para convertirse definitivamente en el ave que no muere, Ganso tendrá que ser el futbolista que siempre apuntó. Si pasa, la Champions y Dunga lo recibirán con los brazos abiertos.


19 comentarios

  • @_H___H_ 24 diciembre, 2014

    Debo confesar que desde que vi por primera vez a este jugador en la cancha sentí fascinación por su calidad y por su enorme capacidad como habilitador, siempre me pareció interesante que parecía preocuparse más por asistir y por dar grandes pases que podían romper defensas, sin embargo, al pasar el tiempo pude ver también una preocupante ausencia de despliegue físico, lo vi perder balones, ingresado recién al campo en la final de la copa libertadores y no preocuparse ni un segundo en recuperarlos, la tendencia se me hizo tan marcada y frustrante que me hizo desencantarme y preguntarme qué hacía que un joven de entonces 21 años pudiera parecer tan veterano (para las buenas y malas), antes de su venta al Sao Paulo hubo mil rumores de venta a Europa y que lo vendieran por tan poco me llenó de preguntas, él fue la otra mitad de ese santos campeón de América, cuando Neymar no podía estar o no lograba desnivelar aparecía él, y así conquistaron muchas fortalezas del continente.

    Una noche leí que la causa de su frustrada venta a Europa y falta de compromiso en el juego era que sufría una lesión crónica, no recuerdo de qué tipo, o si siquiera lo decía el artículo, pero el alcance de la lesión era tal que lo hacía sentir siempre dolor al jugar, y eso lo había hecho cambiar su juego hasta buscar siempre la menor cantidad de movimiento posible, incluso después escuché que el presidente del Santos había dicho algo similar luego de venderlo.

    ¿Alguno de ustedes puede confirmar esa historia? Porque en verdad este jugador con un poco más de despliegue brillaría en Europa, pero siempre se ha quedado parado después de dar los pases, un gran ejemplo fue en este partido:
    https://www.youtube.com/watch?v=4ctD-xSemGo

    Respond
  • hola 24 diciembre, 2014

    No se. A mi me parece que sigue igual que estancado que Pato. Son dos jugadores que a sus 25 años los ves jugar y parece que estan "acabadisimos". Es una pena porque ambos prometian muchisimo…

    Respond
  • Abel Rojas 24 diciembre, 2014

    @ H_H

    Para mí a Ganso le transformó aquella lesión de 2011. Se convirtió en un jugador diferente.

    Cuando yo veía a Ganso jugar antes de esa lesión, yo veía un futbolista de aparición constante, un director de juego puro y duro, de hecho era el futbolista que más me recordaba a Riquelme. Incluso veía retazos de Xavi. Y ahí estaba el éxito potencial de un futbolista que al fin y al cabo era lento y, más que lento, de bajo ritmo.

    Cuando volvió, aunque tuvo un partido monumental contra Peñarol, cambió su esencia. Se volvió un futbolista más inconstante en sus apariciones y se limitó a dar asistencias, que según leo a Kun, es lo que hay ahora también.

    Si Kaká tiene más presencia a estas alturas…

    Respond
  • Abel Rojas 24 diciembre, 2014

    Que a todo esto, qué error de Menezes fue cargarse tan pronto a Kaká.

    Respond
  • @migquintana 24 diciembre, 2014

    Un buen Ganso en Italia por Navidad. No estaría mal.

    @hola

    El tema es que yo creo que Pato tenía todo para triunfar en la élite del fútbol mundial. A mí me parecía un jugadorazo cuando lo fichó el Milan. Súper adaptable al contexto europeo y capaz de ser decisivo en toda una Champions League. Luego llegaron las lesiones, la falta de continuidad y un Milan que, ahora mismo, tampoco es el mejor contexto para ir dando pasos adelante. Para mí él lo tenía absolutamente todo.

    Respond
  • Rafa 24 diciembre, 2014

    No va a ocurrir. Es un futbolista exageradamente lento. Una especie de Riquelme, pero con mucha peor lectura del juego.

