Marcar al hombre

Siempre ha dicho Marcelo Bielsa que, para él, el equipo perfecto ganó la Champions League de 1995. Resulta curioso porque una de las palabras que el rosarino utiliza para referirse a la monumental obra de Louis van Gaal es “flexibilidad”. La imagen de Bielsa, que es más de Michels que de Cruyff, siendo maravillado por un equipo flexible tácticamente es hasta cómica dado que sus equipos siempre se han caracterizado por ser, a veces en exceso, rígidos. Más allá de eso, la huella del fútbol holandés se puede ver en su fútbol: muchísima proyección ofensiva, propensión a sistemas que dibujen triángulos fácilmente, veneración de los delanteros de banda y la presión exuberante.

La precisión o no de la comparación es susceptible de entrar a debate; sin embargo, cuando uno piensa en el argentino no puede negar que es un tipo único. Su último equipo, el Athletic Club, vivió con emoción los dos años en los que “El Loco” revivió a una institución gigante. Bielsa inyectó ilusión y logró que el fútbol de los de Bilbao fuera reconocible y admirado en Europa. Para muchos fue su ataque lo que capturó su atención, pero fue su sistema defensivo el sello de identidad más sui generis. Bielsa creó un modelo de marcas al hombre que involucraba a todos sus jugadores y que, en lugar del tradicional repliegue, se basaba en la anticipación y la presión. Bendita locura.

18 comentarios

  • @DavidLeonRon 15 abril, 2014

    "Bielsa creó un modelo de marcas al hombre que involucraba a todos sus jugadores y que, en lugar del tradicional repliegue, se basaba en la anticipación y la presión"

    Cómo molaba ver esto en los partidos del Athletic ante el Barcelona (más allá de la final de Copa). Eran los días en los que la batalla táctica más molaba. Ante el Madrid en cambio le costaba ser competitivo, era curioso. El Madrid era movimientos cruzados y recorridos más largos sin la pelota y por ahí se perdían las marcas.

    Respond
  • @Dany_Oliveros 15 abril, 2014

    @David

    Yo recuerdo una jugada en la que Cristiano hace una diagonal desde el extremo izquierdo al derecho con Iraola siguiéndolo como una sombra y con la lengua medio fuera.

    Respond
  • @migquintana 15 abril, 2014

    De hecho, ante Real Madrid y Barcelona juega partidos competitivos que se puede contar con los dedos de una mano. Yo ahora mismo sólo recuerdo un empate ¿a 2? ante el Barcelona en San Mamés, con una exhibición de Javi Martínez bajo la lluvia. Eso sí, bien que le funcionó en Europa.

    Respond
  • VRubio 15 abril, 2014

    Para mí el problema del perfil de entrenador de Bielsa, es la gestión de la energía del grupo. Y me explico, la exigencia física y mental de a la que somete a los jugadores su sistema, lo convierte en un entrenador de ciclos cortos en los equipos (al menos en lo que a clubes se refiere). Pero no por ello deja de ser genial…

    Respond
  • Veneziano 15 abril, 2014

    VRubio

    Creo que no hay que analizar a Bielsa con los canones cotidianos. Bielsa no es un "ganador" en el sentido moderno del termino , es otra cosa , es algo màs que eso (es yà tal vez un mito ). Es un testarudo y eso a veces le hace perder el objetivo final de la victoria, pero crea ilusion por donde vaya. Es un maestro de entrenadores, una persona especial para hacer crecer el futbol en la base de un Club o un pais. Es el Che Guevara del futbol de este siglo.

    Respond
  • VRubio 15 abril, 2014

    @Veneziano

    Interesante esto que comentas… Yo lo definiría como un genio al que admiro, pero que no querría en mi club.

    Respond
  • Veneziano 15 abril, 2014

    Pido disculpas no habìa leido el articulo de Marc Roca…..mi comentario fuè casual (por lo del mito)….

    VRubio

    …yo si lo querrìa , por eso que supo decir tan bièn Silvio Rodriguez "me gusta pensar a las cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado "

    Y aùn intentando ser puramente racionales podriamos decir :"Cuanto tiempo pasarà para que el Atletico de Bilbao juegue otra vez dos finales?" . Pero que no es tampoco eso .

    Respond
  • Rafa 15 abril, 2014

    Bielsa es mitología del fútbol moderno. Conoce a la perfección las mil variantes del juego, y él escoge siempre la más atractiva, independientemente del resultado final. Es obvio lo que argumentan por ahí arriba, que somete a una presión brutal a los futbolistas imposible de mantener durante los 10 meses de competición. Siempre le ha fallado eso, pero ha marcado muchas sendas. Es maestro de entrenadores.

