Conversando con David De la Peña sobre el Marsella


Marcelo Bielsa ha regresado a los banquillos y, por si esto no fuera suficiente noticia, lo ha hecho para ocupar el del Olympique de Marsella, un club con el que comparte la pasión, locura y vehemencia que tanto le caracterizan. Y en Marsella, pese a completar un verano nada idílico con la marcha de Valbuena y la falta de refuerzos en defensa, de momento las cosas le están yendo realmente bien. Líderes de la Ligue 1, sus futbolistas parecen haber comprendido ya su filosofía. Con Gilbert Imbula, Dimitri Payet y André-Pierre Gignac brillando bajo las órdenes de Bielsa, el Stade Vélodrome es uno de los estadios de Europa en los que hay que poner el foco. Para ello, charlamos con el gran David de la Peña.

 

– Marcelo Bielsa es un técnico tan particular que, para comenzar esta charla, me interesa muchísimo saber qué fue lo primero en lo que pensaste cuando se relacionó el nombre del argentino con el Olympique de Marsella. Es decir, sea más o menos superficial, quiero saber cuál fue tu primera impresión.

Lo primero que pensé es en que les unía una relación extrañamente especial. Creí que iba a funcionar bien desde un primer momento porque, bueno, con echar un vistazo a la grada del Marsella ya sabemos qué tipo de afición tiene y cómo de pasional puede a llegar a ser el club. En el Olympique de Marsella, desde que se fue Deschamps, que puso orden en un momento puntual, ha reinado sobre todo la inestabilidad. Y Marcelo Bielsa, en cierto modo, casa con lo qué transmite el club visto desde fuera. Ese carácter pasional, un estadio muy caliente, una afición que espera que el equipo, además de jugar bien, deje hasta la última gota de sudor… Una exigencia que, precisamente, coincide con lo que pide Bielsa a sus equipos: jugadores comprometidos, que acepten sus ideas y que vayan con ellas a muerte. Así que, en definitiva, aunque sea de una forma abstracta, mi primer pensamiento fue acerca de ese nexo de unión que podía tener Bielsa con Marsella.

– Un nexo que coincide con el que tuvo en Rosario con Newell’s Old Boys y en Bilbao con el Athletic Club, sus dos grandes experiencias a nivel de clubes.

Exacto. De hecho, es que a mí no me sorprendió que Bielsa funcionara tan bien en su primera temporada en Bilbao. Es justo esto que comento. Y en cuanto a Rosario, más de lo mismo. No hace falta más que mencionar que uno de los grandes símbolos de esta ciudad es la del Che Guevara, esta imagen revolucionaria de un hombre que se fue a Cuba cuando, teóricamente, ni le iba ni le venía. Evidentemente cada uno luego tendrá su ideal político, pero es innegable la importancia y representatividad del Che en Rosario. Y eso impregna a toda lo que hay en la ciudad. El hecho de que Marcelo Bielsa siempre haya dicho lo que se le ha ocurrido sin tener reparos de ningún tipo, como ya ha hecho en Marsella desde el primer momento, y que tenga una forma de ver el fútbol tan peculiar, desarrollándola a muerte, casa muy bien con el espíritu de estos tres clubes y estas tres ciudades.

– Y en lo futbolístico, ¿cómo crees que encaja los conceptos de Bielsa con el fútbol francés? Evidentemente luego en la Ligue 1 hay equipos de todo tipo, pero es cierto que cada competición tiene una impronta personal. ¿Cómo casa con ella?

Mira, si pusiéramos a la Liga BBVA en el pico de la pirámide a nivel táctico de las competiciones europeas, yo creo que la Ligue 1 está en un escalón inferior, pero a cambio hay que decir que es una liga físicamente muy potente, con mucho jugador africano, mucha fricción… A veces hay partidos sin demasiado ritmo, pero que sí que tienen muchas persecuciones y muchos choques o saltos. Por ir a lo general, como tú me pides, a mí el partido tipo del fútbol francés me parece que casa bastante bien con Marcelo Bielsa. Ya sabemos el tipo de marcas que suele hacer, lo que le suele exigir a los jugadores, la libertad que les da… Entonces, dentro de ese perfil, el concepto táctico medio de la Ligue 1 no le debería sorprender mucho a Bielsa. Me explico más concretamente: a lo mejor en la liga española, cuando llegó, había entrenadores que sí que se podían adaptar más puntualmente a sus planteamientos, pero en la francesa esto no ocurre con tanta frecuencia. Y esto, sobre todo en este inicio, le ha venido bien.

