Cuando nos cortaron las piernas


USA 94 fue un Mundial interesante y especial para toda una generación de aficionados al fútbol, y una de las razones por las que ocurrió esto fue que Diego Armando Maradona pareció volver, de un retiro cuasi definitivo, en forma y con ganas de volver a jugar al mejor nivel. Vimos a Diego disfrutar de su vuelta con Argentina, marcando un golazo en la paliza por 4-0 a Grecia.

Nigeria había impresionado en su primer partido, batiendo 3-0 a una Bulgaria que luego sería semifinalista, en un alarde de juventud, calidad y capacidad atlética. Así pues, el partido contra la albiceleste se presentaba como un duelo entreArgentina supo aguantar hasta que llegó Diego la vieja y la nueva guardia del fútbol mundial. Y los nigerianos no tardaron en adelantarse, antes de los 10 minutos, gracias a un tanto de Samson Siasia. Parecían imparables las “Águilas Verdes”, qué futuro esplendoroso les aguardaba. Argentina, mientras tanto, se refugiaba entre las cuerdas, intentando evitar el golpe que les enviase a la lona. Cualquier aficionado al fútbol sabe que, tradicionalmente, Argentina es uno de los equipos más duros y con más carácter del mundo. Físicamente no tenían mucho que envidiar a los europeos, y técnicamente había pocos que los igualasen. Y, además, siempre está ese punto del fútbol callejero, a medio camino entre la picaresca y el cinismo.

A esto se encomendó Argentina cuando Maradona sacó rápidamente una falta y Caniggia consiguió batir brillantemente a Rufai. Diego estaba inspirado, bailando entre la defensa nigeriana como hacía en los buenos tiempos. No tardaría en servirle a su viejo compinche el segundo gol de la tarde antes del descanso.

Contra Nigeria, Maradona jugó su último partido en un Mundial.

Desgraciadamente, tras liderar a su selección a la victoria y a un arranque de Mundial espectacular, llegó la famosa comisario rubia. Diego la agarró de la mano, sonriente, y parte del Mundial de todos se fue al garete. Maradona dio positivo en el antidoping y fue expulsado de la Copa del Mundo en la que, por supuesto, jamás volvería a jugar. Nunca olvidaré mi emoción, a los 10 años, de saber que iba a ver jugar al gran hombre, al que mi padre y mi abuelo consideraban un Dios. Esos dos partidos, contra Grecia y Nigeria convalidaron Mexico 86 para mí. Era increíble lo que, a los 34 años y tras una vida de excesos, todavía podía hacer incluso marcado por dos hombres que no se cortaban a la hora de pegarle.

Diego merecía ser expulsado del Mundial, pero ¡cómo lo echamos de menos…! Argentina se transformó en un equipo de muertos en vida sin su inspiración, y no pasó de la primera eliminatoria ante Rumanía. ¿Cuán lejos habría llegado si Maradona estuviese en el campo?

Yo lo tengo claro.


25 comentarios

  • Renato 25 junio, 2014

    Uff… se me pianta un lagrimón. Yo tenía diez años también y no exagero si digo que fue mi primer gran desilusión. Obviamente después la vida se puso seria pero a nivel emocional tuvo un efecto absolutamente devastador. Tanta amargura era algo totalmente nuevo.
    Me había olvidado que tenía 34 años, estaba mejor que en el 90, me parece.

    Respond
  • @colombeti 25 junio, 2014

    Muchas gracias Vil. Aunque no nos banques mucho yo soy muy fan de todo lo que escribes ^^ Tengo un poco de miedo que haya por la maldición Vilariño. En Champions era equipo del que escribías equipo que caía eliminado. Menos mal que ya estamos clasificados XD
    Batistuta, Redondo, Cani, el burro, el negro Diaz, Cholo o Goyco. Esta selección era brutal y habría llegado lejos. Mi padre no tiene dudas porque la recuerda mejor que yo.

    Respond
  • Abel Rojas 25 junio, 2014

    @ Renato

    El Mundial 90 del Diego… fue regularcillo siendo suaves pese a la jugada contra Brasil ^^ Pero creo que aún era más Diego. Por lo menos era futbolista.

    Lo del 94 es un cuento, en el buen sentido. Su cuerpo no era de jugador de fútbol, casi que ni deportista, pero sus enormes ansias de aportar y el efecto anímico que infundía en propios y extraños le estaba convirtiendo en el indiscutible protagonista del Mundial incluso por encima de Romario. Además es que posiblemente la del 94 fue la mejor selección en la que jugó. Redondo era su pulmón. Y el Cholo… La verdad es que vaya ritmo de equipo.