    Respond
  • Abel Rojas 24 diciembre, 2014

    @ Rafa

    Y mucha menos presencia.

    Riquelme era futbolista de 120 participaciones por encuentro fácilmente.

    Respond
  • Rafa 24 diciembre, 2014

    @Abel

    Por su lectura del juego. Sabía perfectamente dónde ubicarse. Aunque no tenía ritmo, sabía cuándo dárselo al partido para que sus compañeros corrieran, y sabía cuándo pararlo para dar descanso. En eso era impresionante Román. De los mejores en ese ámbito, al margen de su exquisita capacidad técnica.

    Respond
  • Abel Rojas 24 diciembre, 2014

    @ Rafa

    Seguro que la lectura influía, pero no creo que lo sea todo. Iniesta ha sido uno de los centrocampistas con mejor lectura del juego y sin embargo no destacó por su omnipresencia. Trashorras tiene peor lectura que él y sí lo hace.

    Yo creo que más que un talento es una actitud hacia el juego.

    Dicho sea de paso que no considero una virtud aparecer 120 veces por encuentro en vez de 60. En el fútbol la calidad es más importante que la cantidad. Por eso el mejor Iniesta fue mejor que el mejor Riquelme.

    Respond
  • andy-arg 24 diciembre, 2014

    Hablando de Riquelme, anoche le hicieron un reportaje en ESPN y en un momento dijo que nunca jugo tan bien como en el Villarreal ni siquiera en sus mejores momentos en Boca….ustedes que vieron con mas regularidad su etapa en el Submarin , es tan asi o fue una exageración de Roman lo que dijo ?

    Respond
  • Vilariño 24 diciembre, 2014

    Acabadísimos y tal, los tres cuartos de temporada que jugaron juntos en el Sao Paulo (hasta que Pato se lesionó una vez más), ambos rindieron a un nivelazo muy destacable. Es más, en este último Brasileirao Pato era material de 9 de Selección brasileña, y más viendo los mediocres que pasan por ese puesto, desde Fred a Jo, pasando por Diego Tardelli.

    Respond
  • Gastón 24 diciembre, 2014

    @ Abel

    ¿Boca hubiera ganado todo lo que ganó si Román la tocaba 60 veces menos por partido?

    Yo creo que no.

    Respond
  • Meursault 24 diciembre, 2014

    @Andy-arg

    La temporada 2004-2005, en la que acaban 3os en Liga, y la 2005-2006, donde hacen una Champions legendaria, son un auténtico escándalo. Era un equipo con Senna, Forlán… pero la estrella indiscutible era Riquelme. Recuerdo auténticas exhibiciones del argentino, era el líder de un equipo de ensueño. Es que quedan primeros de grupo, superando a Benfica o Manchester United. Y los cuartos contra el Inter…puff, de los partidos que mas recuerdo y amor por el fútbol me han dejado, ese gol de Arruabarrena a centro de Román, Sorín con la nariz sangrando… muy épico todo, y eso que hemos vivido grandes historias de modestos españoles en Europa (Athletic asaltando Old Trafford, el Málaga en Champions) pero lo del Villarreal se lleva la palma.

    El penalti fallado contra el Arsenal quedará en la historia, porque qué cerca estuvo un equipo de un pueblo de Castellón de 05.000 habitantes de entrar en la final de la Champions. Eso y su decepcionante paso por el Barça son las grandes espinitas de su carrera en el fútbol europeo, porque todo lo demás fue mágico.

    A Riquelme apenas le he seguido en Argentina. Me dejó boquiabierto la primera vez que le vi, en la final de la Intercontinental donde Boca superó al Madrid con 2 goles del Loco Palermo (que por cierto también pasó por Vila-Real), cuando los grandes equipos sudamericanos aún miraba de tú a tú a los gigantes europeos.
    Pero no me extrañan sus declaraciones, porque la epopeya que lideró en Villarreal fue uno de los episodios más bonitos del fútbol reciente.

    Respond
  • hola 24 diciembre, 2014

    Ganso me recuerda a Guti..jugador irregulares que dan un chispazo cada 10 partidos..

