Con Tennistopic somos más


En Ecos del Balón siempre hemos creído en la retroalimentación, basada en el debate, la aproximación y la creatividad, pensando más en el apretón de manos que en los caminos paralelos. Son muchos los amigos y compañeros que, en los tiempos actuales en los que la comunicación presenta múltiples vías de alcance y otras tantas incertidumbres en forma de destino, han comenzado sus proyectos con el ánimo de ofrecer calidad e ilusión. De hacer bien las cosas, de habilitar un espacio tan ancho como profundo. Suele haber un denominador común en todos y que es más potente que la ilusión o la calidad.

La pasión. Con eso se mueve todo. Se puede buscar la reflexión, el análisis, la calidad en cada pieza, de opinión o de exposición, pero a todo lo mueve el ansia. El tenis, una de las grandes disciplinas deportivas globales que se desarrolla individualmente –también en dobles- es conocido, aún hoy, como el deporte blanco. Inventado por aristócratas ingleses, no sólo hacía referencia a la vestimenta utilizada en la cancha, la cual sigue siendo de obligado cumplimiento en la hierba de Wimbledon, sino a una serie de conceptos que iban desde ser uno de los pocos juegos desarrollados con pelota pero sin contacto, a presentar sus rituales de respeto o su carácter armónico y plástico a la hora de ejecutar sus técnicas.

Hace casi cuatro décadas, un tal John McEnroe, dijo que no. A pesar de que mucha gente no lo compartía, McEnroe, como los genios, como los pioneros, transformó su deporte. Quiso hacer partícipe a la grada. Buscó la retroalimentación, la aproximación, la creatividad. Con él, la central de Wimbledon notaba su butaca más caliente y cada aficionado sentía que debía tomar partido, ser parte de todo. Desde ahí, el ahora. El deporte blanco es un deporte protagonista, repleto de rivalidades de enorme atractivo, con leyendas de un calado vital.

Hoy nace Tennistopic. Uno de esas ideas, gestada hace muchos meses, que hoy ya es tuya. Creada por un grupo de profesionales que sentían la necesidad de articular un espacio que uniera esos dos conceptos: el deporte blanco y la pasión. Análisis, reportajes, entrevistas, absoluto protagonismo a los actores de esta historia. Con Tennistopic, somos más. De su esfuerzo, nuestro apoyo. Qué menos.


ENTRA en la web de Tennistopic


5 comentarios

  • @migquintana 24 septiembre, 2013

    Magnífico. Me encanta el tenis, sigo desde hace tiempo a gente tan apasionada como Rafa Plaza y sé perfectamente el cariño que hay detrás del proyecto. Toda la suerte del mundo, aunque me da que sólo necesitan que la pelotita la vuelvan a poner en juego los Nadal, Djokovic, Federer y compañía. Nosotros disfrutaremos muchísimo, seguro. Para comenzar, os dejo una entrevistita del propio Rafa Plaza a tío Toni, como suele decir Arroyer. Un imperdible. http://www.tennistopic.com/centre-court/entrevist

    Respond
  • @DavidLeonRon 24 septiembre, 2013

    Muchísima suerte a todos en este nuevo proyecto!!

    Yo, como ignorante al que le gusta mucho el tenis pero no puede profundizar en él, me gustaría lanzar una preguntita tan tópica como realista.

    Entiendo que Federer es la cima del tenis en muchos conceptos. Es lo que fue Maradona al fútbol; ese elegido de la naturaleza en cuanto a dotación técnica y de talento para el propio juego. Ese deportista que rompe el molde y que fija los límites. No habrá nada más allá de Federer como no habrá nada más allá de Maradona tocando una pelota.

    Pero luego va y sale otro que teniendo menos, en el fondo tiene más. Y tiene más no es una frase gratuita; en el uno contra uno sus cifras son claramente superiores, al punto de haberle pegado palizas históricas. Y desde que ambos compiten, el saldo de títulos le es favorable.

    En otras palabras, ¿cómo de loco es plantear que Rafa Nadal acabe siendo el más grande? Porque yo es un pensamiento que tengo desde hace tiempo.

    Respond
  • Ten Ista 24 septiembre, 2013

    Rod Laver, Agassi o Borg se mofan de Nadal.

    Respond
  • A.Novarga 24 septiembre, 2013

    Si sirve como respuesta para David, aquí dejo algo que se me ocurrió hace unos días