– Sin querer hablar de las relaciones institucionales y de su posible futuro, temas que reservo para cerrar esta charla, ¿cómo de positivo o de negativo fue el verano para Bielsa? Él ha admitido varias veces “no tener influencia en las entradas y salidas del club”, incluyendo la sonada marcha de Valbuena a Rusia…

Lo que transmite Bielsa, desde luego, es que no está nada contento con el verano del club.

– ¿Y tú estás de acuerdo con él? Te lo pregunto intentando obviar esa lista de jugadores que Bielsa dio al club y que de poco o nada sirvió. Es decir, sin conocer esa información, ¿te desagrada tanto el verano del Marsella como a él?

Hombre, es que creo que han perdido al mejor hombre de la plantilla: Mathieu Valbuena. Es verdad que, como luego hablaremos, los que están jugando lo están haciendo muy bien, pero independientemente de esto la realidad es que a Marcelo se le fue su mejor futbolista nada más llegar. Y el propio Bielsa comentó que si la marcha de Valbuena hubiera sido una decisión suya, hablaría muy poco de su capacidad de análisis. En esto estoy totalmente de acuerdo. Luego… es que también se marchan jugadores importantes en la defensa como Lucas Mendes, uno de sus mejores hombres en la zaga, y Souleymane Diawara, que gustase más o menos terminaba siendo una pieza que podías utilizar de central. Y ahí sólo ha llegado Dória, que es un central muy prometedor pero que llegó sólo por el expreso deseo del presidente. Bielsa, de hecho, ya ha dejado claro que no llegó con su consentimiento y, por el momento, no está jugando. Así que, al final, la línea menos potente del equipo la temporada pasada ha quedado todavía más debilitada, con lo que aquí también estoy de acuerdo con él.

Es cierto que han llegado Romain Alessandrini, Abdel Barrada y Michy Batshuayi, tres futbolistas que pienso que completan bastante bien el ataque, pero no terminan de compensar lo que estoy comentando. Es decir, aunque no me parecen malos fichajes, sí que me da la sensación de que la plantilla es un poco corta en determinadas posiciones y que, con el ritmo que mete Bielsa a sus equipos, puede pesar a largo plazo. Con lo que entre esto y la potencial debilidad de la línea defensiva, podemos decir que el verano del Olympique de Marsella no ha sido el ideal.

– Sea como fuere, en tu blog te leía comentar que el tipo de futbolista que tiene a su disposición “hace creer que se pueda desarrollar su defensa de marcas individuales”. Este detalle me parece importantísimo porque, precisamente, de detalle no tiene nada. La capacidad de los jugadores para sostener y llevar a cabo la presión al hombre por todo el campo condiciona la salud de los equipos de Bielsa. Y, por lo que estamos viendo, no te equivocabas: el OM ya está presionando bastante bien.

Sí, sí. Ésta es una de las claves. En primer lugar, tiene a un Gignac arriba que, sin tampoco ser un jugador comprometido al 100%, le puedes pedir que realice ese trabajo en primera línea. No es el típico delantero disperso, vaya. Ayuda y suma. Luego también está Andre Ayew, que es uno de los futbolistas del equipo que más está cumpliendo con esta tarea de realizar marcas larguísimas de forma individual. Él es uno de los jugadores que más soluciones ofrece en ataque, pero es que en defensa se mata a correr. Entonces, que una de las grandes estrellas del equipo case tan bien con la idea del entrenador, creo que sirve de ejemplo para que el resto siga un poco su estela y pueda funcionar bien. Es el caso de Dimitri Payet, por ejemplo. Él era un jugador que antes de Bielsa no había mostrado tener mordiente a la hora de presionar y perseguir, pero ahora lo está haciendo en cada partido.

Además, los dos hombres del centro del campo acompañan muy bien. Gilbert Imbula es una absoluta bestia física. Tiene unas condiciones brutales que se adaptan perfectamente bien con el hecho de coger a un rival en su zona y perseguirle hasta que acabe la jugada. Encima, como está teniendo libertad para pisar área, también está brillando en la faceta ofensiva. Y con Alaixys Romao, sin ser tan espectacular, más de lo mismo. Entonces, como se está demostrando que los hombres de ataque pueden cumplir con esta misión, que es muy importante porque son los primeros en realizarla, al final se te queda una plantilla que sí que casa muy bien con la principal pauta táctica de Bielsa. Tenían las condiciones necesarias y, además, han entendido muy bien el mensaje de su técnico.

