De atacante fantasista a pragmático entrenador


Roberto Mancini fue un futbolista diferente. Atrevido, imaginativo y genial, su colección de goles le retrata como lo que fue: uno de esos finos fantasistas que en el Calcio tenían el obligado permiso de saltarse el libreto para alterar el ritmo cardiaco del respetable. “Si Mancini no juega, no voy al estadio; no podría disfrutar”, llegó a decir Paolo Mantovani, histórico presidente de la Sampdoria. Quizás su proyección internacional quedó algo opacada por ser coetáneo de Roberto Baggio, pero su huella en el fútbol italiano es tan profunda como lo puede llegar a ser la de un chico que debutó con 16 años en Serie A y que no se marchó de ella hasta los 36, tras marcar 156 goles y ganar 10 títulos (dos Scudetti, seis Coppas Italia y dos Supercoppas). Aunque su carrera comenzó en el Bologna, el club de su vida sería la Samp. Allí no sólo lo ganó –casi– todo haciendo pareja con Gianluca Vialli, sino que además se convirtió en todo un símbolo de la institución por su carisma, carácter e implicación. Una personalidad que bien se puede resumir en una anécdota que suele contar Sven-Göran Eriksson: “Antes de entrenar, Mancini siempre quería comprobar que todo estuviera en su sitio. A veces tenía que decirle: ‘Mancio, tienes un partido que jugar el domingo y estarás agotado si tienes que controlarlo todo’. Pero él era así”.

En los catorce años que Roberto estuvo en Génova pasó por las manos de Vujadin Boskov, Cesar Luis Menotti o Renzo Ulivieri, pero sería el técnico sueco quien marcaría su transición del terreno de juego a los banquillos. “Quería ser entrenador incluso cuando aún era jugador”, comentaba un Eriksson que, precisamente por esta razón, se lo llevo con él a la Lazio en 1996. En Roma, Mancini comenzó a dar charlas en los descansos y terminó ejerciendo como un asistente más. Por medio, un segundo Scudetto muy especial. “En la Lazio teníamos problemas con nuestro centro del campo. Un día él vino a mi oficina y me dijo: ‘Déjame jugar de mediocentro’. Le comenté que tenía que ser capaz de defender un poquito, pero él dijo que lo haría. Jugó 17 partidos de mediocentro, no perdimos ninguno y ganamos la liga”, reconocía Eriksson. En cambio, no fue en la capital italiana donde Mancio colgaría las botas. Por consejo de su mentor, fichó por el Leicester City en busca de una nueva experiencia. La Premier, que comenzaba a ser la mejor liga del planeta, parecía el destino ideal para aprender otra cultura futbolística, pero únicamente pudo disputar cuatro partidos. Le llamaban desde Italia; en Florencia necesitaban un entrenador.

Como jugador, Mancini ganó dos Recopas (90 & 99) y alcanzó una final de Copa de Europa (92).

Aunque tuvo que pedir un permiso especial al no tener la formación necesaria, Roberto Mancini ya se consideraba preparado para comandar un equipo porque “el fútbol había sido su vidaEl debut de Mancini en los banquillos no fue un reto nada asequible durante 20 años y siempre se había interesado por la técnica y la táctica”. Sin embargo, la Fiorentina en marzo de 2001 era mucho más que planificar, entrenar y dirigir. Pero mucho, mucho más. El club viola estaba inmerso en una gravísima crisis económica que primero le obligó a desprenderse de su gran estandarte (Gabriel Omar Batistuta) y después del resto de jugadores con cartel (Rui Costa & Francesco Toldo) para, finalmente, declararse en bancarrota, refundarse en 2002 y comenzar de cero desde la Serie C2 italiana. En medio de este delicado escenario, Mancini sólo duró diez meses en los que le dio tiempo a ganar una Coppa Italia (aunque, en realidad, sólo dirigió a la Fiore en la final a doble partido ante el Parma), aunque los resultados en liga nunca llegaran a ser del todo positivos. El clima que rodeaba al equipo era muy tenso, la presión social era cada vez mayor y, tras varias amenazas de muerte, el técnico italiano decidió dimitir.

Fue un trago muy amargo para Roberto, pero tardaría poco tiempo en encontrar un nuevo trabajo con el que poder desquitarse. Los dirigentes de la Lazio habían visto cómo ni Dino Zoff ni Alberto Zaccheroni podían cumplir sus elevadas expectativas y, por tanto, decidieron recurrir a un técnico que no sólo les era conocido, sino que además habíaDirigiendo a la Lazio se ganó el respeto de todo el fútbol italiano por sus dotes de mando sido parte de ese vestuario hasta hacía muy pocos meses. Parecía un destino ideal para Mancini, pero los apuros económicos que comenzaba a vivir el Calcio le iban a volver a jugar una mala pasada. Sergio Cragnotti, el propietario, inició el verano intentando firmar a Manfredini & Eriberto para reforzar el equipo y lo terminó teniendo que ceder el control del club por un inasumibles deudas que, como la Fiore, tuvo que hacer frente con la venta de sus estrellas (Nesta al Milan & Hernán Crespo al Inter). Un pésimo negocio para un Mancini que, además, debería dirigir un vestuario molesto por los recortes salariales. El caso es que, con todo en contra, logró exprimir a sus jugadores formando un equipo sólido e intenso que quedó cuarto en Serie A y llegó a las semifinales de UEFA & Coppa. El mediocentro de ese equipo, un tal Diego Pablo Simeone, le describió como “un técnico muy riguroso y serio en su trabajo”. En el siguiente año, con la entidad ya en manos de los bancos, el equipo dio un paso más ganando la Coppa Italia. Es cierto que en liga bajaron hasta la sexta posición y que no pudieron pasar de la fase de grupos de la Champions, pero esa Coppa adquirió un valor especial por el brillante camino en el que fueron derrotando a doble partido al Parma de Prandelli por 3-1, al Milan de Ancelotti por 6-1 y, en la final, a la Juve de Lippi por 4-2 con un excepcional Stefano Fiore. No había sido en un contexto tan hostil como el que vivió en Florencia, pero el técnico marquesano se ganó el respeto del Calcio al liderar con éxito a una Lazio en problemas. Por eso, cuando el Inter de Milan le anunció como su nuevo entrenador nadie se extrañó. Mancini nunca más volvería a pasar hambre.

El Inter de Milan llevaba 16 años sin ganar un Scudetto, 23 una Coppa Italia y 40 una Copa de Europa.

