Vivito y coleando

Este lunes leí la noticia de la muerte del venerable Mickey Rooney y me figuré por error que se trataba de Mickey Rourke. El inconsciente, que es muy traicionero, asoció en este caso el conocido pasado disoluto del protagonista de “El luchador” con alguna recaída fatal de esas que tiñen de trágico romanticismo el adiós de algunos artistas. La realidad era otra, pero la fama es lo que tiene. Y la que arrastra el Valencia, ya desde la larga etapa de Unai Emery, es que es un equipo al que le cuesta mostrarse competitivo en las grandes eliminatorias. Ni siquiera Ernesto Valverde, quien acredita el trabajo más sólido en el banquillo che de entre todos los sucesores del actual entrenador del Sevilla, logró disimular en demasía lo que se ha venido presentando como un defecto recurrente en el equipo valenciano.

Juan Antonio Pizzi ha sentado bien en Valencia. Ha potenciado a futbolistas importantes, ha dotado al grupo de una seriedad inaudita en su pasado reciente y su equipo ha mostrado pasajes de un fútbol ofensivo bastante potente. No obstante, ya en los primeros encuentros de su proyecto se evidenció una carencia futbolística que sigue ahí: una gran dificultad para ofrecer apoyos por delante de balón a sus centrocampistas. A falta de esas recepciones entre líneas al equipo che le cuesta mucho dotar de continuidad y mayor poso a su juego con balón, algo que el Basilea, un excelente adversario, aprovechó para sacar un resultado redondo del primer envite entre ambos conjuntos. En Suiza el Valencia no echó tanto de menos el gen competitivo de otras veces como un arreglo táctico que, de concretarse en la vuelta, permitirá creer a Mestalla.

7 comentarios

  • @DavidLeonRon 10 abril, 2014

    Todavía me da rabia el partido de ida del Valencia. Pienso que el Basilea cada vez es más club en Europa y que eliminarlo iba a ser difícil, pero ese 3-0, con gol incluido en el 92…

    En fin, esto es fútbol, lo demostró el Dortmund el martes. Hay que creer.

    Respond
  • javimgol 10 abril, 2014

    Un 3-0 para el actual Valencia me parece demasiado cuesta arriba, la verdad.

    Respond
  • Some 10 abril, 2014

    A ver, el resultado es terrible, sobran las aclaraciones. Pero hay que encararlo con ánimo de remontada y debidamente contextualizado. El Basilea puede encajar y seguramente encajará, y el Valencia puede ser mejor equipo que su rival. No es una locura creer… siempre que el equipo de Pizzi muestre una clara mejoría. Que ahí está el tema, claro.

    Respond
  • @migquintana 10 abril, 2014

    Es un poco tontería, pero tal y como está el Valencia casi es mejor para ellos un 3-0 en contra que un 1-0. Y me explico, el equipo parece que ya se ha caído totalmente, que en Liga está entre dos aguas y que el impulso que había dado Pizzi se ha ido desmoronando. La forma de rescatar eso es buscando la épica, la gloria. Con el estadio encendido, la certeza de que no hay nada que perder y de que, si lo logran, todo lo malo se olvidará. Tener que remontar un resultado adverso es como una tanda de penaltis para un portero: a poco que hagas, sales beneficiado y, encima, cuentas con los nervios a fallar del rival.

    Respond
  • calaboca 10 abril, 2014

    @Equipo de Ecos

    Estais a tope con la posible remontada de hoy. Gracias. Que tanto Chelsea, Borussia como Atletico podrian haber acabado sus partidos 3-0 minimo, o el Manchester estuviera clasificado a falta de 40 minutos… ¡alienta! ¿Por que no nosotros?

    El escenario es propicio para ello. Creeremos y vibraremos, ojalá hasta el minuto 90…

    Hablamos de remontada sin entrar en la forma táctica de lograrlo, jeje! Hoy es empuje, empuje y empuje, independiente de quien juege o donde juegue. Amunt!

    Respond
  • LOCOMUYCUERDO 10 abril, 2014

    Un gol pronto, para activar al personal, ….. es dificil, muy dificil, pero un gol pronto y explotar el costado derecho de la defensa suiza, en la ida fue un boquete.

    Respond
  • Postmoe 10 abril, 2014

    Uno de los partidos más chulos que he visto en tiempo.

    Paquito…

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.