    Respond
  • Veneziano 15 abril, 2014

    No estoy tan convencido que la falta de "resultados" importantes sea por una cuestion psicofisica al final de temporada, creo màs a una cuestiòn de inflexibilidad, al darle muy poca importancia al adversario (no me adapto nunca, hago mi juego). pero sin esos "defectos" no existirìa la personalidad de Bielsa…..serìa un entrenador como tantos otros , porque esa terquedad lo lleva a luchar por cosas imposibles y a veces incluso las logra.

    Respond
  • @migquintana 15 abril, 2014

    @Rafa

    Yo es que no creo que vaya independiente del resultado final. Lo que el resultado no hace es cambiarle, pero él apuesta por ese tipo de fútbol porque es el que cree que le acerca más a la victoria. Vaya, es su manera de sentir, vivir y expresar el fútbol. Pero con el objetivo de siempre.

    @Veneziano

    Coincido contigo. Bielsa es demasiado extremo, mucho más que gente como Pep o Mou a los que se tiene por adalides de su particular estilo. El Loco no cambia, sino que aumenta revoluciones. Y eso, hoy por hoy, parece muy complicado de asimilar. Quizás hace 30 años… quien sabe.

    Respond
  • gudari 15 abril, 2014

    “El Loco” revivió a una institución gigante. Bielsa inyectó ilusión y logró que el fútbol de los de Bilbao fuera reconocible y admirado en Europa."

    Es de las cosas que mas valoro de su paso por Bilbao. Lo que el Athletic está haciendo esta temporada sin Marcelo hubiera sido imposible.

    Respond
  • donmarcelobielsa 15 abril, 2014

    Pero qué bueno que le dediquéis de nuevo artículos a Don Marcelo 😀

    "sus equipos siempre se han caracterizado por ser, a veces en exceso, rígidos"

    Yo creo que esto es un reflejo de una faceta inusualmente "verde" en el complejo mundo del fútbol. Me explico: en el resto de deportes importantes, el juego libre ha dado paso al juego táctico en ataque basado de "jugadas", lo cual les dota de cierta rigidez. Evidentemente, el fútbol de ataque no es "juego libre" pero sí que suele partir de unos movimientos nímios y suele dar mucho pie a la improvisación.

    En la mayoría de los equipos, el juego posicional parte de buscar ventajas en tres situaciones: la transición defensa-ataque, la inversión de balón o aprovechar un desequilibrio en la defensa (ya sea por un regate, un error, una ruptura, etc.). Pero por la razón que sea, no se observan jugadas características, mandadas por el "cerebro", que provoquen una serie de movimientos directos e indirectos para mover a la defensa. Su razón tendrá, seguro, pero me resulta curioso.

    En este sentido, Guardiola pero sobretodo Bielsa me parecen referentes en la versión más vanguardista de esta tendencia de, digamos, "rigidez de movimientos en ataque".

    Respond
  • donmarcelobielsa 15 abril, 2014

    @VRubio, @veneciano & @migquintana

    "la exigencia física y mental de a la que somete a los jugadores su sistema, lo convierte en un entrenador de ciclos cortos en los equipos"

    Es muy posible, sí. Y es algo que dicen de Mourinho también, por ejemplo. Yo prefiero pensar que lo que él da no vale con cualquier grupo (y no me refiero solo a jugadores, sino también a directivos, utilleros y todos los relacionados con el club). Por decirlo de alguna forma, necesita "su media naranja".

    En ese sentido, me alegro de que vaya a un equipo con mayor capacidad adquisitiva.

    @gudari

    "Lo que el Athletic está haciendo esta temporada sin Marcelo hubiera sido imposible."

    Tal cual.

    Respond
  • ikerjaja 16 abril, 2014

    Bielsa en el Athletic fue tan responsable de aquella grandiosa Europa League como del desastre de la temporada pasada.

    Y gran culpa de dicho desastre la tuvo el sistema defensivo. No pocos equipos de nivel bastante inferior al Athletic se pusieron las botas, tanto en sus campos como en San Mamés. El baño táctico a Marcelo fue una constante desde después de aquel partido ante el Sporting CP.

    De su legado en Bilbao me parece bastante más importante el haber acabado con las excusas y haber demostrado hasta dónde se puede llegar con nuestras autolimitaciones, que el trabajo futbolístico en sí.

