Conversando con Pepe del Bosque sobre México


México llegó a la Copa del Mundo de Brasil con menos expectativas de las que suelen ser normales en el país azteca. La incertidumbre por los numerosos cambios de seleccionador, la mediocre fase de clasificación, la renuncia de un jugador de peso como Carlos Vela y la complejidad del grupo en el que quedaron encuadrados hacían que, realmente, llegar al cuarto partido fuera ya un buen papel. Y no sólo lo alcanzaron, sino que lo hicieron dejando una gran imagen con Miguel Herrera y Héctor Herrera como grandes protagonistas. Sobre la figura del técnico mexicano, la evolución del equipo, los grandes nombres propios y el partido frente a la Holanda de Robben hablamos con Pepe del Bosque.

 

– Hace un par de semanas, Pepe, hablábamos de cómo afrontaba México este Mundial. O, mejor dicho, qué se esperaba la gente. Qué expectación había. Me comentaste que, aún asumiendo que el pueblo mexicano siempre espera lo mejor, había menos esperanza que en otras citas. Y me gustaría saber cómo se han vivido estas dos semanas en México y qué se opina ahora. Una actualización de la situación, vaya.

Yo creo que todavía hay un poco de escepticismo, aunque es cierto que se consiguió una primera fase muy, muy brillante. Miguel Herrera ha encontrado soluciones a un equipo que no tenía identidad, y eso es lo que más se valora en este momento. Un equipo que estaba perdido, que no se sabía a lo qué iba a jugar y, ahora, tiene una idea clara de cómo poder enfrentar cada una de las situaciones. Este tema de la euforia yo creo que existe por cómo se fue dando cada partido. El hecho de empatarle a Brasil en Brasil, significa mucho para ese golpe de confianza, ese golpe anímico. Y no solamente es una selección que está fuerte en lo emocional, por la manera en lo que lo ha trabajado Herrera, sino también a nivel táctico es una selección que ha gustado bastante. Tenía algunos problemas, sobre todo en el centro del campo, y lo ha sabido solucionar muy bien con variantes interesantes.

– Antes de entrar de lleno en esta labor que ya anticipas, ¿quién es Miguel Herrera en el fútbol mexicano? ¿Qué representa? ¿Por qué se le conoce? ¿A qué escuela futbolística pertenece?

Miguel Herrera es de tendencia lavolpista. Totalmente. De hecho, él mismo lo ha dicho en repetidas ocasiones. Tiene una influencia grande por Ricardo La Volpe. En todos sus equipos ha intentado proponer, tanto en Monterrey, como en Atlante y en América, por supuesto. Es un entrenador que le gusta atacar, que le gusta un fútbol vistoso, que le gusta jugar con la línea de cinco, con un recuperador únicamente, dos volantes y dos delanteros… A pesar de que ha tenido rotaciones y sabe utilizar otros sistemas, creo que Herrera se acerca muchísimo a lo qué es La Volpe.

– ¿Cuáles fueron sus primeras medidas al llegar a México? Es decir, desde octubre hasta el día 13 de junio, ¿qué cambió en el Tri? Lo de no convocar a “europeos” para jugar la repesca contra Nueva Zelanda fue lo primero que nos llegó a España… y sonó bastante extraño.

Que no llamara a ningún jugador que militara en Europa era por el tema de que quería trabajar con un grupo de futbolistas que conocía. En este caso, los chicos del América fueron la base para enfrentar a Nueva Zelanda. Y estuvo muy bien arropado también por jugadores del León, que en ese momento estaban en gran estado de forma. Yo creo que fue una medida inteligente porque sabía que el rival no lo iba a exigir tanto, pero su base de jugadores, a la cual le tiene mucha confianza, le sirvió para comenzar a implantar la principal esencia de la que luego transmite a la selección mexicana. La principal duda que yo tenía era la manera en que iba a adaptar el sistema del América a la selección. No se sabía si tenía los recursos necesarios para jugar el fútbol que practicaba en su club. Primero lo hizo con esa base americanista ante Nueva Zelanda y, luego, fue adaptando a los que jugaban en Europa.

