Paris Saint-Laurent


Si bien en la temporada 2011-2012, con Antoine Kombouaré en el banquillo (cortado a mitad de campaña), la plantilla del Paris Saint-Germain contaba con varios jugadores de notable protagonismo actual (Sirigu, Alex, Jallet, Motta, Matuidi, Menez, Sakho, Maxwell, Pastore), podemos decir que la Ligue 1 2013-2014 que hoy comienza puede considerarse el segundo año del Grand PSG, el proyecto de Nasser Al Khelaifi. El de Thiago Silva, Zlatan Ibrahimovic, Marco Verratti y Lucas Moura; el del vigente campeón de la pujante liga francesa, uno de los “ocho mejores” equipos de Europa la pasada temporada y vértice del nuevo escenario económico y futbolístico que sigue estabilizándose con decisiones de enorme ambición y mayor credibilidad.

Ser referente europeo desde el campeonato galo tiene su aquel. París es una de las grandes ciudades europeas que no tiene como reclamo turístico un gran templo futbolístico y es capital de una nación que no presenta un equipo realmente hegemónico en vitrinas o aficionados (reciente heptacampeonato del Lyon o el lejano St. Etienne 60’-70’ a un lado). Existe pues un gran equilibrio entre las diferentes hinchadas. Por ello, asumir la responsabilidad de crear un potencial campeón de Europa en una de las grandes urbes europeas y en un campeonato tan disgregado, concibe unas expectativas que el dinero realza más que suaviza y el sentido común y una gran organización ayudan a cumplir. La llegada del Monaco pondrá en alerta toda esta historia y conseguirá que el conjunto parisino aumente en autoexigencia, vuelva a caminar de puntillas durante nueve meses y luche por todos los títulos que dispute.

El conjunto de Nasser Al Khelaifi busca una hegemonía local que culmine con la corona europea

Probablemente el único movimiento en falso desde que Kombouaré fue destituido hace ya dos temporadas haya sido la marcha de Carlo Ancelotti. Con el italiano, el Paris Saint-Germain resultaba verosímil. Marquinhos y Cavani son sensacionales fichajesLeonardo y Carletto eran la experiencia y el crédito en la parcela técnica, mientras en el campo el equipo implementaba calidad, juventud y atractivo (más de futbolistas que de juego). Sin ventas de sus mejores hombres, con una aceptada eliminación a manos del Barça y Le Championnat en sus vitrinas, el PSG alcanzaba, no sin sobresaltos (Carlo fue cuestionado a finales de 2012 y cayó en la Copa a manos del Evian), el campo base que reclamaba su inversión. Todos sus própositos eran creíbles y su creciente y sólida imagen como producto generaba confianza. Tras la sanción a Leonardo y un verano de negaciones y resignación final en el caso de Ancelotti, el Parque de los Príncipes maneja ilusiones: “Laurent Blanc”, Marquinhos, Edinson Cavani y un bloque de jugadores de enorme impacto internacional.

El primero de ellos, el entrecomillado arriba Laurent Blanc, que ya como jugador tenía aspecto de profesor, de físico antiguo y carácter técnico, llega al cuadro parisino con aire serio, pasaporte autóctono e ilusión renovada tras el agridulce paso por la selección nacional. Su Girondins dio nombre y puso precio a los Chamack, Diarra, Gouffran, Gourcuff o Tremoulinas, alzándose con el título mediante un juego convincente y desarrollando una sobresaliente competitividad en Copa de Europa. La cuestión es que el PSG barajó nombres para su banquillo que quizás proyectaban un relativo largoplacismo que no parece encajar con el míster alesiano, pues éste responde más bien a la búsqueda de una confianza relativa hasta que los resultados consigan justificar sus capacidades. Blanc, habiendo firmado dos años, ha de despejar la sensación de segunda opción y año uno ante un vestuario complejo.

