Última oportunidad


Era el año 2010 y todo en el Benfica parecía relucir como diamantes. Tanto “los viejos” Aimar y Saviola, como los jóvenes Di María, Coentrao, Ramires y, por supuesto, David Luiz, acababan de culminar una temporada de ensueño que en el caso del rosarino y el brasileño les valió rutilantes traspasos a Real Madrid y Chelsea, destinos a los que los seguirían el lateral portugués y el central brasileño pocos meses después. Más allá del entusiasmo generalizado por el extremo izquierdo, aquellos que disfrutaron del equipo campeón de la Liga ZON Sagres solían decir que la verdadera joya estaba escondida en la humanidad de David Luiz. Era un central único, una apuesta del destino que preparó un cóctel de técnica defensiva asombrosa, físico de cyborg, técnica atacante singular y un carisma y una personalidad de líder y leyenda. Cuatro años después, el David Luiz que apuntaba a criatura mitológica y gastaba joviales bromas a reporteras y compañeros salió llorando del mundial que debía erigirlo en el pedestal de la historia. Humillado y culpable de un par de los goles recibidos, las lágrimas llenas de desazón y las incipientes entradas en su cabellera rizada crearon una metáfora más o menos fidedigna de lo que ha sido su carrera hasta ahora.

David Luiz parecía destinado a ser un central histórico.

Su paso por el Chelsea estuvo lleno de claroscuros. El impacto inicial, con su cenit en aquel partido ante el Manchester United del que fue héroe, figura y profeta, se diluyó rápidamenteD. Luiz se diluyó en Chelsea y todos los posibles peros que se le podían poner cuando se anunció su llegada a Londres dejaron su marca. Sus aventuras dejaron de tener un ratio de éxito suficiente para compensar cuando se equivocaba. Sus errores de concentración y un Chelsea en crisis poco hicieron por su adaptación. Navegó entre posiciones y ni siquiera Mourinho pudo despertar el dragón durmiente. A sus veintisiete años, David Luiz todavía es descrito como se describe a una joven promesa más que como a un central consagrado. Quizás sus mejores momentos, los de más jerarquía, han sido con la selección brasileña. Arropado en un sistema ideado para que él destaque y en el que Thiago Silva es el jefe de la zaga, el nacido en Diadema se sintió respaldado para ser él y tomó responsabilidades de crack. Incluso en el fatídico día, con un saco de goles encima, fue de los pocos que puso la cara y el orgullo e intentó hacer cosas con balón.

Incluso viendo su rendimiento con Brasil, es imposible no poner en duda el acierto del PSG al contratarlo. La influencia de Thiago Silva en la decisión es clara. Seguramente haya sido David Luiz su pareja de baile favorita desde que es consideradoNo es seguro que viva con su ideal táctico el mejor central del mundo al menos una vez al año, pero para un equipo ya formado como el PSG de Laurent Blanc, y que cuenta con el prometedor Marquinhos en sus filas, el escepticismo es difícil de frenar. David Luiz ha brillado con mayor intensidad cuando su equipo le ha pedido que controle un espacio inmenso, no sólo a su espalda sino también, o, mejor, especialmente, en frente de él. El PSG suele defender arriba, sin embargo, en un perfil izquierdo que contará con Matuidi, Digne y posiblemente con Edison Cavani, el espacio para defender hacia adelante podrá verse minimizado: los tres jugadores por delante de David Luiz también ocupan muchísimos metros de terreno y tienen esfuerzos largos en defensa. Esa coyuntura no es la que mejor fútbol obtiene del brasileño, pero eso no imposibilita el éxito del mismo en París. Sus virtudes son irresistibles para cualquiera. Su demoledor golpeo y su conducción son seguros en salida de balón con los que Blanc no contaba; su poderío aéreo será un plus para un equipo que no era precisamente el Chelsea campeón de Champions y su genialidad podrá dotar a los de Blanc de un nuevo techo futbolístico. A sus veintisiete años, David Luiz enfrenta la que puede ser su última oportunidad para ser recordado como lo que apuntó y no como eterna promesa no cumplida. Tiene tiempo, Fabio Cannavaro tuvo que esperar a tener treinta y dos años para ser un central de leyenda.


