Dos metros de portero inglés


En ningún momento barajó otra posibilidad: para empatar o ganar al FC Barcelona, debía ser un héroe. Antes de saltar al césped del Camp Nou, Fraser Forster (17 de marzo de 1988) sabía perfectamente que su equipo se enfrentaba a un rival que iba a tener más de un 80% de la posesión del balón y dispararía más de veinte veces a su portería. Su actuación ese día fue brillante, pero no perfecta. Le sobraron 47 segundos. Ni uno más, ni uno menos. En ese instante Jordi Alba le arrebató la gloria en su propia área pequeña, pero aún le quedaba otra oportunidad. Al calor de Celtic Park, no sobró ni faltó nada. El equipo de Neil Lennon aprovechó los errores culés, aguantó su asedio y Fraser Forster fue el héroe que su equipo necesitaba. El portero inglés paró lo parable y despejó lo que no lo era, cuajando una actuación que ni el gol final de Leo pudo empañar. Aquella noche de noviembre hubo muchos protagonistas, pero la mayoría de miradas se centraron en su figura y las preguntas comenzaron a surgir. ¿Cómo es posible que un portero de su talla aún no haya ido con Inglaterra? ¿Será real su nivel exhibido durante estos 180’? ¿Lo fue acaso su parada a Leo Messi? ¿Y la doble intervención ante Alexis? El nivel de inspiración que Fraser Forster mostró en ambos partidos es difícilmente sostenible, pero tanto sus innumerables aciertos como su único error tienen explicación. De ninguna manera fueron casualidad.

Neil Lennon dijo que, sin un gran portero, vencer al Barcelona es prácticamente imposible.

En el fútbol moderno los porteros son cada vez más futbolistas que guardametas, con lo que para comenzar con el análisis de Forster resulta imprescindible hacerlo con el Celtic de Glasgow. El conjunto de Lennon se enfrenta constantemente a una paradoja: en Escocia acostumbra a tener el balón (50%-60%), pero en Europa difícilmente puede llevar el peso del partido. El resultado de esto es un equipo al que en Champions le cuesta estar cómodo, pues ataca menos de lo que quiere y defiende más de lo que debería. Centrándonos en esto y obviando excepciones puntuales, el Celtic acostumbra a defender con dos líneas de cuatro (foto de la izquierda) tan ordenadas y generosas en el esfuerzo como poco talentosas cuando el rival cuenta con un punto de imprevisibilidad. Más allá de lo verdes que están Van Dijk y Ambrose, lo importante es hacer hincapié en lo colectivo. Lennon fundamenta su solidez defensiva en ese equilibrio y derroche físico del que hablábamos, pero lo más importante es cómo lo consigue: no asumiendo riesgos. El Celtic no arriesga en su salida de balón, jamás proyecta a sus laterales al unísono y, sea como sea la jugada, siempre hay como mínimo tres futbolistas cerrando (foto de la derecha). Resumiendo: el Celtic no es una roca, pero no hace concesiones voluntarias. Si deseas llegar a Forster, debes desbordarles.

..…..

El Celtic no suele dejar espacios a su espalda, lo que afecta a la colocación de Forster.

A consecuencia de esto, rara vez se ve a Fraser Forster fuera de su área pequeña. Ni su equipo le exige prestar atención a la espalda de su defensa, ni él parece estar dispuesto a alejarse demasiado de su portería. Evidentemente esta cuestión no responde a ningún capricho del portero inglés, sino a las virtudes y limitaciones de sus condiciones físicas. Forster no acompaña a sus 201 centímetros de altura con la elasticidad y agilidad de Thibaut Courtois (1,99) o Manuel Neuer (1,93), sino con movimientos bastante lentos, pesados y toscos para lo que es un portero de élite. Partiendo de esta base, sólo conociendo y dominando los siete metros que separan ambos palos podría llegar donde ha llegado. Y así es. Siempre bien colocado, nunca parece tan grande como cuando el remate es muy cercano a su portería. Ahí, no sólo lee bien la situación de la jugada (foto), sino que achica a la perfección utilizando su gran cuerpo (foto) y tapa los huecos restantes con sus manos (foto derecha). El ejemplo resaltado en las imágenes no fue el único, pero sí el más significativo. A la misma velocidad que el FC Barcelona gestó una jugada de máximo peligro de la nada, Forster convirtió una portería de fútbol once en una de fútbol sala. Alexis Sánchez logró evitar con acierto su cuerpo, pero no su precisa y veloz mano izquierda.

