Bélgica en el Mundial


Pese a llevar muchos años fuera de la élite, muchas miradas estaban puestas en la Bélgica de Marc Wilmots. Era la principal favorita a ser la gran de este Mundial sorpresa, gracias a los Eden Hazard, Kevin De Bruyne, Thibaut Courtois o Romelu Lukaku de turno. Ganaron cuatro partidos y llegaron a cuartos frente a Argentina, pero también demostraron que son un equipo aún por hacer. Y es que, aunque ya han llegado, todavía deben mejorar. Así vivimos su día a día en el Mundial:

_
Artículos relacionados:
Paseando a Benzema
La urgencia belga
Lukaku quebró a Howard
¿Toro o carnero?
Serenidad e Higuaín


1 comentario

Ir abajo

  • Marcelino 6 julio, 2014

    Si nos ceñimos al resultado, llegar a cuartos de final después de tanto tiempo apartados de estas competiciones (2002), es positivo. El problema es de sensaciones, Bélgica en ningún momento ha transmitido nada, realmente ha sido un equipo plano y un tanto estéril, te decían "ahora juega Bélgica" y te daba una pereza tremenda más allá de ver a algunas de sus estrellas. No nos ha sorprendido porque el equipo belga venía siendo esto antes del Mundial pero ello no quita que viendo la nómina de jugadores de que disponían se les pudiera exigir un poco más, aunque sólo fuera desde el plano emocional. Quitando su partido contra EEUU, que me llevó a ilusionarme de cara al partido vs Argentina, su Mundial es discretísimo, a pesar del resultado.

    Creo que Wilmots es el principal responsable de no ser capaz de conjugar los recursos de que dispone aunque muchos de ellos sean insultantemente jóvenes. Pero con un entrenador adecuado estoy convencido de que este equipo está preparado para dar guerra en 2016 y 2018.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.