El último derbi en San Mamés


Cajas de cartón, cinta adhesiva, papel de burbujas y melancolía sin cortar. Hacer una mudanza siempre tiene los mismos componentes, aunque jamás en la misma proporción. No es lo mismo abandonar la casa de tu infancia que pirarte de uno de tus muchos pisos de estudiante, porque hogar, como amor, sólo hay uno en la vida. Sí, disfrutarás de cada uno por los que pases, pero no es lo mismo, no es tuyo. Cuando te mudas de tu hogar, ese lugar en el que podías bajar la guardia, cada objeto tiene su historia y cada rincón, su anécdota. Y debes empaquetarlo todo, que es lo más duro. Una vez está vacía ya parece menos tuya y, automáticamente, te imaginas cómo llenar la nueva, pero em el momento en el que empiezas a cargar tu vida en cajas lo tienes realmente jodido para mantener la compostura. La nostalgia te entra por el pecho y te sale por los ojos, es inevitable. Llegados a este punto, no sólo recuerdo mi primer hogar y aquella ventana del salón que rompí tras un golazo por la escuadra, sino que también he caído en que al principio he dicho algo erróneo: hogar no hay uno, hay varios. Y los aficionados del Athletic Club de Bilbao, al menos, han tenido dos.

Durante cien años, San Mamés ha acogido partidos ligueros, coperos, europeos y mundialistas, pero eso es sólo una media verdad. La otra, la que todos intuímos y no muchos conocen, es la de un hogar de una manada de leones y sus miles de feligreses. Por ello, recurrimos a dos de ellos para que nos contaran su verdad. Erramun Sebal y Endika Rio comparten con Ecos los recuerdos, sensaciones y vivencias que les produce saber que hoy cierran la primera caja de una mudanza ya definitiva. Esta noche, a las 21:30, se juega el último Athletic Club de Bilbao – Real Sociedad en San Mamés.

Erramun Sebal: “Lo que distingue a los derbis vascos es la hostelería. El beber y el comer antes de los partidos. Al final, trasciende del fútbol”.

Erramun: “Lo mejor del prepartido es el poteo con su pique sano”“Tengo la sensación de que es un derbi peculiar, sobre todo comparado con lo que pueda haber en el resto de España. En el ambiente previo hay un buen rollo que no se puede ver en otros partidos de máxima rivalidad”, comenta Endika. Y es que entre zuritos, txakolis y bebidas espirituosas varias, ambas aficiones inician el partido oficioso varias horas antes del oficial. Se podría decir que el guión del mismo ya está definido de antemano: el árbitro marca el inicio en el Casco Viejo, cambia rumbo a Pozas en la segunda parte y, tras varias sustituciones a causa del desgaste, sube la calle para terminar frente al escudo del Athletic, efrente a San Mamés. Entre medias se ha sucedido “ese poteo previo, con las aficiones mezcladas tomando tragos, que resulta bastante bonito”, como aclara Endika. Y conviene hacerlo porque en el derbi vasco las aficiones no permanecen apartadas, sino que se mezclan, se pican y se cantan. La rivalidad existe, es obvio, pero no empaña el ambiente de compadreo. Al menos, hasta que el balón se pone a rodar. A partir de ese momento todo cambia.

Endika: “Dos “tikotazos” cortaron una muy mala racha en San Mamés”Y no lo hace sólo por los tres puntos en juego, que parece hasta algo banal, sino por una cuestión de orgullo. Los aficionados lo sienten así. Los jugadores, también. Y si no lo sienten, lo saben, que es el mínimo exigible para un derbi. De ahí que algunas imágenes aún sigan tan nítidas como en el día en el que se grabaron en su mente. La txapela con la que celebraba Sá Pinto los goles, el recochineo por el fichaje de Etxeberria o los “tikotazos” desde fuera del área que cortaban una racha de casi diez años sin ganar a los donostiarras en San Mamés, son algunos de los recuerdos ya imborrables para el aficionado. El favorito de Erramun se produjo en la temporada 2002/2003 ante la mejor Real Sociedad de la historia moderna: “El Athletic no estaba haciendo una buena temporada, venía una Real que no había perdido ni un sólo partido en la primera vuelta… y les ganamos con un memorable 3-0″. Y la Catedral, como siempre, había sido clave en el resultado: “San Mamés empujó mucho aquel día. La victoria fue mérito de San Mamés, los jugadores se sintieron muy respaldados por la grada”.