    Un equipo para ganar la Copa.

    @ Colombeti

    Desconocía la maldición de Vilariño ^^

    Respond
  • @DavidLeonRon 25 junio, 2014

    @Renato

    "Me había olvidado que tenía 34 años, estaba mejor que en el 90, me parece

    Uff, qué va, qué va ^^

    En el 90, Diego estaba lesionado, tocadete, pero en 1990 hace una pedazo de temporada, es campeón con el Nápoles y creo que es su año más goleador con 18 tantos en la Serie A o cosa así. Luego llega cascado al Mundial, sí, pero Maradona en 1990 era el mejor del mundo o algo muy, muy parecido. Vamos, el mejor pese a no ser lo del 84-87.

    En 1994 era otra cosa. He visto estos partidos recientemente y hay que decir que el mito se lo come todo. Diego está para el arrastre en realidad, apenas tiene agilidad para combatir las intenciones de los rivales (que no son otras que darle un patada inmediata, por otro lado).

    Eso no quita que:

    -No he visto ni veré una estampa de futbolista más grandiosa que la de ese número 10 rechoncho con el pecho para fuera y totalmente hinchado.

    -Es absolutamente mágico ver asociarse a Maradona y Redondo, pese a que Diego en algunos momentos parece que va a romperse por llegar a esas paredes.

    -Argentina jugaba muy, muy bien, pero dependía más de lo que parecía de Maradona. Redondo era bellísimo pero estaba muy lejos de ser el Redondo del Madrid , el del 98-2000. Yo en ese sentido, tras ver los partidos, creo que a Brasil esta vez no le hubieran ganado. Lo que pasa es que Diego era todo y te hacía milagros pero… ese me parece que ya no hubiera tocado.

    Respond
  • Abel Rojas 25 junio, 2014

    Yo creo que sí hubiera tocado.

    Respond
  • @DavidLeonRon 25 junio, 2014

    Yo creo que Diego, que las jugaba todas al pie, y de verdad, ya no podía quitarse a nadie, por Dunga, Mauro y Mazinho esta vez no hubiera pasado. Es que no olvidemos que Brasil en juego no sé si encaja un gol en todo el torneo.

    Además, tiendo a creer que el fútbol tiene como una especie de tema rotativo, y tras lo de Italia 90, como que tocaba sobradamente ^^

    Y una añadido: esa Argentina de Basile no tenía nada que ver con la de Bilardo y el 90. Era un equipo alegre, en el que incluso Chamot que era lateral subía. Simeone no paraba quieto, se jugaba con tres delanteros… era un equipo bellísimo pero lejos de los dientes apretados del 86 y el 90, que en el fondo siempre ha sido el maradonismo.

    A saber, la pena es no haberlo vivido. Sobre todo porque esa Argentina era cultura pura.

    Respond
  • @JuanDV14 25 junio, 2014

    En la soberbia narración de Victor Hugo Morales del gol a Grecia dice " Aquí los argentinos, cerca de la cabina de Radio Continental se miran con asombro y se dicen: pero viste lo que fue eso, pero vos te das cuenta, está vivo!…Gardel está vivo!"
    Creo que eso fue lo que sintió Argentina y por extensión todo el aficionado al fútbol en aquellos días.

    Respond
  • @DavidLeonRon 25 junio, 2014

    El gol a Grecia es el resumen de lo que digo. En el 86 todavía había cierta calidad porque Burruchaga era buen futbolista (en Argentina se le tiene en alta estima) y Valdano se movía bastante bien, pero esas paredes en Argentina del 90, bueno, totalmente imposibles de ver, no hubo nada ni parecido en todo el torneo. Y de repente ves una sucesión de toques en un palmo de terreno y un tirazo de Diego a la escuadra.

    El grito de rabia, como siempre, va para todos aquellos que dudaron de él en la previa del torneo. Al acabar el partido lo manifestó: "esto va para los que esperaban un Maradona gordo"xD

    Respond
  • @Josinho_21_ 25 junio, 2014

    Yo creo que Maradona que mucho tiempo fue un jugador un poco "gordito", al mundial del 94 a pesar de los 34 años, no llega tan mal como para definirle como ex futbolista. Viendo vídeos y fotografías, su aspecto es infinitamente mejor que en su etapa anterior en el Sevilla, donde sí podría estar más de acuerdo con esa afirmación. Pero se preparó mucho para llegar en condiciones a USA 94.