En su presentación como técnico nerazzurro, Roberto Mancini dijo que “quería un equipo que ganase y divirtiera, porque jugando bien es como llegan los títulos”. Cuatro años más tarde (2008), en la que sería su última temporada al frente del Inter, Eleonora Giovio le preguntó acerca de qué era jugar bien para él, a lo que éste respondió de la siguiente manera: “Afortunadamente no jugué de “terzino” ni de centrocampista sino de delantero y, si no me llegaban los balones, me cabreaba. Quiero que el balón circule rápido y pegado al césped. Me gusta el fútbol que divierte a la gente y a los jugadores, el taconazo y los goles bonitos. Ésa es la esencia, pero el pelotazo largo a veces también sirve”. Lo cierto es que durante el tiempo que transcurrió entre ambas declaraciones el Inter de Milan no divirtió en exceso, pero sí que ganó mucho.

Lo hizo además desde la primera temporada en lo que fue su tercera Coppa Italia, pero sería el Moggigate lo que facilitaría el ascenso de su Inter de Milan a la hegemonía del fútbol italiano. Esta frase no pretende ser injusta con el trabajo que hacía y haría Roberto Mancini, pero en el verano de 2006 su Inter unió Sin la Juventus y con Ibrahimovic, el Inter de Mancini logró tiranizar por completo el Calcioun Scudetto en el que había quedado tercero a otra Coppa Italia, perdió de vista a la Juventus, vio mermado al Milan y, por si fuera poco, se hizo con los servicios de Ibrahimovic y Patrick Vieira. Es decir, el territorio le quedó despejado y él se encargó de asfaltarlo como un rodillo implacable para que no hubiera dudas (récord de victorias -17-, sólo una derrota -Roma- y Scudetto con 22 puntos de diferencia). Lo logró haciendo también una modificación táctica en el esquema que había venido utilizando desde su estancia en la Lazio: pasó de jugar en 4-4-2 con Vieri/Martins & Adriano en punta a hacerlo en 4-3-1-2 con Stankovic/Figo por detrás de Ibrahimovic & Crespo/Adriano. El equipo nerazzurro gustaba y convencía con goles, pero era su línea de tres centrocampistas (Zanetti, Cambiasso y Vieira) la que mejor le identificaba. Un hecho que, con algún matiz, también sucedió en su última temporada. Aunque ya estaban todos, el Inter se impuso de nuevo a la Roma –por tres puntos– en lo que significaba el séptimo título de la era Mancini. Sin duda, durante esos cuatro temporadas el Inter recuperó en Italia parte del lustre que había perdido con el paso de los años, pero en Europa seguían sin acercarse a los mejores.

“Mucha gente le llama Inter, pero yo prefiero Internazionale: un nombre, un objetivo”, proclamaba con buenas intenciones pero sin demasiado tino el técnico italiano. Y es que la Champions fue su gran lunar durante su estanciaVarios fracasos en la Champions League le costaron el puesto en Milan, sobre todo en las dos temporadas en las que el Inter ya dominaba en Italia. Antes había caído ante el Milan (0-3) y Villarreal (3-3) en cuartos de final, pero en 2007 y 2008 se esperaba que los nerazzurri se acercasen a las últimas rondas en vez de caer en la primera eliminatoria ante Valencia (2-2) y Liverpool (0-3). No estaban obligados a campeonar, ni mucho menos, pero sí debían mostrarse como un firme candidato. Como un equipo importante. Y no lo hizo. El detonante de su marcha fue, precisamente, la eliminatoria ante el conjunto inglés. El Inter se había clasificado brillantemente como primero de grupo (15/18 puntos), pero en Anfield replegó líneas hasta su propia portería, preponderó la solidez defensiva al ataque y terminó cayendo 2-0 sin llegar a disparar a puerta. Materazzi había sido expulsado a la media hora, pero las dos derrotas ante los de Benítez no admitían excusas. En la rueda de prensa del partido de vuelta, con Mourinho sonando cada vez con más fuerza, Roberto Mancini dejó caer su marcha. Unos meses después, con Mou ya contratado, el Inter se acogió a esas palabras para despedirlo.

El Manchester City estaba comenzando un proyecto en el que invertiría más de mil millones de euros.

Tras solucionar las vicisitudes legales con Massimo Moratti, Roberto Mancini recaló en el Manchester City en diciembre de 2009. Él era el elegido para liderar a corto y largo plazo un proyecto que se había mostrado ambicioso desde el primer día con el fichaje de Robinho (42M), pero que hasta entonces había estado en las manos de Mark Hughes con el poco éxito que le caracteriza. Sin embargo, aunque la inversión del grupo “Abu Dhabi United Group for Development and Investment” superaría la barrera de los mil millones en sólo tres años, sus exigencias deportivas nunca fueron desmedidas. La dirección del club trazó un plan quinquenal por el que, en cinco años, el Manchester City debía estar consolidado en la élite del fútbol británico y europeo. Primero entrar en Europa, luego en la Champions League, después aspirar a la Premier League y, finalmente, en la 2012/2013 el salto final. Sin prisa pero sin pausa, que se suele decir.

Mancini fue cumpliendo paso por paso este Five-Year Plan hasta su última temporada, pero prácticamente desde el comienzo su labor fue muy cuestionada por la prensa británica y la crítica europea. Repasemos. En su primer año entra en la Europa League (promediando 1,80 puntos por partido) tras relevar a Mark Hughes (1,70) en la jornada 18. EnMancini fue cumpliendo los objetivos mínimos impuestos por el club hasta el curso pasado el segundo, el de la gran inversión (Yaya Touré, Silva, Balotelli…), logra una tercera posición (1,86) con billete a la Champions que acompaña la FA Cup ganada -primer título en 35 años- tras superar al United en semifinales. En el tercero, la llegada de Agüero supone ganar (2,38) la Premier League -segunda liga de la historia skyblue-, pero cae eliminado en la fase de grupos de la Champions ante Bayern Munich, Nápoles y Villarreal. En el último, se produce el primer retroceso al quedar subcampeón en Premier (2,05), caer ante el Wigan en la final de la FA Cup y volver a tropezar en la máxima competición continental frente a Real Madrid y Borussia Dortmund. Entonces, ¿por qué se dudaba de Mancini? La crítica centraba su aguijón en su excesivo pragmatismo, algo que se veía más en el estilo y, sobre todo, la dirección de campo que en la alineación inicial. Era tan normal ver juntos a Yaya, Silva, Nasri, Agüero y Dzeko como que, perdiendo, Mancini retirara un delantero para meter un mediocentro. Muchas veces terminaba de forma exitosa, pero el mensaje ya estaba enviado. Mancio se defendía diciendo que le criticaban por ser italiano, pero nunca negó su idea futbolística: “Me gusta ganar 1-0. Cuando tú no concedes ningún gol y tienes jugadores como Dzeko, Tévez o Silva, ganas el 90% de los partidos. Prefiero que nos aburramos dos o tres, pero ganemos 1-0. Si tú te fijas, los equipos que ganan títulos reciben muy pocos goles”. Una sentencia muy clara que muchas veces solía cerrar con una frase tan manida como “no todos los equipos pueden jugar como el Arsenal”.

