Ese momento


Resulta fascinante comprobar como, año tras año, el descenso resulta imprevisible pese a tener siempre los mismos protagonistas. No sólo es cuestión de lágrimas, gemelos que se suben y aficiones que abarrotan los estadios, sino de algo más estructural. Está el equipo que siempre repite en estas lides (CA Osasuna), el recién ascendido que convence pero no gana (RC Celta de Vigo), la decepción de la temporada (RCD Mallorca), al que le falta continuidad pese a su gran calidad (Granada CF), el que hace una gran primera vuelta pero se deshace en la segunda (Real Zaragoza) y el que parece desahuciado pero se termina metiendo en la pelea (Deportivo de la Coruña). Son muchos los factores que influyen en este reparto de roles, pero una vez los adquieren las diferencias se estrechan. Entre la permanencia y el descenso, a veces, sólo hay un instante. Un momento inesperado pero trascendente; ilógico pero consecuente; azaroso pero evitable. Ese momento que puede terminar significándolo todo.

Granada CF. El gol de Nolito en Cornellà

La gran tayectoria final del Granada, salvándose prácticamente a falta de dos jornadas, tuvo su punto de partida en Cornellà-El Prat. Los granadinos llegaban a ese encuentro en una situación bastante delicada por la racha de nueve partidos sin conocer la victoria, por la nimia ventaja sobre el descenso y por un calendario que se antojaba harto complicado. El efecto inicial de Lucas Alcaraz se había diluido como la gaseosa tras la victoria ante el Deportivo y, pese a que los fichajes de invierno parecían los indicados, el equipo seguía sin conseguir carburar. Hasta ese día, claro. Pasaban pocas cosas en el encuentro, pero al Granada le bastó con un gramo de esa calidad ofensiva que posee para desequilibrarlo. Nolito acarició el cuero, lo posó en el césped con mimo y ejecutó el tiro libre con especial precisión. El balón entró rozando el larguero ante la impertérrita mirada de Casilla y el desasosiego del resto de aficiones implicadas en el descenso. A fin de cuentas, era el equipo con más talento de los de abajo. Si arrancaba, se iría. El resto lo sabía, y así sucedió. Subidos en la moto de Brahimi, en los hombros de Mainz y en la genialidad de Odion Ighalo, los nazaríes demostraron sus enormes posibilidades y ya nunca más volvieron a mirar por el retrovisor.

CA Osasuna. El gol de Patxi Puñal ante el Sevilla

Cuando el balón le llegó a Patxi Puñal, no le quedaba otra opción que meterlo por la escuadra. Corría el minuto 62 de la penúltima jornada liguera, Osasuna perdía un encuentro que debía ganar y el Sevilla estaba desvelando las razones por las que los navarros, en ese instante, estaban más cerca de Segunda que de Primera. Durante toda la temporada, los de José Luis Mendilibar han demostrado que son capaces de imponer su guión en los partidos, pero también que en muchas ocasiones esto no les basta para ganar. Sobraba actitud como siempre; faltaba más aptitud que nunca. En El Sadar confiaban en que fuera suficiente, pero el análisis estricto señalaba un déficit futbolístico que, a la hora de la verdad, parecía muy complicado de superar. Lo que sucede con estos análisis es que, obviamente, no pueden ponderar lo imponderable. Y lo que ocurrió en ese minuto, lo es. Era su segundo partido como titular en meses, estaba a 25 metros de la portería, la defensa del Sevilla salía disparada a tapar el disparo y su último gol databa de 2008, pero el capitán debía marcarlo y así lo hizo. Un gol que representa el valor de una carrera; un gol que simboliza el espíritu de un club. El definitivo 2-1 ya era únicamente cuestión de tiempo.

RC Celta de Vigo. El gol de Bermejo ante el Zaragoza

El “O noso derbi” resultó trágico en Vigo. El Celta había caído 3-1, agravando así su crisis y dejando respirar a su gran rival, pero más transcendental -si cabe- resultaba perder a Iago Aspas durante un mes. Él era la parte y el todo del club. La referencia futbolística, anímica y social. Así se demostró en los siguientes tres partidos, en los cuales el Celta sólo pudo sumar un punto. De forma anticipada, el duelo ante el Zaragoza se tornó en una final. Los de Abel cuajaron un muy buen partido, pero llegaba el tiempo de descuento y el 1-1 era insuficiente. Con Balaidos al borde del abismo, un balón de Orellana al centro del área sobrepasó a Park y le quedó muerto a Mario Bermejo, la figura clave tras el crack del Celta en Riazor. Era sólo su segundo año en el club, pero el vasco se vistió de líder ante prensa, afición y vestuario. Puso orden en el kaos y centró al equipo en lo verdaderamente importante. Ahora, el fútbol le devolvía el guiño y él no pensaba desaprovecharlo. Corrió hacia atrás, chutó con el alma y el balón se coló en la portería de Roberto tras dar en el palo. Luego volvería Aspas y quien anotaría el gol final sería Insa , pero el momento que permite a Vigo seguir siendo ciudad de Primera le rebotó en las dos piernas a Mario un 22 de abril.

