El delantero de las Casas Baratas


Dice mucho de un barrio que su tejido de ramblas y callejuelas se extienda entre “el Polígono” y “las Casas Baratas”. Así es Bon Pastor, símbolo perenne de la Barcelona obrera, cuna de los “otros catalanes” a los que bautizó Paco Candel en su gran retrato de la aventura migratoria que precedió a la tan diversa sociedad catalana de nuestros días. Bon Pastor es un barrio muy suyo: de calles estrechas, poco tráfico y mucha vida callejera. Un barrio donde algún corrillo de sillas comparte el adoquinado con porterías imaginarias delimitadas por farolas, pequeños portales y mochilas escolares. “¡Cuidao con esa pelota, niño!”. El hogar de Sergio García es, en definitiva, un vivero de ese fútbol que, según dicen tantos que ya estamos hartos de oírlo, sólo se aprende en la calle. Un juego apasionado, eso seguro, pues gusta más que la escuela. ¡Y astuto! Pues la picardía sortea dureza e injusticias sobre un tapiz de adoquines. Pero sobre todo generoso y combativo bajo una máscara chulesca, la que cubre el rostro orgulloso de quien enaltece el valor de librar sus propias batallas.

Que mejor que la “noche del gazpacho” para la presentación en sociedad de este hijo de Bon Pastor. Era una madrugada de septiembre y el Barcelona recibía al Sevilla en un horario atípico que se amenizó con prolegómenos festivos alrededor del Camp Nou. En la previa no faltaron el gazpacho y los embutidos; sobre el césped, por lo menos hasta que un brasileño risueño inmortalizó la fecha con un derechazo de excepción, el picante lo puso un joven delantero de movimientos agudos y extraño pelaje. “Aquest nano és bo, eh?”, cuchicheaba la grada. Sergio García, todavía hoy máximo goleador histórico de la cantera barcelonista, debutaba de este modo con la misma camiseta que había vestido su gran ídolo Romario en lo que sería, contra todo pronóstico, el primer episodio de un paso discreto por el primer equipo azulgrana.

Sergio García mostró detalles muy prometedores en sus escasas apariciones con el FC Barcelona.

Al chico se le esperaba desde hacía tiempo, pues no pudo tener mejor padrino. Fue el legendario cazatalentos Oriol Tort, un hombre que bien pudo haber descubierto una estrella en el bol del desayuno, quién apostó en primera instancia por este pequeño delantero de la Damm e insistió de nuevo por él tras un traumático exilio. “Es demasiado bajo”, opinaban algunos, por entonces. Y un nefasto estudiante en su etapa de formación, se podría añadir. “¿Y el peinado? ¡Si parece un gitano!”. Sergio García, que no era gitano pero sí lo eran sus mejores amigos, era uno de aquellos chavales cuya supuesta personalidad, antes siquiera de poder pronunciarse por si misma, despierta tantos prejuicios entre algunas mentes pensantes. Pero metía goles como churros, jugaba para todos y se impuso la evidencia: ese pequeño delantero de Bon Pastor iba a convertirse en un futbolista excelente.

Y no fue fácil. Cuando Sergio García llamó a la puerta Pudo integrar el ciclo ganador del Barçade Frank Rijkaard había que retroceder a los tiempos de los futbolistas con bigote para encontrar, en la figura de Paco Clos, el último delantero centro de la cantera azulgrana que había logrado perpetuarse en el primer equipo catalán. “Ay, si se llamara Serginho…”, pensó más de uno. Tan proclive a incorporar grandes talentos extranjeros en su tercio atacante, el Barcelona de la época era un ambiente extraño para un nueve de la casa que no impresionaba, a priori, por ningún rasgo desmedido. La llegada del delantero centro más importante de la historia moderna del club terminó de cerrar unas puertas que, en realidad, nunca se habían abierto de par en par.