“El trabajo de Roberto habla por sí solo. Cuenta con el respeto y la gratitud de todos, y el cariño de nuestros aficionados por lo conseguido durante los últimos tres años y medio”. Así concluía el comunicado que el CityLa mayor parte de la hinchada citizen creyó injusta su destitución emitió para anunciar su despido. No eran palabras vacías ni una forma de hablar, pues la reacción airada de los aficionados skyblues -la cual tampoco llegó a aprobar la marcha de su predecesor- sorprendió al mundo del fútbol. “¡Destituir a Mancini es una broma! ¿Vais a hacer esto cada vez que tengamos una “mala temporada”? #desgracia #mancinieselhombre”, rezaba elocuentemente uno de los tantos tweets que recogió Axel Torres para MarcadorInt y que, sin duda, confirmaba una sensación: el nivel de exigencia en Manchester para con Mancini era menor que la que había fuera. Quizás por gratitud por la Premier League ganada, quizás por su mentalidad de supporter inglés o quizás por la política de comunicación del italiano, con la que solía insistir en que el City no tenía la mejor plantilla o que la falta de refuerzos había sido clave para su fracaso. Pero era así. Al final, más allá de las razones, el hecho es que entre técnico y afición existía un cariño mutuo que, por ejemplo, se escenificó con la compra de una página de periódico a modo de despedida por parte de Mancini. Las tres copas, su eterna bufanda y la afición; ese fue su legado.

En Manchester la figura de Mancini es mucho más respetada que en el resto del planeta futbolístico.

De esta manera, Mancini abandonó el club que, seguramente, marque buena parte del futuro de su carrera en los banquillos. Justa o injustamente, sus trabajos en la Fiorentina y la Lazio quedan ya muy lejanos. Justa o injustamente, sus títulos en el Inter de Milan están empañados por las circunstancias del Calciopoli y la posterior Champions League de Mourinho. Justa o injustamente, de su labor en el Manchester City siempre se recordará más lo que no hizo por el espectáculo que lo que conquistó para su afición. Justa o injustamente, el fútbol es así. Desde Turquía le toca recuperar parte del crédito perdido. Hoy, desde luego, es un buen día para lograrlo. La Juventus de Antonio Conte visita el Ali Sami Yen con el pase a los octavos de final en juego. La Champions siempre se le ha atragantado a Mancio, pero cualquier día es bueno para comenzar a cambiar la historia de un atacante fantasista que se convirtió en pragmático entrenador.

···


···

HAZ CLICK AQUÍ PARA VER TODAS LAS COLECCIONES DE
– ORIGEN | ECOS –

···


41 comentarios

  • Víctor 10 diciembre, 2013

    ¡Excelente! Me ha encantado esta recapitulación de la carrera de Mancio, entrenador con el cual siempre me he sentido como deshojando la margarita: lo quiero, no lo quiero, lo quiero,…

    Independientemente de logros o deslogros el italiano es sin duda una de las personalidades de banquillo menos afectadas, o más auténticas (a la italiana), en el mercado futbolístico.

    Hoy le deseo suerte.

    Respond
  • Zixou85 10 diciembre, 2013

    Que maravilla de articulo Quintana, gracias.

    Me has hecho empatizar con un entrenador que no me gusta nada. Le deseo suerte hoy yo tambien

    Respond
  • @javimgol 10 diciembre, 2013

    Fantástico artículo

    Respond
  • @DavidLeonRon 10 diciembre, 2013

    Lo he dicho muchas veces: Mancini es el ejemplo perfecto para explicar que, en fútbol, existe algo más que el ganar. Este hombre acumula un buen curriculum. Ganó una brillante FA CUP al United, ni más ni menos, y luego logró ganar la primera Premier de la historia del club. Puso la inversión económica donde debía.

    Y sin embargo… cero méritos reconocidos. Diría más: es una de las figuras más castigadas mediáticamente en los últimos años. Y digo yo: ¿por qué, si ganar, gana?

    PD. Obviamente sus decepciones en Champions están ahí, pero no me parecen el origen del descrédito. Ya venía de antes.

    Respond
  • Abel Rojas 10 diciembre, 2013

    El problema es que no ha ganado nada que no estuviera obligado a ganar, David. Hablas de la brillante FA Cup, pero lo que no se podía hacer era no competir aquella Premier. Y así con todo. Es que mismamente la Liga que gana en Inglaterra es de traca. No se podía tener ese título perdido a 1 minuto del final.

    Y ojo que Pellegrini será el siguiente Mancini.

    Y va sobre perder y ganar. No siempre, pero sí en estos dos casos.

    Respond
  • Brahm777 10 diciembre, 2013

    Grandisimo articulo @MigQuintana!!!

    Sobre Mancini siempre sobrevolara la duda. La duda, de como dice @Abel, solo haber ganado lo que no podia perder. Creo que su direccion de campo tambien le ha perjudicado. Con tantas estrellas y dicha direccion de campo, muchas de las victorias conseguidas por Roberto han sido otorgadas solo a la calidad de sus plantillas, o la nula competividad de sus rivales. Justament o injustamente como dice @MigQuintana.

    Algo parecido le ha ocurrido a Ancelotti en el PSG.

    En el Galatasaray tiene la oportunidad hoy de demostrar sus maneras y sus virtudes en Champions. Si desbanca a la Juventus ya habra hecho mucho. Ya que la Juve esta ahora muy bien, y personalmente no le otorgo ninguna posibilidad a su equipo.

    Respond
  • @pittiseverini 10 diciembre, 2013

    Excelente artículo. Personaje que no me cae precisamente bien, pero que de futbol entiende mucho. Muy a su manera, está claro.