Laurent Blanc tendrá que ganarse la confianza. Algo que ya le costó a su antecesor, Carlo Ancelotti

En el plano deportivo, el PSG de Carlo Ancelotti era un equipo de tempo andante, con un potencial físico realmente portentoso (no sólo desde el punto de vista muscular y de envergadura, sino en rapidez y elasticidad)El sistema defensivo del PSG es sobresaliente, casi infranqueable y que tenía en su fase defensiva y el robo constante su razón de ser, su núcleo futbolístico. Eso no cambiará. Tanto a balón parado como en la defensa de su arco los parisinos no tienen comparación: despejan todo en su área y rematan todo en la contraria. Un rasgo característico de su sistema defensivo consiste en forzar al rival a profundizar siempre, sin excepción, por banda. Es prácticamente imposible ver una cadena de pases o un slalom individual que supere tanto talento y poderío defensivo en el carril central. Cuentan con grandes especialistas en la recuperación (Matuidi, Motta, Verratti) que se escalonan y tapian el espacio ante cualquier atrevido que ose superarles. Y detrás siempre espera el que probablemente sea mejor central del momento y un fichaje de extraordinario potencial y juventud. La anticipación y exuberancia de Marquinhos subirá aún más el nivel y, sobre todo, la altura defensiva de una línea de cuatro que se complementa con la llegada del profundo y técnico Digne en el lateral zurdo.

Aunque Laurent Blanc no tiene demasiado margen para cambiar las cosas, sí que matizará las entrañas futbolísticas del equipo para dar con una fase ofensiva algo más protagonista… siempre y hasta donde su jugador más importante lo permita. Todo lo que sucede en un equipo liderado por Zlatan Ibrahimovic ha de ser cotejado. Él marca la altura de su equipo en ataque, el verdadero campo de gravitación donde alrededor todo se traslada por pura adaptación. Máximo goleador, con casi un gol por partido, el delantero escandinavo sigue siendo su propia pizarra. Por ello Ancelotti abrió a Pastore a la banda y simplificó los movimientos de Menez, Moura y Lavezzi como asesinos del espacio y el uno contra uno.

Las características de Edinson Cavani encajan con las de Ibra y se suman a la agresividad de Lavezzi

Sin haber debutado aún uno de los fichajes más importantes del fútbol continental, Edinson Cavani, Blanc ya ha ido probando en amistosos y en la pasada Supercopa francesa movimientos ofensivos más pronunciados. Y aquí vienen las variantes del equipo y donde más trabajo tiene el preparador francés. Considerando que el uruguayo y Zlatan son futbolísticamente compatibles (Cavani gusta de romper desde fuera; Ibra apoyar por dentro) el equilibrio para Blanc parece estar en los laterales. Maxwell interpreta con experiencia cada movimiento de su compañero de banda, Digne posee una personalidad marcadísima para ser protagonista en ataque y Jallet tiene carencias que quizá un fichaje pueda compensar, pero es insistente y voluntarioso en la ocupación de su banda aunque sea a una altura muy avanzada para su técnica. La cuestión es equilibrar.

Por dentro, Blanc cuenta con Lucas Moura, Pastore, Pocho Lavezzi, Jérémy Menez (con Blanc no tuvo especial protagonismo en la Eurocopa) y puede que el escurridizo y jovencísimo Hervin Ongenda (otro de los canteranos del club que se suma a los Sakho, Chantome, o el emergente Rabiot)Moura es arranque, Lavezzi la potencia y Pastore el embrague para ocupar las bandas del equipo. Y ya desde que se inicia la jugada Blanc está ordenando a Moura, Pastore o Lavezzi dar posibilidades de pase interior al que posee el balón, algo que de resultar un movimiento permanente, puede no resultar idóneo para alguna que otra opción elegida por Blanc. El único jugador horizontal que hay en la plantilla que no es pivote es Pastore, un futbolista de crecimiento lento en su carrera y seguramente insuficiente para elaborar planes profundos de dominio. No obstante y como apoyo es el único jugador de gen pasador, tenga o no peso real en el juego. Pero la pasa. Se coloca, se orienta y cede a un lado, da continuidad a una cadena de pases. Si la salida es lateral, conecta con Maxwell; si es central, conecta con la dejada de Ibra en largo o en corto con Verratti (su salto al mando del equipo debe producirse ya). El resto de jugadores son verticales. De ahí que Pastore pueda jugar con ventaja si Blanc se pone romántico.