Y es que, como en el resto de futbolistas, la velocidad física y la mental no guardan una relación directa. Fraser Forster tiene problemas de movilidad, pero no de reacción ni de técnica. No es raro verle sacando una mano inesperada o imposible; está en su repertorio aunque pueda sorprender. Estos reflejos se ven, además, acompañados de una notable técnica. El inglés bloca cuando debe blocar, asumiendo los riesgos justos, pero si algo de él destaca en este aspecto en concreto son lo duras que son sus manos. De hecho, es probable que sean de hormigón. Por potente, cercano o colocado que sea el remate, a Forster no se le dobla el guante. No concede más segundas oportunidades que las inevitables. Todas estas características (colocación, reflejos y técnica) convierten su portería en un objetivo realmente pequeño, pero es hora de afrontar las razones por las que éste -casi- nunca será inabordable.

Pese a sus dos metros, no es un gran activo defensivo para defender el balón parado.

Su principal y grave “pero” es el ya citado pero aún no abordado problema de la lentitud. Este no sólo limita su radio de acción, sino que lastra el resto de gestos. Comenzando por el principio, su desplazamiento lateral es muy deficiente. Como si de un pivot pesado de baloncesto se tratara, cuando la jugada le exige estar en constante movimiento por la línea de gol sufre demasiado. Tarda mucho en alternar sobre qué pierna recae el peso del cuerpo. Esto provoca un hecho curioso: con Forster hay demasiados goles imposibles que, en realidad, no lo son. Es algo parecido a lo que pasa con los porteros paradores como Diego Alves, pero por causas diferentes. En parado, Forster puede llegar a cualquier ángulo; en movimiento, cualquier ángulo puede ser bueno para marcarle gol. Como ante el Barcelona de Vilanova la circulación resultaba previsible y la sorpresa brillaba por su ausencia, portero -y defensores- estaban en su posición en todo momento. Además, como resulta obvio, los culés no exigen especialmente por alto a los guardametas contrarios, lo que le permitió a Forster parecer más completo de lo que realmente es. El Celtic defiende el balón parado en zona con algún que otro marcaje individual (foto izquierda), un contexto ideal para que un portero alto se luzca, pero el inglés suele esperar bajo el larguero. Una decisión demasiado reactiva que se prolonga también durante el juego, como vemos en esta secuencia: el Spartak sale en transición por la derecha, busca un centro para la llegada de sus delanteros (foto izquierda), Forster ve la jugada de cara y, pese a estar en ventaja, es su defensa (foto derecha) quien tiene que despejar el peligro. Es por esto -y por el mal marcaje de Forrest- por lo que Jordi Alba logró provocar el delirio en el Camp Nou ante la inmóvil mirada del que estaba destinado a ser el héroe del empate.

..…..

Por ello, resulta demasiado aventurado responder de forma directa a todas las preguntas que se realizaron hace doce meses tras el partido en Celtic Park, pero no cabe duda de que Fraser Forster es un muy buen guardameta. Saca cierto provecho a su tamaño, domina muchos de los secretos de la portería, es consciente de sus limitaciones y, sobre todo, encaja muy bien en el estilo de su equipo. Mismamente, como último detalle, los de Lennon acostumbran a salir en largo y ahí la diestra de su portero siempre encuentra de forma correcta el pie o la cabeza de Samaras. Es joven y, aunque Thibaut se empeñe en demostrar lo contrario, los porteros suelen tener una evolución tardía. Su físico probablemente no mejore demasiado, pero seguro que puede darle una utilidad más allá del área pequeña. Si lo consigue, apuntará aún más alto. Mientras, seguirá siendo el héroe que el Celtic necesita en noches como las de hoy.


24 comentarios

  • @SharkGutierrez 1 octubre, 2013

    Creo que no puede haber un portero que mimetice tanto la forma de jugar de un equipo. O al menos, que no lo represente tanto.

    Respond
  • Abel Rojas 1 octubre, 2013

    Decir que flipé el año pasado con Forster sería quedarse muy corto.

