No la rompieron


Situémonos en 1998. La Copa del Mundo de Francia acaba de terminar y Holanda ha hecho el mejor fútbol del torneo. Los tulipanes han alcanzado las semifinales con un juego estimulante en el que, entre otros, han destacado los gemelos De Boer. Frank finaliza la Copa como el gran central zurdo del momento, mientras que Ronald asombra por su polivalencia. A unos pocos kilómetros de allí, en Barcelona, Van Gaal planifica su segunda temporada en el banquillo del Camp Nou.

Frank y Ronald de Boer tuvieron una historia extraña con el Barça

El objetivo principal siempre fue Frank. En su portentosa salida de balón se veía al auténtico sucesor de Koeman, un rol que Gica Popescu, “despedido” por Van Gaal y fichado por Cruyff, no logró desempeñar con éxito en el club. De hecho, cuesta recordar en Barcelona un central que suscitase tanto deseo como Frank de Boer. Amén de su enorme Mundial, estaba el hecho de haber pertenecido al gran Ajax, el espejo en el que se miraba –quizás demasiado– la entidad catalana en esos días. Van Gaal sabía que “no había” proyecto sin Frank y lo quería a toda costa. El club no paró hasta ficharlo.

Lo de Ronald fue diferente. Después de que el propio Van Gaal manifestase que “no le necesitaba” ya que su posición estaba “bien cubierta”, el hermano de Frank terminó recalando junto a su gemelo en Can Barça. El porqué de su fichaje nunca estuvo del todo claro. Quedó la sensación de que Ronald era una “condición” que ponía el Ajax para soltar a Frank, el verdadero objeto de deseo azulgrana. Una sospecha que Van Gaal alimentaría con el tiempo.

Frank de Boer era clave en el proyecto de Van Gaal. Ronald no

El reparto de papeles fue inmediato. A Frank se le asignó el perfil zurdo de una zaga que comenzaba a dejar atrás la formación 3-4-3. En su lugar, Louis optaría por el 4-3-3 y un once que en la tercera temporada acabó recitándose de memoria: Hesp, Reiziger, Abelardo, Frank de Boer, Sergi. Guardiola, Luis Enrique, Cocu. Figo, Kluivert y Rivaldo.

Abocado a ello, Frank lideró la defensa en todo su ciclo barcelonista, si bien su rendimiento nunca llegó al sobresaliente. El Barça de Van Gaal sufrió mucho para ser sólido y exponía bastante a sus defensas, algo que la cintura de Frank padecía de manera flagrante. Su nivel fue de más a menos como culé, con un cierre desastroso en 2003 y la sensación de que no se vio a aquel monstruo del Mundial 98. Claro que lo de Ronald fue mucho peor, destinado al banquillo para reemplazar permanentemente a Figo en el extremo. Una tarea que ni por calidad ni por características podía acometer. Su salida prematura en el año 2000 reforzaría el pensamiento final: los De Boer nunca la rompieron en el Fútbol Club Barcelona.


6 comentarios

  • pouco_barulho 25 julio, 2014

    "Hesp, Reiziger, Abelardo, Frank de Boer, Sergi. Guardiola, Luis Enrique, Cocu. Figo, Kluivert y Rivaldo"

    Este es el equipo de mi infancia y la copa del mundo del 98 la que recordaré siempre conmás cariño y nostalgia. Para mi habrá sido siempre un torneo grandioso, con enormes equipos

    Respond
  • el party de Benjamín 25 julio, 2014

    Parafraseando a Del Bosque, aquel Cocu es el tipo de jugador al que me gustaría parecerme. Siglo XXI, que diría el gran Andrés Montes. Me encantaba. Simplemente.

    Respond
  • @DavidLeonRon 25 julio, 2014

    @el party de Benjamín

    Cocu era muy bueno, completísimo. Recuerdo que en la previa del Mundial 98, que si ni me equivoco ya había fichado por el Barça, llegó a jugar de delantero centro con Holanda. Luego lo bajaron atrás. Actuó de interior, en el doble pivote, de todo.

    Era muy buen futbolista.

    Respond
  • piterinno82 26 julio, 2014

    Frank de Boer era en 1998, seguramente, la opción más ideal para la salida de balón del Barça de Van Gaal. Era tan tan ideal que sólo parecían quedarle dos caminos: salir de maravilla o ser un desastre. Un poco como lo que ocurría con Ibrahimovic como "9" del Barça de Guardiola en 2010.

    La cosa no salió de maravilla, desde luego, pero creo que en el haber de Frank está el haber salvado los muebles en su paso por el Barcelona (salvo el último año y medio que, como dices, sobró completamente. Aunque aquellas tres temporadas culés, entre 2000 y 2003… tela ^^), pues su perfil de capacidades y debilidades no se acoplaba a los problemas que siempre mantuvo el equipo. Y recordemos que son años en los que el club "trituraba" centrales de distinto nivel y pelaje, desde los Blanc, Couto o Andersson, hasta Christanval o Dèhu.

    Respond
  • Larios84 1 agosto, 2014

    En el debe de Frank De Boer, esta un anécdota contada en la biografía sobre Robert Enke.

    Después del partido frente al Novelda, en donde fallo Robert; Frank como uno de los pesos pesados del vestuario, en lugar de asumir la culpa de todos los jugadores en aquella derrota señalo de cara a la prensa a Enke, cuando él mismo falló en uno de los goles de aquella tarde. Después de eso fue increpado por miembros de aquella plantilla culé, y creo que como compañero y encima con la relación que debe haber entre portero y defensas, deja en muy mal lugar a Frank de Boer.

    Respond
  • Gerson Castro 29 agosto, 2016

    Francia 98', el primer mundial que vi.
    Cuantas figuras en el campo!!

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.