El diferente en Chile


En 2007, Marcelo Bielsa llegó a Chile y su fútbol cambió. “La Roja” comenzó a identificarse con la propuesta futbolística de su seleccionador, la cual proponía un juego intenso, veloz, agresivo, vertical y, sobre todo, mecanizado. En esta idea, que luego proseguiría con la llegada de Jorge Sampaoli, los futbolistas se mimetizan con el plan colectivo, convirtiéndose en piezas de un ajedrez viviente que obedece al bielsismo. Pero por bien estudiada, comprendida y puesta en práctica que esté esta teoría, los retos de la alta competición requieren de una dosis de imprevisibilidad. De diferencia. De espontaneidad. De magia. Y este rol, casi en exclusiva, lo ha protagonizado Jorge Valdivia, un futbolista al que tres de sus apodos definen a la perfección: “El Mago”, “el Distinto” y “el Loco”.

Su carrera en clubes y selección está llena de altibajos.

Sin embargo, cuando el bielsismo llegó a Chile, Jorge Valdivia no estaba disponible. El diez nacido en Venezuela, que era tan creativo en la cancha Marcelo logró recuperar al Mago a tiempocomo fuera de ella, estaba sancionado con veinte partidos por la Federación debido a un acto de indisciplina durante la Copa América 2007. Esta cifra, aunque posteriormente se rebajaría, le tuvo apartado durante dos años de una “Roja” que comenzaba a llamar la atención de toda Sudamérica. Bielsa estaba tocando las teclas adecuadas, los jóvenes futbolistas reaccionaban con energía y los resultados acompañaban. Volver a un Mundial estaba a sólo un paso, y éste, curiosamente, lo dio Valdivia en su segundo partido tras la sanción: 2-4 en Colombia con un gol y tres asistencias. “El Mago” también quería formar parte de esta nueva Chile.

“Muchas veces me río cuando la gente dice que le debo un partido a la Selección, porque creo que el mejor partido, y que todos se recuerdan, fue contra Colombia (2-4) queSampaoli hizo lo propio antes de este Mundial dio la clasificación para Sudáfrica”, comenta el propio futbolista. Su carácter creativo, imprevisible, pausado y diferencial le hizo un hueco en el Mundial 2010, pero también le apartaría de nuevo de la selección en 2011. Ésta vez, fueron 16 los meses en los que se quedó fuera de los planes de Claudio Borghi. Fue, de hecho, Sampaoli quien decidió darle la última oportunidad. Chile tenía muy cerca la clasificación para Brasil 2014, pero el DT argentino sabía que, sin él, su idea perdía fuerza. Y Valdivia, respondió a tiempo. “Estaba fuera y quería volver, más con todo lo que el entrenador hablaba de mí”, reconocía hace un par de meses.

Sin ser fijo, Valdivia es un hombre importante en Chile.

Tras dos entrenadores bielsistas, casi cuatro años sancionado y sin lograr tener nunca un puesto fijo en el once, Valdivia ha vuelto a lograr ser, desde la diferencia, una pieza relevante en la selección chilena durante una Copa del Mundo. Y llegados a este punto, no se conforma con esto. Su truco final consiste en permitir a Chile a disputar, como mínimo, unos cuartos de final 52 años más tarde. Él es así. Un pase horizontal en la verticalidad. Un segundo de pausa en la velocidad. Un suspiro entre dientes rechinando. Un mago rodeado de ayudantes.


13 comentarios

  • Manu 23 junio, 2014

    No creo que Borghi sea un DT bielsista, Miguel. Muy por el contrario. Intentó imprimir calma y más juego horizontal al seleccionado con el costo de perder casi cualquier atisbo de intensidad y juego exterior, lo que era prácticamente el corazón de la Chile de Marcelo Bielsa.

    Respond
  • Pablo 23 junio, 2014

    Muy talentoso. Me hubiese encantado verlo en River. Aunque siempre tuvo ese tema de conducta… que se yo.

    Debo decir que Bielsa y Borghi deben compartir solo la primer letra del apellido. Borghi es muy borghista, para bien y, más que nada, para mal.