    Por cierto, tenía ganas de decir esto: pese a que el Barcelona perdió en Escocia, para mí el Celtic-Barça fue el partido mejor jugado de la era Tito a domicilio. Me gustó bastante el Barça aquel día. De calle su mejor partido en Champions -el Barça-Milan ya sabéis que no me parece en absoluto autoritario ni bien jugado pese a su mérito-.

    "Curiosamente", el jugador troncal aquel día fue Xavi.

    Guste o no, como el Barça no ha renovado su plantilla y no puede jugar con eficiencia en días grandes a otras cosas, Xavi será el jugador clave de nuevo. ¿Para bien como hace 3 años o para mal como en los 2 últimos? Pues el tiempo dirá, aunque todos tengamos una opinión más o menos parecida.

    Pero este año es de Xavi, como siempre se supo. Nuevo viejo Barça. Con sus inconvenientes, sí, pero también con sus ventajas, que no son pocas. Liga de 100 puntos, por ejemplo.

    Respond
  • elguardavallas 1 octubre, 2013

    La diferencia es que hoy Xavi no tendrá a Messi delante y esto tiene dos lecturas. La mala (o mejor dicho, la malísima) es que no tienes a Messi, por supuesto. La menos mala es que ganas en movilidad arriba, en sorpresa, y ante una defensa tan cerrada quizá sea clave el punto…

    Respond
  • Abel Rojas 1 octubre, 2013

    Eso dijimos contra el PSG el año pasado en el Camp Nou y no recuerdo si no se chutó, si se chutó una vez o un par de veces, Guardavallas.

    Respond
  • elguardavallas 1 octubre, 2013

    Cierto, totalmente. Un par de diferencias sólo, una que era el PSG, mucho mejor equipo que el Celtic, y dos que este partido es fuera del Camp Nou y, aunque el equipo de Glasgow no saldrá a lo loco a atacar, si que tendrán, al menos, algún deseo de hacerlo… aunque, insisto, es cierto lo que dices y tiene posibilidades reales salir mal el pronostico

    Respond
  • @AskR_13 1 octubre, 2013

    Gran análisis Quintana, da gusto ver que se hace esto con un portero ^^.

    La verdad es que lo de Forster el año pasado en los dos partidos no tiene nombre. Lo que te pasó a ti Abel supongo que nos pasaría a todos. ¿Cómo es que este tío no había jugado con Inglaterra ni había sonado más por Europa?. Parecía no tener límites, lo paraba todo (o casi). Además desde el principio me llamó la atención que un portero joven sin otras grandes cualidades que su envergadura (ni una gran técnica, ni rápido ni ágil) viviese tanto de su colocación y de sus manos. Parecía un portero veterano.

    No le he visto más partidos que estos dos y por ello no he visto lo del juego aéreo, habrá que fijarse porque ya estaba mitificando a Forster, y tengo que verlo más.

    Respond
  • @migquintana 1 octubre, 2013

    @elguardavallas & @Abel Rojas

    Yo creo que más allá de las veces que disparara el Barcelona en esa segunda parte, la lectura fue buenísima. Para jugar fuera de casa, ante un buen rival, sin Leo Messi debería ser un marrón y arrastrando un mal nivel de forma, lo que sucedió fue bastante positivo aunque el resultado no dijera eso.

    @AskR_13

    No creo que le veas en el juego aéreo porque, como digo, directamente no sale. Me ha sorprendido mucho ese tema, porque más allá de que no tenga la confianza, talento o velocidad para dominar el área pequeña una cosa es eso y otra quedarse bajo el larguero. Tanto por arriba, como por abajo. De hecho, en este último aspecto, no en la globalidad, me ha recordado bastante al Diego López que estamos viendo en el Real Madrid.

    Respond
  • @DavidLeonRon 1 octubre, 2013

    @Abel

    "para mí el Celtic-Barça fue el partido mejor jugado de la era Tito a domicilio"

    Tiene su sentido. En realidad, si uno ve cómo encaja el Barça los dos goles aquel día conviene que los recibe no por inferioridad futbolística sino técnica. Es decir, un córner y un pelotazo desde el portero directamente a gol. El Barça hoy volverá a padecer lo indecible en el juego directo y balón parado. Veremos si consigue el control de aquel día.

