Venimos en son de guerra


Pasó todo muy rápido. Como los coches rápidos o los ríos americanos (o no) que cuando pasan por cierta parte se vuelven locos como le pasaba a José Luis López Vázquez en aquella película del hombre lobo en Galicia que pasó en realidad. Pasó todo tan rápido que parecía mentira, una pesadilla o una maldición. Un gol aquí, otra allá y, de repente, al mirar los papeles, era el menos esperado, el que se marchaba por la puerta de atrás. Como si hubieran echado a Ismael Beiro a la cuarta semana del primer Gran Hermano. Como si Luther dejara de salir en el segundo episodio de la primera temporada. Roig no acababa de creérselo y una ciudad entera despertaba de un sueño tan perfecto que había acabado convirtiéndose en realidad. Falcao dejaba su puesto a Álvaro Domínguez mientras Diego López sentado en el suelo se transmutaba en Riquelme con la mirada pérdida tras la ocasión fallada, tras el penalty marrado, tras el cuento truncado, tras las oportunidades perdidas, tras las flores marchitas, tras el césped quemado, tras la historia inmisericorde, tras la verdad que golpea. Tras todo esto, especulaciones y prensa amarilla, que si Michu dijo, que si Raulito hizo, que si Iñigo se chivo, que si la seño me tiene manía. Tras todo esto, realidades y el equipo amarillo que si iba a la Segunda del blanco y negro.

Sin esperarlo ni remedio, el Villarreal bajaba a Segunda División.

La condena duró poco porque la pena era injusta. De la mano de Marcelino y de los pies de una caterva extraña de jugadores prodigiosos, en menos de los que dura una temporada, regresaba alRegresó otra vez Villarreal al no triunfar en el Real BetisVillarreal al que es su sitio desde que nos enseñara unas cuantas cosas. Además en diciembre, tras llegar a un punto insostenible con Pepe Mel y con el momento de juego alucinante de Rubén Castro y Jorge Molina, llegaba un motivado Jonathan Pereira a echar el cable que faltaba. Un jugador pequeño y habilidoso, un mosquito picón y puñetero, capaz de escribirte el resumen del Ulises de Joyce mientras dribla a 80 regates hora por la banda que sea. Listo como un demonio, rápido como un mal pensamiento.Un jugador difícil para sí mismo y para el equipo contrario, que vagabundea entre líneas y acribilla el ánimo y la portería ya sea el minuto 1 o 91. Que se acomoda a la banda izquierda con la pierna cambiada y el corazón envenenado. Con un toque de balón distinguido y suave y un olfato goleador privilegiado, tardó muy poco en adaptarse a su nuevo rol mucho más protagónico y con un reconocimiento mucho más rápido y grato que el que venía teniendo en el último año y medio en el conjunto de Heliópolis.

La segunda vuelta fue una fiesta y, aunque Uche y Perbet seguían siendo los titulares, él siempre contaba con los 20 minutos importantes para ir sembrando de minas y quiebros los momentos más agónicos. Esos que se recuerdan, esos que parecen que nunca van a acabar o que pasan en un nanosegundo. Su alegría desdramatizaba la angustia propia de la Segunda transmutándose en el motor raro para llegar abrazados a los vestuarios. El día 8 de junio dejaba a Ikechukwu en el banquillo, subía por la izquierda y golpeaba suavemente con la derecha ante la salida de Esteban. A pierna cambiada y con el corazón envenenado de adrenalina. Diego López aplaudía emocionado desde el palco rodeado de 22.500 gargantas que gritaban alborozadas. Se cerraba el círculo y empezaba otra guerra.

De menos a más, el Villarreal consiguió el ascenso directo.

Con pinturas amarilla y azul en la cara (que da personalidad, ya sea Brasil o Suecia, ya el Cádiz o UD Las Palmas) las piernas cargadas de cananas de buen fútbol y la convicción de no dejar prisioneros, sino pueblos conquistados por su manera de concebir este deporte, llegaban los de Villarreal a seguir reescribiendo su leyenda de manera vertiginósamennte ofensiva. Con un 4-4-2 canónico, y un banquillo profundo y dicharachero, regresan presentando su candidatura a equipo de todos en solo tres partidos. Soldados tiene para ir al ataque. Jugadores que nunca merecieron jugar en Segunda porque quizá donde tendrían que jugar es en la selección, caso de Bruno Soriano y Cani, dos polos opuestos que maridan como casi ningún polo congruente. Delanteros locos por la música de la red y el pase de la muerte como Uche o Perbet. Estrellas venidas a más en un contexto más que positivo para despejar dudas como Gio. Jovenes impecables, repletos de balas y besos para la pelota como Trigueros o Javier Aquino. Suplentes que nunca serían suplentes en otro equipo de similar categoría como es el caso de Pina o Hernán Pérez. Guerrilleros, impulsivos, adictos al ataque y a la brega, kamikaces que siguen vivos porque van juntos y este es su momento y va a ser muy difícil que puedan caer cuando el campo es, sobre todo, de combate. Y Jonathan Pereira, como un mosquito cojonero, como un buen mal pensamiento, infiltrándose veloz entre las líneas enemigas, a pierna cambiada y el corazón en la cabeza.


