Le(s) están echando de menos


“Te echamos mucho de menos”, le reconoció sin dudar Steven Gerrard a Luis Suárez en la gala en la que el delantero uruguayo recogió su perseguida Bota de Oro. Seguramente, las palabras del capitán red hacían referencia al ámbito humano y personal, pero no cuesta imaginar esta frase en un contexto eminentemente futbolístico. Porque, como era de prever, el Liverpool está echando mucho de menos a Suárez. Y, además, de forma muy, muy concreta. Más allá de su talento, intensidad y espíritu competitivo, lo que el conjunto de Brendan Rodgers perdió fue un bien cuantificable en lo numérico e incalculable en lo valioso: el gol. Los goles. Los muchos goles. Con 31 dianas y 13 asistencias, el delantero uruguayo estuvo presente de forma directa en el 43% de los tantos anotados por un Liverpool que con 101 batió todos los registros goleadores que había establecido desde 1896. Así, gracias a este potencial ofensivo, Anfield se quedó a un resbalón de ganar, por fin, una Premier League.

La facilidad goleadora del Liverpool fue su gran activo a la hora de competir por el título ante el Manchester City de Pellegrini.

Aunque la marcha del charrúa -quizás- sólo se hubiera compensado con un cambio de billete de Radamel Falcao, lo cierto es que el Liverpool se movió bastante en verano. Además de conservar aSin Luis Suárez, el L’Pool marca mucho menos Daniel Sturridge y Raheem Sterling, los dos grandes activos del club, llegaron Mario Balotelli y Rickie Lambert. Dos perfiles diferentes, con roles distintos y objetivos dispares que, junto a Lazar Marković, debían ayudar a los dos ingleses a limitar daños. Una esperanza que, a día de hoy, obviamente no se está cumpliendo. Con 13 goles en ocho partidos de la Premier League, el Liverpool ha caído del segundo al octavo puesto en el aspecto realizador al perder un gol (de 2’6 a 1’6) por partido. Una diferencia más que notable que, además, tiene una segunda lectura. Mientras en la 2013-2014 sólo era el tercero que más remataba (17 p.p.), en el curso actual se sitúa segundo (16 p.p.). Es decir, aunque los datos siguen insinuando que la producción ofensiva de los de Rodgers es muy alta, su eficacia ahora no lo es tanto.

Estadísticas al margen, sin su gran estrella el Liverpool ha perdido calidad en todos los detalles de su ataque. Verticalidad, dinamismo, intensidad, velocidad, agresividad, desequilibrioSturridge, su mejor relevo, está lesionado, definición… En todos estos aspectos, en mayor o menor medida, los de Merseyside son hoy peores que ayer. Una situación que, aunque evidentemente le aleja de los títulos, ya ha demostrado ser capaz de controlar gracias a un un Daniel Sturridge que, mientras Luis estaba sancionado, demostró estar preparado para ascender de comandante a coronel. Durante aquellos meses, aunque los registros goleadores bajaron, el punta inglés mostró un carácter resolutivo tan excepcional que logró mantener al Liverpool en un ritmo de puntuación muy alto. Una tendencia que, pese a caer 3-1 en el Etihad, parecía que se podía mantener en el inicio de esta campaña con el 2-1 al Southampton y el 0-3 al Tottenham en el debut de Balotelli. Sin embargo, tras este último partido, Sturridge cayó lesionado de forma “evitable” con Inglaterra y todo se torció. Sin él y sin Suárez, la pareja mágica del año pasado, todas las miradas se fueron centrando en un errático Balotelli que, de momento, no se ha estrenado en Premier pese a los 30 disparos que ya ha realizado. Y las críticas, por supuesto, no se han hecho esperar.

Las críticas al delantero italiano no han tardado en llegar.

Mientras el “Mirror” citaba al italiano como uno de los nueve problemas que diferenciaban la crisis del Liverpool de la del Manchester United, aparecía un duro artículo en “The Guardian” en el que era acusado de “poner en peligro la cultura de responsabilidad colectiva que Rodgers había instaurado en los últimos años” y otro en “The Telegraph” que le señalaba como “una carga psicológica para sus compañeros”. Pero no es sólo la prensa, sino que históricos jugadores como Graeme Souness, quien tachó de “miserable” su actuación ante el Basel, o un Jamie Carragher que sugirió que “debía caerse del once titular” para el partido de hoy, también se han mostrado contrarios al punta italiano.