En la otra banda juega Lucas Moura, uno de esos jugadores que sacuden el campo como pocos ahora mismo. Futbolista que no tiene antídoto individual y del que el PSG ha de sacar mayor partido. Aquí está la gran duda de las ideas de Blanc, si comprender la esencia del brasileño o limar su principal arista y ensamblarla en la idea. Moura no es mediapunta, sino un motor. Incluso en zonas interiores y de espaldas al marco, Lucas arranca como un bólido y tritura un sistema desde la nada. Pero galopar por dentro en conducción estando Zlatan por ahí y otros tantos rivales poniendo el muro exige o de mano muy izquierda de su mister o de abrirle sobre la cal y jugar con su letal cadera. Moura abierto es una amenaza privilegiada. Y Blanc tiene que elegir: que Lucas tire la diagonal con la pelota ya en su poder desde el extremo o que él se mueva hacia dentro antes de controlarla. Una cuestión táctica que es más importante de lo que parece para un sistema que ha de abrirse o cerrarse con un timing casi perfecto.

Blanc deberá elegir entre Ezequiel Lavezzi y Javier Pastore. Verticalidad y orgullo contra pase y control

La otra opción es el Pocho. Delantero con Ancelotti, ha de ser banda con Blanc (y tercer delantero, obviamente). Si Pastore puede jugar con la ventaja (en Pastore sería ventajita) de ser un apoyo horizontal, Lavezzi es un carácter más profundo en la proyección del equipo como colectivo. Es más agresivo, es más orgulloso y es mucho más determinante que Pastore. Una vez Cavani* lo relegue a otras funciones, Lavezzi, desde su actividad, puede otorgar al equipo intensidad y profundidad, que nunca sobran. Un nervio al estilo de Suárez o Costa que contagia y desgasta defensas de cualquier puesto (laterales, centrales y mediocentros). El caso es que a Cavani le gusta mucho caer hacia la banda y aparecer con los rivales girados y ese desempeño vuelve a sumar a Pastore una nueva ventajita para tener un apoyo interior mientras el charrúa juega por fuera. Por último, Lavezzi tiene más amor propio del que nunca podrá tener su compatriota y eso en la lucha por un puesto es vital. Ezequiel es todo mandíbula. *Apunte: no es descartable una evolución al 4-3-3 con Pastore/Motta/¿fichaje? de interior y Cavani de extremo izquierdo.

Sirigu; Jallet, Thiago Silva, Marquinhos, Maxwell/Digne; Verratti, Matuidi, Lucas, Lavezzi/Pastore; Cavani, Ibrahimovic. Con Motta, ¿Sakho?, Alex, Digne, Menez, Ongenda… desde el banquillo. Plantilla para ser candidato a todo. Año de experiencia acumulado, defensor del título en Francia, juventud y veteranía hacen del Paris SG uno de los proyectos más interesantes del continente. Su lucha con el Monaco será el gran atractivo de un campeonato que en poco tiempo ha adquirido una relevancia internacional más que notable. Con Laurent Blanc a la cabeza y con el Montpellier de Jean Fernandez y el extravagante Nicollin como rival, hoy comienza la Ligue 1 para el Paris Saint-Germain.


Referencias
Ryan Chase


23 comentarios

  • Mark 9 agosto, 2013

    *Apunte: no es descartable una evolución al 4-3-3 con Pastore/Motta/¿fichaje?

    O ¿Verratti-Matuidi-Pastore? Con una linea con Cavani izquierda, Ibra y Moura. Aunque estos mismos jugadores puedan organizarse en 4-2-3-1 o 4-4-2.

    Respond
  • yoxter 9 agosto, 2013

    yo lo de cavani no lo pillo ¿64 palos?¿donde va a jugar?¿hacia falta teniendo a slatan, lavezzi, menez y moura?, yo ya veo que estos jeques se la pasan pipa jugando al futbol manager, que sinceramente no creo que esto lo hagan por negocio, vamos que se aburren con tanto dinero. Y no los culpo, al final que cada uno haga con su dinero lo que quiera, si no hace daño a nadie pues venga adelante.

    Dicho estola operación cavani rompe el mercado para siempre, pero de una forma brutal como nunca había sucedido, ni los 98 de cristiano, ni los 100 que se pagarían por bale. Y es que ahora después de pagados 64 kilos por cavani quien puede culpar al liverpool al pedir 80 por suarez, o que el anzhi quiera 60 para vender a hulk. Igual es cosa natural, por la inflación digo, pero no deja de sorprenderme como de un momento a otro se inflan los mercados.