    Respond
  • @adricapi 10 diciembre, 2013

    @DavidLeonRon

    Yo creo que el artículo da la clave de la mayoría de los palos que le han caido siempre a Mancini: la dirección de campo. Mancini siempre ha sido muy de hacer cambios defensivos (un punta por un mediocentro, un extremo por Milner, la dichosa defensa de 5 de la temporada pasada, etc…) cuando el resultado no era bueno y su equipo necesitaba "algo más". Aunque es cierto que normalmente estos cambios tenian una vertiente ofensiva (adelantar a Yaya) y que si los hacía era probablemente porque entendía que su equipo primero debía ser sólido para luego poder atacar, este tipo de cambios hacen mucho daño, la prensa no los entiende, y una buena parte de la afición (no sé la suya, pero si la que está viendo el partido desde su casa) tampoco.

    Francamente, cada vez que Mancini utilizaba una de las 3 sustituciones de que dispone por partido, erosionaba un poco más su reputación.

    Respond
  • @DavidLeonRon 10 diciembre, 2013

    "El problema es que no ha ganado nada que no estuviera obligado a ganar"

    A mí es que esta frase no me termina de cerrar. Se está obligado a competir, pero a ganar…

    Y más en un club que jamás hizo eso antes.

    Respond
  • @alvarofrances9 10 diciembre, 2013

    @davidleonron
    Yo entiendo que la gente de allí le aprecie por ganar la primera liga de un club, eso es de tener en cuenta.

    "Puso la inversión económica donde debía."
    Hombre, inversión, inversión… dados los resultados… no sé yo si es inversión. Gastarte eso para recibir una liga, una community y una FA, en mi opinión, no es un dinero invertido.

    Ha tenido una de las plantillas más potentes de Europa y no ha sacado rédito a largo plazo nunca. Y, de los títulos que gana, ojo cómo lo hace: liga en un milagro, Community con un gol de diferencia y FA lo mismo. Y pierde una final contra el Wigan.

    Yo no hablo de sus famosos cambios Silva por Rodwell, no (incluso muchas veces tenían sentido), hablo de eficiencia con la plantilla.

    ¿Qué jugador tras pasar por sus manos es mucho mejor futbolista que antes? El único que se me ocurre es ese Yaya Touré determinante en la media punta. Y ni eso fue a largo plazo porque lo anclaba en el pivote.
    Kun, Silva, Balotelli, Javi Garcia, Kolarov, Dzeko, Tévez, Nasri…son muchos jugadores que no han rendido como debieran.

    Respond
  • Peter Sword 10 diciembre, 2013

    Gran artículo, muy didáctico.

    Decir, a opinión personal, que el caracter de Mancini le ha hecho tener muchas veces más enemigos que amigos. A veces le pierde un poco la lengua, especialmente cuando habla de sus jugadores y fallos concretos de los mismos.

    Aún así, es un entrenador relativamente joven que tiene muchos años por delante para demostrar sus cualidades.

    Respond
  • @migquintana 10 diciembre, 2013

    @Zixou85

    Muchas gracias! A ti y al resto, claro. Me ha hecho mucha gracia tu mensaje. Evidentemente el texto no busca que empaticemos -o no- con Roberto Mancini, pero estoy seguro que es lo que vamos a terminar haciendo con el 99% de profesionales. Todos tienen sus historias, sus condicionantes y, por supuesto, su interminable escala de grises a lo largo de su carrera. En el caso del italiano, si cabe lo es aún más. Pero no se puede obviar el mérito que tiene romper las negativísimas rachas en Inter y ManCity. A nosotros nos puede parecer una ''obligación'', pero estoy seguro que desde las propias aficiones no piensan lo mismo y lo consideran un gran logro.

    @DavidLeonRon

    Yo creo que las decepciones en Champions League han sido su tumba, pero tampoco hay que obviar la mala fortuna que ha tenido el Manchester City en estos dos últimos años. Bayern Munich, Nápoles y Villarreal. Real Madrid, Borussia Dortmund y Ajax. Es que tiene mucha tela esto. Lo que sucede, que es algo en lo que coincido contigo, es la sensación de no poder competir. Incluso aunque luego lo hicieran, pero parecía un equipo demasiado menor para la calidad y la inversión que había detrás. El tema de la imagen no se puede desligar, desde luego.

    @Abel Rojas

    Un Pellegrini al que le contratan, especialmente, porque el City ha invertido muchos millones en la cantera (100M, en el último año) y pretenden que sea el chileno quien asiente este tema. No sé si es una idea brillante, pero el tema está ahí. Los dirigentes citizens siempre han dicho que quieren tener una base sólida para evitar tener que hacer el desembolso económico de los primeros años en fichar futbolistas.

    @Brahm777 & @adricapi

    Y lo de la dirección de campo tiene tela, porque yo creo que era su mayor virtud como técnico. Es cierto que luego el tema lo resolvía uno de sus puntas en los últimos minutos, pero casi siempre lo hacía. Y muchas veces con uno de sus cambios como clave, aunque casi siempre lo achacásemos de manera bastante injusta a la fortuna. Al final es la imagen que se labra un técnico. Por eso es tan importante la comunicación. Si un Barry por Nasri, como hizo varias veces, lo hace Mourinho o Guardiola ya estamos hablando de que son unos visionarios y muy valientes, porque no se dejan atrapar por lo que el resto podría pensar. Es una comparación un poco así, claro, pero pensadlo…

    Respond
  • Brahm777 10 diciembre, 2013

    @MigQuintana no, si la comparacion es buena y tiene sentido. No es lo mismo hacer esos cambios y despues en rueda de prensa decir que lo has hecho para dar mas libertad a Yaya en 3/4 y cubrir las subidas de los laterales, y asi dominar no solo por arriba sino tambien la 2 jugada, que decir que es que la plantilla no esta completa, que necesitas mas fichajes. Esas declaraciones dañan mucho despues de gastarte lo que te gastas.

    Pero aparte de esos cambios habia partidos en los que no reaccionaba. No conseguia hacer nada ante la inoperancia de su equipo. Une las dos cuestiones, que estas entrenando a un equipo con una inversion enorme, y que todos esperan a que falles y… BOOM explota todo!

    Respond
  • pouco_barulho 10 diciembre, 2013

    Excelente documento repasando la história de Mancini como técnico.