Brendan Rodgers, que está intentando calmar la situación desde los micrófonos, comentaba que Mario “simplemente tiene que mejorar en el aspecto goleador”, pero aunque ahora resulte paradójico decirlo la cosa va más allá de marcar gol. Va de liderar. El Liverpool necesita una estrella ofensiva en la que confiar y a la que poder seguir. Una estrella que, con más o menos brillo, les lleve a la victoria por pura determinación. Un líder tan ambicioso, incansable y testarudo como era Suárez. Un referente futbolístico como puede terminar siendo Sturridge. En definitiva, el tipo de delantero que parece que nunca será Balotelli. Por eso a unos les echan de menos… y a otros de más.


9 comentarios

  • Miguel 22 octubre, 2014

    Como bien dice Quintana, la marcha de un fenómeno como Suarez, solo se compensaba con la llegada de otro y ese era Falcao(tan mal aprovechado en el United).

    Sturridge es tan bueno que en el partido contra Tottenham nos hizo pensar ,o bueno …al menos a mi, que Balotelli aportaria, pero en este equipo se lesiono Sturridge y también mención a Allen y Can y se perdió todo, caímos y aun estamos en un bache terrible y lo peor lo que genera o intenta generar Sterling, Coutinho o Lallana no es aprovechado por los delanteros.

    Aun así, yo sé que Markovic, cuando se acople al sistema y un delantero que se rumora que llegara en Verano, se que mejoraremos, para el partido contra el Madrid tengo mi fe como hincha, más no en el equipo, creo que la salida de Suarez fue durisima para el plantel y la recaida de Sturridge en lesiones, aun peor.

    Respond
  • @JvNevers 22 octubre, 2014

    En mi opinión lo de Balotelli es todo (o casi todo) un problema psicológico que se está agrandando por no lograr el gol. Tan solo hace falta que nos fijemos la última jornada en los dos goles que se metió en propia puerta el QPR, si los defensas no llegasen a rematar en hacia su propia puerta el jugador que estaba detrás de ellos era Balotelli y con estos dos tantos se le hubiesen marchado (o quizá no) todos los fantasmas que llevan acechándole estos últimos partidos.

    El italiano es uno de los mayores talentos que ha sacado el fútbol italiano en esta última década y aunque su actitud siempre le ha perjudicado tanto dentro como fuera del campo, calidad para meter gol le sobra y es cuestión de tiempo que llegue el primer gol para que vuelva a recuperar la confianza en sí mismo.

    También me gustaría reseñar que, en cuanto a un líder como lo era Suárez, no veo a ningún jugador en toda la plantilla del Liverpool capaz de asumir ese papel, incluso ni a Sturridge. Como ha dicho el compañero @Miguel arriba, el ideal hubiese sido Falcao.

    Respond
  • @migquintana 22 octubre, 2014

    @Miguel

    Es que el partido del Tottenham fue ciertamente ilusionante por cómo combinaron los tres en más de una jugada. Demostraron ser muy móviles, entenderse bien cuando caían a banda y, luego, siempre rellenar el área con peligro. Pero es que sin Sturridge, eso parece mucho más complicado. De todas formas, yo también confío mucho en Markovic cuando coja un par de partidos seguidos. Y, además, es otro delantero que puede aportar cierto gol en un momento dado, por mucho que en el Benfica haya jugado en banda.

    @JvNevers

    Está muy, muy fallón, porque lo del día del Ludogoretz…

    De todas formas, es que yo no veo a Mario tan talentoso como se dice. Le he defendido en varias ocasiones, sobre todo como delantero de Italia, pero es que cada vez le veo menos cositas diferentes. No me parece que compense ni con juego ni con goles todos los aspectos negativos que tiene como futbolista. Y mira que pensaba y sigo pensando que Liverpool debería ser ideal para él…

    Respond
  • kay 22 octubre, 2014

    Pues mola, por que el Liverpool está demostrando la importancia de tener un gran nueve.

    Y no lo digo por Suarez, lo digo por Sturridge.Cuanto daño está haciendo su baja. No estoy muy seguro si es por su agresividad, por su capacidad para ser una constante amenaza aun cuando ataca el rival por poder rajar a la contra, por sus movimientos en ataque… pero se le echa en falta no por el gol, si no en el juego.

    Y eso Balotelli, nunca lo hará.Balotelli es pesado, es de plomo. Sí, puede dispararse y cuando lo hace es rápido en velocidad y tal, pero en general es una pieza de plomo que deambula por el terreno de juego esperando para lucir sus virtudes. Y eso solo se le puede permitir a un gran 10 que compense sus genialidades con su cortocircueteo del juego o a un jugador que parta de banda y no moleste.