    Respond
  • Abel Rojas 9 agosto, 2013

    Mi mayor preocupación es el lugar de Lavezzi. Lavezzi a mí no me mata, no me apasiona, de hecho visual y subjetivamente no me gusta. Cuando me siento delante de una televisión a ver un partido no quiero ver a Lavezzi, la verdad. Pero me parece crucial en este PSG. Es el único que tiene nervio y constancia.

    Pastore es mucha clase sin recipiente ni contenido, Lucas de momento son 5-6 jugadas por noche -las 5 o 6 de la jornada en la Ligue 1 y parte de Europa, eso sí- y Zlatan es la parsimonia más lenta. Lavezzi es el dinamizador. El tipo que se mueve por las tripas del rival a toda velocidad abriendo y recorriendo caminos peligrosos.

    Ahora llega Cavani, que va a jugar porque tiene más de 20 o 25 goles. Además la presencia de una referencia como Zlatan le permitirá jugar siempre de cara y a los espacios, como a él le gusta para disimular sus -importantísimas- carencias. Pero… ¿Lavezzi debe ser el sacrificado? ¿y quién juega entonces?

    Respond
  • @Juantelar 9 agosto, 2013

    Muy interesante la Ligue 1 que empieza hoy.
    El PSG tiene una de las mejores plantillas de Europa y este año las exigencias serán mayores, porque pese a la marcha de Ancelotti la plantilla, que ya era buena, ha mejorado e incrementado su nivel. Son los claros favoritos para el título, y casi diría que candidato único. Porque el Monaco, que está haciendo grandes fichajes y se postula como la gran alternativa, no deja de ser un recién ascendido, un proyecto ambicioso que acaba de dar sus primeros pasos y que está juntando mucha gente nueva, y un equipo no se construye de la noche a la mañana. Parte en clara desventaja ante un proyecto mucho más consolidado como es el parisino.
    Y tampoco veo a ninguno de los olympiques dando la sorpresa, supongo que pelearán por los puestos de Champions.

    Sobre el fichaje de Cavani. Yo en su momento lo entendí más como una solución por si Ibra se marchaba (había muchos rumores al respecto). Y con su llegada y la permanencia del sueco pensé que sería Lavezzi el que se marcharía. Al final, o de momento, no ha salido nadie de los de arriba. Ibra y Cavani incompatibles no son, pero no sé que tal casarán, porque además todavía no les ha probado juntos Blanc, ¿no?
    Mucho interés también en Rabiot, al que "descubrí" en el europeo y me dejó fascinado. Y del Lyon tengo ganas de ver a Benzia, que con la marcha de Lisandro (y puede que Gomis también) puede que asuma un mayor protagonismo.

    Respond
  • Abel Rojas 9 agosto, 2013

    @ Juantelar

    Para mí no solo no son incompatibles Cavani y Zlatan, sino que además creo que el uruguayo necesita al sueco para rendir bien en un equipo obligado a ganar todos los partidos.

    Cavani en ataque estático es bastante flojo cuando juega de referencia. Es demasiado discreto a nivel técnico, en todos los sentidos. Y además tampoco sabe moverse demasiado bien. Sin embargo, si le permite llegar desde atrás o con diagonales en algunas situaciones, su rendimiento se multiplica.

    No es casual que su mejor partido en la última ConfeCup fuese jugando en banda derecha. Es que no sabe jugar de delantero centro puro.

    Zlatan tampoco lo hará, pero cuando el PSG tenga la pelota muy arriba él será quien ocupe el centro y Cavani tendrá más libertad para ir a bandas y tal, intuyo.

    Respond
  • xurxixur 9 agosto, 2013

    @Juantelar. Realmente los jugadores clave del Mónaco han jugado juntos, James, Falcao y Moutinho han jugado juntos,la defensa no es top,pero creo que todavía nos espera un refuerzo. No creo que vayan a tardar en adaptarse y necesitan meterse en la UCL para hacer más atractivo el proyecto.