A partir de se momento Levante, Zaragoza y Betis fijaron el rumbo de una carrera marcada por cierta fatalidad. Por el camino Sergio García creció y añadió matices a su fútbol: el escurridizo rematador de área que había surgido de la Masia se vio desplazado a los costados que tantas veces frecuentó su padre, extremo de pies refinados, en las categorías inferiores del fútbol catalán. La técnica y la calidad asociativa del delantero de Bon Pastor mezclaron bien con esos carriles exteriores que alimentaban la voracidad de una piernas vertiginosas. “¡Es una bala!”, exclamaba el comentarista. Extremo rápido y habilidoso, alternaba el desborde vertical con un punto de pausa y creatividad que valía millones. Cuando el Betis abonó un cuantioso traspaso por sus servicios, no obstante, la sombra del sambenito ya acompañaba al delantero: Sergio García había descendido con el Levante en un episodio menos llamativo que su siguiente desplome con el Zaragoza. Cuando la lustrosa plantilla bética consumó un tercer descenso consecutivo los coyotes tensaron sus orejas y se relamieron los hocicos.

¡Pero era campeón de Europa! En el episodio más feliz A menudo jugó en banda y como segundo puntade esta odisea el delantero de Bon Pastor fue convocado para disputar la Eurocopa de 2008. Integrante de pleno derecho de la selección que cambió la historia del fútbol español, futbolista afín al discurso común de las grandes estrellas de esa generación, ese mismo verano Sergio García pudo regresar al Barcelona. “Es que es bueno y de la cantera, ojo”. Cuentan que a Pep Guardiola le gustaba la idea de repescar al delantero del Zaragoza para el gran proyecto de su vida. Al jugador se le presentaba de este modo una segunda oportunidad de subirse al carro del éxito culé tras perder, por los pelos, su plaza en el equipo de Frank Rijkaard. Cosas de la vida, tampoco esta vez se concretó el trato y quedó reservado para alguna realidad alternativa el escenario hipotético en el que Sergio García ocupó el sitio de Luís García, Gio Dos Santos, Bojan Krkic, Jeffrén Suárez o Pedro Rodríguez en el mayor ciclo triunfal de la historia azulgrana.

El delantero de Bon Pastor no regresaría a la Ciudad Condal hasta un par de años más tarde, cuando el Espanyol imaginó en el punta bético una buena opción para asumir, en Cornellà-El Prat, el papel de líder resolutivo que nunca le faltó en Montjuïc. Sergio García nunca había dejado de jugar bien pese a que la amargura del descenso verdiblanco, aliñada por el gran desembolso que supuso su traspaso, afeó en gran medida la percepción de su paso por la capital andaluza. “Que este tío es un gafe, eh”, se comentaba a la mínima ocasión. Sospechoso en su retorno a Barcelona, tras unos inicios algo dubitativos en la disciplina periquita, cuando incluso se llegó a cuestionar su determinación como punta de lanza del equipo, Sergio García se reencontró consigo mismo y reclamó con firmeza el testigo de Raúl Tamudo.

En las filas del RCD Espanyol el delantero catalán ha desarrollado un fútbol más maduro y decisivo.

Que la gran estrella blanquiazul ha perdido exuberancia física respecto al punta veloz que desbordaba rivales con Víctor Fernández parece evidente. Que Sergio García ha mostrado la mejor versión de si mismo en el Espanyol, también. A la sabiduría acumulada con el paso de las temporadas, factor crucial en el juego de un delantero que toma tantas decisiones, cabe añadir su consolidación en el rol que siempre reclamó como propio: “Yo soy delantero centro”, dejaba entrever en cada entrevista, y no le faltaba razón. Su juego ya destacó bajo las órdenes de Mauricio Pochettino pero fue con Javier Aguirre, reinventor de un Espanyol más crudo y eficaz, que Sergio García se asentó como un ariete de enorme autosuficiencia, colmillo afilado y recursos infinitos. Presto a la ruptura o el apoyo, sus caídas a banda son diabólicas, en el área es un especialista y con el balón en los pies inventa lo que haga falta. Este futbolista habría cabido en cualquier vestuario del mundo.

“Falete” es un hombre de gustos sencillos y hábitos arraigados. Le gustan las películas de Denzel Washington y el lomo con patatas. Ya no vive en Bon Pastor pero regresa cada semana a las calles de su infancia: lleva a su hijo a la piscina municipal, saluda a medio vecindario, regresa al antiguo “Bar Manolo” de sus abuelos y acude al peluquero de toda la vida, el único profesional al que permite trastear con su lacio cabello. Pero lo que en verdad le apasiona es el fútbol, y cuenta que cuando se preparaba para debutar en el Camp Nou Ronaldinho le dijo: “hermano, juega como tú sabes”. El resto de la historia es bien conocido.