– Pero el arranque no fue demasiado bueno con un empate y una derrota… ¿Podemos decir entonces que todo comenzó a mejorar con el paso del 3-3-3-1 al 4-2-3-1? Lo cierto es que desde ese cambio estamos viendo a un equipo intenso, ordenado, mandón, agresivo… ¿Pero es todo por el cambio de dibujo y el equilibrio que le da ese mal llamado doble pivote conformado por Romao e Imbula?

Es que ese esquema con el que inició, que era el característico de su Chile, no encajaba demasiado bien con los futbolistas que tenía aquí. Con lo que, más que el cambio de dibujo en sí, la clave es que los jugadores con este 4-2-3-1 se sienten mucho más cómodos sobre el campo. Es más natural. Esta modificación favorece, sobre todo, al propio Imbula. Bielsa en ese 3-3-3-1 lo que hacía era meterlo como pivote, pero él es de todo menos un mediocentro posicional. Es un jugador que tiene muchísima zancada, que tiene buena condición, que siempre pretende eliminar rivales, que llega muy bien al área… Él es eso y, para mostrarlo, necesita la libertad que ahora tiene con Romao como escolta. Así que juntas el cambio de sistema, la mejora de varios futbolistas y la entrada en el centro del campo de Romao, que es un jugador más ordenado, ha ayudado a mejorar el funcionamiento colectivo.

Y así, por ejemplo, han empezado a mejorar las prestaciones los dos laterales: Brice Dja Djedjé y Benjamin Mendy. Ellos son algo desordenados atrás y, si les pides que inicien la jugada pasada la divisoria, que era lo que les ocurría cuando jugaban con tres centrales, pues el peligro se potencia. Ahora, guardando la línea de cuatro, todo está más organizado.

– Totalmente de acuerdo. El orden desordenado de Romao-Imbula está teniendo una relación directa en que ambos laterales estén siendo un foco de peligro muy importante sin ser tan poco dos jugadores brillantes. De hecho, te dejo dos datos. El numérico es que los laterales marselleses llevan ya seis asistencias en nueve partidos. Y el simbólico es que, cuando el OM saca de centro, son ellos los que están pegados a la línea de cal donde normalmente se sitúan los extremos. Es decir, pisando la línea divisoria.

Sobre todo para aprovechar la creatividad y movilidad de los jugadores de 3/4 que tienen por delante. ¿Qué pasa? Que Thauvin y Ayew, aunque juegan por fuera, no son del todo extremos, así que necesitan libertad y los laterales son los que compensan esos movimientos. Es cierto que Thauvin, aunque ahora está jugando por la derecha siendo zurdo, sí que tiene algún movimiento más exterior e intenta desbordes por fuera para luego centrar, pero no en demasía. Y Ayew menos, pese a estar jugando a pie natural. Personalmente pienso que al mejor Andre Ayew lo estamos viendo cuando se ha metido a recibir metros más atrás, ayudando así a un doble pivote que no es demasiado creativo. Recuerdo el partido del Niza en la jornada cuatro: cuando él comienza a meterse más atrás y se apoya con Imbula, el equipo produce mucho más y mejor.

Entonces, claro, el hecho de que los dos teóricos extremos no actúen como tal, hacen que tanto Djedjé como Mendy se encuentren muchas veces con la banda despejada y, con su velocidad, están pudiendo sumar. A mí Djedjé no me convence en global, pero en ataque es bastante potente y tiene un buen centro. Y, claro, es que lo que se encuentran en campo rival es un caramelo para ello.

– Ni Thauvin ni Ayew son extremos de línea de cal, cierto, pero sí que tienen influencia exterior, ¿no David? Quizás más Thauvin, pero tanto él como Ayew siempre están en sus carriles dispuestos a generar superioridades numéricas y a formar los famosos triángulos no sólo para desbordar, sino también para ganar metros en posicional como has comentado con el ejemplo de Andre.

De hecho, Quintana, si te fijas, para mi gusto, el lado fuerte del equipo cuando quiere meterse en campo rival es el izquierdo. No sólo por Andre Ayew, sino también porque Payet se junta más en ese lado y porque Mendy tiene un poquito más de calidad para estas acciones que Djedjé. Sin embargo, cuando el balón llega a la derecha, cuando la toca Thauvin, todo es un poco más frenético y les cuesta más juntarse. Como comentas, cuando están en campo rival y necesitan realizar algún apoyo o dejar algún balón de cara, el movimiento de los dos extremos para ayudar a los laterales es muy bueno.