Erramun: “El recuerdo no será la despedida, sino todo lo vivido”Con las anécdotas fluyendo sin cesar y la emoción tiñendo cada palabra de la conversación, resulta inevitable preguntarles por cómo recordarán su hogar. Endika, al igual que Erramun (ojo al genial audio de la derecha), no se queda con esta temporada. Es normal, al club le han salido goteras con la mudanza ya planeada y, además, hay un recuerdo cercano mucho más especial. “Yo recordaré a San Mamés, más que por mi primera vez, por lo vivido el año pasado. Hubiera sido un bonito cierre por todo lo que sucedió: el partido contra el Manchester, la semifinal con el Sporting y, en general, toda la Europa League”, razonaba Endika. No fue sólo producto del buen juego en Europa, el club estaba envuelto en un enloquecido optimismo: “San Mamés estaba lleno casi partido tras partido. En Liga, aunque no íbamos bien, daba igual porque sabías que entre semana tenías una cita con la historia. Yo me quedo con eso”. Y es que es cierto que el Athletic de Bilbao cerró la temporada sin lograr ningún título, pero también lo es que esos doce meses conforman el último gran recuerdo de San Mamés y su afición. Algo inolvidable.

Endika Rio: “Yo creo que todo el mundo tiene esa sensación de “a ver qué va a pasar”. Sabes que es tu casa, que aprieta mucho, que intimida, que te empuja… y ahora tienes dudas”.

Suceda lo que suceda esta noche, lo que también recordará cada uno de los aficionados que ha vivido un día de fútbol en San Mamés es su ruido, su murmullo, su voz. Ese rugido de elevado volumen e inigualable eco que durante tantos años ha sido una certeza tranquilizadora para el club y que, ahora, se desconoce si se mantendrá. La duda está en la calle. Como dice Erramun, “la sonoridad en San Mamés es muy importante, es lo primero que te llama la atención. No sabemos si un día nos pondremos a animar y el campo no repetirá nuestras propias voces”. A ciencia cierta, San Mamés nunca será lo mismo y la forma en la que retumbe no será igual, pero la afición, el verdadero patrimonio de un club, sí que sabemos que no callará. “Yo creo que el ambiente se va a acabar trasladando, la gente lo lleva dentro”, ratifica Endika. Y es que, quizás, la clave de que San Mamés Barria se convierta en un hogar la tienen sus propios aficionados. Quizás, únicamente, tendrán que rugir un poco más fuerte.


25 comentarios

  • @DavidLeonRon 22 febrero, 2013

    De verdad, felicidades por este precioso artículo. Me quedo corto diciendo que me ha encantado y emocionado. Ha sido maravilloso.

    Respond
  • @SergioPL14 22 febrero, 2013

    El fútbol se está quedando poco a poco sin sus catedrales. Si bien sus sucesores son maravillas técnicas y arquitectónicas, se pierde algo de encanto. Ahora le toca el turno a San Mamés, asusta pensar la Historia que se ha vivido en ese estadio que en poco tiempo va a ser reducido a escombros. Éste es sin duda un gran homenaje de los muchos que está teniendo y va a tener. Felicidades.

    Respond
  • @George_Olmos 22 febrero, 2013

    Precioso, me gusto mucho, pero bueno, como es habitual. ;).

    Respond
  • Abel Rojas 22 febrero, 2013

    Ainnssss. Los ingleses lo hacen y no pierden tradición, pero a mí me parece que el fútbol español no está del todo preparado para estas cosas. Y me explico.

