M’bia hizo arder a Feghouli


En la semana en la que Real Madrid y Atlético han escrito inéditas páginas de gloria, Valencia y Sevilla se empeñaron en ser un postre a la altura. El primer paso lo dio Mestalla, que se puso el traje de las grandes noches. El feudo che palpitó como en las mejores tardes, casi como si estuviéramos en mayo del año 2000 y el Fútbol Club Barcelona de Van Gaal fuese a capitular ante sus ojos. O como si estuviésemos en la noche de Juan Sánchez en la semifinal ante el Leeds, allá por 2001. La grada se comprometió y el Valencia aceptó el reto. Delante estaba el Sevilla de Unai, seguramente mejor equipo a día de hoy, pero que no pudo casi nunca con un Valencia de Pizzi que rozó sus límites.

Sevilla y sobre todo Valencia dejaron una noche grande de principio a fin. Fue un auténtico espectáculo

Cuando un equipo arranca un partido y a los 25 minutos se encuentra 2-0 abajo en el marcador, la reacción natural es pensar que todo ha sido malo, que está jugando muy mal. En realidad, Pese a todo, los de Unai no arrancaron malsi tal cosa pasa, lo mínimo es preguntarse en qué te estás equivocando, cuáles son los aspectos en los que estás fallando. Sin embargo, el Sevilla puso un poco en tela de juicio esta premisa. Aunque hubo puntos de vista para todos, lo cierto es que la puesta en escena visitante fue apreciable. Sabemos que el repliegue bajo y el balón largo han sido constantes sevillistas en ciertos momentos de la temporada, y que con la ventaja de la ida esto podía recrudecerse. El caso es que no fue así. El Sevilla comenzó presionando bien. No arriba pero sí bien. Una de las virtudes del sistema defensivo andaluz es que sus pivotes tienen intensidad y capacidad de robar la pelota. No son pulpos en campo rival pero saben apretar. De esta manera, los de Nervión robaban y encontraban como siempre a Rakitic. Y Rakitic a Bacca, cuyos movimientos circulares Mathieu no los estaba pudiendo parar. El Sevilla, que tuvo situaciones de pre-gol, ofrecía sensaciones de conjunto hecho. Entonces apareció Feghouli.

Feghouli rescató para los suyos un partido que no empezó del todo bien. El Sevilla contraatacaba

Presionar “arriba” equivale a conceder espacios y el Sevilla, con su valentía, estaba permitiendo unos mínimos huecos detrás de sus pivotes. Ahí, tirado a la derecha, emergía el citado Feghouli para decirle a su rival que ya era suficiente, que se echara atrás. Era tal su nivel de inspiración que cada pelota que tocaba a olía a peligro. Al Sevilla no le quedó otra que retroceder metros pero ni eso le iba a valer. El Valencia estaba a punto de revelar sus mejores momentos ofensivos de la era Pizzi. Vamos a explicar cómo fueron.

La salida de balón iba a ser casi siempre la misma. Como Rakitic solía colocarse por detrás de Bacca, el Valencia no necesitaba incorporar al mediocentro para iniciar el juego. Bastaba con los centrales para tener superioridad contra el delantero colombiano. En lugar de eso, los pivotes ches (Parejo y Keita) repetían el mismo comportamiento: abrirse mucho. Pegarse al costado. El objetivo era claro; que Mbia (el que solía marcar a por Parejo) tuviera que salir muy lejos, desprotegiendo el carril central. Hay que decir que este movimiento no es nuevo en el cuadro de Pizzi. Al contrario, es bastante habitual verlo cada fin de semana. La diferencia estuvo en que, esta vez sí, por delante hubo apoyos. Y muchos. Fue un recital.