– Comenzando ya con lo visto en el Mundial, la primera México que vimos fue un combinado con mucho balón ante Camerún. Pero después, a su manera, también se le ha visto cómoda con un cierto repliegue y transición rápida. ¿Cuál es la idea real del Tri? Porque el fútbol de Miguel Herrera es propositivo, pero el de los jugadores parece más adaptado a lo qué se vio ante Brasil o Croacia.

La propuesta de Miguel Herrera es dominar con la pelota. Eso lo tengo clarísimo. Lo ha dicho en repetidas ocasiones. Pero, como dices, por las cualidades de los jugadores mexicanos, replegar un poquito y aprovechar el buen juego directo que tienen Héctor Herrera o los puntas sí que les vienen bien. El tema es que, cuando México tiene fases largas sin balón en un partido, le cuesta mucho trabajo darle la vuelta. En Croacia el primer tiempo era la incertidumbre. Es cierto que en el plan estaba que Croacia te tirara un poco atrás, pero el desconcierto llegaba cuando no lograbas tener la pelota en momentos en los que igual tenías que manejarla. Se puede controlar un partido sin tener la pelota, pero hay veces que se necesita. Al final Croacia no supo capitalizarlo, pero en el guión de Miguel Herrera, y ahora más contra Holanda, creo que está siempre tener el balón. Y Holanda se va a sentir cómoda de esa manera.

– Replegando o no, lo que está claro es que el Mundial de jugadores de la parte defensiva como Ochoa, Rafa Márquez y Héctor Moreno está siendo increíble. Se está notando lo cómoda que está México con esa defensa de tres centrales que ya casi parece cultura táctica del país.

Hay que decir que había mucho miedo por la manera en la que iban a coordinarse Héctor Moreno por izquierda, Rafael Márquez por el centro y el Maza Rodríguez por la derecha. Yo creo que Márquez es una grata sorpresa que esté en este nivel. Es cierto que lo estaba haciendo muy bien con el León, pero tampoco hay que comparar lo que hacía en la liga local con lo qué es un Mundial. Y esa manera de interpretar el juego es de un defensa de época. Esa capacidad para poder adelantarse unos metros y poderse convertir en una especie de segundo contención para que el “Gallito” Vázquez no se quede sólo. Esa facilidad para poder hacer coberturas, pese a que nunca haya sido un defensa rápido. Tiene un posicionamiento tremendo, lo que sumado a esa experiencia y esa lectura que tiene, me parece que le ha hecho mucho bien a la defensa. Héctor Moreno, a su vez, también ha sabido complementarlo. Se adapta muy bien a los movimientos del capitán. Y si hablamos de Guillermo Ochoa, también se debe comentar que se tenía la duda sobre quién sería el portero titular. Los tres estaban a un buen nivel. Talavera y Corona estaban bien en el fútbol nacional, vaya. Pero yo creo que este Mundial ya es la confirmación de que Ochoa es uno de los grandes porteros del continente. Esa exhibición contra Brasil, seguramente, la vamos a recordar muchos años.

– Los carrileros, además, están compensando muy bien la posible estrechez del equipo, ¿no crees? Tanto Paul Aguilar como Layún parecen más extremos que laterales, sin que su espalda suela ser un problema en ningún momento. Pueden subir sin pagar peaje, digamos.

Es que uno de los principales miedos era la coordinación de que, cuando sube un carrilero, el otro tiene que quedarse. O, también, de quién del centro del campo debía cubrir el espacio del carrilero que sube. Entonces, esa coordinación de movimientos que ha tenido México yo se la adjudico principalmente al “Gallito” Vázquez, que sabe fijar muy bien la posición y que sabe en qué momento correr dependiendo de la orientación de la jugada. También, por otro lado, se habla poco de Andrés Guardado, que me parece un futbolista muy interesante en este Mundial. Normalmente estábamos acostumbrados de ver al Guardado lateral o volante…

– Y como interior, en mi opinión, es donde más brillan. Un tema que no es de ahora.

