Cuando una Euro en las inferiores no te perpetúa


Al calor del éxito en Israel, orquestado con clase y acierto, no debieran los sub 21 de Lopetegui alzar demasiado las campanas al vuelo y olvidar que, como tantas otras veces ocurre en el fútbol, lo que un día son alabanzas y reconocimientos, otro son desaires e incomprensiones. No en vano, si bien una parte importante de los futbolistas que lograron destacar –y ganar- primero en las categorías inferiores después se han asentado en la élite, la inmensa mayoría suele perderse y, o bien caen profundamente en el olvido, o bien, aun siendo importantes para sus clubes, parecen estancarse y no seguir la proyección que les alumbraba. A lo largo de la historia de las inferiores de España, hay varios de estos casos.

Iván Pérez es el perfecto reflejo. Fue el estilete de la España campeona de Europa sub21 en 1998, pero durante su carrera le persiguió A Iván Pérez le pudo la sombra de su hermanoy destruyó el estigma de ser ‘el hermano de Alfonso, generando una expectativa que nunca correspondió. La historia de Keko, un extremo rubio afiladísimo campeón de Europa sub17 en 2008 también vale: aunque apuntaba a estrella emergente del Atlético, sendos préstamos a Valladolid y Cartagena le hundieron. Hoy vaga por Italia (Catania), donde ha jugado cinco partidos esta temporada. Toni Calvo (campeón sub19 en 2006) es un caso similar: salió con 20 años del Barça rumbo a Grecia, donde gustó las primeras temporadas, pero enseguida se diluyó, y hoy juega en Chipre, previo paso por Bulgaria. Más terrible es el ejemplo de Dani Aquino: debutó con el Murcia a los 17 y levantó el Europeo de la categoría ese verano (2007); pero cuentan que su mala cabeza y su falta de disciplina le sentenciaron, y tras pasos sin gloria por Valladolid y Oviedo, acabó en el filial (‘C’) del Atlético, desde donde, eso sí, dio el salto al primer equipo, con asistencia incluida a D. Costa en el último partido de Liga.

Aaron Ñíguez prometía muchísimo en las inferiores del Valencia.

La relación de futbolistas cuya fama se quedó en la edad juvenil o inmediatamente posterior sigue: Rochela (Deportivo), también fue campeón de Europa sub17 con Aquino, pero nunca se ha asentado en la máxima categoría, igual que Iago Falqué, cuyo pase a la Juventus levantó mucha ilusión pero quedó en nada para posteriormente derivar en una salida al Almería, equipo con el que puede subir a Primera; Solabarrieta (pilar de la defensa campeona sub19 en 2002, y hoy en el Melilla de 2ªB), Crespo (campeón sub19 en 2006, apodado el ‘nuevo Sergio Ramos’ tras su debut con el Sevilla y hoy en las filas del Hellas Verona que acaba de ascender a la Serie A), José Félix Guerrero (otro de los atizados por la figura familiar, además campeón junto a Iván Pérez en la sub21 de 1998), Robusté, Aarón Ñíguez, Jeffrén… Todos han probado, con el paso de los años, lo cara que se vende la estabilidad en lo más alto.

Ejemplos extranjeros

Huelga decir que este fenómeno no es coto privado de las selecciones españolas, que suman con el de Israel 12 títulos en categorías inferiores (13 si contamos el oro en los JJ.OO. de Barcelona ’92): el portugués Paulo Sérgio (máximo goleador del sub19 en 2003, después relegado a cesiones continuas a equipos modestos portugueses) es otro de los paradigmas, así como podrían serlo los alemanes Dejagah, Sukuta-Pasu o Savio Nsereko (particularmente éste último, campeón sub19 en 2008 y hoy carne de liga regional alemana), los italianos Nicola Amoruso (campeón en 1996) o Maccarone (máximo goleador en 2002, frustrado en Inglaterra, pasó por siete equipos en las últimas nueve temporadas) y por supuesto, los holandeses que ganaron el Europeo sub21 de 2007 (Babel, Maduro, De Ridder…) con el entrañable caso de Royston Drenthe (MVP del torneo) a la cabeza.