    El fútbol es social, porque es de la gente. Y como mínimo cada ciudad ama a un club, lo hace suyo y le dota de su personalidad. Cada club tiene sus rutinas, sus costumbres. Su manera de ir al estadio, sus puntos de encuentro, su filosofía, sus preferencias, sus cánticos, sus rivales, y recuerda el por qué de esas rivalidades. O debería. El caso es que en España hemos dado tan poca importancia a esta parte del fútbol, seguramente por situar siempre el foco sobre únicamente dos clubes, que se ha ido perdiendo esta identidad. Un aficionado que no sea vasco apenas conoce nada del Athletic, aunque le guste el fútbol. Y si le gusta el fútbol, sabe antes cuáles son las motivaciones del Everton que las de un león. O un espanyolista, o un sevillista, o una Real, o un… todos ellos clubes con un potencial carismático que conquista y les volvería mucho más interesantes.

    España está desperdiciando su cultura. Y aquí hacemos muchas cosas mal en este país, pero éste no es uno de nuestros mayores defectos. Estamos fallando en algo que se nos debería dar bien.

    Respond
  • @permudo 22 febrero, 2013

    Mis felicitaciones por el artículo.

    Desde Galicia miro con envidia el hecho de que en Euskadi se pueda vivir un derbi con esta rivalidad y al mismo tiempo tranquilidad. Espero que algún día podamos tener algo parecido aquí.

    He tenido la suerte de poder asistir a un encuentro en San Mamés antes de su desaparición, suficiente para darme cuenta del ambiente especial que envuelve esta cancha y también de la especial relación que el club manteniene con la ciudad en dónde habita.

    @SergioPL14

    Por supuesto que los nuevos estadio carecen de encanto. El "encanto" no es una característica que se pueda añadir durante la construcción. Si bien existen diseños que mejoran la relación de los espectadores con el encuentro (en estadios nuevos también se ve, como Cornellá- El Prat) no es algo de lo que se les pueda dotar a priori. Es un ingrediente que le añadirán la afición que lo llene y las tardes de fútbol que allí se vean. ¿Quién nos dice que dentro de 100 años más estos nuevos templos no tienen el mismo encanto para las gente de ese tiempo?

    @Abel

    Totalmente de acuerdo. En parte creo que es culpa de que tenemos una Liga (LFP) que no explota la potencialidad de todos los clubes que la forman, y que repercutiría en un producto mucho más atractivo tanto para dentro como para fuera de España.

    En otras ligas sí existe un culto de la historia, estadios y personajes de TODOS los clubes que la forman, y son promocionados por su organización.

    Respond
  • @l_Alcazar 22 febrero, 2013

    Maravilloso y emocionante. Esto es cultura, historia y tradición.

    "El primer beso en la grada"

    yo me quedo con esa frase :)

    Respond
  • @DavidLeonRon 22 febrero, 2013

    España, en general, tiene un potencial desperdiciado como país, y el fútbol no iba a quedarse al margen. La digamos, "calidad cultural" que tienen muchísimos clubes de nuestro país no palidece ante nadie en el mundo, pero…

    El Athletic, por citar uno, es un club tan, tan, tan maravilloso… en Inglaterra el Athletic sería venerado. Y no es que en España no lo sea, pero no es ya lo que debería. O así lo siento yo.

    Y como el Athletic, un montón.

    Respond
  • @pablofg_21 22 febrero, 2013

    Maravilloso artículo.

    Yo siempre he estado enamorado de San Mamés. Del Athletic nunca he sido, y yo creo que no le tenido ni un cariño especial. Sólo lo respetaba. Y en parte, este respeto sobre todo es a La Catedral. Siempre he dicho que es el estadio que más me gusta para ver un partido de fútbol. Esa esencia tan británica del fútbol, que nos enamora a todos (a Wikipeix no tanto (?) ^^) se refleja, como en ningún otro estadio de España, en San Mamés.

    Recuerdo cuando la temporada pasada, mi equipo, el Real Oviedo, entraba en el bombo para jugar contra uno de los equipos europeos en los 1/16 de la Copa. Y no me creeréis, pero yo, por encima de Real Madrid, Barça, o Atleti, yo quería que tocase el Athletic. El fantasma de la última temporada en San Mamés ya estaba rondando en octubre de 2011, y yo, no podía permitir que este sagrado campo se derribara sin yo haber visto un partido antes. Por suerte (algo de lo que no nos sobra al oviedismo estos últimos 10 años) tocó el Athletic en el sorteo. y pude ver en directo jugar a mi equipo en San Mamés. Y aunque el campo sólo estaba con media ocupación (20.000 espectadores) fue entrar en ese estadio y respirar fútbol. Experiencia inolvidable, la verdad.