    Ah y seamos sérios, la bufanda no se la quitaba porque molaba un montón xD

    Respond
  • Samuel 10 diciembre, 2013

    @migquintana Enorme articulo! La verdad es que conocí al Mancini del inter (2006) y no tenía ni idea de su pasado como entrenador ni mucho menos que lo hubiese fichado el inter con ese curriculum de titulos a sus espaldas. Es algo que me sorprende porque del tecnico italiano me habia labrado la imagen de exjugador que por méritos sobre el campo accede a un banquillo grande, que es capaz de gestionar medianamente bien y triunfa por la simple superioridad de su equipo en su liga (ojo que hay quien con una plantilla superior no es capaz de ganar).
    Sin embargo lo que escribes en el artículo lo aleja de mi imagen preconcebida sobre el, y hace que le conceda más credito del que le concedía antes.
    Pese esto y en referencia a lo que ocurrió en manchester creo que son mas de una o dos cuestiones el echo de que le hayan llovido palos al técnico italiano en muchas ocasiones, en primer lugar sus declaraciones nunca han sido demasiado "acertadas" tal y como comentáis, a mi particularmente me dejó helado una declaración suya (en plena remontada del United, en la liga que termino ganando el city) diciendo que era el mejor entrenador de la premier y que no entendía las críticas (decir esto en una liga con Ferguson y Wenger …..)
    Por otro lado, existe una sensación generalizada de que el city aun ganando titulos nunca ha llegado a ser todo lo que podría por plantilla y en eso la champions tiene mucho que ver, comentais que tuvo mala suerte, y yo digo que entre comillas ya que excepto real madrid y Bayern el resto de equipos contra los que ha jugado son plantillas inferiores a la suya y que juegan en ligas en teoria "menos competitivas" es más es que ni siquiera jugo Uefa que el destino te juegue una mala pasada y quedes tercero vale, ahora que no seas capaz de ganar al ajax y no vayas ni uefa…

    Por último creo que otro detalle clave para que se le valore menos que a otros entrenadores es que su marcha no ha supuesto grandes bajones de rendimiento en sus equipos (hablo de inter y city) y claro si alguien que gana pero no convence se va y el equipo sigue ganando (caso del inter) pues supongo que lo ganado antes se valorará menos….. (todo lo contrario que le ocurrio a Del bosque en el madrid por ejemplo) En esto ultimo quizas el echo de que le sucediere mourinho en el inter ha sido una mala jugada en contra de su prestigio que quizás venga de vuelta si pellegrini no es capaz de ganar….

    Respond
  • Pepebin 10 diciembre, 2013

    Si me pemitís, hay un pequeño error, no sé si tipógráfico o de documentación. Dice Miguel que Mancini ganó "la primera Liga para el City en toda su historia". En 1968 la ganan con Joe Mercer. Es su primera "Premier League" en todo caso.

    Enhorabuena por la web y por el texto. Sois los mejores.

    Respond
  • @migquintana 10 diciembre, 2013

    @Samuel

    Es que, a lo tonto, Mancini tiene un palmarés increíble: 2 Scudetti + 1 Premier, 4 Coppa Italia + 1 FA Cup y 3 Supercopas. Además, ha ganado títulos en todos los equipos que ha estado. Es decir, que con 46 años tiene un curriculum detrás mucho más impresionante de lo que podría parecer por la opinión que nos hemos ido labrando de él. De ahí el tema de ''justa o injustamente'', como cierro el artículo.

    En cuanto a la comunicación, yo creo que hay dos visiones. Sus palabras calaban en la afición del Manchester City (siempre se refieren a los planes a largo plazo, a la falta de fichajes el último año…) pero desde fuera nos sorprendían muchísimo. No lo entendíamos. No nos encajaban. Seguramente fue un mensaje cojo porque la globalización ha hecho que no sólo importe lo que opine su club, pero al entorno del City creo que le ha podido venir bien a la hora de mantener su visión largoplacista. Pellegrini lo va a agradecer, de hecho.

    @Pepebin

    Sí, sí, perdona, me refería a Premier League. De hecho, hace no mucho, Chema R. Bravo escribió la historia de esa primera liga del Manchester City con el tadem Mallison-Mercer: http://www.ecosdelbalon.com/2013/10/historia-lega

    Respond
  • @DavidLeonRon 10 diciembre, 2013

    @Samuel

    "Por otro lado, existe una sensación generalizada de que el city aun ganando titulos nunca ha llegado a ser todo lo que podría por plantilla"

    ¿Y si la plantilla no era tanto, tanto, tanto?

    Porque claro, Yaya Touré, Kun, Silva, etc… son superélite, pero ¿y la defensa? ¿Tiene el City nivel defensivo de primera línea?

    Lescott, Nastasic, Clichy, Zabaleta, Savic… no sé, no sé. Kompany aparte, está claro que los citizen atrás ofrecían dudas.

    E incluso podríamos ir a otras posiciones. Barry (nos gusta verle… en el Everton), Javi García, Rodwell… está claro que todos son buenos futbolistas pero quizás la exigencia de la Copa de Europa fue desproporcionada.

    Respond
  • Abel Rojas 10 diciembre, 2013

    @ Peter Sword

    Yo debo decir que me moría de la risa cuando con su mega plantillón iba al campo del Everton de Moyes y decía que el Everton era favorito. Toda la Premier rabiando contra él ^^

    @ Pepebin

    Gracias por estar al quite! 😉

    Respond
  • pablo 10 diciembre, 2013

    A nivel player, lo tengo muy presente en la Lazio. Me acuerdo de verle un par de goles de taco, pegándole en el aire a la salida de un corner…

    Respond
  • @davidwences 10 diciembre, 2013

    Yo sí creo que resulta lógica su marcha del City. Cuando se invierte tanto se exigen resultados, al menos que se de cierto avance en el nivel competitivo del equipo. Se comenta que tal vez no sean tan buenos, pero es que es difícil ver en la premier plantillas claramente superiores, y sin embargo, la liga que gana, debía haberlo hecho con cierta solvencia, y no como lo hizo.
    En Europa tal vez no se le deba exigir ganar, pero sí haber llegado más lejos.