– Esto me recuerda bastante al Athletic de Bielsa. El triángulo artístico por la izquierda (Muniain, Ander y Llorente) y el triángulo martillo por la derecha (Iraola, De Marcos y Susaeta). La diferencia es que, para mí, en este caso hay un jugador común en ambos lados: Dimitri Payet. Cierto es que él cae más a la izquierda y que Gignac se escora más a la derecha, pero su presencia en ambos lados es constante… ¡y brutal! Porque Payet está jugando muy bien. No sólo está muy fino, sino que está interpretando muy bien lo que quiere Marcelo. Está demostrando ser un futbolista mucho más completo de lo que parecía.

A mí Payet me parece el mejor del Marsella en lo que llevamos de temporada. Creo que es el jugador que más y mejores cosas está haciendo. Lo que tú dices, yo le recuerdo Saint-Étienne como un extremo capaz de jugar en las dos bandas y que dominaba bastante las dos piernas para salir por fuera, para sacar algún centro o, en su defecto, tirar una diagonal para acabar él mismo la jugada, pero lo que está haciendo ahora es otra historia. Ahora está produciendo muchísimo por dentro, tanto en ataque posicional, donde es el encargado de acelerar las jugadas desde el pase o el desborde, como también transitando velozmente. Y esto último es fundamental. Fundamental. Y él está siendo el mejor en esto. Cuando el equipo sale al contragolpe, él se posiciona de maravilla, se orienta muy bien y los conduce aún mejor. Los reciba por dentro o un poquito más escorado, consigue siempre producir. Está siendo determinante y la llamada de Deschamps es justa. Lo que está haciendo Bielsa con él es ilusionante.

– Al margen de Imbula, el único que podría discutir eso de que Payet está siendo el jugador más destacado es un André-Pierre Gignac que está siendo importante en la presión, fundamental en el juego de bandas y absolutamente imprescindible en el área. Está jugando realmente bien. “Sé todo sobre usted, por eso sé que bajará 5 kilos y marcará 25 goles”, reconoce que le dijo Bielsa al comenzar la temporada. ¿Tan evidente era, David? No me refiero al tema de los kilos y los goles, sino de cómo está destacando.

Yo no esperaba esto de Gignac, no. Ni mucho menos. Aunque la temporada pasada ya la juega bastante mejor de lo que venía haciendo con el Marsella. Es verdad que en el Toulouse tiene una temporada muy, muy, muy buena, pero es que el OM no había terminado de explotar. Y lo de este curso es una absoluta barbaridad. Por un lado, si vamos por partes, creo que Gignac está siendo importante en que está interpretando muy bien esa movilidad de los tres mediapuntas, que creo que es algo importantísimo en el juego del equipo. Y, además, creo que lo van a seguir siendo porque hay recambios. Los tres que están jugando son los tres mejores y probablemente si falte Payet se va a notar, pero tienen buenos recambios para que Gignac siga activándola bien con su movilidad, su juego de espaldas…

Y, luego, sobre todo, porque es un jugador que tiene muy buena técnica para golpear. O sea, llega bien a la zona de remate y, además, tiene un remate al primer toque realmente bueno tanto con la cabeza y con el pie. El juego del Marsella produce mucho por fuera, como hablabas antes, porque salen muchos centros laterales y porque Gignac los hace buenos. Además, por completar, es un jugador que si le das un balón al espacio también te puede producir. Hay un gol, de hecho, en el que cuando prácticamente llevaban 15-30” del partido le buscan en un movimiento de ruptura y él hace un golazo de primeras tremendo. Entonces, no sólo es un jugador completo y en racha, sino que se adapta muy bien a todo lo que ahora mismo es el Marsella.

– Estamos hablando en clave notablemente positiva del Olympique de Marsella de Marcelo Bielsa porque lo merece, pero aún queda mucho trabajo. Sobre todo en su línea defensiva, ¿no David? He visto al equipo algo débil a balón parado, demasiado fallón en salida de balón cuando es presionado (vs Reims) y pasando ciertas dificultades cuando el rival logra correr (vs Rennes).

Para mí, el principal problema es de nivel individual atrás. Sólo hay un jugador que de verdad marca diferencias, que es N’Kolou. Un central que, además, está luciendo muchísimo por el sistema Bielsa que le obliga a cruces laterales. Ahí es buenísimo, porque es muy intuitivo y veloz. Pero, en definitiva, no está acompañado por jugadores… no te voy a decir TOP, sino por jugadores que sea lógico que ganen la liga francesa. Por decirlo de alguna forma, vaya. Hay rivales en la liga que tienen mucha más calidad atrás. De hecho, está jugando de central un lateral izquierdo como Morel. Esto lo unes a que N’Kolou tampoco es demasiado grande y te sale el problema del balón parado defensivo. Y eso que no hemos visto al OM jugar contra un equipo que tenga un punta de referencia más tanque. No es el perfil de punta más habitual en Francia, precisamente, sino que suelen ser más veloces y móviles, pero es que, por ejemplo, en el PSG está Zlatan Ibrahimovic.