13 comentarios

  • @migquintana 9 septiembre, 2013

    Creo que no se puede definir mejor al Villarreal que con ese título. La verdad es que parece que va a ser uno de los equipos fetiche del año, porque formar una medular con dos hombres entre Bruno, Pina y Trigueros para acompañar a futbolistas como Cani, Aquino, Perbet, Gio o J.Pereira no tiene otra opción que ser un equipo tan atractivo como diabólico. La próxima cita que tienen es con el Madrid de Ancelotti en El Madrigal. Eso va a ser un partido brutal. Deseando que llegue para analizarlo en 38 Ecos.

    Respond
  • @JunqueraPer 9 septiembre, 2013

    Con Pereira disfrutamos mucho en el Racing de Ferrol hace ya unos cuantos años (2007-2008) donde se veia que segunda se le quedaba pequeña y que tenia que triunfar si o si en primera.

    Por cierto y hablando del Racing y el Villareal unos años antes tambien tuvimos a Uche y a Javi Venta que nos dieron unosresultados impresionante aunque del lateral (mucho despliegue pero no muy sobrado tecnicamente) no me esperaba que llegara tan lejos en su carrera.

    Respond
  • @giorgioV8 9 septiembre, 2013

    Cómo molan los textos de Manuel!
    Yo también, como imagino muchos, pienso que el Villarreal no mereció bajar a Segunda. Estaba haciendo las cosas demasiado bien para merecerlo. Pero bueno, ya los tenemos de vuelta, y desde luego el equipo llama la atención.

    Jonathan Pereira es un caso muy extraño. Yo creo que ningún equipo le haria ascos para tenerlo en plantilla, y cuando digo ninguno, lo digo tal cual. Es que piensas en revulsivo o partido atascado, y es fácil que te venga su nombre a la mente rápidamente.
    Y sí, es llamativo que Pina o Hernán Pérez sean suplentes, esto habla de las capacidades del equipo.

    Me gusta que destaques las cualidades de Cani, un futbolista a mi modo de ver siempre algo infravalorado.

    Respond
  • javi15195 9 septiembre, 2013

    Pude seguir varios partidos de este equipo en su etapa en la categoría de plata, y la verdad es que es un gran mérito por su parte el no dejar a un lado su esencia del fútbol. Hasta el fin del mundo con el el buen trato de balón de por medio. Tras su descenso, se fueron jugadores importantes, pero resurgieron otros como el extremo Hernán Pérez o la gran calidad de Manu Trigueros. De gran ayuda fueron que hombres tan trascendentes como Musacchio o Bruno Soriano permanecieran en el club para lograr el ascenso. Es recomendable ver los partidos de liga de este Villarreal 2013/2014, ¿no? ^^

    Respond
  • @Markinhos_1990 9 septiembre, 2013

    Lo del Villarreal fue muy injusto. En cuanto a hacer bien las cosas se refiere, dentro de las posibilidades de cada club, siempre fueron de los mejores y en una temporada en la que les pasó de todo y todo fue malo, se fueron a última hora para segunda. Por suerte, solo fue durante un año.

    El proyecto de este año tiene buena pinta por los jugadores que han juntado y la idea, aunque aún no he visto ningún partido suyo.

    Respond
  • Jorge 9 septiembre, 2013

    Uno de los mejores goles que he visto yo en directo (si no el mejor) fue de Pereira a Kameni en el Sardinero, cuando jugaba en el Racing, le metió un quiebro con la cadera que lo mando al suelo sin tocar el balón, todo esto estando ya en el área pequeña prácticamente. En el Racing no tuvo suerte pero siempre me ha parecido un jugador muy interesante, con una técnica excepcional, buen golpeo con ambas piernas y muy "pillo" aunque con una cierta tendencia a resbalarse y caerse el sólo que esperó que haya solucionado jeje

    Respond
  • @pablofg_21 9 septiembre, 2013

    Vaya nivel el de Bruno Soriano. No me cansaré de decirlo hasta que haga un mal partido (igual eso no pasa, ojo).