    Respond
  • Samuel 10 diciembre, 2013

    @migquintana La verdad es que no tengo información del entorno cercano del city no es un equipo del que sea fan y por lo tanto no puedo valorar el dia dia en el que entiendo que, como tu dices, las declaraciones de mancini encajaban, aun así con Dzeko, Tevez, Balotelli, Agüero, decir que no ganas porque te faltan delanteros…… es echarle un par de h…. porque es que tienes más delanteros de nivel en tu plantilla que cualquier otro equipo de la premier (hablo antes de fichar RvP por el united) y casi que cualquier otro equipo de europa.
    La verdad lo de las ruedas de prensa no acabo de entenderlo ni desde la logica de sus suportters, yo si soy fan del city y mi entrenador sale diciendo que no tiene delanteros, es que es para levantarse e irse del estadio….

    @DavidLeon Es cierto que quizás la línea defensiva no sea lo más solido del city y que ahi esté lejos de otros grandes de europa, ahora no me creo que Kompany Lescott (con touré en el banquillo) sea menos defensa que el Musacchio Zapata del villareal, o que la pareja de centrales del ajax….
    Es más es cierto que por rendimiento muchos fichajes no han resultados determinantes pero estamos hablando de un equipo que en una temporada se deja mas de 30 millones en dos laterales izquierdos (kolarov + clichy) y que ( si no me equivoco) a la siguiente ficha a Nastasic, javi garcia (pagaron un pastizal por el, mas que el madrid por ozil y khedira, que tiene bemoles la cosa) y rodwell…
    Digo todo esto porque supongo que sabiendo del largoplazismo con el que ha trabajado el city y la figura del entrenador ingles supongo que mancini habrá dicho mucho en todos fichajes "secundarios" asi que no me parece excusa…. La verdad es que Barry como pivote posicional en 4-2-3-1 hace 3 o 4 temporadas no me parece inferior ni a fernando del porto, ni al gabi del atletico, ni al ambrosini del milan todos ejemplos de centrocampistas de equipos que han llegado como minimo a octavos de champions en los ultimos años y que formaban parte de plantillas "inferiores" en mi opinión a la del city.

    Pero bueno supongo que lo que haga pellegrini estas dos temporadas (doy por hecho que pase lo que pase el chileno estará dos temporadas al cargo salvo desastre) nos darán una medida del trabajo de mancini al frente de los citizens 😉

    Respond
  • piterinno82 10 diciembre, 2013

    Lo primero, grande como siempre Quintana. Siempre bien documentado e hilado el texto. Siempre cumple expectativas 😉

    Es curioso cómo puede cambiar la forma de percibir y vivir el mismo juego según el lugar que a uno le corresponda. Mancini es otra muestra de ello, en sus declaraciones y en sus acciones sobre los partidos.

    Yo soy uno más de los que no sienten admiración ante un equipo de Mancini. Su Inter tiránico (en la Serie A más devaluada que yo he visto) no me invitaba a sentarme a la TV y me ilusioné con la llegada de Mourinho pese a las tres ligas seguidas. Y su City menos aún, donde además fueron recalando futbolistas que eran debilidades personales (Kun, Silva, Johnson, Kompany) y ofrecían un brillo tan mustio como menguante. Y lo que he visto de este Galata por ahora me hace añorar el "fuego" de Fatih Terim. Pero es cierto, un revisa su trayectoria y no puede hablar de un entrenador que fracase, así que no puede extraer conclusiones muy definitivas. Seguramente, le falte un gran torneo europeo. Bueno, qué digo, al menos una gran noche europea. Jamás la tuvo.

    Es verdad que mediáticamente es muy vilipendiado, pero a mí la reacción de la hinchada "citizen" tras su destitución me sorprendió muchísimo.

    Respond
  • @migquintana 10 diciembre, 2013

    @Samuel

    "La Premier League 2013 se decidió cuando Van Persie decidió fichar por el United y no por el City". Esta fue la frase que dijo Mancini a final del año pasado. No era una excusa sin más, porque lo dijo desde principio de temporada, pero suena bastante extraño cuando tienes tanto punta de élite.

    @piterinno82

    Es sólo una anécdota, pero como no la metí finalmente en el texto te la comento por aquí: el técnico al que Mancini relevó en el marrón de la Fiorentina fue el propio Fatih Terim. Sólo estuvo allí unos meses y por eso yo me acordaba de su paso por Florencia, pero es una curiosa efeméride. 😀

    Respond
  • yoxter 10 diciembre, 2013

    lo que diga la afición del citizen no es criterio suficiente para determinar la calidad del trabajo de mancini. Evidentemente hablamos de un club que no estaba acostumbrado a ganar cosas y por eso se llenaron con poco (si lo comparamos con la afición de otros clubes con grandes plantillas). Pero si analizamos el trabajo del italiano su etapa en el club estuvo llena de errores, desaciertos y conflictos. Los constantes problemas de grupo a cargo de tevez y balotelli, sus errores tácticos o algunos fichajes improductivos.

    Respond
  • yoxter 10 diciembre, 2013

    Por lo pronto con pellegrini ya no hay algún balotelli o tevez en el vestuario, ya hay un plan claro que no se cambia a cada par de partidos malos, y de los fichajes salvo jovetic los traidos por pellegrini (navas, negredo, fernandinho) están teniendo un papel importante y han sido un acierto. Falta regularidad, este equipo se relaja cada dos partidos, pasaba con mancini, y eso es un problema, pero cuando quisieron 4-1 al united y 6-0 al tottenham. A poco que se consoliden en el plan del ingeniero serán un equipo a temer.

    Respond
  • Abel Rojas 10 diciembre, 2013

    @ davidwences

    Coincido plenamente.

    @ Piterinno

    "Y lo que he visto de este Galata por ahora me hace añorar el "fuego" de Fatih Terim"

    Y tanto!!

    El tema es que yo tampoco diría que Mancini sea especialmente defensivo. No creo que ese sea su truco competitivo. No me parece que compita mejor por mejorar a sus equipos en defensa. No es un Capello ni mucho menos, con el que siempre se le ha comparado.

    @ Yoxter

    "lo que diga la afición del citizen no es criterio suficiente para determinar la calidad del trabajo de mancini."

    Tu manera de expresar las cosas tiene miga. Raro es el comentario tuyo sin una falta de respeto implícita o explícita. La comunidad va por un lado y tú otro en cuanto a modales y cuidado. Háztelo mirar, por favor. Me consta que incomodas a comentaristas que aportan mucho. Tu opinión no es más importante ni mejor que la de los demás, Yoxter (tampoco peor). Grábate eso, que es el evangelio, y será un buen principio.