    En Italia 90, creo que jugó con el tobillo muy mal y se notó. Pocas selecciones llegaron tan lejos como aquella Argentina del 90, bidones a Branco a parte.

    No todo fue malo, perdimos a un ídolo de los mundiales de una forma muy fea y no pudimos disfrutar de aquella Argentina, a cambio disfrutamos un poco más de aquella gran Rumanía de Hagi, y de la Bulgaria de Stoichkov, que quizá sin aquella expulsión de Maradona ni habría pasado de grupos.

    Por cierto, ¿alguien me puede decir las canciones que suenan en el 38 ecos del mundial? Gracias.

    Respond
  • @Josinho_21_ 25 junio, 2014

    Argentina del 90 llegó lejos haciendo muy poco, me refería en el anterior comentario.

    Respond
  • Veneziano 25 junio, 2014

    La seleccion del '94 tenìa una defensa horrible(como jugadores y como mecanismo) y un portero desastroso , ante la primer seleccion seria se hubiera desmoronado ….està fantastico pensar que con ese Maradona de 34 años hubiese sido todo diferente, ….pero en realidad aunque me esfuerzo no me lo creo ni ahora ni en su momento . Darle la "culpa" a la expulsion de Diego para justificar el fracaso de aquel mundial es un arte del cual somos maestros.

    Respond
  • Zaius 25 junio, 2014

    Maradona fue un mito, sí. Fue de lo mejor de la historia del fútbol, sí. Pero sólo en ese ámbito es admirable. No creo que se aun ejemplo de los valores del deporte, ni del fútbol, ni de vida de deportista, ni un ejemplo para los niños que crecen y empiezan en el fútbol. Es un ejemplo para enseñarles las cosas que no se deben hacer.

    Habría que obviar una parte tan grande de Maradona, casi tan grande como su parte dentro del campo. No hay que olvidar que en este famoso mundial se dopó. Fue un mito sí, pero no por ello hay que obviar lo que no gusta.

    Respond
  • @LivioLeiva 25 junio, 2014

    Yo tenía menos de un año para el mundial 94, y me apena no haber podido vivir eso, ni el 86 ni nada parecido. Por eso quizás no sepa apreciar al Diego en toda su magnitud. Los únicos recuerdos que tengo de él son todas las "noticias" que aparecen respecto a todas las macanas que se manda, a los hijos que no reconoce y bla bla bla. Lo único estrictamente futbolístico que pude vivir de él fue su mundial 2010 como DT, y si bien se notaba la inspiración que generaba en los jugadores, en juego esa selección dejó muchísimo que desear y nos fuimos sin pena ni gloria. Sobre todo sin gloria.
    En fin, agradezco el artículo por ilustrarme un poco esa magia y esa mística que significa el mito del Diego en la selección.
    Sólo espero que esta vez el hombre perro sepa emular su máximo logro.

    Respond
  • Renato 25 junio, 2014

    Abel Rojas
    @DavidLeonRon

    Sí, sí, es cierto que mi comentario era exagerado, pero era un poco la sensación que había; todo era una exageración. Diego volviendo a Newells surgiendo de las cenizas, con otro cuerpo pero el temple de un dios renacido. Es que en el 90 estaba destrozado por las lesiones y uno se imaginaba que el 94 era su gran revancha, y la de todos. Es cierto que no se podía ir de nadie y le ayudaba la movilidad del equipo pero el mundial era el suyo. Por eso digo que había mejores sensaciones.
    El derrumbe tras su alejamiento era total, a nadie se le ocurría que Argentina pudiera ganar algo.
    Nunca me ha gustado el estilo Bilardiano, pero sí que era heredero del cinismo italiano, mientras que a Basile jamás le tuve mucha fe.

    Respond
  • Larios84 25 junio, 2014

    Maradona para la generación de principios de los 80 no es D10S futbolísticamente porque ya lo fuimos cogiendo con peor estado de forma, y con sus adicciones en mucho mayor grado, pero se acerca mucho a ese percepción

    Aquí en España no tuvo un buen paso por el Barcelona y su época napolitana me pilló demasiado joven, así que solo he podido leer y luego ver vídeos sobre su apogeo para ver la dimensión futbolística(y reitero lo de futbolística) de este astro del balompie.