Cuando una Euro en las inferiores no te perpetúa, escrito por Manu Mañero


10 comentarios

  • Abel Rojas 24 julio, 2013

    A mí me gustaría decir que pienso que, cuando un jugador es buenísimo de verdad y tiene la cabeza en su sitio, triunfa. Por ejemplo, esta Sub 21 que a mí me maravilla tiene seguro un montón de triunfadores. Estoy seguro de que De Gea, Iñigo Martínez, Alberto Moreno, Illarramendi, Thiago, Muniain e Isco no se retirarán sin formar parte constante de la Selección, y tipos como supongo que Carvajal, Álvaro, Koke, Camacho, Tello, Morata, Rodrigo o los dos Álvaros harán una buena carrera en Primera División.

    También es cierto que, según lo veo yo, la crisis económico ha derivado en un crecimiento enorme de este tipo de torneos. Los equipos se ven obligados a tirar antes de la cantera y darles importancia, y el resultado es que llegan a estos torneos con un bagaje como jugadores que antes no tenían. El caso de los dos niños de la Real es el más evidente. O el de Koke, que es titular porque no se pudo retener a Diego.

    Por cierto, Drenthe siempre me pareció buenísimo. Yo creo que tenía las condiciones y tenía el fútbol.

    Respond
  • Pat4Fingers 24 julio, 2013

    Hola,
    antes de nada gracais por este buen articulo!
    Me gustan este tipos de articulos, que viene bien recordar de vez en cuando para que no se nos suba demasiado el exito a la cabeza y que algunos deje de pensar que España va a dominar el futbol mundial 10 años sin despeinarse.
    El salto entre "juveniles" y adultos es tremendo, que se lo pregunten a Ghana o España antes del 2008. Paises que dominanban bastante el futbol en categorias inferiores pero les costaba mucho concretar ese dominio en las absolutas.

    Me viene ademas en mente otro ejemplo por haber leido un articulo hace poco : la generacion del 84 en Francia, subcampeona en el europeo sub 16 ( gol de torres en la final contra España :) ) y campeona del mundo sub 17 si no me equivoco y de la cual ningun jugador llego a ser internacional absoluto, y algunos ni a profesional. Los mas destacados Sinama Pongolle y Le Tallec. Un caso curioso, digno de estudio.

    Un saludo

    Respond
  • Abel Rojas 24 julio, 2013

    @ Pat4Fingers

    Francia en las categorías inferiores tiene el problema del físico. Si va a por los títulos, tira de sus morenos y marca una diferencia de fuerza, velocidad, etc que es decisiva. Es lo que ha pasado mismamente en este Mundial Sub 20. Menos Pogba, ninguno de sus jugadores era del nivel de Óliver, Deulofeu o Jesé, por ejemplo. Pero se hicieron con el torneo.

    Francia debería tener mucha personalidad y las ideas muy, muy claras para pensar en el futuro. Y con esto no quiero decir que los rubios sean mejores ni ninguna tontería parecida, por ejemplo me extrañaría mucho que tuvieron dos proyectos de la talla de Varane y Pogba, pero a veces se tira de unos jugadores de musculatura muy desarrollada que no tienen nada más.