    Vilariño·

    Me parecio curioso que llames malo a Tardelli cuando ha sido de los delanteros mas regulares en los ultimos años en el futbol brasileño, ojo delantero no goleador. A Pato se lo comio un tal Alan Kardec que venia de fracasar en Europa y marcar una buena cantidad de goles en el Palmeiras.

    Respond
  • Jose Luis 24 diciembre, 2014

    @hola

    Hace tiempo, bastante que no veo a Ganso. Pero si se parece a Guti, es jugador para un TOP10 mundial. Y no creo que Ganso esté para eso, según leo. Como Guti nacerán pocos.

    Igual me puede lo subjetivo que soy con este jugador. Durante 3-4 años fue el mejor jugador del Madrid, sin dudas. Con dos ligas de por medio (Capello y Schuster). Hablar de Guti para mí es recordar épocas malas de fútbol madridista, salvo cuando el "14" la tocaba.

    Respond
  • Jose Luis 25 diciembre, 2014

    Off Topic

    Acabo de levantarme y leo que Torres será Atlético en las próximas horas. Ojo a este movimiento. Hace un par de años que no veo tres partidos seguidos del Niño, pero si aún conserva esa velocidad/potencia… El tren inferior de Torres es de los más desarrollados que he visto en persona en un jugador, por longitud de piernas y exhuberancia de cuádriceps.

    Digo esto, porque si la condición que expongo (velocidad) se mantiene aún, coloco al Atlético como muy favorito a ser campeón de liga (ya ha pasado por Bernabéu, Mestalla, Nuevo San Mamés y Anoeta) y de Champions.Un jugador como Fernando, de extremada velocidad, 1,86 de altura le viene a este equipo como anillo al dedo. Imagínense a Torres en el puesto de Raúl García, jugando el equipo del Cholo con dos delanteros. Balón a la cabeza de Mandzukic, recepción de Arda, pase a Juanfran y Torres y el croata entrando al área de forma escalonada. Cualquier centro elevado llevará aroma de gol.

    Y encima, este año con mucho mejor banquillo que el pasado. Siqueira, Giménez, Suárez, Raúl, Griezman pueden salir desde el banquillo. Es que la jugada le puede salir redonda al equipo del Manzanares. Y en un mes de enero que viene cargadito con doble emparejamiento con el el Madrid en Copa, visita al Camp Nou en liga; y ya se verá si juegan los cuartos de Copa frente al Barsa (permiso del Elche).

    Me parece una jugada maestra del Atlético de Madrid. La fuerza del año pasado de este equipo era que podía relajarse atrás (ya sabemos que disfruta el equipo haciéndolo) porque arriba, un pase al potente Diego Costa era sinónimo de gol. Ahora, que el conjunto es más bloque aún, ya veremos qué pasa.

    … Y sí, no me he olvidado que Torres no ve puerta tan fácil como Costa. Pero estoy deseando ver cómo acaba este movimiento.

    Respond
  • Larios84 25 diciembre, 2014

    Creo que Guti esta a un nivel varios escalones superior tanto técnica como físicamente a Ganso. Que luego tuviera esa mentalidad que no lo hacía parecer o ser a él mismo el jugador que por calidad debió haber sido es otra historia, pero Guti es TOP10 tranquilamente en el fútbol español de los ultimos 15 años, pero su "cabecita" le impidió serlo a efectos prácticos.

    Sobre Riquelme, que decir que no se haya dicho ya sobre el astro argentino, otro crack, que fue crack, pero que pudo haber sido mucho más aún, un tío que jugaba "andando" y que hacia con la bola lo que le apetecía, Don Juan Román, historia viva del mediapunta sudamericano

    Respond
  • Jose Luis 25 diciembre, 2014

    @Ecos

    Envié un mensaje que no ha salido.

    Un saludo y Feliz Navidad a todos.

    Respond
  • @_H___H_ 25 diciembre, 2014

    @Abel
    Es verdad, para mí tenía futuro europeo seguro, tenía igual potencial para jugar a mayor ritmo según el nivel de exigencia, creo yo.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.