La rima imposible


Palop, guardián de la línea, negro adversario del gol. Pa-lop. La lengua se desliza sutil por el paladar entre las sordas oclusiones de los labios. Como en un penalti y en los palos de la portería que un hombre armado con guantes defiende de un franco tirador. Por cuatro veces en la noche escocesa que enfrenta a Dani Jarque y Antonio Puerta. La que gana para los suyos, abrazados ante la incertidumbre mientras él permanece solo en un rincón, aguardando su turno alterno para rubricar su firma en una historia que ya lleva su nombre. Al diez blanquiazul le para el primero, un golpeo asequible. El rifle acierta pero Jonatas se estrella de nuevo contra el héroe de la noche, que no lo es hasta la tercera parada. El joven central la lanza por arriba y el portero planta a su altura una mano firme que conquista la copa plateada.

Palop. La rima imposible, un simple trazo que le aleja del palíndromo. Una mano salvadora que aguarda queda el regreso de un balón perdido entre jugadas lejanas. Un atisbo de contragolpe que nunca calará. Un Palop fue clave en la UEFA 2007 del Sevilla FCcorte estiloso: un italiano querido baila en el aire y se la lleva de cabeza. Lejos de su parcela se arrima a la banda y recorta hacia la cal como lo haría un volante. Lejos de portería cabalga en línea recta y la suelta tras un amago. Todo luce en una jugada que terminará en gol tras la escala en Luis Fabiano. El brasileño no la controla, la encamina. Dos toques: uno la orienta y el otro la filtra hacia un hueco al que no sigue la mirada. La pelota en el área a la llegada del calvo uruguayo, que amolda su carrera a una velocidad menos mientras escoge un palo. Y elige el primero.

Palop. Un impulso, un sinsentido. Una jugada cien veces fallida que cobra sentido en el instante de los elegidos. Un empate a dos al que desafía un guardameta cuando pisa el área rival convencido de tener su ocasión, como tantos que lo han precedido y los muchos que han venido después. Muy pocos premiados. El caracoleo cerca de la línea de fondo lleva el balón a córner y en la esquina se presenta un lateral sin cuello para devolverlo al césped con un golpeo certero. Alza la mirada y localiza una camiseta negra que parece fuera de lugar, bien colocada en el corazón del área. El cuatro centra, el uno remata. Solo, con un escorzo más presa del asombro que asombroso. Gol. Un gol que vale el postrero de Chevantón, White Hart Lane, el desafío de Soldado, los penaltis de Glasgow. La segunda corona europea, la guinda de una era.


17 comentarios

  • SergioMartin91 5 junio, 2013

    Grandioso el artículo y grandioso el gol de Palop. Esa noche creo que todos nos hicimos un poquito del Sevilla.

    Respond
  • @migquintana 5 junio, 2013

    Recuerdo el gol narrado por el gran Andrés Montes y se me pone la piel de gallina.

    Siempre he sido muy de Andrés Palop. Quedan pocos porteros como él. Y no me refiero a sus condiciones, sino a su manera de ser y de afrontar el reto que supone la portería. Esa concentración total, ese liderazgo inherente en él, esa amargura permanente en la que parece que vive, ese carácter voraz… En fin, que ya sabemos cómo es es. Por eso, me alegro de que tuviera su justo con ese gol ante el Shakhtar. Un momento de gloria ilógica, inesperada y efímera, pero de gloria al fin y al cabo.

    Respond
  • @DavidLeonRon 5 junio, 2013

    @SergioMartin91

    El gol de Palop ha sido uno de los grandes momentos del fútbol español en Europa en los últimos años, fíjate lo que te digo.

    El Sevilla se metió en una dinámica competitiva bestial y ese fue el momento "resistencia", cuando ya estabas fuera del todo. Épico total.

    Respond
  • SharkGutierrez 5 junio, 2013

    Yo a Andrés Palop, primero lo recuerdo (junto a Bartual) como el cromo suplente en la plantilla del Valencia. Así se pasó temporada tras temporada, hasta que decidió dar un paso al frente y marcharse de su casa. No fue profeta en su tierra.

    Posteriormente, se arraigó a Sevilla, como solo los grandes jugadores de fuera se arraigan a un lugar y cuyo apellido se acentúa en sevillano. Este partido, el partido ante el Barça; partidos de su vida. Una internacionalidad que le llegó demasiado tarde, pero que conquistó demasiado pronto a la parroquia sevillista. "No puede ser malo el portero que nos dio noches de gloria"…y en esa gloria reside su grandeza a día de hoy.

    En Leverkusen será profesor de uno de los guardametas con más proyección de Alemania: Bernd Leno. Esos trucos, ese saber estar, esa rima imposible…pasará de tener acento sevillano a tener la diéresis (Umlaut) germana.

    Herzlich Willkommen auf Leverkusen!

    Respond
  • Abel Rojas 5 junio, 2013

    Partido que vi en un pisito de alquiler junto a 6 amigos de toda la vida -dos de ellos sevillistas de pro- comiendo familiares del Telepizza. Inolvidable noche aquella. Menudo grito pegamos, madre mía.

    Respond
  • Abel Rojas 5 junio, 2013

    Y por cierto, qué dura fue la final entre españoles. Me dolió un montón.