    @guardavallas

    El PSG es mejor que el Celtic pero el Celtic en su casa es un equipo muy difícil y más para este Barcelona. Es un encuentro duro, seguramente mucho más duro de lo que se conceptualiza en España, quizás por el fútbol que practican los escoceses.

    Históricamente el Barça no gana casi nunca en Celtic Park y no es por cualquier cosa.

    Respond
  • @DavidLeonRon 1 octubre, 2013

    Por cierto que lo del "portero del Celtic" también es histórico frente al Barça. En la eliminatoria de UEFA de 2003, un tal Marshall lo paró absolutamente todo en el Camp Nou, en una eliminatoria en la que el Barça no pudo marcar en los 180 minutos pese a generar bastantes ocasiones.

    Creo que por eso inconscientemente le quito méritos a Forster. Es como si su historia frente a los culés ya la conociera.

    Respond
  • Abel Rojas 1 octubre, 2013

    Si no recuerdo mal el pelotazo del portero en el gol del Celtic es un error garrafal de Xavi, que por pequeñito que fuera se comió un balón que despejaría cualquier futbolista. Paradójicamente, Xavi fue con diferencia el hombre del encuentro. Es más, según su posición en el campo, que fue cambiando con los minutos, el Barça fue una cosa u otra. De hecho la segunda parte fue peor que la primera claramente. La primera fue perfecta.

    También recuerdo que a Song tuvo que quitarlo Tito de lo mal que jugó. Fue la única tónica realmente negativa. Si no estoy equivocado por el tiempo, incluso Alexis completó un partido más que notable.

    Increíble que aquéllo se saldase con derrota. Sobre todo porque en Liga con juego mucho peor no se paraba de ganar. La aleatoriedad del fútbol.

    Respond
  • @NothingsWritten 1 octubre, 2013

    Hola Abel, no te falla la memoria, fue en efecto un balón largo sacado en movimiento por Forster que Watt cazó a espaldas de Xavi tras no medir bien.
    Enhorabuena por el artículo como siempre Miguel, aunque quizás en algunos aspectos sea algo matizable por el mismo hecho que comentas de la tremenda diferencia de registros que el equipo ha de afrontar cuando disputa SPL o UCL.
    Un saludo!

    Respond
  • Abel Rojas 1 octubre, 2013

    @ NothingsWritten

    Pues te lo agradezco mucho, porque me preocupa seriamente mi memoria ^^

    Respond
  • @migquintana 1 octubre, 2013

    @NothingsWritten

    Gracias, jefe! Yo sobre todo lo he enfocado a su faceta europea, que me parece la más interesante pues es la que más se le exige y en la que le vemos más habitualmente. ¿Qué crees que cambia en la SPL? Comenta los matices, que esto es muy interesante. Como digo en el artículo, a veces nos olvidamos que los porteros son cada vez más futbolistas y, por tanto, también tiene que adaptarse a los distintos contextos.

    Respond
  • @juanpbarroso 1 octubre, 2013

    Hola…
    pensáis que hoy es el día en que veremos un Neymar unchained? 😉

    Respond
  • Abel Rojas 1 octubre, 2013

    Eso creía yo cuando se lesionó Messi, Juan. Pero ahora me pregunto… ¿le van a enseñar a Neymar el caramelo para volver a quitárselo en dos semanas y volver a "convertirlo en Tello"? No sé, no sé… Me parece a mí que Cesc de Messi y Neymar "a lo suyo".

    Ojalá que no, porque hay ganazas de ver a súper Neymar.

    Respond
  • @juanpbarroso 1 octubre, 2013

    No lo había pensado desde esa perspectiva @abel. Dilema para Tata:

    – Doy libertad a Neymar, lo da todo y luego como le digo: "Bueno Ney, a la banda de nuevo a hacer lo que hacías hace 2 semanas".
    – No le doy libertad pero hago un "mal uso" de mi recurso (al menos desde el punto de vista que no lo estoy potenciando).

    Respond
  • @DavidLeonRon 1 octubre, 2013

    @juanpbarroso @Abel

    Además que como acabo de escribir en Twitter, tampoco cambia tantas cosas el Cesc por Messi. A ver, sí, ganas algo de juego lateral en el delantero, que en lugar de ir al 66% del campo (derecha-centro) va a ir al 100%. Eso va a hacer que Neymar se meta más de una vez pero… es que al Barça le encanta que Neymar la reciba fuera. Y eso, con Messi o sin Messi, va a seguir pasando, porque alivia mucho el juego del conjunto.