    Algo similar me pasa con Ozil de 10, para transiciones o a amenazas a la contra es vital, para un equipo que quiera elaborar poco a poco la jugada es quedarte sin creación en 3/4 y o tienes unas bandas muy creativas o te cortocircuita el plan.

    Respond
  • Cerdido 22 octubre, 2014

    El problema de Balotelli es que es 100% contracultural con el equipo. El Liverpool le pide (pedía) a sus atacantes que defendiendo ataquen, que siempre estén posicionados para recibir y salir. Salir hacia portería. S&S cogían el balón, giraban, se ponían de cara y ponían al equipo de cara y corrían. El asunto es ese: corrían. Balotelli es una pared que juega de espaldas a portería y que achata al equipo. No es que lo ralentice: es que no le deja correr. Y a partir de ahí los red quedan condenados, porque además el italiano no compensa este déficit con una súpertécnica y gran lectura de juego como Ibra.

    Además los delanteros red antes tenían la misión de ser culebras: recibían entre líneas y con el balón ya eran pura activación en asociación o jugada individua. Siempre había brío. Y eso Balo tampoco lo da porque sin espacios… pues es lo que es. Estos dos factores producen un cambio tan enormísimo que directamente significa una mutación en la forma de atacar. Y luego claro: los 30 tiros 0 goles, que por encima de todo es eso.

    Por último, como Balotelli es tan especial por lo que estamos diciendo, BR ha cambiado la disposición del equipo y el principal perjudicado está siendo un Sterling más enfocado al detalle que al contexto. Y claro, al final estás jugando sin tus dos cracks del año pasado, con una versión menor del 3er gran atacante, y a cambio el nuevo delantero no está aportando nada. Porque no está aportando nada.

    Respond
  • @migquintana 22 octubre, 2014

    @Cerdido

    Pues no podías explicarlo mejor. A mí en todo este contexto, a la espera de que se recupere Sturridge, me gustaría ver a Markovic de punta como en sus años en el Partizan. Creo que casa bastante mejor y que, sobre todo, ayudaría a activar mucho más a Raheem Sterling, que ha ido de más a menos.

    @kay

    Es que Sturridge es muy bueno. No es Luis Suárez, de acuerdo, pero a mí sí que me parece una digna referencia ofensiva para un Liverpool que, llegado el momento, te puede pelear por los títulos.

    Respond
  • javimgol 22 octubre, 2014

    Yo soy defensor de que si se te va un megacrack tienes que traer lo más parecido que puedas. Si vendes a un jugador de 60 millones trae a uno que valga 45-50, no cuatro de 15 kilos. Y antes de empezar la temporada advertí de que la mejor manera de sustituir a Suárez era con un Falcao, no con un puñado de buenos jugadores como Markovic, Lallana, Lambert, Balotelli…que todos juntos no alcanzan las prestaciones del uruguayo.

    Y bueno, de momento el tiempo me da la razón. El Pool sigue generando, porque Gerrard+Hendo+Sterling+Sturridge si está sigue funcionando bien. Pero también sigue siendo débil atrás, pues ni Moreno ni Manquillo son titanes defensivos y Lovren si mejora a Agger es por poco margen…y el resto de miembros de la defensa, empezando por Mignolet, no transmiten confianza. Dijo Carra que si se mantenía la cifra de goles del año pasado la clave para competir era defender mejor; y no se defiende igual, siendo generoso, y encima se marca menos.

    Respond
  • RDGarca 22 octubre, 2014

    Balotelli es un jugador que cada vez más me recuerda a Bendtner. Jugador con un aparente talento y notable físico, que encadenó una buena racha pero que son sumamente apáticos y dejados y que suenan más por lo que hace fuera del campo que dentro.

    Es que el Liverpool no puede confiar en Balo para liderar. Sólo hay que ver uno de los autogoles del QPR en el que estaba caminando de espaldas a un centro lateral!

    Respond
  • Cerdido 22 octubre, 2014

    @RDGarcia

    El tema es que yo creo que al menos de momento Balotelli no está siento apático ni creando mal rollo per se. El problema simple y llanamente es que su juego no casa con el del Liverpool, y eso le desespera a él y desespera a sus compañeros. Es un elemento extraño que está tapando todo. Pero no creo que sea un problema de actitud ni nada por el estilo. Simplemente no le salen las cosas, y aunque no lo manifiesta, la ansiedad le está comiendo.

    Me atrevería a decir (aunque lo pongo en cuarentena porque no he visto a tope a este jugador) que quizá por primera vez las dudas sobre él mismo las tiene en su cabeza. La sensación de que está teniendo su última oportunidad en un escenario que le es muy negativo.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.