El hombre fuerte y constante fue Feghouli, pero para que el franco-argelino se pusiera las botas entre líneas tuvieron que pasar más cosas. La principal se localizó en Vargas, que si bien se fue apagando, cuajó 45 minutos notabilísimos. El mecanismo fue permanente y consistió en una serie de diagonales cruzadas que mareaban aEl Valencia trituró al Sevilla entre líneas los marcadores del Sevilla. Es decir, Feghouli, que era extremo, se metía al medio y Vargas, que era punta, se salía a la banda. Así a máxima velocidad y con total coordinación. El Sevilla no podía localizarlos. El resumen perfecto es el 1-0, un golazo hilvanado por esta pareja. Pero hubo más. Hubo una presencia de Jonas de esas que no exhibe casi nunca pero que parece ser que tiene dentro. La descarga que realiza en el segundo gol (que encima remata él) es portentosa. Solo faltó Piatti por sumarse a la fiesta. Pese a no estar muy inspirado, el argentino liberó bien su zona para la subida del cohete Bernat. Este fue otro punto destacado del Valencia. Con tanta gente en el centro, los laterales pudieron subir y centrar de forma natural. Esta vez no se puede culpar a Reyes de dejadez. El Valencia estaba jugando fantásticamente bien, con un Parejo pletórico ante tanto compañero al que pasársela. Dani puede ser irregular y a veces se va los de los partidos. Todo eso es verdad, pero lo suyo no es clase ni calidad. Parejo tiene auténtico talento y cuando juega al fútbol, juega mucho.

Parejo, Feghouli, Jonas y Vargas lo bordaron en la primera mitad. El Valencia jugó su mejor partido

Emery fue consciente tras el descanso de que su equipo necesitaba dar un paso adelante, que el gol se estaba quedando ya demasiado lejos. El Sevilla salió con más energía pero el Valencia no retrocedió, por lo que el partido entró en una fase de intercambio de transiciones que dejó ver a Vitolo, portentoso en este tipo de escenarios. LasLa segunda parte bajó muchísimo en calidad reacciones de los técnicos fueron llamativas. Bacca, que había pasado a perder cada duelo con Mathieu, fue sustituido por Gameiro. Fue bastante criticado el cambio, pero lo cierto es que Emery consideró que, con 2-0, no era momento de desproteger su doble pivote. Y seguramente consideró bien, aunque privarse del crack ex del Brujas cueste mucho en estos días. Además, Pizzi buscó reforzar a su equipo dando entrada a Fede por Piatti, la pieza débil de la primera mitad. El Valencia seguía siendo más aunque el choque ya estaba en territorio neutro, como corresponde a una semifinal europea empatada en el minuto 150. Fue ahí cuando Mathieu hizo el 3-0, a balón parado, justa recompensa a su partidazo.

De ahí al final casi no hubo fútbol tangible. El Valencia cedió la posesión y el Sevilla se encargó de mostrar todos sus problemas a la hora de crear en campo contrario. Unai tiró de Alberto Moreno para tener un jugador pausado y reflexivo, de esos a los que no les quema la bola. Se dejó sentir el chaval pero no como para modificar los patrones del partido. Todo parecía decidido, Mestalla saboreaba su merecida gloria y Turín estaba a segundos, pero Mbia dijo no. El camerunés entró al remate con la vehemencia que acostumbra, llevando la locura a la mitad de Sevilla. Merecen el pase a la final los sevillanos, como lo hubieran merecido el Valencia y Feghouli. Todos juntos nos han dejado una batalla para el recuerdo.


17 comentarios

  • javimgol 2 mayo, 2014

    La noche fue memorable y el final para la Historia.

    El Valencia fue muy superior, sí. Con un doble pivote como Keita-Parejo, sin ningún mediocentro puro, tenía dudas razonables de cómo iban a parar las incursiones de Rakitic y compañía. Y el croata brilló 20 minutos, como el resto del equipo; pero luego fue anulado; y Reyes y el resto de atacantes sevillistas pasaron por el partido de puntillas.

    La eliminatoria estuvo tremendamente igualada, pero creo que por una miaja el Sevilla hizo más méritos (creó más peligro y sufrió menos) entre 180 minutos para estar en Turín.

    Respond
  • Jose Luis 2 mayo, 2014

    En la previa, Mathieu dijo que "Emery suele fallar en las citas decisivas". Y acertó. Ver a Rakitic casi de segunda punta dolía a la vista. Ni era delantero, ni media punta ni organizador. A tu mejor hombre no lo puedes poner en una zona que no es la suya. Que en el partido de ida aparentemente salió, a tenor del resultado (recordemos el gol en fuera de juego que noquea al Valencia y el segundo llega minutos después). Pero creo que lo primero que se debe hacer es colocar a Rakitic de medio centro (con dos por detrás, ok) y luego al resto del equipo. Ya digo, ver al "11" sevillista tan arriba (esperando a que doble pivote robe, se la pase al croata y éste haga lo que quiera con el balón) es contraproducente para este equipo.