26 comentarios

  • vi23 12 noviembre, 2014

    No sabía que Pep había pensado en él para su proyecto! Pues si la duda era entre Hleb y Sergio, parece claro que se equivocó.

    En un jugador teníamos falso 9 y 9 verdadero: calidad asociativa y definición. Siempre me pareció raro que Del Bosque no le hubiese aprovechado. Ay, aquel descenso con el Betis…

    Respond
  • trocko79 12 noviembre, 2014

    Falete es muy grande, como bien comentas a perdido un poco de velocidad pero sigue siendo rapido y con cambio de ritmo, ademas al pasar a jugar de delantero pero con libertad y sentirse importante se le ve disfrutar y eso en un jugador de su calidad lo convierte en determinante. Es capaz de caer a bada y desbordar rivales, de retroceder unos metros y filtrar pases como un gran mediapunta o quedarse cerca del area y se capaz de inventar cualquier cosa en el momento menos esperado.

    Sobre su historia, es cierto que cuando ficho por el Espanyol su fama de gafe flotaba en el ambiente, habia descendido con 3 equipos y sus lesiones y falta de gol vestido de blanquiazul generaron dudas, fue entonces cuando saco su caracter y empezo a ser importante para el equipo y cuando Aguirre le puso de 9 como el de Bon Pastor llevaba tanto tiempo reclamando, su juego y sus cifras goleadoras se incrementaron notablemente.

    Lleva un par de años que esta a su mejor nivel, mas implicado, peleando, ganando balones aereos, destrozando defensas y dejando que su magia deslumbre a todos los amantes del futbol que les gusta degustar el buen futbol aunque ni en el dia que recibe el premio a mejor futbolista catalan le dediquen sus portadas los medios catalanes

    Respond
  • javimgol 12 noviembre, 2014

    Este año no he visto aún al Espanyol, pero el año pasado Sergio García me pareció uno de los 3 mejores delanteros españoles.

    Respond
  • 3-7-0 12 noviembre, 2014

    Me parece una muestra de jugador cuyo talento y calidad aflora y brilla al perder velocidad y chispa. Los delanteros con los años deben mejorar sus recursos técnicos al ir perdiendo facultades físicas. Y si a eso le sumas que a veces juega un tanto aislado,tenemos a un jugador que ha aprendido a sobrevivir cerca del área.

    Respond
  • @migquintana 12 noviembre, 2014

    @trocko79

    De hecho, es curioso, porque Pochettino comienza a perder partidos cuando Sergio García está lesionado. Llega Aguirre, toca un par de cosas y, encima, se encuentra con Sergio García a un nivel magnífico. Normal que les fuera tan bien como combinación. Uno le ponía el trabajo por detrás y le recuperaba el balón bastante cerca del área rival y el otro, como si no costara trabajo, generaba ocasiones de peligro con una continuidad pasmosa.

    @javimgol

    En los años de Aguirre, Sergio se ha salido como pocos delanteros en la Liga.

    @3-7-0

    Es que, definitivamente, el Sergio García del Espanyol es superior al Sergio García del Betis. Y mira que en el Benito Villamarín tuvo meses de un nivel brillantísimo que le llevaron a jugar merecidamente la Eurocopa 2008.

    Respond
  • @cordobeh 12 noviembre, 2014

    Delantero que ha jugado para marcar goles en España como si lo estuviera haciendo en Italia. Enorme acierto -y merecido- de Aragonés en 2008 (el empuje deportivo que da a más de media convocatoria es tremendo) y mi aplauso a Marc por el repaso a la minusvalorada carrera de este jugador.

    Respond
  • @DomingoPrezEFEI 12 noviembre, 2014

    Enhorabuena por este magnífico texto Marc, y gracias, pues apetecía mucho leer sobre el gran Sergio García. Estupendo artículo.