    Respecto al PSG es el gran favorito,tienen un plantillón,fichó bien,pero tiene que gestionar 3 competiciones,ojo a esto. Siguen Thiago Silva,Verrati e Ibra pese a los rumores. Y además está Lavezzi tanto en banda como alguna ocasión en el Napoli,como en punta. La compatibilidad de Ibra-Cavani está fuera de toda duda,pero sería erróneo esperar 25 goles de cada uno. A ver como se reparte la responsabilidad goleadora. Yo creo que debido a sus recursos Ibra puede marcar menos,algo que Cavani,pese a sus muchas virtudes no puede permitirse debido a su constante aparición en el final de la jugada. Favoritos los capitalinos,después el Mónaco,pero ojo a esta liga,que es muy abierta como bien demostrarion hace poco Montpellier y Lille.

    Respond
  • @migquintana 9 agosto, 2013

    Qué bien podría encajar este equipo en las manos de Villas Boas.

    @Mark

    Casi que prefiero una línea con Verrati, Matuidi y Motta que con Pastore. 😀

    @Juantelar & @Abel

    Yo estoy con Abel. No sé cuantas grandes estrellas mejorarían con Ibrahimovic al lado, pero yo diría que una de ellas es Cavani sin el más género de dudas. Encajan muy bien, no se van a pisar sobre el campo y, además, el uruguayo va a quedar descargado de esa presión brutal de encabezar un proyecto gestado para hacer grandes cosas también en Europa. No es por quitarle mérito de lo que ha hecho en Nápoles, ni mucho menos, pero este reto parece muy diferente y, suceda lo que suceda, dudo que a Zlatan lo retiren de su trono.

    Respond
  • Abel Rojas 9 agosto, 2013

    @Quintana

    La fe de algunos en Villas Boas es un tanto optimista ^^

    Respond
  • @migquintana 9 agosto, 2013

    No te voy a decir lo contrario, pero el PSG encajaría bastante en lo mejor que ha dado Villas Boas como técnico. Ese Marquinhos como central junto a Thiago Silva, con Verrati y Matuidi en el centro del campo y futbolistas ofensivos como Moura, Cavani o Ménez… le pega más al portugués que a Carletto o al propio Blanc.

    Respond
  • @DavidLeonRon 9 agosto, 2013

    @yoxter

    "yo lo de cavani no lo pillo ¿64 palos?¿donde va a jugar?¿hacia falta teniendo a slatan, lavezzi, menez y moura?"

    Yo discrepo. Cavani me parece un gran fichaje para este PSG. Recordemos que a estos les encanta llegar en velocidad, que no son de presionar muy arriba y que salen con espacios… Ahi el uruguayo mola.

    La duda es la que comenta Abel. Lavezzi es importante pero no sé si en banda izquierda es el jugador ideal. Creo que el Pocho no es eso. Pero claro, si su competencia es Pastore, te pones a dudar.

    Respond
  • Kundera 9 agosto, 2013

    Lo dije en Twitter en el momento en que se oficializó. De todos los destinos posibles de Cavani, fue al que más encajaba. Abel respondió con la coletilla de "Si se queda Zlatan" y claro, es que Zlatan es el futbolista de la ecuación. Cavani llega a un contexto que le va a permitir potenciar sus virtudes, que las tiene, y ocultar sus deficiencias, que también las tiene, aportándole a su equipo varias cosas: una fuente de gol y energía en ataque -y presión-. En otros equipos esto no hubiera sido así.

    Ahora, hablando de la Ligue One, ojo con el Mónaco que tiene un equipazo.

    Respond
  • @OLyon1950 9 agosto, 2013

    Ojo también que para este curso tendremos de entrenadores en la Ligue 1 a algunos de estos personajes: Fabrizio Ravanelli, Christian Gourcuff, Claudio Ranieri, Jean Fernandez, Claude Puel, Laurent Blanc, Phillipe Montanier. 😀

    Respond
  • @Chase_Ryan 9 agosto, 2013

    Que plantilla tiene Blanc a su disposición… Es una locura. Creo que hay que remontar al época del Marseille campeón de Europa para encontrar algo similar.