    El Valencia se marcó un partidazo. Y sin Alcácer, su principal figura ahora mismo. Está en estado de gracia el chaval. Pero cumplieron todos. Todos. Pero ese minuto 94 quedará en la historia negra del valencianismo. Qué forma más cruel de caer. Porque fue eso; cruel.

    Pd.: El ex capitán valencianista Albelda hizo un comentario segundos antes del gol que quedará para la historia. ¡Qué gafe Dios mío! ^^

    Respond
  • @migquintana 2 mayo, 2014

    A mí no me disgustó el inicio del Sevilla como comenta David, pero es que el Valencia estuvo bastante bien. Muy Pizzi, además. Los laterales dando amplitud, mucho jugador por dentro, mucha intensidad tras pérdida y un Dani Parejo que estaba espectacular. Eso sí, personalmente olía que en cualquier momento Rakitic iba a conectar con Bacca, porque de hecho ya lo estaba haciendo. Pero el 2-0 era justo para el Valencia, vaya.

    @javimgol

    Lo de José Antonio Reyes me cuesta ya comprenderlo. No entiendo porque sigue jugando tanto. Supongo que es una mera cuestión de calidad para marcar la diferencia, pero es que yo vi más a Marko Marin en los pocos minutos que jugó que al sevillano. Una pena que lo del alemán no haya cuajado del todo.

    @Jose Luis

    Yo lo de Rakitic lo entiendo bastante. Vamos, es que Emery lo hace muchas veces. Rakitic lo pone muy cerquita de Bacca, esperando que pille un balón frontal para que en conducción pueda generar una situación de gol. Y lo hace. Lo que sucede es que, cuando las cosas se tuercen, todo queda demasiado poco natural y deben cambiar. Pero vaya, si llegamos a ver a un Valencia ''más regular'', seguramente ahora estaríamos elogiando de nuevo la conexión Rakitic-Bacca. Lo que pasa es que los de Juan Antonio Pizzi estuvieron realmente bien. A mí me gustaron mucho.

    Respond
  • Ulrich 2 mayo, 2014

    Para mí Emery lleva mereciendo algún tipo de éxito desde hace tiempo. Sus métodos son bastante… curiosos, por decirlo de algún modo, pero es un entrenador que considero que trabaja MUCHO y que tiene una actitud durante los partidos de una concentración que supera los límites, siempre animando, siempre activo en la banda, y ese don que tiene para sacar petróleo de los balones parados es de estudio.

    ¿Cómo influyó el cambio de Parejo en el juego del Valencia? ¿Estaba Dani muy cansado, obedece a alguna razón táctica? Keita mismo se preguntaba dentro del campo el motivo de su sustitución.

    Respond
  • donmarcelobielsa 2 mayo, 2014

    @Jose Luis & @migquintana

    Pero es que esa es la versión más competitiva de este Sevilla. Con el doble pivote Carriço-M´Bia y Rakitic de enganche hemos visto la mejor versión del equipo, y mira que hemos visto versiones esta temporada ^^

    Dicho esto, sí, ayer Rakitic se podría haber acercado un poquito más al centro del campo, que no mordía.

    "Una pena que lo del alemán no haya cuajado del todo"

    Con el nivelazo que se estaba marcando antes de la lesión…

    Respond
  • Kay 2 mayo, 2014

    Bufffff, a mi lo que me jode es lo del valor de los goles fuera de casa en caso de empate. Me parece bien para partidos justitos donde uno pasa de proponer absolutamente nada, pero en partidos amplios me parece injusto. No se, yo tal vez pondría que esa normal solo se aplique en caso de empate a 0 o 1, para evitar especular tanto (que es el objetivo de la norma) pero a partir de cierto número de goles, no creo que refleje más mérito.

    QUe un partido que quede de global 3-3 acabe así… tela.