    Respond
  • @alvarofrances9 22 febrero, 2013

    Precioso artículo. Enhorabuena a ambos, de verdad. El tercer audio, como decía Quintana, es impresionante.

    @abel
    Es cierto que puede que le pase eso a la gente por centrarse en dos focos especialmente, pero yo creo que no terminas de conocer a un club hasta que no sientes por él. Es decir, yo, por mucho que me esfuerce, no me voy a ilusionar, a enriquecerme de cultura, de motivación, de conocimientos, de costumbres, de otro equipo que no sea el mío. Me explico. Yo soy del equipo de mi ciudad, en la cual vivo. Aquí oigo el ruido de la gente, sus comentarios, opiniones, la prensa local, veo los ambientes pre-partido, el sentido de los cánticos en el estadio…y eso, en mi opinión, ese techo de cultura sobre un equipo, sólo lo consigues siendo de él. Todos conocemos al que más a nuestro equipo.

    Puede que me me explique/interpretéis mal, al fin y al cabo son letras y son más complicadas de interpretar.

    Respond
  • hg_ 22 febrero, 2013

    Joder Quintana (y Endika y Erranum), casi me lleváisa las lágrimas.

    Yo estuve hace poco en un histórico Athletic – Rayo con victoria visitante y el ambiente prepartido y durante el mismo es simplemente impresionante. No puedo imaginarme como será un derby.

    Respond
  • Abel Rojas 22 febrero, 2013

    @ Permudo, David

    Lo bestial es que si el Athletic, el Espanyol -que me parece otra obra de arte de club- o el Betis fueran ingleses, en España tendríamos mucha más información sobre sus costumbres y filosofías. Esa es la gran pena.

    @ Hg

    Yo tengo que hacer todo lo posible por visitar la Catedral antes del cierre. No sé cuándo, pero tengo que sacar una fecha.

    @ Álvaro

    Pero luego, si te gusta el fútbol, eres de Boca o de River. Y vas con el Everton o con el Liverpool. Y diferencias al Celtic del Glasgow Rangers. Y ese conocimiento que te permite identificarte un poco, marca la diferencia.

    ¿Por qué el Madrid le interesa a todo el mundo, más o menos? Porque lo tiene hasta en la sopa, y termina creando un vínculo, positivo o negativo, que lo transforma en muy interesante.

    Respond
  • @DavidLeonRon 22 febrero, 2013

    @Álvaro

    "Es decir, yo, por mucho que me esfuerce, no me voy a ilusionar, a enriquecerme de cultura, de motivación, de conocimientos, de costumbres, de otro equipo que no sea el mío"

    Ya, pero luego como te dice Abel, te emocionas con el You'll never walk alone de Anfield. Y salvo que seas fan de Los Beatles, la conexión con Liverpool no existe.

    Respond
  • @chopi_8 22 febrero, 2013

    Fantástico! Me he emocionado con el último audio de Erramun, inevitable…

    @Álvaro @Abel @DavidLR

    En España hay dos clubes cuyo impacto y alcance es global. Eso hace que desde el punto de vista mediático y comercial tengan una cuota y representatividad tremenda en medios 1.0 y 2.0. Es algo evidente y manifiesto que vemos a diario. Su mercado objetivo es sencillamente más grande.

    Pero ello no justifica que no vendamos nuestro producto en España en su totalidad. Que no lo haga la propia competición a través de las instancias que la rigen y gobiernan. Hablamos de nuestro patrimonio futbolístico, que no es propiedad solo de RM y FCB. Que hay muchos intereses, no lo niego. Pero el patrimonio de nuestro fútbol reside en la cantidad de equipos que lo han hecho grande a lo largo de las décadas, algunos de ellos clubes centenarios que rebosan tradición y leyendas por los cuatro costados.