    Respond
  • @alvarofrances9 10 diciembre, 2013

    David, ¿no te mola Barry? ^^
    A mí siempre me ha parecido el fiel escudero de Yaya.

    Respond
  • calaboca 10 diciembre, 2013

    Gran "bibliografía" Miguel!

    Hoy tengo ganas de fútbol y el Galata-Juve es el partido! He entrado a tope y se ha hablado nada del partido de hoy.
    Parece que el Galatasaray está igual de descompensado que el City, mucha polvora arriba y muy flojo atrás. Maldini estará mega acostumbrado ¿no?. Parece dificil que hoy Tevez o Llorente no muerdan.
    Soy totalmente desconocido del Galata de Mancini. Ecos, ¿que ha cambiado defensivamente en relación a Therim? ¿Algún detalle minimalista a seguir hoy?

    Respond
  • @Jon_izag 10 diciembre, 2013

    Roberto Mancini da tantísimo para hablar.

    Es normal que la gente del City le quiera. Se nos hace difícil pensar cómo debió de sentirse esa afición cuando le ganaron al United una FA Cup y una Liga en los morros. Toda la vida condenados a una sumisión en Manchester, que reventó por los aires en dos años. Aquí http://www.youtube.com/watch?v=_84PP23pDl4 (a partir del tercer minuto) se ve la reacción de la gente a aquella liga. Es impensable eso en el United, o Barça o Madrid ante una liga (salvo excepciones). Por mucho equipo que hubiera, socialmente no se pueden equiparar a estos gigantes. Y quien les llevó ahí fue Mancini (y la pasta de los jeques, por supuesto).

    El progreso del City fue muy lento, un poco frustrante diría yo. Pero progresaba. Lo que pasa es que la 2012/2013 queramos o no, es bastante decepcionante. Y lo peor es que no tenía pinta de haber una idea global, buena o mala, de hacia dónde caminaba el proyecto. No sé, entiendo la decepción de los jeques.

    Y lo referente a que la plantilla no era tan potente… pues bueno, eso será un error de planificación que alguien tenía que asumir. La decisión de fichar suplentes a ese precio, teniendo posiciones mejorables fue o decisión de Mancini o del director deportivo (en el caso de que lo hubiera). Es que el City se gasta en Javi García+Rodwell casi lo que costó Thiago Silva.

    Y que conste que creo que Mancini ha demostrado de sobra capacidad para gestionar vestuarios plagados de estrellas, jugadores sobrepagados no tan buenos y tal. Y que me parece muy lógico que se le relacione siempre con puestos de clubes gigantes, pero entiendo que siempre en años de transición, como puente a algo. Me lo veo en un grande con un proyecto de cuatro años.

    Ah, y me parece un personaje fabuloso. Imprescindible en el mundillo.

    Respond
  • yoxter 10 diciembre, 2013

    @Abel

    lol me hizo gracia tu comentario. Vamos a ver, en primer lugar no veo falta de respeto ni falacia en lo que dije, afirmar que la opinión de una autoridad o un cierto grupo valida por si misma una idea es erróneo y no veo por qué señalar esto sea una falta de respeto. En segundo lugar lo que no os gusta es que yo difiera de vuestra opinión, pero que os puedo decir, yo entro a un artículo que me interesa, empiezo a leer y si encuentro alguna idea que no comparto pues lo comento. No es como si yo hiciera click en un artículo pensando de antemano como fastidiar a Abel el día de hoy. Pero vale vale, tratare de suavizar mis opiniones, si eso os hace felices.

    Respond
  • @cordobeh 10 diciembre, 2013

    Un aplauso Quintana ^_^

    Esta noche voy con el Gala por varios factores: Drogba en octavos, Mancini pasando de fase de grupos y la Juve a la Uefa-EL a sumar puntos de ranking para los equipos italianos. Sé que molaría ver el Pogba-Pirlo-Vidal vs algún grande pero hasta que la Serie A recupere las 4 plazas de champions quiero finales italianas en la competición B europea.

    Del entrenador ya con el título está dicho gran parte de lo que es Mancini. Todos le pidimos más a su proyecto en el City igual que él se lo pidió a la dirección deportiva y lo intentó sacar de sus jugadores. Pero por las críticas o banquillo de suplentes parecía que tenía una fusión de Brasil´ 82 y España´ 12 a la hora de hacer convocatorias y luego ves el rendimiento de su 9 estrella, su portero y los laterales durante su estancia y los puntos suspensivos parecen el Quijote en código morse.

    Resalto la frase de Abel de que Pellegrini es el nuevo Mancini. De hecho ahora se le dará al chileno por no hacer los números de Mancini y por no conseguir lo que se le exigía al mismo. Vamos, como a Carletto según acabe la temporada/trienio.

    No comparto lo de que sus Ligas italianas tengan menos valor. Un club experto en fichar todo lo que se meneaba por el mercado para luego mirar a sus rivales llevarse títulos hizó historia, y él tuvo parte de "culpa".

    Como dicen en Italia: in bocca al lupo, Roberto.

    Respond
  • @migquintana 10 diciembre, 2013

    @cordobeh

    Es que el Inter de Milan no es un club que se pueda ver bajo los parámetros normales de ''se ha ido el gran equipo de la Serie A y el segundo se ha visto debilitado, con lo que tienes que ganar sí o sí''. Eso sería tomar, pues eso, al Inter como un club normal. Pero no lo es. Luego Mourinho le dio una grandeza que no se veía desde hacía muchos años y el impacto de Mancini se redujo notablemente, pero su trabajo en Milan yo creo que es de notable alto. El pero de la Champions es obvio, pero es que habría que volver a comentar la historia del Inter ahí… 😀

    @Jon_izag

    Yo creo que el gran pero de Mancini en el City es que no le dio ni un poquito de grandeza al equipo. Ni una misera gotita. La camiseta del City valía lo mismo en 2008 que en 2012 en estos términos. Es verdad que no es fácil hacerlo cuando estás comenzando un proyecto y tienes tantas piezas para encajar, pero creo que todos tenemos claro que el cuarto año era el indicado para hacer esto. Y naranjas de la china. Veremos si Pellegrini logra esto, porque no es precisamente un técnico que te garantice esto… ni mucho menos. Yo soy muy escéptico, vaya.