    Yo me declaro fan del jugador, pero he de reconocer que no esperaba que su rendimiento tan alto durara tanto. Me alegro haberme equivocado, y que dure a este nivel

    Respond
  • pacolozano 12 noviembre, 2014

    la ultima frase de ronnie es bestial! tan bueno era?
    PD: vaya palo le habéis metido a pedrito como quien no quiere la cosa^^

    Respond
  • trocko79 12 noviembre, 2014

    @migquintana es que hubo una epoca con Pochettino que lo ponia demasiad lejos del area, en banda y teniendo que defender su esfuerzo le paso factura en forma de lesiones musculares y encima no pisaba area como para aprovechar su capacidad goleadora. Cuando Aguirre lo pone de 9 Sergo vuelve con ilusiones renovada y fisicamente sin problemas musculares, se pone a jugar y a hacer jugar a sus compañeros.

    En el 4-4-2 de Sergio Gonzalez el equipo funciona mejor cuando"Falete"teniendo libertad da unos pasos para atras sirviendo de puente entre la media y la delantera pero sin alejarse demasiado del area

    Respond
  • Larios84 12 noviembre, 2014

    @migquintana

    "Y mira que en el Benito Villamarín tuvo meses de un nivel brillantísimo que le llevaron a jugar merecidamente la Eurocopa 2008."

    Esos meses buenos que comentas fueron en el Real Zaragoza, sus tiempos en el Betis fueron tras la Eurocopa, y muy buenos por cierto, aunque su cota ha subido algo a sus 31 años, y creo que puede durar unos añitos más, ya que tiene calidad y astucia para dar y regalar tanto al borde del área como dentro de ella.

    A mi es un delantero que siempre me ha parecido minusvalorado por ciertos sectores de la prensa, y creo que cualquier club de nivel Champions, querría tenerlo, vamos que yo preferiría a "Falete" por Chicharrito para hacer competencia a Benzema, o a Sergio como rotación junto Griezman y Mandzukic en los colchoneros, pero mejor disfrutarlo ya estos años como estrella en este Espanyol.

    Por cierto¿A que aspira este Espanyol de Sergio González? No lo he visto apenas nada, algun resumencillo y poco más, ¿Cuál puede ser su cota media?

    Respond
  • Larios84 12 noviembre, 2014

    Por aportar un datito, hasta el día de hoy, en Primera Division, ha anotado 60 golitos y ha dado 46 asistencias, vía http://www.espnfc.com/player/26704/sergio-garcia?…

    Creo que habla a las claras del jugador que es, de su solidaridad en pos del equipo, y eso que ha tenido muchos problemas de lesiones, ya que de haber caído de pie, y no tener problemas de lesiones, de estados de formas generales de algunos equipos de los que formó parte, seguramente esa cifra sería bastante superior

    Respond
  • @migquintana 12 noviembre, 2014

    @Larios84

    Es verdad, es verdad. Me había fallado la memoria.

    En cuanto al Espanyol… pues de momento es un poco indefinido. Equipo que quiere tener el balón pero que no sabe cómo generar peligro. En las últimas jornadas mejoró por banda derecha con la presencia de Lucas Vázquez, pero luego en el área no culmina. Caicedo está completamente desaparecido y fuera de combate. Los laterales no están dando el vuelo que el equipo parece necesitar para sorprender. Y, en general, aunque no llegan a jugar mal, sí que son uno de los equipos más inocentes y endebles de la Liga. El Villarreal el otro día jugó a placer los primeros 45'.

    Respond
  • trocko79 12 noviembre, 2014

    @Larios84 Coincido con el analisi de @migquintana sobre el Espanyol, el problema parece evidente, Sergio quiere tener el balon y dominar con posesion,laterales largos y mucha gente en zona de ataque pero cuando mejores resultados consigue es dando un par de pasos para atras, defendiebdo bien con sus laterales sin subir mucho y el doble pivote ayudando atras y no dejandose ir demasiado.

    Yo he visto todos los partidos, los locales en el power8 y sigo sin tener claro hacia donde va el equipo, ha tenido tramos de algunos partifos muy buenos y otros muy decepcionantes. Cuando consigue llegar arriba no encuentra puerta con facilidad por eso rinde mejor cuando no encaja goles y coge confianza desde la solidez defensiva

    sobre la otra gran epoca de Sergio Garcia, fue en el Zaragoza pero era totalmente distinto al Sergio actual, su punto fuerte era la velocidad arrancando desde banda.

    Respond
  • umas21 12 noviembre, 2014

    Sé cual es la respuesta pero me siento obligado a hacer la pregunta
    ¿Y la selección?