    El Neymar de Brasil lo descarto. De libertad nada, con o sin Messi.

    Respond
  • @NothingsWritten 1 octubre, 2013

    @Miguel

    El matiz al que hice referencia antes es sinceramente poco apreciable en las actuaciones de Forster en UCL por todo el contexto que bien has analizado en el artículo pero que sirve para entender de alguna forma la figura global del inglés como portero. Por todo lo dicho creo que nos queda a todos claro que su fuerte es su actuación bajo palos aunque quería apuntar que sus actuaciones saliendo de la línea de gol también tienen relevancia.
    Claro que esto ocurre en la Scottish Premier, donde sabemos que el nivel de exigencia es tremendamente inferior pero que es contrarrestado por la actuación defensiva de la zaga. En Escocia el equipo está obligado a asumir el control de los encuentros y a actuar en posiciones ofensivas durante muchos más pasajes de los encuentros. Esto influye de forma directa en la altura a la que suele desplegarse la defensa, mucho más cerca del centro del campo que de los dominios de Forster. Para cualquiera que ojee partidos del Celtic en competición doméstica pronto verá que la solidez grupal que demuestra en Europa se disipa en Escocia. Los jugadores como sabéis, salvo excepciones, no están dotados de calidad destacada, y es cuando se les exige el dominio del encuentro y a su vez la corrección defensiva cuando los errores aparecen.
    En este contexto es en el que a menudo la figura de Forster cobra aún más importancia, pues de forma obligada ha de compaginar sus actuaciones de "parador" con las de 'último hombre', tan penalizadas por su físico como bien apunta Miguel. Y lo cierto es que el inglés cumple con solvencia, desprendiéndose así de la razonable percepción que se puede tener de estar ante un portero casi nulo cuando se aleja de los palos.
    Como último apunte a lo dicho y en resumen, con el matiz en ningún caso hablo de que en esta faceta algo más desconocida el inglés brille e impresione, pero sí completa el conjunto de sus facultades, convirtiéndolo en mi opinión en estos momentos en un jugador digno de ser llamado con asiduidad para el combinado nacional como está ocurriendo.

    Un saludo Miguel, y de nuevo enhorabuena por el artículo!

    Respond
  • @DavidLeonRon 1 octubre, 2013

    A todo esto, y sin poner ni mucho menos el foco sobre él de manera negativa (lleva un solo partido y no tiene ni ritmo de competición), test interesante para Bartra en Celtic Park. En mi opinión el gran defecto del chaval es que no maneja su zona con energía. Alrededor suya siempre hay una opción de salida para el rival, siempre pueden sacar algo de sus inmediaciones.

    El Celtic, Samaras y toda la liturgia escocesa es una oportunidad fabulosa para crecer.

    Respond
  • Abel Rojas 1 octubre, 2013

    Vamos, David, que es un defensor flojito, básicamente ^^

    Reconozco que apenas lo he visto fuera del primer equipo, nunca sigo con regularidad el fútbol de cantera, pero en el primer equipo debo ser sincero y decir que no he visto en Bartra demasiado que me haga pensar que es defensa para un Barcelona. Y lo "peor" es que eso me pasa pese a que detecto una autoconfianza muy grande en el jugador. No es que le supere la situación. Con balón tiene clase y valentía.

    Como dices, buen día hoy para seguir sus evoluciones. Si tiene el talento defensivo que he leído que tiene, con esa personalidad y esa clase sin duda habría proyecto de futbolista.

    Respond
  • @migquintana 1 octubre, 2013

    @NothingsWritten

    Entiendo por donde vas. Le vi un par de partidos en liga y es verdad que la defensa no está tan retrasada, pero no le vi demasiado exigido en ese sentido. En todo caso, tienes razón en que puede hacerlo bien. Es realmente bueno achicando, haciéndose grande. Es algo que puede extrapolar al área grande, pero para ello tiene que ser muy seguro y muy decidido. Él no va a ser un activo como puede serlo Andrés Fernández o Víctor Valdés, pero hay muchos goles en muchos equipos que, con un partido atento y con buena lectura, no terminan siendo ni ocasiones.