    Yo también tenía 10 años cuando el Mundial USA´94, y recuerdo ver algunos partidos y los resultados y sorprenderme mucho que el que en las guías parecía el "Mesías" que volvía a la Tierra Prometida, era descartado por haber tomado no se que sustancia…., en fin…

    Creo que por muchos milagros que haga Messi y le queden por hacer, lo que hizo Maradona, el cuando lo hizo, contra quienes lo hizo, y como lo hizo es algo insuperable en mi opinión.

    Respond
  • Ecu2104 25 junio, 2014

    Pues nunca encontre un jugador que me de tanta emoción verlo, y ese gol en el primer partido fue un extasis, se le notaba con mayor agresividad en su juego y se se decía mucho que ahora si tiene con quien tocar para entonces, era un diez mas organizador que nunca hacia que sus compañeros se lucieran mas si bien el físico no era el de antes, se sentia eso de que un buen pase suyo era casi gol.

    Respond
  • miguel angel 25 junio, 2014

    abel me parece una barbaridad lo que dices de maradona en ese mundial me acuerdo perfectamente y ni de lejos hubieran ganado a italia o brasil, aveces el mito devora al personaje en cuestión , las pedia al pie y no hay que dejarse llevar por el gol de falta…

    Respond
  • piterinno82 25 junio, 2014

    Maradona no era Diego, ni física ni futbolísticamente, pero toda la mística y lo irreal de su caída e intento de retorno envolvió al equipo y al país, y a mística e irrealidad nadie gana a Argentina y a los argentinos.

    Coincido en que aquella albiceleste, en su conjunto, era bastante más que la de Italia'90. Fuera de Diego, era más.

    @Vilariño

    "¿Cuán lejos habría llegado si Maradona estuviese en el campo?
    Yo lo tengo claro."

    Seguro, seguro y como mínimo, a una semifinal con Brasil en el Rose Bowl que sería, sí o sí, historia pura de los Mundiales de Fútbol.

    Respond
  • Pablo 26 junio, 2014

    Yo acá estoy más del lado de Veneziano. Ese equipo, sacándole toda la mística de Maradona. era un flan en el fondo muy importante. No marcaba nadie prácticamente. Y tengamos en cuenta que el otro emblema, el defensivo, era Ruggeri que estaba más para el retiro que el propio Maradona.

    Es decir, creo que lo que pasó contra Rumania iba a pasar eventualmente, estuviera o no Maradona en cancha.

    Respond
  • rapsodas 26 junio, 2014

    Creo que desde aquel mundial, USA 1994, no se veían a las estrellas de todas las selecciones brillar como, de momento, está ocurriendo en Brasil 2014. ¿Volverá a tener Rumanía alguna vez una selección como aquella? ¡Qué gran mundial de Hagi!

    Respond
  • Leandro 26 junio, 2014

    Puufffff, yo también tenía diez años, pero para mi (volví a ver el mundial varios años depués) si bien se seguí viendo la clase del Diego era más su aporte psicológico que otra cosa; algo así como si a un niño le dan una piedra diciendole que es mágica, y éste sale corriendo con la convicción que ahora puede hecerlo más rápido que nunca, tanto es así que al perderla sintió que perdía todo poder; no se si hubiera sido campeona pero era un gran equipo, Redondo, Ortega, Simeone, Batistuta… y jugaban bien… tampoco acompañó la suerte ya que inmediato a eso tocaron otros dos equipos buenos, primero la Bulgaria del enorme Stoichkov y después aquella Rumania con Dumitrescu, Popescu, Prodan, Munteanu, Haggi… lo que más lamento es desde 86 hasta el 94 fue a mi opinion la gesta de la mentira Argentina más grande de todas, la de "tal y diez más"… hemos sido condenados por ese verso, "tal" te pueden ganar partidos, más al hablar de Maradona, Kempes, o Ahora de Messi, pero no Campeonatos, para ganar un campeonato tarde o temprano, de juego lindo o rudo, al ataque o a la contra pero el equipo debe aparecer, juegan once de cada lado, creer que uno solo gana algo es mentira, un distinto hace la diferencia pero sólo si la cosa es pareja a base de equipos… como extraño al Bati también…