    Aún con el objetivo de francia 2016 en mente, y teniendo presente que no formaría parte del once creo que sergio podría aportar muchas cosas con la selección (incluso más que mata¿?)

    Respond
  • Meursault 12 noviembre, 2014

    @pacolozano
    "la ultima frase de ronnie es bestial! tan bueno era?
    PD: vaya palo le habéis metido a pedrito como quien no quiere la cosa^^"

    Palo no, palazo! Jajaj muy sutil Marc como siempre. Además medio en broma yo creo, porque a pesar de su decepcionante rendimiento con el Barcelona las últimas dos temporadas (con la Selección mejora), creo que fue importantísimo en el enorme Barça de Pep e hizo dos temporadas magníficas.

    @Larios84
    "Por cierto¿A que aspira este Espanyol de Sergio González? No lo he visto apenas nada, algun resumencillo y poco más, ¿Cuál puede ser su cota media?"

    Bastante difícil de decir. Yo diría que a pasar una temporada tranquila, sin sufrir por la permanencia pero sin aspirar a nada más. El Espanyol juega a ratos, tiene minutos de buen fútbol con otros ratos muy malos. Vamos, que es bastante irregular. Pero es un equipo sólido atrás, la pareja Colotto- Alvaro funciona, tras las fallidas pruebas de Arbilla/V. Alvarez, Javi lopez y Fuentes se han consolidado en los laterales, la pareja Víctor Sánchez- Cañas funciona y Lucas Vázquez está aportando mucho. Si a Sergio García le respeta el físico y las lesiones, Lucas sigue entonado, y Montañés y Caicedo (para mí las grandes decepciones hasta ahora) muestran el nivel que se les presupone, creo que el equipo puede acabar entre los 10-12 primeros sin problemas

    Respond
  • Miki 12 noviembre, 2014

    En la temporada que descendió con el Real Zaragoza tuvo mejores actuaciones que Diego Milito que estaba en horas bajas y que Ricardo Oliveira un chupón de las que ya no quedan, aunque con mucha calidad eso sí. Ahí es nada.

    Respond
  • Abel Rojas 12 noviembre, 2014

    @ Javmgol

    Este año está más de mediapunta y cada vez tira menos desmarques en profundidad, pero a su vez cada vez va siendo más habitual verle unos pases que parecen más dignos de De la Peña que de un delantero.

    @ DomingoPrez

    Y el tema es que casi siempre lo ha hecho bien.

    Muchos están convencidos de que si llega a nacer él cuando Pedro, Sergio sería hoy un jugador importante en la historia del Barça. Y la verdad es que me inclino a pensar que sí. Pedro es bueno, pero Sergio tiene un talento diferente. Se hubiera salido siendo uno de los extremos de Messi en el Barça de Guardiola.

    Respond
  • Abel Rojas 12 noviembre, 2014

    @ umas21

    Por estricto nivel futbolístico, está claro. Aunque más claro todavía estaba el año pasado para Brasil. Pero si piensas a medio plazo, al fin y al cabo tendrá 33 añazos para Francia 2016.

    Respond
  • @ADRIAN_BLANCO4 12 noviembre, 2014

    Delantero de barrio, impulsivo, vertical, diferencial, eléctrico y añejo. Sergio García es como el buen vino.

    Siempre infravalorado e imposible no quererlo. Igual que a vosotros.

    Gran artículo, Marc.

    Respond
  • Some 12 noviembre, 2014

    @ vi23

    Pero en ese momento no estaba tan claro, eh. Sobre todo en relación a Hleb. Yo recuerdo que en general la percepción sobre el fichaje de Hleb era muy positiva. Cuadraba con esa idea de extremo/centrocampista del que gustaba tirar a Pep, posibilidad de muchos roles interiores… Luego creo que a todos nos quedó más o menos claro que a Hleb en el Barça le fallaron más los tiempos y la personalidad que el puro fútbol.

    @ pacolozano

    Sin ánimo de desmitificar la frase que yo mismo he escogido para cerrar el artículo con cierta grandeza… ¡eso Ronaldinho igual se lo dice a todas! Pero lo cierto es que los momentitos de Sergio García con el Barça fueron muy buenos, llegó muy dulce al primer equipo, así que también es posible que de puertas para dentro el chaval tuviera encandilados a sus 'hermanos mayores'.