    Respond
  • Kokonut 23 junio, 2014

    El Chile de Borghi era la antítesis del Chile de Bielsa.

    Quizás en sus primeros partidos hubo reminiscencias del legado Bielsa, pero para Copa América 2011 ya el equipo era completamente distinto en cuanto a propuesta de juego.

    Respond
  • Milanista 23 junio, 2014

    Borghi era, es y seguirá siendo Bilardista en su propuesta de juego. Si bien tiene un trato mucho más amable que el "doctor", sus equipos suelen jugar bien ante rivales más debiles, mientra que ante oponentes más duros se vuelve conservador y dependiente en exceso de la estrella del equipo: Valdivia, Mati Fernández, Humberto Suazo y Alexis Sanchez. Tanto en Colo Colo y en su paso por la selección.

    En Argentinos no tuvo ese jugador "distinto", por lo que fue pragmático, como lo era Bilardo. Y en Boca no le resultó porque ese equipo estaba fracturado por la disputa entre sus caudillos (Riquelme y Palermo).

    Sampaoli, por el contrario, es mucho más recatado que Bielsa. Ojo, esta es una gran ventaja, ya que Marcelo es tozudo y pocas veces ha variado su esquema. Sampaoli, en cambio, apuesta por la adaptación. En la mayoría de los casos suele leer bien los partidos y acierta con los cambios, con el fin de mejorar la propuesta de juego en el campo. De ahí la mejora de Chile en estos últimos años.

    Saludos y un gusto leerlos.

    Respond
  • @migquintana 23 junio, 2014

    No, no, por supuesto. Reescribí el primer párrafo un par de veces y en la versión final englobé sin querer a Claudio Borghi. Además, es que de hecho Jorge Valdivia sólo estuvo un puñado de partidos a sus órdenes por el tema de la sanción. Anyway, muchas gracias por el aviso! Ya está corregido para que se entienda bien.

    @Pablo

    Valdivia tiene una carrera súper extraña. Permanecer tantos años en el Palmeiras no es nada raro, pero haber comenzado en el Rayo Vallecano y luego pasar por el Al Ain, a lo Asamoah Gyan, no son decisiones muy comunes en futbolistas de este talento. De hecho, el otro día leía una entrevista suya y venía a decir que se arrepentía de varios pasos que había dado durante su trayectoria de clubes.

    @Kokonut

    De hecho, el acierto de traer a Jorge Sampaoli tiene menos mérito tras haber visto a la Chile de Borghi por le camino. Fue un cambio de dirección que no entendí muy bien. No sé cómo iría el proceso, pero dudo que Marcelo tuviera mucho que ver en este aspecto. Y no salió bien, claro.

    @Milanista

    Es menos cerrado que Bielsa, pero a mí su fútbol me parece más bielsista incluso. Es decir, la propuesta sigue ciertos matices más a rajatabla. Luego es verdad que admite cambios, que se adapta, que varía… todo eso que se le ha podido recriminar a Bielsa en algún momento de su carrera, pero de primeras, para empezar, el fútbol de Sampaoli me parece incluso más potente en el planteamiento.

    Respond
  • Larios84 23 junio, 2014

    @migquintana

    "Su truco final consiste en permitir a Chile a disputar, como mínimo, unos cuartos de final 42 años más tarde."

    Si no me equivoco es en "su" Mundial en 1962 cuando pasaron la Primera Fase, y de eso han pasado ya 52 años, supongo que un lapsus al sumar,je.

    A mi esta Chile me convence mas que la de antaño, quizas porque esa "presión suidida" no es tan suicida como antaño y a que dan mucha mas pausa a la salida del balón, así como a que sus estrellas estan mucho mas cuajadas en Europa, pena que Arturo Vidal tuviera ese lesión y no este dando todo lo que sabemos que podría aportar de estar en condiciones óptimas tanto a nivel centro del campo, pressing como a nivel ofensivo con su llegada.