Claro, claro. Llegó un momento en la carrera de Guardado en la que comenzó a perder velocidad. Sigue siendo rápido, pero dejó de marcar la diferencia. Ya no tiene la capacidad para poder ganar por velocidad a un defensor. Y él modificó un poquito su juego. Ahora Guardado le da posesiones largas a México. Porque en la banda es un jugador vertical, pero como interior marca muy bien los tiempos y puede jugar en todo el ancho de la cancha. Puede dar un cambio de juego, de sentido o de dirección. Le da mucha identidad al mediocampo. A raíz de la lesión de Montes, el sistema cambió totalmente. Antes era Gullit Peña el que se proyectaba y Montes el talento estático. Y en el Mundial, es Guardado el jugador estático, el que piensa y el que marca el ritmo de México. Amen de Héctor Herrera, que es el que llega. Estos dos futbolistas están dando mucha vitalidad tanto a Paul Aguilar como a Layún. Esa coordinación que hay entre interiores y carrileros, es uno de los mayores argumentos ofensivos que está encontrando México.

– Es que eso es lo que te iba a decir. En muchos equipos es el mediocentro el que engancha a todo el equipo, pero en México son los interiores. Guardado y Héctor Herrera reciben muchos primeros pases, administran las subidas de los laterales, juegan con los apoyos de los puntas e, incluso, se descuelgan para buscar el área. Son un todo. Y en esto, Héctor está siendo uno de los futbolistas del Mundial.

A mí me parece que Miguel Herrera ha encontrado muy buenas soluciones al no tener un creativo o un mediapunta nominal. No tiene a un Cuauhtémoc Blanco, un Sinha o lo que hubiera sido un Montes. Entonces, los mayores recursos ofensivos son por asociaciones colectivas. Esto que están haciendo los interiores en combinación con los carrileros y los puntas es realmente brillante.

– En mi opinión, para Héctor Herrera están siendo muy importantes los apoyos de Peralta y, sobre todo, Gio dos Santos. Supongo que en México se sigue pidiendo la titularidad de Chicharito, al menos desde alguna facción, pero en la propuesta de Miguel Herrera tiene sentido que jueguen quienes juegan y, por tanto, el rol secundario del Chicharo.

Me sorprende mucho el profesionalismo que tiene Javier Hernández para, aún sabiendo que no es titular, nunca bajar los brazos y seguir sumando. Es una pieza importantísima. Yo el tema del doble nueve no lo veo de inicio, porque yo creo que Gio dos Santos es un jugador imprescindible. Tiene que estar. Es el jugador con más talento, que más puede correr a la espalda, que puede desequilibrar, tiene mucha movilidad… El problema acá viene en que no está en su mejor estado. Y aquí la prensa comienza a pedir al Chicharito junto con Peralta, que cuando han jugado juntos, excepto el segundo tiempo contra Croacia, ha sido un desastre. No tuvieron coordinación. Yo creo que en un sistema vertical posiblemente se entiendan, pero es que Gio es una pieza que no puedes eliminar del sistema.

– Y más sin Carlos Vela. Pepe, antes de entrar en el México – Holanda, ¿qué es lo que menos te ha gustado del Tri? Estamos hablando muy bien de la evolución, del técnico, del sistema, de nombres propios… ¿pero qué te hace arquear la ceja a ti? Siempre hay algo.

El propio Gio dos Santos. Es que yo sigo esperando que, más allá de Camerún, el jugador del Villarreal aparezca y sea ese jugador que da chispazos. Le veo en España y me parece un jugador que se adapta muy bien a las condiciones del otro delantero. Y en México debe hacerlo. No está muy rápido, pero es el jugador del equipo que tiene esa facilidad para poder desequilibrar en el uno para uno. No hay otro que tenga mejor desborde que él por habilidad. Quizás por velocidad sí, pero por talento no. Y, al ser el único que pueda cumplir esta función de poder cambiar el partido con una individualidad, debe aparecer más. Mucho más. Sin él, México dependerá en exceso del colectivo.