RCD Mallorca. La lesión de Javi Márquez ante el Valencia

El Mallorca de Caparrós parecía destinado a luchar por Europa. Se habían ido piezas importantes como Iván Ramis o el Chory Castro, pero también habían llegado otras como Geromel, Javi Márquez o Gio dos Santos, que debían darles un salto de calidad. Así pareció confirmarse el 23 de septiembre, cuando el Mallorca derrotó 2-0 al Valencia de Pellegrino y pasó a ocupar la tercera plaza de la Liga con once puntos de quince posibles. El comienzo superaba todas las expectativas, pero aquel día algo se rompió en el equipo. Más concretamente, un tobillo izquierdo. Javi Márquez chocó con Valdez en el minuto 19, se retiró por el dolor y las pruebas mostraron que la lesión era más importante de lo previsto. El jugador por el que el club había hecho un esfuerzo económico, como reconoció Caparrós meses más tarde, debía estar fuera dos meses. A la postre, el tiempo justo como para que todo cambiara. El Mallorca tardó tres meses en volver a ganar, los problemas deportivos comenzaron a superar al técnico vasco, los extradeportivos a romper la estabilidad del grupo y el equipo se resquebrajó en mil pedazos. En febrero llegaría Goyo Manzano, pero fue incapaz de evitar el descenso pese a la emocionante insistencia de Pep Martí.

Deportivo de la Coruña. El larguero de Abel Aguilar ante la Real

La sensación que tenía el Dépor antes de la última jornada era un tanto extraña. Tras estar a ¡9 puntos! de la permanencia, habían logrado depender de sí mismos para mantener la categoría. Sin embargo, el equipo había perdido la inercia positiva y había dejado de emitir buenas sensaciones en el terreno de juego. La derrota en Pucela lo complicó todo, porque a Riazor llegaba una brillante Real Sociedad con la Champions en juego. Coruña se volcó con el equipo, pero las primeras noticias que llegaban de otros estadios no dejaban lugar al optimismo. Insa ponía en ventaja al Celta en el 15′ y Alfaro al Mallorca en el 17′, con lo que sólo quedaba ganar. El choque había empezado igualado, pero un gran gesto técnico del dulce Agirretxe creó la ventaja y Griezmann la convirtió en gol. Su remate fue tan malo que el balón entró perfecto. La fortuna le volvía a ser esquiva al Dépor, como lo había sido hace ya muchas jornadas para Oltra ante Levante o Betis. O como también lo terminó siendo para Fernando Vázquez y Juan Carlos Valerón cuando Abel, en el 76′, remató al larguero una jugada en la que parecía imposible no marcar. No había manera. El Deportivo necesitaba dos goles… y desperdició más del doble. Su bella historia no tuvo final feliz.

Real Zaragoza. El gol de Llorente en la Romareda

En un derroche de entrega e intensidad, el Real Zaragoza encaró la bocana de vestuarios con ventaja en su duelo ante el Athletic. Aunque los de Bielsa ya tenían la permanencia asegurada, no estaban dando una mala imagen. Simplemente, los maños llegaban a más sitios, con más ímpetu y mayor agresividad. Con la intención de aprovecharse de esto mismo, Marcelo dio entrada a Llorente e Ibai por Aduriz y Aurtenetxe. Los locales mantuvieron su dominio en el comienzo de la segunda mitad y bien pudieron sentenciar con Hélder Postiga en el minuto 50 o, indirectamente, con Iraizoz en el 63, pero no fue así. La Romareda apretaba como estaba escrito, pero su equipo se iba cayendo conforme pasaban los minutos y Manolo Jiménez se vio obligado a retirar a Montañés y Víctor. Bielsa respondió con Castillo y De Marcos como carrileros. Jaque mate. Los balones fueron llegando al área y, en uno de ellos, Llorente igualó el encuentro. En el descuento Ibai puso el 1-2, pero la Romareda ya había enmudecido. No sentenciaron cuando pudieron, Roberto no obró ningún milagro como en 2011 y el equipo fue víctima de su propio empuje. Un cuadro que resume a la perfección una temporada para el olvido que había comenzado aún sumidos en un sueño.


