Un 2014 para olvidar


Hace tan sólo unos pocos meses, Konstantinos Mitroglou era el delantero de moda en Europa. Y no era para menos. Con 20 goles y 3 asistencias en los escasos 19 partidos oficiales que se llevaban de la temporada 2013/2014, el punta del Olympiakos había conseguido dejar encarrilada la Super Liga Griega, había logrado el pase para los octavos de final en la Champions League y, por si fuera poco, como broche final, había liderado de forma personalista la clasificación de Grecia para la Copa del Mundo de Brasil. Todo el mundo hablaba de él. Mientras sus highlights circulaban por internet, su nombre invadía la prensa inglesa. Los rumores sobre un interés del Arsenal, el Liverpool o el Chelsea parecían tener mucho fundamento, pero fue el Fulham, en ese momento colista de la Premier League, quien pagó el último día de mercado lo que Evangelos Marinakis pedía.

En concreto fueron 12’5 millones de libras. Un precio considerable, pero lógico dada la delicada y extrema situaciónMitroglou sólo pudo disputar tres partidos que vivía el club londinense. Porque Kostas Mitroglou no significaba otra cosa que “la salvación”. Era “the easy escape”, por compararla con la remontada que los cottagers protagonizaron en la 07/08. Su juego de espaldas, su instinto y sus goles debían ser suficiente argumento para dejar atrás a Norwich, Cardiff o Hull City. Sin embargo, no fue así. Ni siquiera tuvo la oportunidad de intentarlo. Su rodilla sólo le permitió vestir la camiseta del Fulham durante tres partidos. Y ninguno de ellos consecutivo. El 22 de febrero entró en el 61′ ante el Wes Brom, el 8 de marzo jugó los 90′ ante el Cardiff y, finalmente, el 3 de mayo disputó la última media hora en Stoke. Chutó siete veces, cometió cuatro faltas, no celebró ningún gol y el Fulham, por supuesto, descendió.

Felix Magath no ayudó demasiado en su recuperación.

Las continuas molestias en su rodilla, que primero retrasaron su debut y luego le apartaron del equipo hasta dar su curso por acabado, fueron la causa principal de que su 2014 sea un año para olvidar. Pero no es la única. Mitroglou, que había sido una petición expresa de René Meulensteen, no haría buenas migas con Felix Magath, su nuevo entrenador. De poco sirvió que se conocieran un idílico 14 de febrero. El técnico alemán, conocido por sus curiosos métodos de preparación y su disciplina casi militar, nunca llegó a ver en forma a un Mitroglou que, según iba remitiendo el propio club, estaba recuperado. Las informaciones se contradecían, las convocatorias llegaban y el nombre que iba a salvar a Craven Cottage de la quema no estaba. Todo venía, en parte, de que el futbolista griego decidiera acudir a la llamada de Fernando Santos a primeros de marzo. Acababa de recuperarse y aún estaba lejos de su plenitud, pero el Mundial estaba muy cerca, quiso ir, fue titular y se lesionó, nuevamente, en su maltrecha rodilla derecha.

Su corto pero intenso calvario también le perjudicó en la gran cita mundialista. Grecia había llegado gracias a sus goles, pero en Brasil estaba tan pesado que hasta los 124′ que estuvo sobre el campo parecieron sobrar. Ni tenía chispa, ni parecía confiado. No era el mismo Konstantinos Mitroglou que había revolucionado el mercado invernal. Estaba muy lejos de serlo. Su aventura en Inglaterra no había salido bien. Nada bien. Por eso, aunque con mucho menos ruido mediático, su regreso en forma de cesión al Olympiakos fue una de las noticias más positivas del pasado mes de agosto. Allí, con Michel y sin Magath, Kostas quiere disputar la eliminatoria que dejó pendiente a su marcha. Ante el Atlético de Madrid y la Juventus no lo tendrá fácil, pero si las lesiones le respetan… cuidado con él. Sólo será cuestión de tiempo que sus goles vuelvan a copar cada tres días los livescores.


8 comentarios

  • Some 16 septiembre, 2014

    Hay ganas de recuperarlo. Confieso que toda esta historia de su paso por Inglaterra me parece surrealista, más allá de lo desafortunado del caso me cuesta mucho entender una gestión de este tipo con una inversión tan importante.

    Respond
  • Abel Rojas 16 septiembre, 2014

    Tengo entendido que hubo opciones serias de que viniese a la Liga BBVA este verano destino Galicia. Hubiera sido un pelotazo.