    @ Meursault, pacolozano

    ¡No me seáis tan mal pensados! XD

    Es posible que en el equipo Ecos nadie sea más entusiasta con las cualidades y el rendimiento de Pedro en el Barça. Sus últimos años, evidentemente, son muy flojos, pero incluso diría que a veces recibe palos exagerados en el sentido de que no es él futbolista para revertir situaciones ni subsistir sin problemas en un entorno colectivo tan complicado como el de estos tiempos en el equipo culé.

    Dicho esto, sí me parece claro que Sergio García se ha mostrado como un futbolista superior en términos globales, a la vez que adecuado, por sus características, a roles como el de Pedro en el Barça. ¿Podría haber él bordado su papel como efectivamente lo hizo Pedro en su momento, añadiéndole además un plus de calidad? Pues no lo sabemos, francamente. Pero como hipótesis es sugerente de imaginar. Y no hablemos ya del resto de nombres citados…

    En cualquier caso lo que me parece más interesante es como Sergio García estuvo tan y tan cerca de hallarse en el lugar adecuado y el momento propicio para crecer en el mejor Barça de la historia, siendo además un futbolista afín al proyecto… y sin embargo esa posibilidad se desvaneció hasta dos veces. O cuánto menos una y media.

    Somos presos del caos, amigos y amigas.

    @ Miki

    Uno repasa entrevistas y declaraciones de Sergio García y hay una constante muy evidente alrededor de su paso por el Zaragoza. Él lo relaciona con su eclosión, con sus mejores tiempos de juventud, y guarda un cariño y respeto enorme por lo que le aportó Víctor Fernández en esa primera época.

    Respond
  • Jose 12 noviembre, 2014

    Como aficionado al Real Zaragoza, tuve la suerte de poder disfrutar de este jugón en directo en La Romareda, esas arrancadas que pegaba desde la banda derecha, la técnica que tenia. Me acuerdo que siempre que lo sustutían, las ovaciones que se llevaba el "pechopalomo", con toda La Romareda puesta en pie. La única pega, en su tiempo aquí fue el gol, que tampoco metió muchos, pero bueno… Lástima su salida de aquí, tras las desafortunadisimas declaraciones de su padre después de la Eurocopa, que siempre que ha venido se ha llevado unas pitadas elegantes, pero bueno, yo siempre le estaré agradecido por su dedicación y por los muchos detalles de calidad que dejó con la camiseta del Real Zaragoza.

    Respond
  • @migquintana 12 noviembre, 2014

    @Jose

    Es que, curiosamente, aunque sea el máximo gol de las categorías blaugranas, cosa que supondría que habría sido Bojan o Leo, Sergio García nunca ha sido un gran goleador. De hecho, estos dos últimos años, que han sido soberbios, ha marcado ''sólo'' 19 goles y dado 14 asistencias. Son números que no le hacen justicia. Sea como fuere, en el Espanyol tienen explicación: debe ser el hombre con más penúltimos pases de gol en al Liga.

    Respond
  • pacolozano 12 noviembre, 2014

    en un suponer , cuantos kilos creéis que pudo valer en su mejor momento?

    Respond
  • cassavettes 13 noviembre, 2014

    Un crack, imposible no adorarlo. Me encanta que Ecos le de la cobertura a Sergio Garcia que se merece.

    Respond
  • @migquintana 13 noviembre, 2014

    @pacolozano

    Los momentos son muy cambiantes y el precio los pone la oferta+demanda, pero lo que tengo claro es que su fútbol le hubiera dado mucho a varios equipos. Incluso ahora, por ejemplo, si lo pones al lado de Bacca o Mandzukic… ojito.

    @cassavettes

    Creo que es uno de los jugadores por el que todo el ''Equipo de Ecos'' siente una fascinación total. Muchas veces, cuando está jugando el Espanyol, terminamos todos comentando en Twitter algo de Sergio García. Es buenísimo. Y se merecía un homenaje como este, estoy de acuerdo. Sobre todo si es de Don Marc Roca. :)

    Respond
  • Some 13 noviembre, 2014

    @ pacolozano

    Por lo pronto, la cantidad que pagó el Betis en su momento, por un futbolista todavía jovencito y creciendo, ya dice mucho. No fue una barbaridad.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.