14 comentarios

  • @miguelstep 11 septiembre, 2014

    Eduardo tu crees que en PSG, pueda sacar lo mejor de si? Yo lo dudo …si Mou no pudo, no se que pueda hacer Blanc

    Respond
  • @yefovar 11 septiembre, 2014

    No entiendo por qué no apostaron por Marquinhos si un verano antes pagaron una barbaridad y es muy bueno, a pesar que su pretemporada dejó mucho qu desear.
    Como se mencionae en el artículo, habrá que ver en estos primeros partidos de temporada como se desenvuelve Matuidi con Luiz, es decir, la manera en que intentará Blanco no quitarle espacio a ninguno

    Respond
  • Jack Bonaventura 11 septiembre, 2014

    A ver, en cuánto al PSG, yo creo que apostando por David Luiz (y eso que a mi me flipa Marquinhos y por ende nunca hubiera contratado al del Chelsea y mucho menos por ese dinero) y sus características (ya que lo fichado, fichado está, pues tocará jugar con él y Marquinhos de tercer central), puedes potenciar la banda izquierda del PSG a nivel defensivo de una forma bestial.

    Al contrario de lo que bien apunta Eduardo (al jugar Digne, Matuidi e incluso Cavani que son jugadores que abarcan muchísimo campo y muy dados a esfuerzos largos lo que hace que esa capacidad indiscutible de David Luiz que es la de cubrir grandes espacios no sea tan determinante), creo que Blanc podría llegar a convertir el sector izquierdo del PSG en un infierno para el equipo rival presionando muy muy arriba con Matuidi y Digne, sin miedo a que te destrocen a la espalda de ambos puesto que tienes al brasileño salvaguardando.

    Quedándote un sistema de presión altísima concentrado en el sector izquierdo tal que así: (la linea vertical representa el centro del campo y las flechas los movimientos de presión)

    ——————|-Digne···>
    ——————|——Matuidi····>
    ———Luiz—-|

    No se como será de viable pero si eso saliese, sería una puta escoba, por ese sector con el apoyo de un interior, te barren.

    Respond
  • javimgol 11 septiembre, 2014

    Vaya cara de loco tiene Luiz en la foto…

    Yo cada vez pienso más que Luiz es Ramos sin un Cannavaro o Pepe que le domasen. Tiene unas condiciones de escándalo, tiene carisma y personalidad, es un tipo que siendo central te quiere ganar el partido él solo. Pero no logra centrarse (algo que a veces le pasa a Ramos) y por querer abarcar demasiado comete errores de bulto. La verdad, jugar cada semana con Thiago Silva parece la mejor elección deportiva que podía hacer.

    Respond
  • Abel Rojas 11 septiembre, 2014

    @ Yefovar

    Creo que David Luiz tiene algo que no tiene Marquinhos al menos de momento: personalidad y carisma. Para mí el PSG el año pasado adoleció de personalidad para hacer su fútbol en los momentos TOP, sobre todo en la eliminatoria de Cuartos de Champions y más concretamente en Stamford Bridge. Fue la semana en la que confirmé lo que detecté durante todo el año: que Thiago Silva no es tan bueno como se presumía mientras sus equipos jugaban encerrados (Milan y PSG de Ancelotti). Thiago era mucho más líder que sus compañeros, tiraba del equipo para atrás y fastidiaba parte del plan de Blanc, que necesita una línea más adelantada y presionante.

    Luiz puede tirar del equipo para arriba, y es algo imprescindible para que el PSG sea más sólido y más coherente en los partidos calientes. No puede ser que haya tanta distancia otra vez entre la defensa y los centrocampistas porque Thiago Silva tenga susto. Luiz, que es súpe errático y tendente a la irresponsabilidad, puede ser una solución a ese problema.

    Respond
  • donmarcelobielsa 11 septiembre, 2014

    Es verdad que su periplo en el Chelsea nos ha dejado fríos. Y creo que David Luiz tiene su parte de culpa, pero creo que cayó en las manos inadecuadas. Para ello sería interesante un repaso por los entrenadores que ha tenido:

    Llegó en el mercado de invierno de la 2010-2011 de la mano de Carlo Ancellotti, donde cuajó (a mi gusto) sus mejores momentos de blue. La siguiente temporada, llega Villas Boas, con mucho bombo y platillo y buena inversión, en un fútbol que aspiraba a ser vistoso y donde, normal, David Luiz (a pesar de perderse el principio por lesión) no jugó realmente mal. Quiero decir, no jugó peor que sus compañeros XD.