– Llegados a este cuarto partido, toca enfrentarse a la poderosa Holanda. La teoría dice que van a salir en un esquema bastante semejante al de México, lo que puede minimizar la superioridad táctica que les está dando a los equipos el jugar con tres centrales en este Mundial. ¿Tú cómo ves este tema? ¿Pueden quedar ambos equipos un poco desnaturalizados?

Se puede parecer por el tema de los tres centrales, pero lo de México es un 5-3-2 con un centrocampista posicional y lo de Holanda es más un 5-2-1-2 con Sneijder más cercano a los puntas. En el partido contra España, de hecho, prácticamente era un falso nueve que permitía tener mucha libertad tanto a Van Persie como a Robben. Entonces, yo creo que ellos si tienen una figura del mediapunta. En México tienen más importancia los interiores para la proyección de los carrileros. Porque la mayor virtud de Holanda no son los ataques por los costados, a pesar de que ya hemos visto que Blind se suma muy bien al ataque, sino los contragolpes por dentro de los tres atacantes. Son dibujos parecidos, pero con ideas diferentes que, en teoría, deben permanecer igual.

– Antes me adelantabas que crees que México llevara el balón. ¿No beneficia esto demasiado a la Holanda de Louis van Gaal y Arjen Robben? Porque, vaya, yo creo que si le planteas esto a ambos, te lo firman ahora mismo.

Es que yo creo que los dos se sentirían cómodos con este planteamiento inicial. Es decir, Holanda regalando el balón para poder aprovechar los espacios y potenciar la habilidad de Sneijder, van Persie y Robben. Y México teniendo el balón en la medular, dominando y llevando el ritmo. Sin irse todos al frente, claro, porque si adelantas demasiado la línea defensiva, que no es muy rápida corriendo hacia su portería, Holanda te puede cazar. Y en esta cuestión, creo que el punto principal es la posible ausencia del “Gallito” Vázquez. ¿Quién lo va a suplir? Peña es un jugador de tendencia a ser mucho más interior por esa facilidad que tiene para descolgarse, con lo que la opción más probable por lo comentado parece Carlos Salcido. Un Salcido que ya ha jugado en el centro del campo, pero siempre acompañado. Entonces, tampoco es un medio posicional, como México necesita en esa zona para acompañar a Guardado y Herrera.

– ¿Y no se bajara la opción de Rafa Márquez?

Sí, sí. Se ha platicado sobre adelantar la posición de Rafa, pero Miguel Herrera dijo que no le gustaría tener que cambiar dos posiciones del once. Es decir, si lo adelantas unos metros, ¿quién va a jugar atrás y quién te va a dar esa salida limpia que tanto le importa a Herrera?

– Entonces, la opción más clara parece Salcido… y dices que no es perfecta. ¿Qué precauciones debería tomar México en ese sentido? Porque venimos hablando del “Gallito” Vázquez como la clave de la armonía mexicana, y sin él es muy peligroso enfrentarse a una Holanda sin balón.

Yo creo que hay que fijar a Salcido. Es un defensa habilitado a centrocampista, pero su labor debe ser fijar la posición, dar orden al equipo, que le ayude a no quedar en desventaja, que compense la subida de los carrileros y, sobre todo, como ha hecho el “Gallito” Vázquez, que sea el escudo de los interiores. Yo no creo que vaya a optar por adelantar a Márquez o buscar la posición de Reyes, que se formó como centrocampista, tampoco por alterar el dibujo o cambiar otras piezas, sino simplemente utilizar a Carlos Salcido. Ya lo vimos ahí en momentos importantes como los Juegos Olímpicos.

– Reduciendo el análisis, ¿dónde crees tú que puede estar el partido para México? ¿En los dos puntas móviles contra los centrales? ¿En Héctor y Guardado contra el doble pivote holandés? Porque ahí México puede tener superioridad numérica si Sneijder queda liberado de trabajo.