    Ahora el mayor desafió lo tiene probablemente el. Porque a diferencia de su Bordeaux, ese PSG no es un grupo de futbolistas dóciles que pueden vivir como outsider. Tiene super estrellas y estrellas y la presión de sus traspasos. Es claramente un nuevo territorio para Le Président.

    Yo, tras su etapa con la selección francesa, tengo mi dudas sobre su capacidad para gestionar tal grupo. Supongo que el ha aprendido cosas (lo ha dicho el mismo) y que tratara de no repetir algunas errores pero tampoco creo que su visión ha cambiado.
    Sus declaraciones sobre los posibles problemas de egos y el hecho que esos problemas no serán su responsabilidad pero la responsabilidad del Zlatan y Cavani -por ejemplo- lo ilustra claramente. Considera los futbolistas como adultos que deben comportarse de manera responsable y no cree que en su rol de entrenador esta otro de educador. Eso no le mola ni le interesa.

    Al nivel de su propuesta, es pronto para identificar lo que quiere, pero es bastante seguro que el PSG se dirige hacia un fútbol de ritmo mas alto y mas agresivo. El quiere tener la posesión, si, pero también jugar en los espacios y mostrarse vertical. No ha cambiado de sistema respecto al trabajo de Ancelotti y tras el fichaje de Cavani, dudo que lo hará. Aunque, la posibilidad de utilizar a Cavani desde la banda izq y tener tres centrocampistas debe estar en su mente.

    Respond
  • @DavidLeonRon 9 agosto, 2013

    @Kun

    "Ahora, hablando de la Ligue One, ojo con el Mónaco que tiene un equipazo"

    Lo tiene pero también hay que decir, o al menos yo lo veo así, que sería muy extraño que un equipo 100% nuevo en todos los sentidos (hasta social) se pusiera a la altura del proyecto del PSG que ya acumula formación.

    Respond
  • Arroyo 9 agosto, 2013

    @Mark

    Por si se ha entendido mal, cuando digo lo del 4-3-3 con "Pastore/Motta/fichaje" me refiero a que uno de estos tres sería el interior izquierdo junto a Verratti y Matuidi, no que Blanc dejara al italiano y a Matuidi en el banquillo y pusiera un Motta-Pastore-fcihaje :DDDD Da lugar a equívoco, la verdad es que sí. Error mío.

    Y es un sistema que como dice Ryan, puede tener posibilidades factibles de aparecer con el tiempo, porque ahí Cavani está a gusto, te da trabajo y gol, puedes jugar con el Moura abierto, Ibracomo de falso 9 y hacer cosas con él, pero en principio va a ser 4-4-2. A ver esta noche.

    Respond
  • @TheMagician5GS 9 agosto, 2013

    El PSG tiene un equipazo línea por línea, la verdad. Este año debe ser el competitivo para los parisinos definitivamente. El proyecto faraónico ha tenido 1 año de "a ver qué pasaba", con la esperanza de que el proyecto cuajase y consiguiese algún título de la mano de Ancelotti. Y así fue, se ganó la Ligue One y se compitió en Europa. Este, en teoría, debería ser el año en el cual el PSG se consolide como una de los equipos punteros del continente, que sea candidato a todo. Los fichajes invitan a pensar en ello, pero yo tengo la duda del entrenador. El objetivo sigue siendo Wenger y quizás Blanc sea un técnico de paso antes de que se haga un proyecto a largo plazo con el alsaciano. Por ahí tengo mis dudas.

    Respond
  • @AndiOnrubia 9 agosto, 2013

    Hola amigos.
    Yo sinceramente veo un 4-2-3-1 de Blanc, como en Burdeos. Ibrahimovic ya no es un '9' puro y ahora baja a recibir para descongestionar en ataque. Es algo que ya hemos visto sensiblemente en pre-temporada, y que con Cavani al 100% se evidenciará más. Y ojo, Ménez creo que no va a tener protagonismo apenas con las irrupciones de Ongenda y Coman, dos jugadores a tener en cuenta esta temporada.

    Respond
  • @AndiOnrubia 9 agosto, 2013

    Pastore no puede ser el Gourcuff de Blanc con Ibrahimovic bajando a recibir. Yo lo veo más a Pastore como un Plâsil, pero para eso ya tenemos a Verratti, que tiene una capacidad técnica brutal. Como interior ha mejorado defensivamente y además, rompe al espacio con sus pases en profundidad. Buen socio de Cavani también.

