Francia-Alemania: La gran ilusión


“Para un hombre común morir en la guerra es una tragedia, para nosotros es la mejor salida”, le dice en el lecho de muerte el oficial francés De Boeldieu a su homólogo alemán. Francia y Alemania se enfrentan en su cuarta batalla en los Mundiales, Maracaná será el escenario de la contienda y uno de los dos ha de caer. Las dos grandes selecciones europeas -con permiso de Holanda- que quedan en Brasil 2014 han visto cruzados sus destinos en cuartos de final, demasiado pronto para volver a casa quizá, pero ante la talla de unos y otros, la mejor salida para quien tenga que marcharse.

En “La gran ilusión” (“La grande Illusion”, 1937) Jean Renoir muestra la retaguardia de la I Guerra Mundial, la Gran Guerra, siguiendo a un grupo de oficiales franceses presos de los alemanes que buscan escapar, cómo no. “El campo de golf es para jugar al golf, el campo de tenis para jugar al tenis y el campo de prisioneros para escapar”. En el film, obra capital del cine francés y mundial, demiurgo de mucho cine bélico y clásico que vendrá después, no hay héroes ni villanos, los alemanes y los franceses son víctimas que juegan el papel papel que les ha tocado consecuencia de la coyuntura. Libre de prejuicios y tópicos, la camaradería y la humanidad que destilan los personajes y la historia es el gran logro de la obra de Renoir.

Y como en la película, el batallón de Joachim Löw intentará detener y recluir tácticamente a los franceses; exponiendo todas sus razones futbolísticas en el centro del campo y confiando que arriba, Müller y compañía sean tan decisivos como hasta ahora. Francia, que ha recuperado un espíritu que parecía haber perdido en anteriores citas, tiene un plan de escape. Varane, Pogba y Benzemá trazan la línea vertical, Valbuena y Griezmann en los costados completan la flecha: la dirección está clara. Por delante noventa minutos, o ciento veinte si seguimos la dinámica de octavos, para comprobar si Francia escapa de la contundencia Alemana o si, por el contrario, los alemanes son capaces de ahogar cualquier intento de fuga de los franceses. Es la hora de la gran guerra, es la hora de la gran ilusión.

···


Referencias:
Revista Magnolia
Gonzalo Ballesteros


0 comentarios

Ir abajo

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.