    @gudari

    "Lo que el Athletic está haciendo esta temporada sin Marcelo hubiera sido imposible."

    Seguramente con él también lo hubiese sido.

    Respond
  • @LeoSenatoreDT 18 abril, 2014

    Es imposible saber qué hubiese sido del Athletic sin el paso de Bielsa por Lezama, pero lo que si está a la vista es que lo puso a la vista de toda Europa, y eso no es poco. Dejó partidos grandiosos y memorables como aquel 2-2 contra el Barcelona bajo la lluvia y los partidos contra el Manchester United en la Europa League entre otros. Recordar que el Athletic pre-Bielsa estuvo muy cerca del descenso.

    Respond
  • Anderson 18 abril, 2014

    @LeoSenatoresDT

    Recordar que el Athletic pre-Bielsa estuvo muy cerca del descenso

    Ojo, ojo, soy admirador de Bielsa, de su trabajo en Bilbao y de su persona pero no hace falta que exageremos. El Athletic que coge Bielsa es un equipo claramente en ascenso, que se clasifica para la EL con Caparrós tras haber estado cerca también de Champions en fases de la temporada. La anterior temporada con Caparrós, el equipo no se clasifica para Europa pero queda cerca y compite por ella. El año anterior juega una final de copa…es Caparrós el que coge al peor Athletic de la historia y construye un equipo competitivo y Bielsa el que lo propulsa a una dimensión superior.

    Un juego de apoyos y llegadas con hasta 5 y 6 hombres. Defensivamente una presión brutal que en los picos físicos de la temporada hacía al equipo complicadísimo, si bien la ternura de algunos futbolistas no colaboró en exceso.

    Lamentablemente, esa rigidez de la que habla el articulista, y que conlleva tener un bloque fijado que no implique rotaciones en casi ningún momento hizo llegar al Athletic fundido a final de temporada y toda la polémica de la siguiente pretemporada (otro día se podría hablar del compoartmiento de algunos futbolistas cuando son sabedores de tener la sartén por el mango y cómo son protegidos por los medios) en la que el propio Marcelo colaboró, aunque yo estuviera al 1000% con él, propicio un año complicado. Su sistema exige fe ciega y algunos futbolistas dejaron de creer.

    Aún y así, con virtudes y defectos, me quedo con lo bueno, porque lo bueno fue MUY bueno. El equipo, sin grandes resultados en liga, hizo grandes partidos que quedarán para siempre en un aficionado con un mínimo de gusto. Se han mentado algunos pero yo recordaría el partido del Pizjuán de la primera temporada. Un escándalo.

    Respond
  • santapelota 18 abril, 2014

    ¿Será que el paso por Bilbao que marcó El Loco nos deja un díctamen táctico para estos tiempos: que a diferencia de la antigua práctica, el catenaccio, o el gioco all'italiana or ejemplo, el marcaje al hombre sólo es viable para nuestros tiempos cuando ungido a una propuesta ultra-ofensiva?

    Querio decir, que mismo dentro de la locura que proponía el modelo de juego de Bielsa y todo sus riesgos concomitantes – el marcaje al hombre sería más suicidio todavía si fuese fundido a un fútbol defensivista, con repliegue bajo en campo propio, que quedaría a merced del movimiento más intenso y el atletismo que caracterizan el fútbol moderno. Que el marcaje al hombre no puede sobrevivir a base de la pasividad, que necesita sostenerse en una intensidad tremenda … y eso que aún te deja muy vulnerable.

    Respond
  • Roberticus 18 abril, 2014

    ¿Será que el paso por Bilbao que marcó El Loco nos deja un díctamen táctico para estos tiempos: que a diferencia de la antigua práctica, el catenaccio, o el gioco all'italiana or ejemplo, el marcaje al hombre sólo es viable para nuestros tiempos cuando ungido a una propuesta ultra-ofensiva?

    Querio decir, que mismo dentro de la locura que proponía el modelo de juego de Bielsa y todo sus riesgos concomitantes – el marcaje al hombre sería más suicidio todavía si fuese fundido a un fútbol defensivista, con repliegue bajo en campo propio, que quedaría a merced del movimiento más intenso y el atletismo que caracterizan el fútbol moderno. Que el marcaje al hombre no puede sobrevivir a base de la pasividad, que necesita sostenerse en una intensidad tremenda … y eso que aún te deja muy vulnerable.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.