    Respond
  • @migquintana 5 junio, 2013

    @Shark Gutierrez

    Y mira que en Valencia, cada vez que salía, lo hacía bien. Tengo un vago recuerdo de su estancia en el club che, pero me quedó esa sensación de que en las ocasiones en las que Cañizares era baja, Palop cumplía con nota y merecía más minutos. Al final le llegaron, pero fuera.

    Respond
  • Some 5 junio, 2013

    Yo viví esa final en Barcelona y como podéis imaginar el ambiente luego era otro. Partido de durísimo recuerdo para muchos, pero al final es un referente más de un año que fue fantástico para los participantes de la Liga. Y pensar que también Osasuna se hubiera podido meter… ¡vaya temporada!

    Respond
  • piterino 5 junio, 2013

    Bonita despedida a Palop en Sevilla, y bonito homenaje con el inconfundible estilo de Marc.

    Aprecio en Palop un poco lo que dice Quintana, ese carácter de portero de siempre, de mirada peculiar, que transmite un punto a medio camino entre mohíno y atormentado que siempre hemos achacado al peso de los minutos en soledad. Su carrera bien merece un lugar notable en el fútbol español, tanto por sus méritos colectivos como por los individuales. Aunque he de señalar que como portero, nunca ha sido una debilidad personal. Ha sido capaz de aparecer en momentos históricos, y eso es un don innegable, pero no me fiaba de él en el día a día y eso para mí baja escalones.

    @Abel

    Aquella final de UEFA fue inolvidable. Aquella prórroga, aquellos penaltis, Hampden Park, Jarque y Puerta sobre el césped, la expulsión de Moisés, los cambios de Valverde, el destino de Jonatas… Recuerdo que Navas, curiosamente, fue suplente aquella noche. Qué grande es el Txingurri!

    Respond
  • Athel94 5 junio, 2013

    Siempre echaré en falta más presencia suya en la selección (estuvo convocado en la Eurocopa de 2008). Aun así, es de esos grandes porteros que animan a los jóvenes. Tiene un caracter que ni Casillas, ni Valdes, que a mi me enamora. Y desde aquella noche te daba la sensación de que te podía salvar un partido repitiendo la hazaña de nuevo. Seguridad e ilusión. Estará en el corazón de los sevillistas durante años.

    Respond
  • @SVilarino 5 junio, 2013

    El Palop del Valencia, con un físico muchísimo más liviano (y ya si lo comparamos con Cañizares, que era pared de ladrillo…), era un portero "antiguo". Último estandarte de un estilo, de verdad. Yo no he visto a nadie más seguir usando el "planchazo horizontal" al lanzarse a por una bola.

    Una vez se fue a Sevilla cambió totalmente y se convirtió en un porterazo.

    Respond
  • @migquintana 5 junio, 2013

    @piterino

    Yo creo que es un portero que ha conseguido más de lo que dictaba su nivel. Y esto no es una crítica, sino más bien una alabanza a lo que se puede conseguir desde el carácter y la personalidad en un terreno de juego. Yo tampoco me fiaba mucho de él en el día a día, la verdad.

    @Athel94

    Es un carácter diferente, pero a Valdés tampoco le falta. Ni mucho menos, diría yo.

    @SVilarino

    Antes estuve mirando… ¡Y Palop llega con 32 años al Sevilla! Es una barbaridad.

    Respond
  • @ASierraPalma 5 junio, 2013

    El PARTIDO de Copa del Rey que hace ante el FC Barcelona, el de semanas después ante el Getafe, la mano que le saca a Dani Güiza en la primera final de la Copa del Rey, el gol en Donetsk, la INCREÍBLE mano que hace en un saque de esquina en Gelsenkirchen que permite al Sevilla no llegar en desventaja a la vuela de las semis de UEFA, la mano que le saca a Riera en la final de la Uefa y la tanda de penaltis que se casca… Faltan líneas para describir momentos puntuales en los que Palop fue diferencial. El mejor portero de la historia del Sevilla.

    Respond
  • piterino 5 junio, 2013

    @Alejandro Sierra

    Decir que es el mejor de la historia me cuesta, porque no os conozco tanto. De lo que yo he visto, creo que es justo reconocer que sí, toda vez que el gran Rinat Dassaev (indiscutiblemente mucho mejor portero que Palop) no dio su mejor nivel en Nervión. Unzué, Monchi, Olsen, Notario,… Sí, todos mucho menos que Palop por todo.

    Respond
  • @DavidLeonRon 5 junio, 2013

    Athel94

    "Siempre echaré en falta más presencia suya en la selección"

    Es que ser portero internacional con España nunca fue fácil. Recordemos que Valdes no acudió a un gran torneo con la selección hasta el Mundial de 2010. Que lo piensas y es realmente llamativo.

    Calidad bajo palos dudo que nos falte algún día.

    Respond
  • @ASierraPalma 5 junio, 2013

    @ Piterino

    El más importante SEGURO. Es como el tema Riquelme-Maradona en Boca. Maradona ha sido terriblemente superior a Riquelme, pero no ha sido más importante que Román en Boca Juniors. Buyo, Super Paco, Unzué, Dassaev… ninguno ha conseguido ni la mitad que Palop.

    Respond
  • Invitado 23 septiembre, 2013

    Para Piterino decirte que todos los que fueron titulares en Sevilla por mucho tiempo consiguieron darle estabilidad al equipo y por otro lado decirte q Palop es un grandioso portero pero recordarte q Dassaev,Buyo,Super Paco fueron titulares en sus selecciones (olímpicas,sub 21 y absoluta y titulares en sus equipos de procedencia.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.