    Respond
  • José Luis 10 diciembre, 2013

    Pues a mí que me perdonen, pero Mancini es un técnico con los días contados. Cuando estas en lo más alto, te echan de un club, vas a otro y no triunfas; crudo para seguir entrenando a equipos TOP. Estuvo a punto de pasarle a Del Bosque (con su aventura turca), a Benítez (con su fifia en el Inter) y le pasó a Aragonés, Rijkaard y tantos otros.

    Yo pienso que cuando triunfas en un equipo grande como entrenador, debes aguantar como máximo un año más. Si aguantas más tiempo, acabas "hastiando" a la afición, jugadores, medios de comunicación, etc. En cambio, si sales del club en lo más alto, te garantizas poder volver al mismo. Es el caso de Mou con el Inter y Chelsea, o Van Gaal en su momento con el Barsa, incluso Capello con el Madrid. Los entrenadores, al igual que los jugadores, tienen su momento, y deben aprovecharlo.

    Probablemente me salga un poco del artículo con esto, pero estamos hablando de entrenadores; un tema que me fascina. El propio Mancini es muy probable que pueda volver al City, porque se fue justo un año después de conseguir un éxito. Y ojo, se marchó dejando al equipo subcampeón. La afición comparará la clasificación final del conjunto citizen este año, y luego decidirá. Como iba diciendo, entrenadores que no aprovechan su momento, lo tienen más difícil para llegar arriba. El año pasado se puso de moda Laudrup. No aprovechó su momento. Este año pasa más desapercibido. Sonó para el PSG, incluso para el Real Madrid. No sé qué habría de cierto, pero sí pude leer que el entrenador danés quería seguir un año más en el Swansea. Error. Para mí, fallo. En el extremo opuesto, Roberto Martínez. Está creciendo su nombre en Inglaterra como la espuma. Su nombre irá ligado a Arsenal (si Wenger se va al PSG algún día, como parece) o al propio City (si Pellegrini no termina de convencer, como hasta ahora). Lo que sí está claro es que Bob tiene puesto de trabajo asegurado en el Swansea y en el Everton el día que decida marcharse. Repito, siempre que no queme al personal.

    Respond
  • José Luis 10 diciembre, 2013

    Pd.: Inglaterra, en cuestión de técnicos suele ser la excepción que confirma la regla. Otro caso es el del actual entrenador de la Roma (Rudy García, ex técnico del gran Lille)

    Respond
  • @ToqueyPosesion 10 diciembre, 2013

    Fantástico artículo, enhorabuena.

    De todos modos, echo en falta algún comentario de Shark Gutiérrez.

    Respond
  • geryon 11 diciembre, 2013

    Yo sí pienso que en su fracaso influyó notablemente la mala gestión en los fichajes del City. Es como si este año el PSG gana de largo la Ligue1, cae meritoriamente en semis de Champions y el año que viene, cuando se tienen que juntar todos los astros deciden fichar por lo bajo.
    Sí, ha manejado un club de presupuesto creciente pero que nadaba en una pecera de tiburones llamada Premier League donde los Portsmouths, y QPRs no han podido evitar descender.
    Ese verano dejaron que su proyecto se desinflara en mitad de una competencia creciente.

    Respond
  • Samuel 11 diciembre, 2013

    @jon_izag
    "Y lo peor es que no tenía pinta de haber una idea global, buena o mala, de hacia dónde caminaba el proyecto. No sé, entiendo la decepción de los jeques." totalmente de acuerdo llego la temporado 2012/2013 y parecía que el proyecto seguía empezando, la identidad del city seguía sin estar clara del todo incluso el tecnico italiano cambió de esquema (buscando "equilibrio" en una linea de 5 defensas o de 3 centrales como prefirais) eso cuando llevas 4 años en un banquillo y la columna del equipo esta definida (hart-kompany-toure-aguero) no se… supongo que mosquearía a mas del aguno.

    @migquintana: "Veremos si Pellegrini logra esto, porque no es precisamente un técnico que te garantice esto… ni mucho menos. Yo soy muy escéptico, vaya."

    Yo también soy escéptico con el chileno su paso por el madrid me dejo ciertas dudas de su capacidad de lidiar con organigramas de club no dirijidos a lo deportivo (por suerte en inglaterra parece que en este sentido le dan más cancha al entrenador) y su capacidad de ganar títulos.
    Sin embargo creo que el chileno puede haber encontrado el grande que mejor se amolde a sus caracteristicas, quiero decir, es un equipo cuyos dirijentes plantean proyectos largoplacistas algo que pellegrini necesita si o si, a la hora de entrenar un grande (sus equipos tardan en arrancar) que están a la búsqueda de una identidad de juego (no tiene unas exigencias "estilisticas" preimpuestas, con lo cual el chileno podría mostrarse más convencido de sus ideas en lugar de renunciar a la solided defensiva en pos del "espéctaculo". Creo que en este sentido pellegrini pese a haber ganado mucho menos que mancini, siempre consigue transmitir a sus equipos una idea de juego, y si se le da tiempo desarrollarla medianamente bien.

    Además la historia del chileno con la champions es desde luego más trepidante que la de mancini.

    PD: No penseis que digo esto porque tengo el viento a favor despues de que el city haya conseguido ganar al bayern 😛
    De verdad creo en la capacidad del chileno de dotar de una personalidad y una idea de juego convincente al city (otra cosa es que sea una identidad ganadora…)

    Respond
  • jadiazra 11 diciembre, 2013

    Gran artículo, que interesante es conocer la historia y recorrido de los entrenadores, no es muy de mi agrado mancini pero hay que reconocerle que ha ganado los objetivos que se le han puesto. Coincido con uno de los primeros que escribió @zixou85 :

    "Me has hecho empatizar con un entrenador que no me gusta nada".

    Respond
  • @DavidLeonRon 11 diciembre, 2013

    @Samuel

    "Además la historia del chileno con la champions es desde luego más trepidante que la de mancini"

    Sí, pero siempre desde el rol de no favorito. O menos aún, porque Villarreal y Málaga no parecían ni opciones en agosto.

    Por cierto, ¿qué pasó anoche en el Allianz?

    @Alvarofrances9

    Me mola Barry en su contexto. Al inglés le han entregado dos retos en su vida, que son la Selección y el City y parece claro que ahí no la rompió. Que es un buen futbolista y agradable de ver, no tengo dudas.

    Respond
  • carlos 6 febrero, 2014

    Mancini es un gran técnico uno de los 10 mejores del mundo¡¡ _Únicamente tiene un carácter muy muy raro y hace unos cambios horribles,pero alla donde estuvo gano mucho.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.