    Por cierto, ya que te tenemos por aquí. ¿Qué te parecen los centrales? No sé, yo me he quedado aterrorizado. Ya me dejaron mala impresión ante los kazajos en su día, pero imaginé que la relajación podía ser lógica. Lo que sucede es que repasando partidos de esta temporada y de la anterior… bufffff, hasta me ha decepcionado Ambrose. Tenía la buena impresión del día del Camp Nou, pero me da que nos mintió un poco.

    Respond
  • @NothingsWritten 1 octubre, 2013

    @Miguel

    En los últimos años la pareja de centrales ha sido la zona peor cubierta del equipo. Desde Gary Caldwell, pasando por Majstorovic o Loovens y hasta llegar a Ambrose o Van Dijk no recuerdo ningún central sin lagunas o errores graves. El año pasado sí es cierto que Wilson – Ambrose rindieron a muy buen nivel, y su punto álgido quizás coincidió para más inri con los partidos vs Barça en los que casi todos actuaron muy por encima de sus capacidades.

    El caso de Ambrose es bastante significativo por los altibajos tan pronunciados que a o largo de la temporada padece. Basta con recordar como bien señalas el doble enfrentamiento vs Barça como punto álgido y el nefasto partido de la Copa Confederaciones con Nigeria ante Haití que hizo temblar a toda la afición del Celtic. En cuanto a Virgil Van Dijk las referencias a su llegada fueron buenas (yo personalmente no puedo hablar de él, no lo había visto hasta entonces) y parece que con el paso de los partidos va a más y se convertirá en central fijo.

    El problema, por supuesto, está en la ida de la ronda previa de UCL ante los kazajos y en los errores puntuales que cometen y a los que la afición se ha acostumbrado. Esos fallos les marcan, crean dudas, y Lennon tarde o temprano prueba cosas diferentes haciendo imposible reconocer una pareja asentada tanto por nivel como por titularidades conjuntas. Hay que recordar que el ahora 'casi centrocampista' Charlie Mulgrew es un central o lateral reconvertido para reforzar la parcela ancha. Mulgrew era el llamado a ocupar un puesto fijo de central, pero cada vez ocupa menos esa demarcación.

    En definitiva, creo que la defensa seguirá siendo la línea menos definida del equipo salvo que Ambrose y Van Dijk acumulen un periodo largo sin errores. En partidos como el de esta noche cuando saltan al campo hiper motivados, la solidaridad en las ayudas y la defensa en bloque junto a los centrocampistas termina por camuflar el rendimiento concreto de cada jugador. Este año, sin Victor Wanyama, creo que esta sensación aumentará aún más, pues el de Kenia se salía de todos los moldes.

    Respond
  • Abel Rojas 1 octubre, 2013

    Alineación oficial del Barcelona: Valdés; Alves, Bartra, Piqué, Adriano; Busquets, Xavi, Iniesta; Pedro, Cesc, Neymar.

    En principio se confirma que Neymar, cuya posición favorita es la de segundo punta -en el sistema del Barça lo más parecido es falso 9, se mantiene en la banda. No obstante hay que decir que Cesc va a darle más libertad.

    Messi se mueve de arriba y abajo y si acaso cae a la derecha -con más frecuencia con Tata que con Tito, dicho sea-; pero el espacio en la izquierda no lo ocupa jamás. No libera esa zona. Cesc es pura lateralidad. Va a tirar un montón de rupturas hacia la izquierda y eso va a liberar al genio. Debería tener la libertad que no está teniendo todavía y que, no nos engañemos, el jugador va a terminar pidiendo porque es Neymar Jr.

    Por otro lado, no sé hasta qué punto es positivo el partido para Cesc… Otra vez de falso 9, otra vez "vuelta a empezar". Y más porque espero una buena actuación por su parte y como interior ya viene de dos encuentros flojísimos. Cesc, Cesc, Cesc… nunca hay que darte por muerto… pero tampoco por vivo, desgraciadamente.

    Respond
  • juanpbarroso 2 octubre, 2013

    Os gustó el partido de Bartra?
    Desde luego Samaras no era el mejor rival para él, porque tenía pintaza de poder destapar todas las carencias del chaval, pero el chico dio la cara en el cuerpo a cuerpo.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.