    Respond
  • @migquintana 9 septiembre, 2013

    @giorgioV8 & Jorge

    El problema de Jonathan Pereira es que su rol siempre ha quedado reducido al de revulsivo y, encima, tampoco es que tenga una gran cuota de gol para hacer una apuesta continuada. En este Villarreal encaja a la perfección, así que ojalá tenga una explosión tardía como la de Rubén Castro, Piti o algún que otro jugador con calidad que pasó por muchos equipos, siempre prometiendo y nunca confirmándose.

    @javi15195

    Para mí, de lo que va de Liga, los equipos más fetiches para ver son a los que hemos dado hoy protagonismo en Ecos: el Celta de Luis Enrique y el Villarreal de Marcelino. Quizás también el Almería de Francisco es otro al que no hay que perderse, pero con más cautela.

    @Markinhos_1990

    No supo sufrir. De todas formas, como en el caso de otros equipos, ojo no haya aprovechado la oportunidad que resulta a veces la Segunda División para reconstruirse, rearmarse y volver a encarar la Primera a tope. El otro día estuve leyendo, creo que en Sphera Sports, un artículo sobre su balance económico y, con todo este añito en el infierno, su situación ha mejorado bastante.

    @pablofg_21

    Es su gran cualidad, como la de Illarramendi. Ya tiene que estar desacertado o verse superado para que se diga que Bruno Soriano ha jugado un mal partido. Qué bueno tenerlo de vuelta.

    Respond
  • @AlexSM10000ft 9 septiembre, 2013

    ¿Dirigía al Racing Marcelino en aquella temporada en que Zigic llegó cedido en el mercado de invierno y se marcó una locura de segunda vuelta junto a Jonathan Pereira? Anda que no molaba esa pareja… Como la anterior Zigic-Munitis, pero con más velocidad.

    Aquel año a mi Pereira me tenía engañado. Lo hacía para llegar a un Valencia, Sevilla o Atleti.

    Respond
  • @giorgioV8 9 septiembre, 2013

    @migquintana
    La verdad es que le falta ese punto de resolución, de finalizar mejor lo que genera previamente. Seguramente sea lo que no le haya permitido asentarse. Igualmente jugador que nunca sobra.

    Respond
  • @DavidLeonRon 9 septiembre, 2013

    @pablofg21

    "Vaya nivel el de Bruno Soriano"

    Qué carrera más rara la de este chaval.

    Recuerdo cuando hablábamos en Ecos por 2009 o 2010 sobre el fichaje tan interesante que sería para el Milan. Fue a la Selección, tenía gran futuro…

    Ahora tiene 29 años y no ha salido del Villarreal. Yo creo que había futbolista para algo más.

    Respond
  • Guillermo Ortiz 9 septiembre, 2013

    Me encanta Jonathan Pereira. Lleva sonando para el Celta desde hace mucho tiempo pero por unas cosas o por otras nunca se concreta. Como bien apunta Quintana yo también creo que puede ser un caso de explosión tardío como el de Rubén Castro o Piti.

    Respond
  • @AskR_13 9 septiembre, 2013

    La verdad es que los jugadores que tiene en la ofensiva el Villarreal, además de muchos y buenos, son muy variados. Por ejemplo, en el partido contra Osasuna, que pase de Gio+Pereira con Trigueros en el centro con un fútbol muy dinámico, presión en campo contrario y asociación en pequeños espacios a Perbet+Uche con Pina en la medular, mucho más atrás, esperando y jugando muy directo sobre los dos puntas. Esto lo pueden hacer pocos equipos, sumando la base (inamovible por ahora) de Aquino en la derecha, Cani en la izquierda y Bruno en medio, que se adaptan perfectamente a los dos estilos de juego (y que creo que lo han jugado todo).

    Tal vez el Villarreal pueda sufrir contra equipos más grandes por los 4 de atrás, pero en la parte de arriba no está a mucha distancia de ellos (hablo de Valencia, Sevilla, Betis, Real…). Esto puede ser ir demasiado lejos, ya que llevamos sólo 3 partidos y esta situación puede ser un mero pico de forma, pero me parece que el Submarino puede aspirar a Europa League. Pero poco a poco.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.