    Por ejemplo la Premier por sí sola vende su producto y te acabas empapando con la rivalidad y los derbis, su origen… Casi sin querer. El ejemplo de Escocia no deja de ser paradigmático ya que hablamos de un país cuyo nivel futbolístico no es precisamente brillante en la actualidad. Pero desde allí al resto del mundo su fútbol trasciende a partir de la historia y la tradición de dos clubes con una cultura y una razón de ser que van más allá de lo estrictamente deportivo. En este sentido deberían algunas instancias dirigentes tratar de entender que el fútbol, deporte es una vía más de expresión y difusión de la cultura y el patrimonio de toda una sociedad. Ya que al fin y al cabo gentes y gentes de distintos orígenes, ciudades, pueblos al poco de nacer se acaba identificando y dejando la voz por unos colores, escudo, símbolos…

    El saber no ocupa lugar y aunque nunca llegue a sentirme de otro equipo más que el que marca mi ADN culé, acabas generando cuanto menos respeto máximo por todos el resto al tiempo que admiración. De alguna forma cada club es historia viva de sus gentes y al fin y al cabo es muy bonito leer y ver cosas como las que cuentan Erramun y Endika. Fútbol al fin y al cabo. La vida misma ^^

    Respond
  • Diego 22 febrero, 2013

    Para complementar este fantástico artículo, John Benjamin Toshack siempre te saca la sonrisa. Él conoce 'un poco' de qué va esto y ayer contó alguna anécdota en la Cope. Por si gustáis: http://www.cope.es/index.jsp?seccion=2109&idi

    Al fin y al cabo, el galés es otro ingrediente más que aliña la rica historia del fútbol vasco. Como Endika, como Erramun y como tantos otros que viven este partido como lo que es: una fiesta del fútbol (y además de verdad). Para mí, recomendable.

    Respond
  • Abel Rojas 22 febrero, 2013

    @ Chopi

    Yo siempre digo, por ejemplo, que muchos deberían vivir un gran partido en el Ramón Sánchez Pizjuán. Por ejemplo.

    Y conociendo a su gente, entiendes todo lo bueno -y lo malo- que le pasa. Todo está relacionado.

    El duopolio mediático -expresión más que matizable, por otro lado- es un error objetivo.

    @ DIego

    Brutal ^^

    Gracias el aporte!!

    Respond
  • @gothicmemo 22 febrero, 2013

    Sinceramente es una pena saber que estadios como este ya no estarán.

    No soy español pero causa una enorme pena que Clubes con el Athletic, Sevilla y el mismo Rayo no tengan tanta relevancia mediática dentro y fuera de España por razonas de mercadotecnia(tiene que vender, pero no de manera tan injusta) clubes con tanta cultura y tanto por mostrar ademas de aficiones tan únicas.

    a los amantes del fútbol siempre causara tristeza una noticia como esta, siempre he creído que los estadios son parte esencial y de las mas importantes en la idiosincrasia y mística de un club( Que seria Boca sin su Bombonera, Madrid sin el Bernabeu) ademas de ser en todos los casos sitios el lugar de comunión de la afición.

    Excelente articulo para una noticia tan mala.

    Respond
  • @MrMaitor 22 febrero, 2013

    San Mamés es especial. Y lo digo como gran aficionado de la Real. La primera vez que fui pensaba (como buen gipuzkoano) "no será para tanto, será típica bilbainada". Pero sí, sí que era para tanto. Estés donde estés en el campo, te sientes parte de lo que pasa en el césped. Es lo que hecho de menos en Anoeta (sólo en contadas ocasiones) Y entiendo que lo llamen la Catedral, porque para los seguidores del Athletic, su equipo es una religión. Para mí la Real también lo es, pero no es así para todos los realistas y sí para casi todos los rojiblancos. Viviré el derbi fuera del campo y, por supuesto, espero que gane la Real pero sin Copa, Uefa, y floja Liga sé que hoy más que nunca van a ser leones.