    Y entonces ocurre un cambio de paradigma. Llega al club Di Matteo, trayendo consigo una solidez, simetría y un orden antagónicos con la propuesta del técnico portugués. Y ahí, David Luiz, pierde. Pero lo peor estaba por llegar, porque Rafa Benítez, que es mejor entrenador y arriesga menos todavía, saca pronto al brasileño del casting para la defensa titular (que acabó siendo Ivanovic-Cahill) y lo pone, desde el Mundialito de Clubes, de centrocampista. Y ahí David Luiz lo hace bien, para qué nos vamos a engañar, porque tiene más talento que sus compañeros del doble pivote y el mismo físico, y además juega a su "altura preferida" del campo.

    Después llegó Mou, con su famoso Cahill-Terry, una pareja que si hubiese estado situada en la playa de Normandía, habrían repelido el ataque de los aliados XD. Con la defensa muy atrás y aún menos calidad en el centro del campo, David Luiz fue desterrado de nuevo de los centrales y condenado a jugar en una posición que no es la suya, como quedó señalado en el partido contra el Atleti.

    Mi conclusión es que si hubiese seguido en las manos de Carlo o André, o hubiese caído en las de entrenadores que adelantasen mucho la línea, David Luiz ahora mismo sería top mundial. Vamos, para mí con la defensa adelantada, lo es. El tema es que en equipos que replieguen bajo y cerca de la portería, ahí es despistado y bastante flojito, en mi opinión.

    Respond
  • donmarcelobielsa 11 septiembre, 2014

    "A sus veintisiete años, David Luiz enfrenta la que puede ser su última oportunidad para ser recordado como lo que apuntó y no como eterna promesa no cumplida"

    Justa sentencia. Yo apostaría a que se sale, honestamente. Con la línea tan arriba como la tira Blanc, protegido por Thiago Silva y con las necesidades que tiene el equipo en la circulación contra los cerrojazos franceses que se encuentran, es muy difícil que lo haga mal. Lo tiene tan complicado, que si falla quedrá retratado.

    @miguelstep

    "si Mou no pudo, no se que pueda hacer Blanc"

    Bueno, piensa que Mou se rige por unos parámetros muy delimitados. Si entras dentro de sus cánones y tienes potencial, te puede elevar a los cielos. Sino… Xavi e Iniesta, por ejemplo, con Mou se habrían comido los mocos, probablemente. Serían enganches, uno titular y otro suplente, y nos habríamos perdido su verdadero nivel.

    Yo al portugués le tengo en muy alta estima, pero la pasada temporada fue triste. Él es un entrenador que no arriesga, y la apuesta por David Luiz es, sí o sí, una apuesta de riesgo. Ahora bien, si funciona, es gloria asegurada.

    @yefovar

    "No entiendo por qué no apostaron por Marquinhos"

    Porque es muy joven y muy bajito (con las consecuentes limitaciones). Tiene mucho que aprender y una amplísima carrera por delante. Y tiene buenos espejos donde mirarse.

    Pero por la misma razón, no le han vendido (lo cual equivalía a traer a Di María, osea que imagina la confianza que tienen en el chaval). Marquinhos tiene 20 años. Thiago cumple 30 en unos pocos días y David Luiz tiene 27. Va a gozar de buenos maestros para progresar y estoy seguro de que en un par de años estamos lanzándole más flores todavía.

    @Bonaventura

    "creo que Blanc podría llegar a convertir el sector izquierdo del PSG en un infierno para el equipo rival presionando muy muy arriba con Matuidi y Digne"

    Eso es. Coincido de pleno. Ten en cuenta que por ahí anda Cavani también.

    Respond
  • @Dany_Oliveros 11 septiembre, 2014

    @donmarcelobielsa

    Mou en el RMA tiró la línea a 50 metros de su portería con Pepe-Ramos tiranizando la defensa. El problema en el Chelsea es que eso sólo se lo permitía hacer David Luiz quedando el otro central demasiado expuesto. Además el brasileño aún siendo en la faceta que más destaca no te compensa por los propios errores que comete a lo largo de la temporada.