    No soy experto en tenis. Jugué y gané algo en infantiles, pero no me apasionaba. Sí sé cosas sobre deportes y sus sensaciones, y sobre personas. Tampoco conozco personalmente a Rafa Nadal, por eso lo que digo aquí son sólo las percepciones que me transmite al verle jugar y hablar en público, junto con las noticias que se publican sobre él.
    Anoche vi la final del Open USA 2013 donde Nadal derrotó a Djokovic y consiguió su Grand Slam número 13.
    Cada vez que Nadal juega (y por lo general gana), surgen los comentarios de si es el mejor, si el otro no estuvo a la altura, de si su técnica no llega a la de otros jugadores….En definitiva, si merece ser considerado para ese título honorífico de GOAT (Greatest of All Times).
    Quienes le defienden argumentan que sus números no engañan, que su edad le permite seguir creciendo y que en los enfrentamientos cara a cara su saldo es favorable tanto frente a Djokovic como frente a Federer. Los que le atacan, por el contrario, afirman que su servicio es deficiente, que no sabe subir a la red y que su técnica se basa en una defensa a ultranza para agotar al rival basándose en su físico.
    Creo que ambos tienen parte de razón. Pero ninguno dirime con ello la cuestión, que sería en mi opinión, no quién es el mejor, sino en qué consiste ser el mejor.
    Ser el mejor es ¿vencer? ¿dar espectáculo? ¿dominar los partidos? ¿ser mejor estratega? ¿tener una técnica más depurada?
    Supongo que la respuesta es distinta para cada uno, y esa será la respuesta que le sirva. Hay gente con una técnica depuradísima, con un dominio absoluto de un balón o una pelota, que trabajan en el circo, porque no son competitivos.
    Y creo que esa es la clave. El deporte es técnica, espectáculo, negocio, política, literatura, engaño, verdad, lucha, éxito, fracaso, gloria, dinero, humillación, mentalización, y muchas cosas más, pero sobre todo y ante todo es Competición.
    Se trata de vencer, pero no a cualquier precio…Compitiendo. Unos compiten con su talento natural, otros con su estrategia, otros lo hacen con esfuerzo y preparación. Rafa Nadal lo utiliza todo y más.

    Respond
  • A.Novarga 24 septiembre, 2013

    Nadal usa también la humildad. Nadal proyecta (más bien proyectó) especialmente en el extranjero una imagen de chulo de playa. El macarrilla latino de músculos bronceados, pelo largo, camiseta sin mangas y pantalones pirata. El chico malo que rompía las reglas del estirado mundo del tenis sacándose los calzoncillos del culo antes de cada saque, que llevaba colores estridentes y se automotivaba golpeando el aire con el puño cada dos por tres. Creo que querían verle como un comanche (bandana incluída) que les ponía nerviosos con su tomahawk Babolat. Les gustaba esa imagen inquietante, como ver una peli de terror. Esperaban que cuando hablara fuera un chulo y un maleducado (como muchos otros jugadores con menos motivos), que desafiara al mundo e insultara a los árbitros como hacía Mc Enroe.
    Pero Nadal no era así. Rafa es un chico educado, extremadamente respetuoso, sensible y de buen corazón. Y además Humilde. Una humildad de donde proviene la fuente de su trabajo y constancia. Rafa realmente respeta al rival. No lo dice por quedar bien. Él sale a jugar frente a cualquiera pensando que va a ser difícil, que no tiene nada ganado. Cuando dice que Federer es el mejor, lo piensa de corazón (véase la entrevista de Mc Enroe intentando hacerle confesar lo contrario). Cuando se enfrenta a Djokovic sabe que va a sufrir y que es posible que pierda. Por eso Rafa lucha cada punto. Si Djokovic le rompe el saque no es una humillación, por eso sigue peleando igual.
    Anoche hubo un momento que reflejó claramente el contraste de personalidad con Novak. Cuando Djokovic ganó el punto de los famosos 54 golpes, que además le sirvió para romper el saque de Rafa y tomar ventaja para el Set, Nole levantó los brazos, y sonriendo y mirando al público se paseó por la pista demandando el aplauso y el reconocimiento de los espectadores, como si el jugador que estaba enfrente no hubiese contribuido tanto como él a la belleza de ese punto (que ni siquiera ganó él, sino que la bola se le quedó en la red a Nadal).
    Más tarde, ya en el tercer Set, con todo a favor de Djokovic, empatados a 4 juegos, y con tres bolas de break para romperle el saque a Nadal, Rafa bajó la cabeza y midió cada punto como si no hubiese otra cosa en el planeta. Levantó el juego, rompió el saque y la moral de Djokovic en el siguiente, volteó el Set que tenía perdido para ponerse 6-4, y el gesto de Rafa sólo llegó cuando consiguió el punto que le daba el Set. Fue un gesto de rabia, sí, pero sólo para darse ánimos a sí mismo. De rodillas, mirando y agitando el puño en dirección al suelo. Rafa solo saluda al público cuando el partido ha terminado y es para dar las gracias por permitirle vivir eso (gane o pierda), no para recoger halagos.
    Yo no sé si Rafael Nadal Parera es el mejor tenista de todos los tiempos. Tampoco sé si es el mejor deportista español que ha existido, porque ni siquiera conozco en qué consiste eso. Sólo sé que si le ves jugar sin apasionamiento es posible que otros te inspiren más por ser más estéticos o de técnica más depurada, pero si, como yo, tienes la suerte de ver jugar a Nadal estando de su parte….es imposible que no veas al Mejor, porque ver a Nadal con emoción es ver cómo se juega con el corazón, y ahí…Nadal prevalece.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.