– El más obvio y el más importante.

Exacto. No queda mucho para que ambos se enfrenten, de hecho. Si Zlatan juega ese partido, veremos cómo lo resuelve el Marsella. No sólo por nivel, ya digo, sino por ser el prototipo de delantero que puede hacerle daño de forma más constante que cuando juegue contra el Lyon, por ejemplo, donde puede maniatar mejor a puntas como Lacazette o Fekir. Contra esos sí. Luego, al margen, está el tema de los laterales. Es cierto que están produciendo arriba, pero en cuanto han tenido delante jugadores con buen pie han sufrido mucho. Muchísimo. Cuando les encaran no es que sean brillantes, es que son flojetes. Son fácil de desbordar, no están demasiado atentos cerrando el segundo palo, no son muy ordenados… Morel quizás es el lateral más sólido que tiene Bielsa en plantilla, pero como digo está jugando de central. Es bastante simbólico.

Por último, en lo de salida de balón que comentaba, también tienen despistes. Focalizo este tema en Dja Djedjé, precisamente, pero también es algo más global. N’Koulou tiene sensibilidad y puede sacarla bien desde atrás, pero es que los otros tres no son especialmente hábiles. Y tampoco lo es Romao en esto, que es el centrocampista que más viene a ayudar a dar ese primer y segundo pase. Esto hace que, claro, aunque sea más arriesgado, el Marsella muchas veces le de la pelota a Imbula para que conduzca desde atrás y gane metros al equipo de forma individual.

– Ahora sí, ahora toca hablar de todo el ruido ambiental que ha habido, de las críticas de Bielsa a su presidente y de las consecuencias que esto puedo tener. Decía que “el proyecto inicial no corresponde a la realidad” y, de momento, la afición ha demostrado estar de su lado.

La afición está completamente enloquecida. He visto todos los partidos del OM y siempre hay tifos en la grada. Incluso en castellano. De hecho, en el último partido que juegan contra el Caen, también hay una pancarta en la zona del público visitante. Ese partido, por cierto, no es que lo juegue excesivamente bien el Marsella, aunque en los últimos 20 minutos tire muchas veces a puerta, pero le imprime un carácter y una ambición que, evidentemente, enamoró a los aficionados. Fueron minutos realmente emocionantes. Se vio a un equipo muy convencido de lo que hacía, tirando de un amor propio y de una agresividad increíbles. El equipo transmite mucha ilusión. Estando cansado, logró encontrar constantes posiciones de remate. Y esto es fruto de este idilio que comentábamos al principio. Un idilio que ya es real. La forma de entrenar de Bielsa y la forma de ser del aficionado del Marsella se suman y se potencian. Así que, sí, aunque no he hablado con ningún aficionado sobre su opinión de Bielsa y de Labrune, parece evidente pensar de qué lado se posicionan.

– Menos claro está su futuro, ¿no? Marcelo ya ha dejado caer que, a día de hoy, ya tenía decidido su futuro, lo que deja una lectura no demasiado positiva para estos aficionados que lo apoyan.

Sí. Él firmó con un año y, a partir de esas palabras, podemos imaginarnos que el año que viene no estará allá. No sé si se puede tomar como referencia lo que le ocurrió en Bilbao… Quizás, teniendo en cuenta esa experiencia, ha reflexionado su futuro. Él sabe que va a poner en órbita a muchos jugadores (Ayew, Payet, Gignac, Imbula…) y, si este verano ya han funcionado mal las cosas, imagínate lo que podría pasar si la Premier League comienza a llamar a estos jugadores. No sé lo que puede pasar, pero desde luego lo que pinta es que no va a estar. Veremos si ese idilio con la afición o un posible acercamiento del presidente, que pueda cerrar a según que jugador, cambia su visión.

– Ya para finalizar, igual que al principio te he preguntado por tu primera lectura cuando escuchaste “Bielsa al Marsella”, si te digo ahora mismo “qué tiene que pasar para que el Olympique de Marsella gane la Ligue 1″, ¿qué me dirías? No ya a modo de pronóstico ni nada, sino si se te viene a la cabeza algún cambio táctico, alguna mejora concreta, un nombre propio…

El Paris Saint-Germain. Creo que hay que meter su nombre en juego. Evidentemente es su gran rival y hay una relación directa. Entonces, una de las cosas que tiene que pasar es que el PSG no encadene una racha de resultados como su plantilla indica que puede y debe hacer. Lo lógico es pensar que los de Blanc van a realizar algo parecido a lo del año pasado, donde tuvieron un tramo medio de temporada en el que prácticamente ganaron todo. Por un lado tenemos eso y, por el otro, pensando en clave Marsella haría referencia a cómo le tratan las lesiones al equipo de Bielsa. Más que ajustes, mejoras y cambios, que llegaran porque Bielsa es muy bueno, creo que esto es muy importante.

