“La historia del fútbol”: episodio 81


El cartel de la Copa Intercontinental de 1992 parecía inmejorable. En Japón iban a enfrentarse el Barcelona de Cruyff, conocido con el apelativo de “Dream Team” y el mítico Sao Paulo de Telé Santana, liderado por el mágico Raí, hermano de Sócrates. El partido estuvo a la altura. Los culés se adelantaron en el marcador gracias a un golazo de Hristo Stoichkov a los trece minutos de juego. Pero el conjunto brasileño supo rehacerse gracias a su estrella, el mencionado Raí. El número diez anotó dos goles, el segundo de ellos tras un precioso lanzamiento de falta que sorprendía a Zubizarreta. Primera conquista mundial del club sudamericano.

Ocho equipos tomaron parte en la décima edición de la Copa Asia, dos menos que en el campeonato de cuatro años antes. El torneo tuvo lugar en Japón. La selección local aprovechó su condición de local para alcanzar la final tras derrotar en semifinales a China por tres goles a dos. En el encuentro decisivo, los nipones vencieron por un tanto a cero a Arabia Saudita (que repetía presencia en la final por tercera vez consecutiva). El héroe de la final fue Takagi, autor del único gol en el minuto treinta y seis de la primera mitad. Primera Copa de Asia en el palmarés del fútbol japonés.



Haz CLICK aquí para seguir la cronología completa de
‘La historia del Fútbol’, con más de 2000 entradas, en el
Timeline del Facebook de Ecos del Balón


8 comentarios

  • Abel Rojas 5 agosto, 2013

    Raí, el hermano malo ^^

    Hubo alguna vez un hermano malo más bueno que Raí?

    Los De Boer eran buenísimos pero no llegan ahí.

    Respond
  • @DavidLeonRon 5 agosto, 2013

    Muchas veces me he preguntado cómo de bueno era este Sao Paulo. Un partido es un partido, y la Intercontinental por entonces yo creo que tenía un punto de dificultad extra para el europeo por el desconocimiento que había. Pero claro, es que los de Telé Santana le ganaron en el 92 al Barcelona y en el 93 al Milan. Es que es mucha tela.

    Jugador por jugador… solo Cafú ha sido leyenda en Europa.

    Respond
  • @SVilarino 6 agosto, 2013

    Y en el verano del 92 le metieron sendas sobas a Madrid y Barcelona en Cádiz y Coruña. Cuatro goles a cada uno.

    Ese equipo del Sao Paulo es equipazo total, y aparte de Raí o Muller, que eran las estrellas, el papel de Toninho Cerezo (a su edad!), es bestial en ese ciclo ganador.

    Cada década, Sudamérica saca un equipo que es capaz de mirar cara a cara a los europeos con muchos menos recursos que estos. O que simplemente, como este Sao Paulo, es el mejor del mundo.

    Y, vamos a decirle, es la justicia poética para con Telé. Se merecía crear un equipo de este calibre y que además, ganase.

    Raí era una mala bestia. Pregunta en París si este no ha sido leyenda.

    @Abel

    Llámame insensible, pero no creo que la diferencia entre ambos haya sido tan enorme. Sócrates es romanticismo puro, pero Raí era un jugador bastante más dominante que su hermano, en mi opinión. Al pequeño le perjudicó el cagazo que le entró a Parreira en USA 94. Era su mundial.

    Respond
  • Kundera 6 agosto, 2013

    Gracias, Vilariño.

    Respond
  • Wembley_86 6 agosto, 2013

    De esa Intercontinental recuerdo que no me quedé a ver el partido, que lo dieron a las 4 ó 5 de la mañana, pero sí la sorpresa al día siguiente por la derrota del Barça de Cruyff. Cómo podía ser. De aquella no era como ahora, el desconocimiento por lo de fuera era importante, y Sao Paulo de Brasil sonaba a absolutamente remoto. Romario, por ejemplo, llegó en la temporada siguiente del PSV, de Holanda, una liga que ahora nos suena familiar, vemos resúmenes semanales y que está ahí al lado, pero entonces parecía que lo fichaban de algún otro planeta. Al menos para mí. Por eso quizá también en parte llegó el Mundial 94, con tantas selecciones y jugadores especiales, que en la conciencia de los críos futboleros nos quedó grabado como realmente mágico.

    Respond
  • @SVilarino 6 agosto, 2013

    Hombre, siendo en Japón la final, dudo que la diesen a las 5 de la mañana en España. Las Intercontinentales casi siempre cuadraban con nuestra media-mañana/mediodía. Vamos, que había que faltar a clase o llevarse la radio xD

    En otro orden de cosas, vaya diosada la camiseta de Japón. Mola mucho. Y sin embargo está maldita, con ella sucedió "la tragedia de Doha".

    Respond
  • Wembley_86 6 agosto, 2013

    @SVilarino

    Pues es verdad, esos partidos siempre son por la mañana. Pero mira, aquél en concreto fue a las 4 de la madrugada, no encontré la razón:

    tinyurl.com/npmrxu9

    Respond
  • São Paulo 2013 30 octubre, 2013

    Sólo quiero camiseta de São Paulo

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.