    No soy el mayor fan que hay de Thiago Silva porque aunque me parece un pedazo de central, no considero que sea un fenómeno excepcional que la mayoría, pero el repaso que le metió Mitroglou en la Champions del año pasado no se lo he visto a otro delantero. Se lo he visto a otro equipo, el Chelsea en la ronda de Cuartos, pero en un duelo individual y de manera tan, tan acentuada, nunca lo vi.

    El partido de Mitroglou contra el PSG en la Liguilla del año pasado es uno de mis recuerdos más queridos de la Champions 2013/14.

    Respond
  • miguelito 16 septiembre, 2014

    A mí no me extraña nada, está pasando mucho en la Premier últimamente, donde el dinero fluye por obligación… Lo malgastan con estas ruinosas operaciones, y lo que es peor, desaprovechan el talento como nunca he visto, ni en la Serie A más táctica donde era tan difícil triunfar he visto mayor desaprovechamiento del talento ( y del dinero, por consiguiente) como en la Premier actual.
    La verdad que es una pena como la pasta desmedida ha convertido una competición legendaria en una especie de circo millonario.

    Respond
  • Abel Rojas 16 septiembre, 2014

    Pues yo debo reconocer que Mitroglou me pareció muy buen fichaje para el Fulham. Creía que sería un buen movimiento. No me parece un capricho ni mucho menos. Pero está claro que algo pasó luego y que salió muy mal.

    Respond
  • @migquintana 16 septiembre, 2014

    @Abel

    Ese partido fue espectacular. La confirmación a nivel europeo. Y luego le mete tres chirlos a Rumania en dos partidos para que Grecia pudiese ir a la Copa del Mundo. La verdad es que la progresión, la puntualidad y la determinación del griego eran magníficas. Pintaba a que sí que podía salvar ''por sí mismo'' al Fulham, pero es que todo le salió mal. Y lo peor es que también le afectó al Mundial.

    @miguelito

    El gol en Inglaterra cuesta muchísimo. Sobre todo cuando se mueve entre dos equipos ingleses. Pero yo creo que el movimiento del Fulham tenía más que buena pinta. Mitroglou estaba pareciendo un delantero importante y, bueno, es que el interés del Arsenal o del Liverpool pareció bastante real…

    Respond
  • cesarinho 16 septiembre, 2014

    A lo que se refiere miguelito no es que sea un mal o un buen fichaje sino a la forma en que se ficha y luego se infravalora a la mala planificacion al fichar de oidas o porque esta alguien de moda,no tiene mucho sentido fichar a un tio de 15 kilos siendo colista si luego vas a cambiar 8 veces de entrenador.

    Respond
  • miguelito 16 septiembre, 2014

    @migquintana

    No me refiero a que fuera un mal fichaje, ni caro ni mucho menos, de hecho 15 kilos por este hombre tal como estaba jugando de verdad hasta me parece barato. Otra cosa es la elección del equipo, pero bueno eso es otra historia.
    Me refiero al despilfarro que tiende a producirse cuando hay dinero en abundancia, es algo muy común entre los equipos grandes, pero en la Premier al haber tanto tanto dinero se está extendiendo a todos los equipos. Se ficha a lo bruto, sin nada de ingenio, sólo poniendo la pasta, porque la hay, a veces por jugadores mediocres si se me permite la expresión que sólo han tenido una buena temporada. Por no hablar de jugadores muy buenos a los que se fichan por millonadas para luego rodearlos de piedras y acabar saliendo gratis y esas cosas.
    En la Premier se sigue este modelo del despilfarro en los últimos años, y el último exponente es el Manchester United, que este año ha entrado como elefante en cacharrería al mas puro estilo Florentino Pérez. Pero claro es porque lo tienen, lo triste es que tanto dinero no está consiguiendo convertirla en una liga hegemónica, a eso me refiero con el desperdicio del talento. Esto también lo nota su selección nacional.
    Pero vamos aquí no me estoy inventando nada, yo creo que es algo que salta a la vista, y también lo es que aunque en la Liga Española nos hemos convertido en su coto de caza, han contribuido con esos despilfarros a sanear un poquito la economía de los clubes españoles.
    Volviendo a Mitroglou, yo es un tío al que veía en una Roma, un Schalke o algún equipo de este estilo, pero en el Fulham, con todos mis respetos, que desperdicio… es un claro ejemplo bajo mi punto de vista de que un equipo así puede permitirse un fichaje de estas características…

    Un saludo!

    Respond
  • @yefovar 16 septiembre, 2014

    A unas horas del comienzo de la UCL, no sé si arriesgarme en la delantera del Fantasy con Mitroglou. Esperemos su renacer cual fénix. Me rompió el alma su transferencia al fútbol inglés justo unas semanas antes de la siguiente ronda de la Champions pasada

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.