    Respond
  • Jose Luis 2 mayo, 2014

    @Migquintana

    Es que por muy bien que le salga el plan, a mí Rakitc me gusta en el inicio de la jugada. Es más Modric que Ozi. Por eso lo digo. Además, el croata es un jugador que sabe sacrificarse y aplicarse en tareas defensivas. Lo vimos contra el Betis cuando tuvo que remontar. Para mí, Rakitic tan arriba hace que el/los medios centros rivales tengan que dar un par de pasos atrás por temor a lo que pueda hacer el "11" sevillista. Y bajo esa premisa, los medios centros de Nervión tienen más espacio y tiempo, justo lo que necesitan dos tipos como M'Bia y Carrizo. Pero en un partido donde el rival tiene poco que perder, los medios centros no van a estar tan pendientes de Ivan. De hecho ya lo dijo en el previa Keita. Y por eso ayer Parejo destacó mucho más, porque no estaba tan cerca de sus centrales y sí más próximo al centro del campo. Por eso destacó tanto el medio excastillista.

    Respond
  • @JRatazzi 2 mayo, 2014

    Yo también creo q el Sevilla estuvo bien, y que simplemente fue superado por la mejor versión de un Valencia sin nada que perder, que ya sabemos que pasa en estas situaciones en europa.

    Respond
  • @JRatazzi 2 mayo, 2014

    Yo también creo q el Sevilla estuvo bien, y que simplemente fue superado por la mejor versión de un Valencia sin nada que perder, que ya sabemos que pasa en estas situaciones en europa.
    Al que vi que le sobraron minutos fue a Reyes, aunque me gustó Marin el ratito que estuvo, pensáis que Gameiro podría haber entrado por Reyes por aquello de no perder a Bacca haciendote falta marcar. Porque quitar uno del doble pivote pienso que hubiera partido al equipo dejando a Rakitic de lanzador.
    @Ulrich estoy de acuerdo totalmente al cambiar a Parejo el Valencia fue un no vamos a jugar más y perdón por la expresión "apretemos el culo" (cuantisimas veces eso ha acabado con gol final del que lo busca)
    Tengo entendido que aparte de Enzo Pérez el SL Benfica tiene más bajas, cuáles son?
    PD: perdón por la escritura que desde el móvil me cuesta bastante

    Respond
  • @migquintana 2 mayo, 2014

    @Ulrich

    Ya estaba tocado el otro día. Supongo que será un tema de cansancio, que lleva mucho trote a sus espaldas. De todas formas, no creo que saliera del todo mal el cambio. El partido fue más incontrolable y loco, pero el Sevilla no acabó en área rival. El gol es un detalle, no una consecuencia de un apretón final.

    @Kay

    A mí me gusta esta norma porque añade un factor estratégico a la eliminatoria que me parece muy interesante. Quizás sin ella el fútbol sería más abierto, disfrutaríamos de más prórrogas y también saldríamos ganando, pero me gusta como está. Aunque sí, para decidir eliminatorias tan cerradas… te deja un poco chofff.

    @Jose Luis

    Pero Rakitic está naufragando cuando juega por detrás. O, mejor dicho, está naufragando el Sevilla y el equipo arrastra al croata. Quizás en el futuro se deba construir a partir de ahí como pensaba Unai al comienzo de la temporada, pero luego los partidos han demostrado que la simplificación era la mejor arma para ganar.

    Respond
  • @javi15195 2 mayo, 2014

    Delap para Crouch y gol del Stoke, comenté yo con el gol de M´Bia.

    La verdad que los movimientos ofensivos del Valencia fueron muy interesantes en la primera parte. Quiero destacar a Jonas, que fue algo más "9 referente" en detrimento de Vargas. Esencial el brasileño para poder explotar ese espacio entre pivotes y centrales. Luego Feghouli bárbaro: esa posición intermedia entre lateral-pivote-central y esos movimientos libres e inteligentes hacia la zona de MP puro fueron amor. Y en cuanto a las transiciones de Rakitic-Bacca, como comenta David, creo que radican en Keita. Interior, interior e interior. No tiene más. El chico sigue teniendo sangre pero de pivote se entera de poquito.