10 comentarios

  • SergioMartin91 2 junio, 2013

    Muy bueno el artículo Miguel.

    Simplemente me gustaría decir que, lo que comentamos ayer al final ha acabado pasando, de los 4 equipos de abajo solo ganaron 2, y, como casi todos pensabamos, el equipo del Cholo y el de Montanier salieron a competir aunque cada uno por un motivo distinto y eso al final lo acabaron pagando sus respectivos rivales.

    Desde una perspectiva general de la temporada, creo que los descendidos son más o menos justos, porque evidentemente el término justicia es subjetivo pero para mi el Zaragoza dejó de competir como se requiere en primera desde las primeras fechas del año, y eso en el campeonato de la regularidad se acaba pagando, en cuanto al Deportivo se agarro a la permanencia de la mano de sus 4 jugadores de arriba y los dos de mediocampo que para mí son todos de primera, pero creo que es justo señalar que su defensa no ha estado a la altura de la categoría, y por último, el Mallorca las lesiones han podido con el equipo Bermellón además, salvo ayer, ha adolecido la falta de concreción de ocasiones de gol, ya que en casi todos los partidos les ha costado horrores meterla en la portería, salvo ayer que se pusieron a regalar golazos por doquier, y también es verdad que su defensa desde una perspectiva global no ha sido demasiado buena.

    Por último, creo que el fútbol les hizo un regalo a los 4 equipos de abajo pero solo supo recogerlo el Celta, hablo de la salvación con 37 puntos que, en una liga como la española, es un regalo para cualquier equipo y creo que tardaremos tiempo en volver a ver una "salvación tan barata".

    Respond
  • Abel Rojas 2 junio, 2013

    Yo tengo que reconocer que todos los descendidos me han dejado cosas este año, y no lo digo por cumplir.

    El Mallorca me ilusionó al principio, hasta la plaga de lesiones. Me ilusionaban sus bandas, el inicio de Hemed y sobre todo su doble pivote Javi Márquez-Pina, con el enorme rendimiento del segundo en el primer tramo de competición.

    Del Zaragoza me quedo con su primera vuelta y la primera explosión de Víctor Rodríguez, especialmente cuando jugó de segundo punta por detrás de Helder Postiga. Además creo que Álvaro ha demostrado que sí, que es un central a tener muy en cuenta en primera división por muchos equipos.

    Y del Deportivo me quedo con su ilusionante tramo final, al son de Juan Domínguez y el último Juan Carlos Valerón en A Coruña. La demostración de que los gallegos tenían razón cuando decían que ese, y no ningún otro, era el método, porque ellos lo habían visto así en Segunda División y lo veían suficiente para Primera.

    Volverán 😉

    Respond
  • @DavidLeonRon 2 junio, 2013

    @Sergio Martin

    "Desde una perspectiva general de la temporada, creo que los descendidos son más o menos justos, porque evidentemente el término justicia es subjetivo"

    En realidad en La Liga el término justicia es más preciso que nunca. Son 38 jornadas y esto va de puntos sumados ^^

    Pero sí, comparto la esencia. Creo que Zaragoza y Mallorca dieron un poco menos que el resto. El Zaragoza con sorpresa, porque empezó bien. Y entre los gallegos, cualquier cosa hubiera podido pasar.

    Respond
  • @migquintana 2 junio, 2013

    ¿Cuáles fueron vuestros momentos claves en el descenso?

    @SergioMartin91

    En el caso de los cuatro equipos que estaban implicados, fíjate que yo creo que fue un problema de ir más cortos atrás que adelante. Es cierto que, sobre todo, Celta y Deportivo tuvieron muchos problemas para materializar el fútbol que creaban, pero es que lo de sus defensas fue un poco de verbena. Los centros laterales mataron a los vigueses, que no sabían defender por acumulación. En el caso de los de Coruña, hasta que llegó Fernando Vázquez regalaban espacios a coste de saldo. Luego el Zaragoza defendía muy arriba, con un central como Loovens que no sabía hacerlo, pero yo creo que se terminó desangrando en su propio área chica, sobre todo a balón parado. Y del Mallorca, que decir que no he dicho en @38ecos, el cambio del año I de Caparrós al año II ha sido brutal, tanto en lo individual (Aouate o Nunes) como en lo colectivo (de nuevo, balón parado).