    Respond
  • Víctor 26 junio, 2014

    Un tío veinte años más joven nacido por accidente en Valladolid, de madre bonaerense y padre madrileno, llega temprano una tarde, en un vuelo transatlántico, a una muy calurosa Atlanta en el estado de Georgia. Un pensamiento domina sobre cualquier otro, que las conexiones hacia la costa del Golfo de México no se compliquen de modo de poder encontrarse con su madre y hermano unas horas más tarde y enrrumbar los tres al día siguiente hacia el partido y Dios. Treinta horas despues, con más de mil kilómetros de highway en las espaldas, se prepara el trío para descansar en un sombrío hotel en las afueras de Dallas, Texas. La falta de excesivas comodidades en el establecimiento es lo de menos, mañana presenciarán el partido y por primera vez verán a Dios al natural. El partido contra Bulgaria en el Cotton Bowl, un viejo y no muy renovado estadio de fútbol americano, lo vieron pero Dios no hizo acto de presencia. No ha sido la mayor decepción en la vida del tío pero una gran decepción, para él, su madre, su hermano y otros 60.000 presentes en el coliseo, seguro que lo fué. Y la verdad, qué de bueno se puede esperar que ocurra en Dallas.

    Si, si. El tío es el que escribe. Es posible que el recuento sea demasiado personal para este sitio pero el artículo de Vilariño ha sido como una invitación irrechazable a poner el relato por escrito, por primera vez.

    Respond
  • Jean 11 mayo, 2015

    @Víctor

    Bonito relato, pero permíteme una puntualización: si con lo de Dallas te refieres al asesinato de J. F. Kennedy, no sé hasta qué punto conoces la verdadera historia de ese sujeto. Sin entrar en asuntos matrimoniales, ese señor es el responsable de:

    – La fallida invasión de Bahía de Cochinos, en la que mandaron a unos pocos opositores cubanos mal pertrechados a morir intentando derrotar a Castro.

    – La mayor campaña terrorista de su época, la operación Mongoose, de asesinatos y sabotaje para derribar al régimen cubano.

    – Continuar una larga historia de derrocamiento de presidentes latinoamericanos y de iniciar el proceso de corrupción de las fuerzas armadas de esos países al servicio del interés nacional. En palabras del activista colombiano Alfredo Vásquez Carrizosa "la administración Kennedy se tomó grandes molestias en transformar nuestros ejércitos regulares en brigadas de contrainsurgencia (adiestrados por nazis que los americanos habían ayudado a escapar. Hay un libro, que no he leído pero cuyo título siempre me viene a la mente, Instruments of Statecraft, de Michael Mc Lintock, que trata de esto), aceptando la nueva estrategia de los escuadrones de la muerte".

    – La mayor escalada de violencia por parte de Estados Unidos en la guerra de Vietnam (y Laos y Camboya), bajo su mandato la "intervención" americana pasó a ser a gran escala.

    – Aumentar considerablemente el riesgo de una guerra nuclear rechazando las dos condiciones que le pusieron los rusos para retirar los misiles de Cuba (aunque al final llegaron a un acuerdo secreto muy favorable a los americanos, y encima luego se mofaron de ello).

    – Además, durante su mandato se mantuvieron varias políticas o situaciones que según su reputación deberían haberse eliminado nada más subir al poder: el bloqueo a Cuba y la función principal del FBI, que no era perseguir el crimen organizado ni mucho menos sino precisamente emprender acciones de contrairsugencia en casa, esto es, reventar sindicatos, partidos políticos de izquierdas, grupos activistas y básicamente cualquier proceso que pudiera perjudicar al interés nacional. Por cierto que la filtración de las escuchas del caso Watergate está relacionada con la filtración de esta función del FBI, un poco como el bombo que le dieron al caso Rato el mismo día que se filtraban las escuchas de un empresario con el pequeño Nicolás (así es este país, XD) confesando que Rato, Aznar e Isidoro entraban en su banco y salían con maletines llenos de billetes.

    Si por algún milagro este mensaje no es moderado, sólo decir que no es mi intención faltarte el respeto, Víctor, sino dar a entender que la mayor parte del tiempo es mejor no creerse la historia oficial, sino informarse por uno mismo. Y por lo que menos, que alguien, aunque sea el moderador (XD) aprenda una cosa más antes de irse a dormir.

    Saludos

    Respond
  • Jean 11 mayo, 2015

    Lo malo de entrar a este artículo por el twitter de Abel es que no me había fijado que tiene 45 semanas XD. Al menos el escribir mi respuesta me ha ayudado a poner mi mente en orden.

    Respond
  • Jean 11 mayo, 2015

    Ya que estoy, dos puntualizaciones más: el programa de contrainsurgencia doméstica del FBI se llamaba COINTELPRO, y el autor de Instruments of Statecraft es Michael Mc Clintock.

    Saludos

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.