Sin querer repetir, yo creo que en la figura de la figura de contención que ponga Miguel Herrera. El equipo mexicano se ha visto bien con la pelota, pero la duda era qué pasaba cuando no la tenía. Y con “Gallito” Vázquez, cuando no tenían la posesión o había pérdidas, estaba todo muy bien sincronizado. En todo el Mundial no ha habido una jugada en la que hayan pillado a México en un descuido. Si esto sigue así, México tendrá mucho ganado. Pero si Holanda encuentra espacio entre la defensa y el mediocampo, Robben podrá quedar habilitado y será determinante con sus conducciones. Cuando Holanda recupera, Robben da un pique al espacio que queda descubierto. Y, ante México, puede encontrarlo a la espalda de Salcido.

– O sea, tú crees que si ese espacio, de alguna manera, México lo reduce y lo controla, puede tener el partido en sus manos, ¿no?

Yo creo que sí, porque obligas a Holanda a lanzar un balón más largo todavía. Es decir, buscar el espacio detrás de la defensa. Y en este Mundial, al menos, hemos visto que Robben encuentra su mayor virtud entre líneas y no al espacio.

– Veremos cómo sale. Lo que sí sabemos a día de hoy es que México ha cumplido con el reto del que hablábamos hace 15 días. Se ha llegado al cuarto partido, se ha cuajado una buena actuación y da la sensación de que el proyecto puede tener recorrido. ¿Es así? ¿O es ser demasiado optimista con lo complicado que siempre es el banquillo del Tri?

Siempre se ha cuestionado el tema de no dar continuidad a los proyectos. Y yo creo que Miguel Herrera ha dado los suficientes argumentos para ser el técnico ideal de cara a llevar el proyecto de Rusia 2018. Es un técnico inteligente. Personalmente tenía ciertas dudas sobre su capacidad táctica, porque no le encontraba tantas variantes. De hecho, sus cambios han sido prácticamente hombre por hombre y, quizás, el mayor acierto fue el adelantar a Rafa Márquez como segundo contención en determinados momentos del partido cuando México necesita oxígeno. Pero en lo táctico también ha estado al nivel de exigencia que se requería. Aún así, por lo que debe liderar el proyecto es por el tema anímico. Le ha dado mucho a los jugadores. Mucha confianza. Hace que crean en ellos mismos. Me recuerda a esos entrenadores como Mourinho que siempre te hacen creer que eres mejor de lo que realmente eres.

– Habrá que esperar. Si llega al quinto partido, desde luego que se quedará. Son ya muchos mundiales quedándose a la puerta. Haya suerte, Pepe. Un placer charlar contigo en la antesala de este partidazo.

Fuerte abrazo, Miguel. Un saludo para toda la banda de Ecos. Un placer estar con ustedes.

 

Referencias:
twitter.com/PepedelBosque


6 comentarios

  • javimgol 29 junio, 2014

    Es muy grande Pepe del Bosque.

    Respond
  • @Andre_SPORTS 29 junio, 2014

    Gran charla. Coincido en que México deberá encontrar una buena sincronización con Salcido y la línea defensiva. Está claro que Salcido no es tan bueno al momento de dar la media vuelta cuando pierde la pelota. Ricardo Ferretti en Tigres ha tenido clara esa deficiencia de Carlos, y ante Holanda, podría salir a relucir de amplia manera esa deficiencia. Quizá ese sea el punto más blando de México. Quizá ahí está la derrota.

    Respond
  • @Rayner_19 29 junio, 2014

    Como disfruto con estas charlas, vaya lujo.

    Respond
  • Roberto 29 junio, 2014

    Qué pasada de conversación. Listo para ver el partido.

    Respond
  • Larios84 29 junio, 2014

    Esperemos que se note lo menos posible esa ausencia de Vazquez, y que Salcido se haga un "Rafa Márquez" pero en la posición de Mediocentro de contención.

    También que adquiera mas importancia con balón en linea 3/4 Gio, en colaboración con Guardado y el omnipresente Héctor Herrera.

    Mucha suerte a México

    Respond
  • Julián 29 junio, 2014

    Genial Pepe. Una lástima que se haya ido México.Por favor una charla así entre Abel y Ustariz sobre Colombia

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.