    @Abel Rojas

    Yo creo que eres un poquito optimista. Yo también me quedo con cosas de todos los equipos, pero este año hemos visto como la parte de abajo ha ido muy cortita de muchas cosas. Todos han tenido graves crisis de resultados y siempre estaban cerca de la permanencia porque el resto no se destacaba. Incluso, al final, se ha terminado salvando un Osasuna que, quizás, era el equipo más débil futbolísticamente hablando; el Granada, con un fútbol gris que sólo cogió color en las últimas jornadas; y el Celta, que en 2013 ha sido una sombra de lo que fue sus primeros meses de regreso en Primera.

    Al fin y al cabo, también es lógico. La crisis económica se paga. La Liga ha perdido capacidad económica para fichar a delanteros de talla media pero importantes en un descenso, también para tener esa chispita de calidad física diferencial que te de consistencia, ese par de efectivos desde el banquillo que puedan cambiar la inercia… El talento de técnicos y jugadores, más un fútbol base que no deja de producir, nos está sosteniendo, pero tampoco se puede hacer magia.

    @David León

    El Zaragoza no comenzó bien, comenzó muy bien. Rozando la Europa League, dejándonos varios jugadores nuevos que debíamso conocer, con un clima institucional mucho más sano y un entrenador que, en ese momento, parecía que podía sostener un proyecto a medio plazo. Y se cayó el chiringo. No sé si era sostenible o si faltó capacidad de reacción en el momento en el que se torcieron las cosas, pero a mí me ha sorprendido mucho.

    Respond
  • Abel Rojas 2 junio, 2013

    A ver, es evidente que todos los de abajo han dejado más cosas regulares que buenas, claro que sí, no pretendo fundar una visión de color de rosa. Pero sí que creo que todos ellos en un momento u otro nos han dado un motivo para el disfrute o, en el menos optimista de los casos, para el interés. De hecho todos bajan teniendo un buen número de jugadores perfectamente aptos para Primera División.

    Respond
  • @alvarofrances9 2 junio, 2013

    El descenso este año ha estado baratísimo. Aún así, comprendo lo que dice Abel ^^

    Granada. Recordando ese partido que Quintana pone "punch", que partido más malo del Espanyol. Puede que ahí comenzara el descenso de los de Aguirre. Es el partido del "sabemos como es el negrito" y "eso que es él". Aún así, Granada me deja muy congelado. Yo lo achaco a que Anquela y Alcaraz no me terminaron de llenar. Con un entrenador jugoso, ojo.

    Curioso como un Celta que ha transmitido poco se salva. Sin embargo, sus vecinos, con lo que ha llenado Vázquez (que si la afición le lleva literalmente en volandas, que si le paran 30 veces por la calle para darle gracias, que si carreras por el área técnica…), se van a la B. Es muy curioso.

    Tema Real Zaragoza. Como curiosidad del partido que comenta Quin, qué Muniain por dentro. Su temporada es para olvidar, pero al RZ lo descosió por dentro. Somos equipo aspirina (nos marca Song, el Javi Guerra de inicio, Essien, el primer Modric, BODIPO…).

    Yo más que un punch como punto de inflexión, veo muchos. Veo una dinámica horrenda que ha ido encerrando un círculo vicioso. RZ se ha adelantado a Mallorca (ida), Málaga, Valencia, Dépor, Real Madrid, Celta y Athletic. A todos ellos les ha ido ganando y no ha sabido cerrar el partido y ha acabado siendo remontado. Entre esos están los dos equipos que nos acompañan a Segunda. Los minutos finales han pesado mucho a este equipo. Claro, el ir por delante, con lo que te juegas, y ver que el reloj avanza y que tienes que amarrar como sea, genera ansias.

    Luego, eso que comentas Mig como tema del inicio del RZ (Europa League), creo que hizo mucho daño en su día. MJ ya salió diciendo que eso era irreal. Y el tiempo ha dado la razón. Se ha pecado de no tener los pies en la tierra un poco. Al fin y al cabo, la primera parte de la temporada es buena, pero tampoco es una cosa bestial. La Romareda era un regalo para el rival. Eso, en un equipo que se quiere salvar, es insostenible.

    Mal Roberto. Muy mal Roberto. Dudoso por alto, abarcando menos espacio en la portería, peor gestión del área, fallos gordos… Es que eso el año pasado te valió una salvación.

    Yo, si me tengo que quedar con una cosa del RZ esta temporada, es con Abraham. Y lo digo porque me sorprende que poca gente lo comenta. En mi once de la liga, va él en el lateral zurdo. He visto ahí una cosa muy potente. Pero no sólo ofensivamente. Ha mejorado en conceptos defensivos. Se coloca mejor, anticipa mejor y mide mejor. Para mí, el mejor de la temporada.