Como comentaba antes, creo que la plantilla es corta. Demasiado corta. Arriba tiene soluciones con Barrada y Alessandrini, que yo creo que con su zurda de seda puede terminar desplazando a Thauvin, pero más allá de eso vas muy justo. Si se te lesiona Gignac, tienes que tirar de un chico jovencísimo como Batshuayi. Y si se te caen N’Kolou o Imbula… es que tienes un problema gravísimo. Casi imposible de resolver. Así que, si me preguntas, lo que se me pasa por la cabeza es eso: que el PSG no rompa a jugar y que el Marsella pueda conservar las piezas que no tienen recambio.

 

Referencias:
twitter.com/david_delapena


21 comentarios

  • Friedrich Nietzsche 17 octubre, 2014

    Ecos del Balon + Marcelo Bielsa = xDxDxD

    Respond
  • Monopandillero 17 octubre, 2014

    Imbula me trae loco. Esas arrancadas dónde comienza a coger vuelo y a sembrar rivales hasta plantarse en el área rival me encantan. Es mi jugador revelación de la temporada porque no lo conocía para nada antes del inicio de la liga.

    Por otro lado, es muy interesante lo que comenta David sobre N'Koulou. Con el problema que tienen varios equipos Champions me sorprende muchísimo que el de Camerún no esté jugando la máxima competición continental. Es verdad que no he seguido su carrera, pero el nivel que está mostrando no es inferior al de las estrellas ofensivas del Marsella.

    Por agregar una cosa más, personalmente Thauvin me convencía poquísimo en el inicio de la Liga, no lo terminaba de ver ni como el perfil de extremo que gusta a Bielsa ni como el MP, sin embargo, y a medida que han ido pasado los partidos, Marcelo le ha encontrado un entorno idóneo que está favoreciendo sus estadísticas y su juego.

    Por cierto, ¿qué opinión tienen sobre Mandanda? Creo que aquí se puede focalizar otro hándicap de la plantilla.

    Respond
  • Miguel 17 octubre, 2014

    Ecos del Balon, Quintana …son lo máximo mis amigos,lo máximo.

    Respond
  • Jefatura 17 octubre, 2014

    He tenido la suerte de ver algunos partidos de este OM de Bielsa, y estoy anonadado con el tal Imbula, me parece un jugadorazo del copón. Como dice el texto una bestia parda, box to box con gran físico pero con unos detalles técnicos y una llegada impresionantes (golazo el suyo vs ASSE). Me encanta este tipo, me recuerda en algunas cositas a ese Toure Yayá en sus primeros tiempos por Francia. Lo vi por primera vez este julio en un amistoso OM vs Leverskusen y en 5 minutos ya estaba flipando. Jugador muy a seguir. Que no se duerman Pogba y Matuidi.

    Respond
  • MarkelHxC 17 octubre, 2014

    Lo primero que tengo que decir es que no puedo ser objetivo con Marcelo, su fútbol fue el primero que me hizo ilusionarme con el Athletik y esto me parece lo más importante. Quizás El Loco nunca gane una Champions, pero a cambio consigue emocionar a la afición de su equipo siempre. Yo le debo a Bielsa gran parte de mi pasión por el fútbol. Y creo que en el OM lo está volviendo a hacer. Por eso mas hayá de conceptos tácticos o de todo lo bien que pueda jugar su equipo creo que lo más importante es lo que consigue transmitir, su filosofía, la pasión y la ilusión que transmite. Que grande es el Loco. Sin menospreciar a Valverde, en Bilbo te echamos de menos.

    Respond
  • SergioMartin91 17 octubre, 2014

    Que bueno es Marcelo Bielsa y que bien vienen este tipo de charlas para conocer y saber un poco más sobre el O. Marsella al que, yo personalmente, no he visto pero con la charla se me han puesto los dientes largos y este fin de semana seguramente le eche un vistazo a su partido. Gracias ecos y gracias Marcelo.

    Respond
  • Abel Rojas 17 octubre, 2014

    @ Monopandillero

    "¿qué opinión tienen sobre Mandanda?"

    Mala ^^

    Pero conozco a gente cuyos conocimientos desde luego superan por mucho a los míos que lo consideran un portero muy interesante.