    Habrá que ver como gestionan el partido, ya que es consabido que Brasil, puede permitirse el lujo de elegir rival…

    Respond
  • @migquintana 23 junio, 2014

    @Larios

    Exacto, exacto. 52 años.

    A mí la Chile de Sudáfrica 2010 me convenció más, eh. Me gustaba más. Quizás no tenía individualidades tan potentes, que yo creo que tampoco hay mucha diferencia, pero me parecía un equipo capaz de ahogar a cualquiera… salvo a la Brasil de Dunga. Y en este, más de lo mismo, pero con la Brasil de Scolari. Habría que ver cómo iría el tema, si con cinco defensas o con cuatro, pero hoy Sampaoli se juega un cachito de estar en cuartos de final. No porque de favoritísima a Brasil o porque Croacia/México me parezcan asequibles, sino por el estilo de juego que propone. A ver si Jorge Valdivia, al igual que Gyan el otro día, aparece.

    Respond
  • kokonut 23 junio, 2014

    @migquintana

    Yo creo que sí hay individualidades harto más potentes en este Chile 2014 respecto al Chile 2010.

    Hace cuatro años Alexis tenía 21 y era un jugador totalmente distinto al que es ahora. Vidal tenía 23 y jugaba como volante izquierdo con marcada tendencia defensiva, sin ser el portento físico actual. Medel actuaba como defensa y mordía igual que ahora, pero entregaba mucho menos seguridad.

    Y en ese Chile no existían jugadores símiles de las características de Aranguiz o de Marcelo Díaz (el verdadero reloj de Sampaoli), ni tampoco había un jugador como Eduardo Vargas que aparecía dos veces en un partido y solo para embocarla.

    Insisto: por individualidades veo a un Chile de mejor nivel que en el mundial pasado.

    Respond
  • @migquintana 23 junio, 2014

    @kokonut

    Dudaba por Alexis y Vidal, sí. Pero en el resto, dejando a Marcelo Díaz al margen, que sí que me parece un salto por perfil, creo que también hay piezas que se han ido cayendo. Suazo no tuvo mucha relevancia en ese momento en concreto, pero es un jugador de una entidad superior a Vargas. Después había jugadores que también eran capaces de hacer la diferencia, como Mati Fernández o Mark Gonzalez. Incluso Beausejour tuvo más peso que actualmente, aunque sea un jugador plano. No sé, seguramente sí que hay un salto curioso, pero no lo calificaría de potente. Aún así, ya digo, Chile 2010 me gustaba más. Quizás por el impacto, por la frescura y por la novedad. Porque, seguramente, esta Chile tenga más cuerpo para competir.

    Respond
  • Manu 23 junio, 2014

    @migquintana

    Es injusta la comparación de Suazo con cualquier otro, Miguel. El Chupete debe haber sido el jugador más importante para Bielsa en ofensiva. Más que Alexis. Medio Chile debe estar añorando la época dorada de Suazo, tan importante como fugaz.

    Sobre el tema de las individualidades pues yo también creo que Chile tiene más de lo que tirar hoy. Menos en defensa, claro está.

    Respond
  • Pablo 23 junio, 2014

    En el partido contra Holanda el ingreso de Valdivia los desordenó. Venian como un bloque sólido

    Respond
  • calameño 23 junio, 2014

    Borghi es a veces más ofensivo que Bielsa pero le gusta más el buen toque que la presión, aunque a veces se excede como pasó en un partido en el Centenario que salió con línea de 3 al fondo y Medel como único medio defensivo claro, idea parecida que uso en Buenos aires con sendas goleadas en contra.

    @migquintana
    Será porque era un equipo de Bielsa?
    y del loco uno siempre espera algo y siempre ofrece algo

    Respond
  • lucho 23 junio, 2014

    El "mago" no estuvo fino ante España.

    Ahora lo del tema de horarios, que juegue primero Holanda-Chile y luego Brasil de verdad que es de vergüenza, los brasileños sí o sí quieren campeonar, pero con estas formas, serán recordados como la Inglaterra del 66, particularmente apoyo a Brasil, pero con este gesto espero que Chile le de un baile, ojo que pueden, sí que pueden

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.