    Respond
  • jdiazra 2 mayo, 2014

    Un compañero me decía que Pizzi se equivoca al sacar a Parejo y ceder el balón al Sevilla, pero es que el gol no llega de una jugada. El gol viene de un saque de banda, es un detalle y un descuido defensivo el que deja afuera al valencia no la dirección en los cambios de Pizzi. Y que bien juega Feghouli me gusta este jugador, es muy desequilibrante y tiene mucha movilidad.

    Saludos.

    Respond
  • LOCOMUYCUERDO 2 mayo, 2014

    La direccion de partido de Emery es mala, el Bacca X Gameiro es un cambio que se te puede volver en contra si recibes un tercer gol, porque te restas una opcion de ataque, ademas que sus cambios fue cambiar pero que no cambie nada. No digo que quite a Mbia, que su partido a pesar del gol fue muy malo, porque a lo mejor te desproteges antes de tiempo, pero por ejemplo lo de Reyes fue muy malo, podia jugar Gameiro en un costado. O meter a Alberto Moreno si no quieres sacar a Gameiro, pero equilibrar el medio campo, que Mbia y Carrico (o como diantres se escriba) estaban solos en defensa y ademas no aportaban, particularmente Mbia en la salida de balon …. Lo que paso ayer fue un milagro de esos que da el futbol, que no responden a logicas de juego.

    En cuanto a lo de Parejo?? Yo hubiera sacado a Jonas salvo que el de Coslada lo pidiera, aunque sea para defenderme no solo corriendo sino encadenando secuencias de pases que me posibiliten luego defender mejor sin balon.

    Respond
  • Pablo 2 mayo, 2014

    Al amigo Emery tienen que calmarlo porque un día de estos le va a dar algo en medio de un partido…

    Respond
  • sr.pelomoco 2 mayo, 2014

    Hace varias semanas dejaba yo por aquí, prácticamente al aire, que el Sevilla tiene 'M'Bia-dependencia'. El camerunés, indiscutible para Emery cuando no ha estado lesionado (su mayor hándicap) ha jugado este año 28 partidos con el Sevilla en los que, a pesar de su posición en el campo, ha coloreado su magnífico rendimiento con cuatro asistencias y cinco goles. Aunque, como dicen por aquí, con sólo el último le bastaría…

    Respond
  • Abel Rojas 3 mayo, 2014

    @ JRatazzi

    Tal cual. El rendimiento de un equipo con calidad y sin nada que perder siempre es potente y condiciona lo que se ve sobre el campo. El Sevilla resistió con cierta fiabilidad. Aunque quizás fue de más a menos.

    Respond
  • juanito 4 mayo, 2014

    Desde el minuto 74:41 hasta el 86:00 (11:19 minutos) hay 7:26 minutos de pérdida de tiempo fraudulenta. Se juegan fragmentos de 0:22; 0:22; 0:15 y 2:54. Y eso contando como tiempo jugado lo que se tarda en sacar, cuando se hace normalmente. En el fragmento de 2:54 el Sevilla FC llega con peligro 2 veces. En total, el Sevilla llega con peligro al área 9 veces desde el tercer gol (me refiero a situaciones de pre-gol, copiando al cronista). Es rarísimo que pudiera hacer esto sin desesperarse, en las condiciones en que el Valencia le obligó a jugar. No es verdad por lo tanto que no supiera qué hacer cuando le tocaba crear. El Valencia era futbolísticamente de mantequilla y antideportivamente hierro forjado. Repaso el partido y veo que todas las crónicas de los expertos se ciñen a la explicación de la abrumadora superioridad valencianista desde la gran jugada del primer gol (de carambola) hasta el segundo gol (de carambola). En total, un cuarto de hora. El resto del partido fue igualado, menos los últimos veinticinco minutos, que fueron del Sevilla.
    El primer partido se inclinó hacia el Sevilla con el gol en fuera de juego de M'bia (minuto 32:00). Debió inclinarse antes, en el 8:00, con el clarísimo penalty de Parejo a Bacca que todos han olvidado.
    Emery estuvo bien. Hizo los cambios sin tocar el esquema, porque la experiencia demuestra que es el que funciona.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.