El muro… y la llave


Giggs como tercer mediocentro improvisado, Welbeck buscando la espalda de Rafinha y en la derecha, Jones y Valencia contra Ribery y Alaba. Ese fue el planteamiento de David Moyes para combatir el toque infinito de este Bayern de Pep Guardiola. Tras cazar el rechace de un saque de esquina (00:01), el Bayern empieza a asociarse. Ambos equipos quedan ligeramente descolocados tras la salida del córner, pero se comienza a apreciar la idea defensiva global del United: priorizar el espacio sobre el robo de balón. Hay que tapar huecos, no lanzarse a quitarla. Robben intenta filtrar un pase (00:21) a Schweinsteiger y este deja a Ribery, que esta fuera de su ubicación en la banda. Al no sacar ventaja del uno contra uno ante Phil Jones –lateral derecho–, el galo buscó la movilidad entre líneas. Franck recibe pero el “trivote” devil pronto se recoloca e impide progresar. El Bayen retrasa a Kroos (00:27), que envía a Ribery. Este es un momento relevante ya que el pase de Kroos al francés sí supera a uno de los “mediocentros” (Giggs), pero como el United tiene igualdad en la banda (Alaba y Ribery contra Jones y Valencia), el lateral puede encimar (00:29) sin miedo. El Manchester United desgasta al Bayern pero estos no se ponen nerviosos y continúan elaborando. Boateng abre a Javi Martínez, que quedó en posición de lateral derecho tras el córner. Javitxu intercambia su posición con Rafinha, la “concesión” que hace Moyes al Bayern. Como el brasileño carece de juego interior relevante y solo llega por fuera (00:39), es Buttner (lateral izquierdo) la única oposición específica que el técnico escocés coloca delante del “2” muniqués. Welbeck no bajará a defenderle. El Bayern sigue sin poder progresar y vuelve a retrasar a Boateng (00:48). Tras otra cadena de pases en los que el tridente Carrick-Fellaini-Giggs nunca termina de ser agujereado, Ribery recibe en posición centrada (01:03) y, tras buscar el desborde (01:04), termina concluyendo él mismo (00:07) una larguísima y fatigosa jugada. El Bayern, pese a controlar con rotundidad, acaba la acción con cierta sensación de impotencia.

PD. Solo en una ocasión durante este periodo el Bayern encontró el camino de la sorpresa. Después de que Ribery y Alaba intentaran el enésimo dos contra dos fallido, el Balón de Bronce 2013 realiza una indicación a Alaba, señalándole que le ofrezca alternativas. Que se mueva. La pelota llega a Kroos, que cambia el juego hacia Rafinha, que a su vez devuelve a Kroos. Aquí llega el detalle clave: aprovechando que Toni abre mucho su posición (simulando casi ser lateral), Alaba ataca la espalda del distraído Fellaini (trivote superado) de manera inesperada. La dupla Ribery-Alaba varía su funcionamiento y logra, por fin, ser profunda, generando una oportunidad de gol. El Bayern consigue derribar el muro.

(VER JUGADA)


1 comentario

  • piterino 9 abril, 2014

    Cómo me gustan estos artículos, David.

    Hay una variante que no he visto (no digo que no la haya probado, sólo que no la he visto en los partidos que he podido seguir) practicar a Guardiola, y que me parecería interesante en situaciones como la de esta noche: Müller en un rol como en el "Özil-sistema" de Alemania. En este Bayern no hay un Mesut, de acuerdo, pero a cambio tiene multitud de compañeros que pueden emular el movimiento combinado con su diagonal con y sin balón, y hacerlo con calidad. Me parece un automatismo a explorar, no crees?

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.