    Y la falta de constancia ha minado. Sapunaru, Apoño, Helder, Víctor son jugadores claves que han ido subiendo y bajando de la ola. Y Montañes me ha gustado, pero creo que es un jugador del que se deberían sacar 10 goles por temporada. Totalmente en serio.

    En fin… esto es el fútbol. Hay que asumir y ver el error. Toca analizar qué se ha hecho mal, subsanarlo e intentar corregirlo. Esto es así, chicos.
    Volveremos, joder.

    Respond
  • @migquintana 2 junio, 2013

    @alvarofrances9

    Claro que vais a volver, de eso no hay duda. Ojalá esta sea una oportunidad para regenerarse por completo en el plano institucional y mejorar en el tema del fútbol base, como ha pasado con clubes muy importantes como Betis, Celta y Real Sociedad. Ellos son el ejemplo sobre el que mirarse, no tengo ninguna duda.

    Respeto al Real Zaragoza, es que creo que todos estamos un poco en la misma línea. Eso sí, yo creo que hay alguna que otra noticia positiva en lo deportivo. Amen de la aparición de Víctor y de la sorpresa de José Mari, hay dos fichajes que acompañan a Abraham en el top3 de la temporada bajo mi punto de vista: Álvaro y Paco Montañés. Han estado los puntos altos de Postiga o Apoño, como comentas, pero estos tres jugadores han sido los más constantes de un equipo que no ha podido ser más irregular en su fútbol.

    Respond
  • @DomingoPrez 2 junio, 2013

    @alvarofrances9 y @migquintana

    Sé que no es el tema, pero entre los fichajes del Zaragoza está Javi Álamo, el canario de mi ciudad. Desgraciadamente sufrió una lesión en Copa del Rey por la que se perdió el resto de la temporada, pero tengo curiosidad por saber como lo veis por allí, y si creéis que seguirá y será importante o por el contrario saldrá. La verdad es que hasta la lesión no estaba contando con muchos minutos.
    Y al equipo de Ecos, ¿tratareis el tema de la promoción de ascenso a primera en las siguientes semanas? Tema muy jugoso a mi parecer 😀

    Respond
  • @SergioPL14 2 junio, 2013

    Ay mi Zaragoza… La Recopa se ha hecho adulta este año, 18 primaveras desde aquella maravillosa noche parisina. Desde que el Zaragoza tocó el cielo ya van tres, tres, que ha descendido a los infiernos. Y lo de esta temporada ya ha sido por desgaste. El año pasado todos los lanzamientos de moneda salieron cara, al contrario que el presente. Pero es que se ha quedado con 35 (hablo de memoria) puntos… Este equipo, si no ha estado descendido antes, ha sido porque había cinco o seis equipos tan limitados como él en cuanto a fútbol por diversas causas (falta de calidad, lesiones, falta de acoplamiento…). En los primeros partidos tenía piezas que funcionaban bien: la pareja Apoño-Movilla, Sapunaru destapándose como el gran lateral que es, Víctor tanto de extremo como de segunda punta, Postiga goleando más que nunca y… Franco Zuculini. No me gusta pensar que la calidad de las actuaciones de un conjunto dependan tanto de uno solo de sus integrantes pero, con el alocado argentino caído, el Zaragoza perdió una carta de la base de su castillo de naipes.
    Porque Zuculini es entrega sobretodo. Cerraba la banda cuando subía Sapunaru, echaba una mano en la contención a Movilla de Apoño y era capaz de correr la banda entera y forzar un córner/falta e incluso generar acciones de peligro. La temporada de este chico en banda derecha estaba siendo para enmarcar. Y a partir de ahí, casualidad o no, todo se vino abajo.
    Nos tuvo un poco engañados el Zaragoza al principio con gente jugando por encima de su nivel. Empezando por las revelaciones Jose Mari y Víctor, siguiendo con Movilla (físicamente agotado, lento en los gestos técnicos) y acabando por Apoño. Cuando el malagueño ha hecho buenos partidos se ha visto picos de rendimiento en el equipo (en la segunda vuelta, Málaga y Valencia por ejemplo). Y es que es el mejor jugador del equipo si tiene la cabeza en Zaragoza.

    Respond
  • @SergioPL14 2 junio, 2013

    En cuanto a Álamo, los minutos que ha aparecido se le ha visto voluntarioso. Intentando siempre 1vs1, buscando el regate por velocidad, tal vez algo corto de talento para Primera División. Imagino que el año que viene se le verá más.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.