Las tres preguntas griegas


Ambos estaban fuera de toda quiniela y ahora componen un enfrentamiento de octavos del Mundial de Brasil; ticos y griegos se enfrentan en la eliminatoria de las selecciones rezagadas. Los focos están sobre Costa Rica, pues su fútbol, su templanza y sus nombres propios la han hecho pasar de ronda rodeada de un merecido ruido mediático. Los de Pinto saben hacer las cosas bien. Además es, probablemente, la selección más equilibrada –que no la mejor- en la suma de las diferentes fases que componen un partido. El caso es que esto a Grecia no le asusta: a Grecia le gusta que Costa Rica sea ruidosa para así ella poder ser silenciosa.

Costa Rica llevará la iniciativa con la pelota y Grecia la esperará

Como todo conjunto que juega bien desde un sentido colectivo, la selección costarricense es un equipo concreto que hace las cosas de una manera determinada. Grecia tendrá claro el guión del encuentroEso a Grecia le gusta porque, como es una selección descarada a la hora de ceder la posesión de la pelota al rival y establecerse en defensa posicional, saber por dónde y cómo le van a llegar le despeja las incógnitas sobre qué hacer contra su adversario. Incluso le facilita el cómo hacerlo. Así, la única cuestión en el aire es conocer si el rival, y en este caso sus mecanismos en salida de balón, tendrán la calidad suficiente para imponerse a su repliegue. Y como el carácter estoico de los griegos los aísla de las preocupaciones anticipadas, el desarrollo del partido dictará si los ‘ticos’ pueden o no.

El circuito de salida de balón de Costa Rica es muy preciso y se desarrolla sobre todo en el carril derecho. El primer pase de centrales suele tener como receptor a Gamboa, carrilero diestro. Éste busca siempre el apoyo de espaldas de Joel Campbell, teórico delantero centro, pero con un peso capital en la circulación de la pelota. Su labor, poner de cara para Bryan Ruiz, el más hábil de todos. La mitad-izquierda de Costa Rica es algo más parecido a un “carril de aceleración”: si todo lo anterior se atasca, Bolaños ya romperá ante un rival volcado hacia el sector opuesto. Esto a Grecia le basta para responderse qué hacer: cerrar el lado fuerte de los de Pinto.

Grecia necesitará ser intensa en el lado diestro de Gamboa

El siguiente punto a descifrar es el cómo hacerlo. En la fase de grupos Grecia ya se enfrentó a selecciones con carriles diestros poderos, o más bien de individualidades sobresalientes, Katsouranis irá con Campbell pero no a equipos que acumularan tantos efectivos en esa zona. Partiendo de la base de que la selección griega replegará en un 4-4-1-1, es de suponer que busque intensidad, una primera presión útil sobre Gamboa para que el pase no llegue limpio a Campbell y Ruiz. Frente a Aurier, el elegido fue Lazaros, que completó una actuación defensiva correcta. Es por tanto previsible su continuidad pues, además de aportar mejores prestaciones sin balón, alejar a Samaras de esa posición le permite estar mejor ubicado para las transiciones griegas. A Grecia no le conviene ‘castigar’ a su estrella. Por otro lado, la vuelta al once de Katsouranis tras cumplir partido de sanción es fundamental para encimar los apoyos de Campbell: Grecia necesita que el ‘9’ no gire porque la espalda de Maniatis es débil.

Ante la pregunta final de si el desempeño con balón superará o no al entramado defensivo, la respuesta última, la capacidad para despejar la incógnita, siempre suele tenerla el más anárquico y creativo del grupo, que en este caso es Bryan Ruiz. Razones y precedentes hay para pensar que sí. Y si lo bonito no sale, balones a Bolaños y Junior… Y a correr.


3 comentarios

  • kay 29 junio, 2014

    En teoría los ticos favoritos ¿no? Por que no creo que Costa Rica vaya a dar ninguna concesión defensiva y si su plan ofensivo no sale esperará simplemente a que Campbell o Ruiz pillen alguna.

    Para mi las opciones griegas son o acción heroica aislada y aguantar o penaltys.

    Respond
  • @Nerea_Zusberro 29 junio, 2014

    @kay

    Yo también creo que Costa Rica es favorita. Con balón son capaces de hacer cosas y tienen alternativas incluso a Ruiz apagado. De hecho, yo creo que en la primera jornada vimos a un Bryan muy móvil pero que generaba poquitas ventajas. Contra Italia, y en la 2º parte, ya sí vimos esa capacidad suya para recibir y filtrar al espacio. Pero está claro que Costa Rica es un equipo técnicamente dotado con el balón. A mí particularmente Tejada me gusta mucho en ese primer toque. Además, coincido en lo que comentas, son fuertes atrás. Su esquema de tres centrales les permite a central izquierdo y derecho salir a las marcas, y uno de los dos sujetará a Samaras. González además también crea ventajas con balón… A mí me parece que Costa Rica es mucho más completa que Grecia, pero no subestimemos la capacidad de trabajo de los griegos.

    Respond
  • kay 29 junio, 2014

    Nerea:

    Hombre, si partido hay, a fin de cuentas la principal baza de ambos es ser fuertes atras y correosas y aunque el detalle ganador este más cerca de Costa Rica que de Grecia ni Campbell y cia son Marcelo o James ni Grecia tiene 3 Eder en ataque.

    El favorito es Costa Rica pero presumiblemente será un partido en el que pasen pocas cosas en las áreas y cada detalle o golpe de suerte puede ser devastador.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.