    @ Jefatura

    Pude ver a Imbula durante la pretemporada e incluso hice mención en Twitter porque me alucinó su juego, pero Quintana mientras preparaba esta entrevista me ha rebajado bastante el hype.

    Como todavía no he podido ponerme al día del Marsella, debo reconocer que Quintana es culpable de que se me haya pasado un poco el hype con Imbula, que era lo que en principio me conectaba más al Marsella tras, obviamente, Bielsa.

    Respond
  • Abel Rojas 17 octubre, 2014

    @ MarkelHxC

    Es curioso. Varios amigos míos del Athletic me dicen que el Athletic de Guerrero e incluso el penúltimo de Valverde les conectaron más al equipo que el de Bielsa. A mí me sorprendió porque creo que Bielsa tiene una capacidad para crear experiencias brutales en las ciudades por las que pasa que creo que embriaga, pero coincidían sin dudar. Veo gracias a ti que esa inercia no era unánime.

    Respond
  • @migquintana 17 octubre, 2014

    @Monopandillero

    Thauvin a mí me parece un jugador muy fetiche. No te sé explicar por qué, pero tiene un lenguaje corporal muy, muy, muy curioso que te hace conectar con él rápidamente. Como dice De la Peña tiene que madurar mucho su juego porque está todo el partido tomando decisiones bastante cuestionables, pero calidad y potencia tiene de sobra para ser un jugador más que interesante. Aunque no sé yo si la derecha es su mejor lado…

    @Miguel

    Gracias tocayo. Bielsa mola un rato largo… y hablar con De la Peña, todavía más.

    @Jefatura & @Abel

    Imbula es un jugador especial. Muy, muy llamativo. Muy, muy impactante. Y está jugando muy bien. Pero a mí me gusta un poquito menos que al resto, como comenta Abel. Me parece demasiado desordenado, muy anárquico y, sobre todo, muy dependiente del estilo de juego que pueda desempeñar su equipo. Esto es como todo, vaya, es una definición que se puede aplicar a muchos jugadores, pero me parece que hay que decirlo porque no son muchos los conjuntos que jueguen como el Marsella de Marcelo Bielsa. Porque Imbula, en mi opinión, necesita todavía más libertad que Yaya Touré o Kondogbia, que son dos futbolistas con los que se podría tirar más de un paralelismo.

    @MarkelHxC

    Con enchufar un partido del OM, vas a ver al Athletic de hace tres temporadas. Seguro.

    Respond
  • MarkelHxC 17 octubre, 2014

    @Abel

    Para nada el athletik de Valverde enganchó más y creo que el de Guerrero tampoco. Con Bielsa Bizkaia se empapeló de rojo y blanco, todos los ayuntamientos y balcones tenian su banderita. Se hacian autenticas locuras. 10.000 personas fuimos a Manchester en dejandonos hay todo lo que se gana en un mes por ver a aquel Athletik en el teatro de los sueños. Para los jovenes ha sido la primera vez que el Athletik practicaba un fútbol realmente ilusionante. Nos devolvió el orgullo que se tenia antaño. Nos quitó esa imagen de "Patapum parriba y tonto el último" y nos enseñó que se podía ser directos y ofensivos mediante el buen trato de balón. Yo soy joven para decirlo pero tanto mi padre como mi abuelo siempre me dicen que nunca vieron al Athletik jugar tan bien, ni cuando se ganaban ligas. Me imagino que habrá todo tipo de opiniones pero yo particularmente le debo a Bielsa gran parte de mi pasión por el fútbol.

    @migquintana

    Solo vi los primeros partidos, los del 3-3-3-1 y no me gustó nada. Después de leer este artículo tendré que darle otra oportunidad al Loco. Además no puedo no sentirme un poquito del equipo que entrene Marcelo.

    Respond
  • @Juantelar 17 octubre, 2014

    He podido ver un par de partidos sueltos del Marsella (la goleada contra el Niza y algún otro) y lo más llamativo fue que en tan poco tiempo (y teniendo en cuenta el flojo arranque) el equipo presionase tan bien y con tanta intensidad, y el trío atacante funcionase de esa manera.
    En ese partido que digo, contra el Niza, Payet estuvo pletórico. Metió dos goles, estaba en casi todas las acciones de ataque y creo que dio alguna asistencia.

    Con respecto al título, a mí me parece complicado que no se de un bajón en los resultados, más viendo que la plantilla no es demasiado amplia ni tiene recambios de ciertas garantías en determinadas posiciones, así como que el PSG no se ponga en modo tiránico, porque tiene plantilla para ello.
    Lo único que puede jugar a favor del Olympique es que los parisinos avancen en Champions y centren sus miras ahí, mientras que ellos no disputan competición europea.