    Respond
  • Pat4Fingers 24 julio, 2013

    @abel

    el tema genera mucho debate tambien en Francia.Hubo un momento (principios del 2000) en el que al mas alto nivel federativo se decidio apostar exclusivamente por lo fisico. Supongo que seria despues de que se proclamara campeones de todo y con jugadores como Vieira,Thuram, Desailly que eran autenticos monstruos fisicamente. Lo malo es que en las propias canteras se empezaron a excluir a los "pequeños" sea cual sea su nivel tecnico. Solo importaba lo fisico.
    Aun hoy en dia saltan muchos jugadores a la fama con 22-23 años, trayectorias atipicas y sin haber pasado por ningun equipo juvenil (acaso la sub 21).Por ejemplo recientemente Alessandrini pero lo mismo paso con Ribery o Valbuena por ejemplo. Se han dado cuenta del asunto y ahora intentan privilegiar una formacion mas "española", basada mas en la tecnica. El problema como bien dices es que para ganar un torneo en juveniles, la via rapida es abusar del fisico, que a esas edades se nota mucho mas yo creo

    Respond
  • @DavidLeonRon 24 julio, 2013

    "Por cierto, Drenthe siempre me pareció buenísimo"

    Buenísimo no porque le costaba horrores comprender muchas cosas que pasaban en el césped, amén de tener problemas con su cuerpo.

    Dicho esto, nunca olvidaré un partido de Drenthe en el Hércules, en 2011, no recuerdo frente a qué rival. Fue una cosa de flipar, pero de flipar. De hecho, a modo de anécdota, recuerdo llamar a Abel por teléfono entre risas diciéndole si estaba viendo lo de Drenthe.

    Os juro que parecía Messi. Ni antes ni después le vi jugar un partido como aquel. Un partido de futbolista de 45 millones, no exagero. Lástima que no me viene contra quién fue. Año 2011, eso fijo.

    Respond
  • Abel Rojas 24 julio, 2013

    ¿Valencia?

    Respond
  • Abel Rojas 24 julio, 2013

    No, Villarreal.

    Respond
  • @DavidLeonRon 24 julio, 2013

    Ese!!

    Además vengo con vídeo incluso http://www.youtube.com/watch?v=fKVBgTuz9xo

    En serio, 45 millones aquella noche, no exagero.

    Respond
  • @AskR_13 24 julio, 2013

    Está claro que muchos de estos casos son por la cabeza, ésto es muy habitual también en la NBA, donde parece que se da un poco más a conocer las causas de todo, y hay alguna pieza que… Imagino que varios de estos también serán así. No digo que todos, ojo. Hay que ver la situación de cada uno.

    Respond
  • Arroyo 24 julio, 2013

    Recuerdo leer este texto y la idea me pareció muy buena pero no estuve de acuerdo con el ejemplo expuesto. Es decir, hablar de Aaron Ñíguez, Keko, Ivan pérez o Drenthe y demás es otra cosa muy distinta a compararlos con Isco, Illarramendi o cualquiera de esta sub-21. Todos los jugadores de esta última sub-21. Los primeros vivieron una época pre-exito de la selección, del modelo y del 'efecto llamada' que hace brotar el talento bajo el manto de un ciclo victorioso y casi invencible.

    Aquellos jugadores no tenían experiencia ninguna en 1a división y como digo, el contexto era el de una España que estaba fuera de las 5-6 mejores selecciones del mundo a nivel absoluto. Esta sub-21, como dije en Twitter, la firman absolutas del tipo Holanda por poner un ejemplo. Son futbolistas que llevan desde los 18 en la élite. De Gea lleva 4 temproadas de titular en Atleti y Manchester, salvo la del año pasado; Isco, Illarra, Iñigo, Thiago, Tello, Koke… Todos estos llevan más de 1 año con muchísimos minutos en la élite. Es decir, ya han triunfado antes de la sub-21. No son promesas ni futuros y emergentes talentos. Es que el camino lo han hecho a la inversa. Han triunfado en Primera y 'les ha tocado' por edad, jugar una sub-21 porque en la absoluta hay otra generación colosal y les cierra paso. U otros como Moreno, Montoya… que ya tienen experiencia interesante en Primera. Por eso digo que esta generación se explica de otra mnera muy distinta. Aquí no hay dudas de si serán lo que prometen. es que fueron antes de prometer. Son realidades ya.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.