    Respond
  • @AndiOnrubia 9 agosto, 2013

    Yo no se porque, pero veo un Ibra vs Cavani similar a un Messi vs Ibra en Barcelona. Pensarlo bien.

    Respond
  • @TheMagician5GS 9 agosto, 2013

    Mi comentario está incompleto, no sé por qué no ha salido entero xD

    En cuanto al tema Cavani-Ibra, uno compatibiliza al otro. Deben entenderse y ser esenciales, en que cada uno potencie las virtudes del otro. Cavani es el gol, el punch, la presión, el atacar el espacio y aprovechar los huecos; Ibra es el generador, el aguantar la bola de espaldas para que entren desde segunda línea, es calidad y pase, es delantero con alma de '10'. Por eso son muy compatibles. Habrá que ver si Cavani cae mucho a banda pero yo no descarto que Ibra se coloque un poco por detrás, de segunda punta, y Cavani se desenvuelva atacando los espacios y buscando los balones que Zlatan cree.

    También veo un pequeño problema en este PSG que son las bandas. Pastore y Lucas son dos jugadores geniales, dos magos, pero aparecen "de vez en cuando". El PSG pasó algunos tramos con mal sabor de boca la temporada pasada, quizás por la intermitencia de estos jugadores que dejaron a Ibrahimovic demasiado sólo. Este año es necesario que cojan algo más de regularidad y fuelle si el PSG quiere aspirar a todo.

    Muchas ganas de que empiece la Ligue One ya. Saludos!

    Respond
  • yoxter 9 agosto, 2013

    @DavidLeonRon

    No creo quesea incompatible con ibrahimovic, pero si con el 4-3-3 que plantea laurent. Tendrá que jugar en banda, posición donde nunca rindió igual con la selección. De mediapunta no lo veo y si acaso cambias a un 4-4-2 perjudicas al resto del equipo. la única sería que jugará en plan falso extremo, con mucha libertad para ubicarse constantemente por dentro, no se si es tácticamente el panorama ideal para este equipo. En todo caso los 64 kilos me parecen una barbaridad, aunque eso ya es otro tema.

    Por cierto que duros que sois con pastore, a mi su última temporada me pareció bastante buena, seguramente no a la altura de las expectativas iniciales puestas en el jugador(nuevo zidane, nuevo riquelme) pero mejoró bastante respecto a su primer año en paris. Ancelotti logró encontrarle una posición desde donde el chico podía aportar algo, ser un activo valioso, y el argentino se mostró voluntarioso en el campo, trató de hacer lo que pedía su técnico.

    Respond
  • Pablo 10 agosto, 2013

    "Si Pastore puede jugar con la ventaja (en Pastore sería ventajita)" Jejeje. Me causó gracia el comentario. Cuánta maldad…

    Son MUY diferentes Pastore y Lavezzi como para compararlos pero aún así me quedo con el primero.

    Respond
  • José Luis 13 agosto, 2013

    Pues a mí me parece que tanto PSG como City son los dos equipos que más y mejor se han reforzado del TOP 8 (Bayern, Madrid, Juve, Barcelona, United, Chelsea más los dos citados). Me parece que tienen un once increíble y una plantilla completísima. Algo que años atrás no tenían ninguno de los dos. Y además tanto el equipo celeste como el parisino tienen enormes entrenadores. Creo sinceramente que ambos equipos van a llegar muy lejos en todas las competiciones que disputen.

    Después de estos 2, el Real Madrid se ha reforzado muy bien, pero les falta la guinda; Bale. Bayern y Barsa pueden poner los mejores onces de Europa, pero el conjunto bávaro está siendo "tocado" demasiado por Pep -es mi opinión- y el conjunto azulgrana pide un central mínimo.

    Sorprendente lo del United y Chelsea. Ninguno de los dos ha mejorado sensiblemente sus respectivos equipos; incluso el United lo ha debilitado (caso Rooney).

    Lo dicho, espectante por ver a este PSG en Europa, y ver si es capaz de "pasearse" en Francia ante el otro-todo-poderoso Mónaco.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.