    PD: Precioso artículo

    Respond
  • @MrMaitor 22 febrero, 2013

    Perdón, "Echo"

    Respond
  • @AGalan7 22 febrero, 2013

    Impresionante artículo, felicitar a todo el equipo de Ecos; en especial a Miguel Quintana, que se ha currado muchísimo este artículo y a dos grandes como son Erramun y Endika. "Acordarnos de los grandes partidos y de las épocas vividas, no quedarnos con la despedida…" "La despedida de San Mamés es la que le demos cada uno, los recuerdos que nos queden. Nuestro primer partido, nuestro primer beso en la grada… el primer abrazo a tu amigo del alama con el que has ido a San Mamés… las lágrimas de tus grandes logros y de tus grandes derrotas" Sublime.

    Respond
  • Abel Rojas 22 febrero, 2013

    @ Gothicmemo

    Bueno, muchos cambiaron de estadio y crearon nueva cultura en otro diferente… Como dice Erramun, el espíritu de San Mamés se va a trasladar. Claro que la Catedral es la Catedral…

    @ MrMaitor

    Misma sensación. Creo que haces bien en ser precavido esta noche. Espero un buen Athletic.

    Respond
  • @Arashi_EG 22 febrero, 2013

    Gracias por el artículo y por los audios que pueden impregnar el ambiente que se siente aquí en Bilbao para los que no hayan podido vivirlo. Para los afortunados que pueden ir al campo que lo disfruten, yo lo veré en casa con mi padre realista 😉

    Ojalá todos fueramos más conscientes del valor cultural de este tipo de partidos, no se puede explicar mejor de lo ya explicado, sólo queda vivirlo.

    Al situarse el nuevo estadio justo al lado no variará todo el ritual de poteo previo, lo cual es importante

    Respond
  • @alvarofrances9 22 febrero, 2013

    @abel @davidLR @chopi
    Si, si yo respeto máximo al resto y, por supuesto, admiración. Además, yo soy de sacar siempre cosas buenas de todas las cosas.
    Y, como dices, Jordi, el saber no ocupa lugar y, vamos, a mí me hace mucha ilusión aprender cosas locales de los equipos, historias pequeñas que sabe el aficionado, etcétera.
    Evidentemente que me ilusiono con el himno de Anfield, y con el del centenario del Sevilla, sí. Todas esas cosas me ilusionan pero como seguidor del fútbol. Es decir, yo no me siento ahí metido. No me siento uno de ellos.
    Puede que en este tema sea muy particular y la cuestión psicológica pesa mucho :)

    Respond
  • Pouco_Barulho 22 febrero, 2013

    Este artículo refleja bien lo que es Euskadi. ya pude ser un derbi, o un Real Union-Cadiz, que los aficionados gaditanos quedaran sorpendidos con el buen rollo y el poteo pré-partido.

    @MrMaitor A mi Anoeta siempre me ha parecido un campo frio, incapz de llevar en volandas a la Real, aunque este año y la temporada pasada eso se note menos. Por las fotos que he visto, por los recuerdos de mi tio eso no pasaba en Atotxa!

    Respond
  • @migquintana 23 febrero, 2013

    Me alegro muchísimo de que os haya gustado. La verdad es que los testimonios de Endika y de Erramun fueron emocionantes. Es cierto que en este país no tenemos mucha querencia por la tradición o que simplemente no la cuidamos como deberíamos, pero a los aficionados sólo hay que pincharles un poco para que sangren sin parar. Ellos son el mejor testimonio posible de grandes noches y grandes momentos. Son los que han vivido y han sentido sensaciones tremendas en un terreno de juego. Y a ellos tampoco se les está cuidando bien, que es lo que más me sorprende.

    Sobre el derbi de ayer… qué decir. Pase el día en Bilbao con Nerea, hice el prepartido con Endika&Erramun y luego viví lo que es San Mamés. Un día fabuloso y difícilmente mejorable en el que también pude confirmar que es cierto lo que decía Endika sobre el futuro ambiente en el nuevo estadio: los aficionados sólo deberán rugir un poco más fuerte para ponerse cómodos. Será un gran hogar, seguro. Lo llevan dentro.

    Respond
  • ErramunSebal 25 febrero, 2013

    Gracias a todos por los comentarios. Me he emocionado al leer el artículo de nuevo y leeros a todos.

    @Abel

    Desde aquí te lanzo el guante. Cuando puedas venir a Bilbao tienes las puertas de San Mamés abiertas 😉

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.