    Y respecto a tu apreciación sobre Xavi-Iniesta para nada de acuerdo. En el Madrid fichó a Modric para el doble pivote, jugaba con Ozil/Kaka de mediapunta o incluso con los dos y tiraba al alemán a la derecha. Y al extremo izquierdo lo liberaba de cualquier esfuerzo defensivo. No creo que hubieran tenido problema con él para triunfar la verdad.

    Tema PSG:

    No lo meto como candidato a la UCL por una simple razón: Ibrahimovich. El sueco desaparece en los momentos clave de esta competición, y sin él el juego del PSG y su nivel se resienten mucho.

    Respond
  • Abel Rojas 11 septiembre, 2014

    @ Bonaventura

    Pues la verdad es que sí. Físicamente es un sector mortífero. Aunque es que en realidad casi todo el PSG lo es. Aurier-Verratti-Cavani están en la derecha y tú me dirás… Verratti es un enanito y tiene tez clara, pero no es precisamente el típico jugón español. Tiene mucho despliegue y es súper agresivo en defensa.

    @ Don Marcelo

    "Pero por la misma razón, no le han vendido (lo cual equivalía a traer a Di María"

    Me vas a permitir que opine que si el PSG hubiera podido cambiar a Marquinhos por Di María… lo hubiera hecho, querido Don Marcelo 😛

    Respond
  • RDGarca 11 septiembre, 2014

    De David Luiz me hice fan en un partido del Chelsea contra el QPR (creo), en el que el arbitraje fue horrible y al Chelsea lo dejaron con 9 en el primer tiempo. En ese partido Luiz, se echó el equipo arriba buscando remontar (no lo lograron) y la última pelota que tocó fue una carrera en la que atravesó todo el campo, regateando a todos, y terminando en una chilena que se fue fuera por poco.

    Si se puede conseguir que David Luiz juegue al nivel con el que juega con Brazil, entonces es un fichajazo. Ese David Luiz es una máquina que te gana un partido. Ojalá y el PSG se encuentre en un momento en el que necesite épica, porque Luiz se la puede dar

    Respond
  • @migquintana 11 septiembre, 2014

    @RdGarca

    Yo creo que David Luiz no puede jugar al nivel de Brasil. Es muy, muy complicado. A nivel de determinación, concentración e intensidad, no puede igualar eso durante el día a día de una temporada. Que luego te llega una situación como la de QPR y se pone el traje de central súper especial, pero a día de hoy diría que su temporada más regular fue la del Benfica, donde también jugaba de lateral.

    @javimgol

    Yo creo que David Luiz tiene menos cosas que Ramos. Bastantes menos.

    Respond
  • RDGarca 11 septiembre, 2014

    @migquintana

    Es que él mismo es el único que se lo impide. Y tendrá a Thiago Silva al lado. Podemos soñar

    Respond
  • @migquintana 11 septiembre, 2014

    Yo es que no soy de los que se piensa que se lo impide él mismo. Que no es un simple déficit de concentración o un problema de personalidad futbolística. Creo que es un futbolista con muchísimo talento y unas enormes condiciones, pero también con limitaciones que son tan importantes como lo anteriormente comentado. Y esto no se puede compensar. En parte, porque si no fuera así, tampoco tendría cosas que le hacen ser un magnífico en determinadas circunstancias. Es como una condena: lo que le hace un central fetiche, que puede llegar a maravillar y asombrar en contextos complicadísimos, también le perjudica. Son hechos unidos.

    Respond
  • Larios84 11 septiembre, 2014

    Veremos a ver como cuajan en el día a día los 3 centrales brasileños, el consagrado con casi 30 y uno de los mejores correctores del mundo y bueno por alto, el que esta ante su oportunidad de consagrarse y ser regular durante un curso a sus 27 años, si controla ciertos impulsos, aunque claro esos mismos impulsos son los que le hacen llegar a balones donde otros no llegarían porque no se lanzarian cual caballo desbocado, y el jovencito de 20 años(y que no es tan bajo como se ha comentado, ya que mide 1.85 m, algo más que Thiago Silva por cierto, pero con menos cuerpo y 10 años menos para hacerse).

    Tengo curiosidad en ver cuanto tiempo "aguanta" Cavani su posición tan escorada en banda, supongo que estará mucho más centrado este año pese a arrancar desde la posición de extremo

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.