    Respond
  • @migquintana 17 octubre, 2014

    @Juantelar

    Es que Payet está teniendo un peso en el juego impropio de los mediapuntitas modernos. Sobre todo cuando él viene de ser un extremo bastante individualista y vertical. Ahora utiliza muchos recursos parecidos, pero siempre en beneficio del equipo y con una continuidad que asuste. Para mí, sin duda, uno de los jugadores de lo que va de temporada. Y, además, como comenta De la Peña, cuando tiene que morder no veas como aprieta…

    Respond
  • Felipesn12 17 octubre, 2014

    Vaya por delante que pido perdón por el tipo de pregunta, pero es algo que me inquieta mucho. ¿Alguien sabe el por qué de que se le conozca a Imbula más con el nombre de Giannelli que con el original de Gilbert?

    Respond
  • RDGarca 17 octubre, 2014

    Afortunadamente ya tienen un colchón de 7 puntos sobre el PSG y lo que más me preocupa son eso las posibles lesiones por el mismo ritmo que les impone Bielsa.

    Los duelos directos contra el PSG los veo medio perdidos, a menos que caiga un diluvio como en ese Athletic-Barcelona, por la capacidad que tienen esos jugadores de una marca individua. Contra Ibra, Lucas, Matuidi y David Luiz eso no va a funcionar.

    Respond
  • @migquintana 17 octubre, 2014

    @Felipesn12

    ¿Por qué Giannelli mola más? La verdad es que sí que es raro. xD

    @RDGarca

    Sobre todo porque el PSG también parece capaz de controlar el ritmo del partido, algo que a los de Bielsa les puede hacer mucho daño. Amen de lo que dices de los duelos individuales, porque no es solo un Zlatan contra los centrales, sino que imagínate a Cavani cargando desde el lado débil o a Lucas Moura conduciendo en vertical…

    Respond
  • RDGarca 17 octubre, 2014

    @migquintana

    ¿Los ves tan capaces de controlar el ritmo? No recuerdo (no veo tantos tampoco) un partido en el que un equipo haya intentado presionar muy intensamente al PSG, además de que Bielsa le exige al rival que esté muy fino en el pase si quiere controlar el partido. Y pudiendo ganar cómodamente contragolpeando, no se por qué Blanc buscaría la posesión.

    Respond
  • Larios84 17 octubre, 2014

    Una lástima que seguramente el periplo de Bielsa dure un año salvo sorpresa, pero ya iremos viendo.

    ¿Veriais a Bielsa en la Premier o mejor en la Bundesliga? Donde no le veo es en el Calcio, pero vete a saber que haría el "Loco" con la plantilla del Napoles…

    Respond
  • RDGarca 17 octubre, 2014

    @Larios

    No se me había ocurrido pero un Bielsa-Napoles sería amor. En la Premier si no lo veo, le recordaría a Verón

    Respond
  • Albertigues 18 octubre, 2014

    Fantástico, ameno, interesante y didáctico.

    Respond
  • Anderson 25 octubre, 2014

    En relación a los comentarios sobre la conexión Bielsa-Athletic expresados por Abel y Markel, considero que el Athletic de la 1ª temporada de Bielsa es el mejor en cuanto a juego desde que sigo al equipo (con minuciosidad, desde el año 90). Objetivamente, también lo es en resultados, se llega a dos finales y en la liga sólo se descuelga definitivamente de la lucha por la champions a pocas jornadas del final, si bien el desmorone en esas jornadas es tremendo. En liga el Athletic de Fernández (96-98), Valverde (04 y 14) o Heynckes (94) son más regulares pero los picos de juego que se alcanzan con Bielsa son espectaculares, yo pocas veces he visto jugar al equipo que sea como el Athletic de octubre a abril de la 11-12. Y más si quitamos a los poderosos de la ecuación.merecimientos del Atlético, netamente superior en la final de EL y cuyo resultado ya nos avanzó a muchos la derrota en Copa).

    Respond
  • Anderson 25 octubre, 2014

    La verdad, cuanto más pienso en ello más triste me parece, por todo lo que de valoraciones injustas ha arrastrado en la propia Bilbao y porque sí, que ese Athletic 11-12 no se trajera un título a casa. Aquel equipo, aquella combinación entre Athletic y Bielsa, merecía pasar a la historia del club con letras de oro (sin negar los merecimientos del Atlético, netamente superior en la final de EL y cuyo resultado ya nos avanzó a muchos la derrota en Copa).

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.