Los dependientes

Eduardo Ustaritz nos contó este lunes sobre lo que hizo Beñat en el Benito Villamarín contra el Málaga. Una actuación de libro que abrió un debate en 38 Ecos sobre si depender tanto de un jugador es bueno o malo. A ver, sin Beñat, o con un mal Beñat, la idea de Pepe Mel hubiera sido un fracaso; pero, ¿no es limitar al equipo renunciar al talento de un crack por miedo a que no responda? ¿No sería desaprovechar, o infrautilizar, un recurso del que se dispone? El caso Messi recién trasladó el asunto a la primera plana. Pregunto: ¿cuántos títulos hubiera dejado de ganar el Barça de no haber dado a Leo el rol absolutista que aún sufre y disfruta?

Al sur de Barcelona, bebiendo del mismo mar, se sitúa la sede del Levante UD, de la que Martins dice querer escapar. Ha sido una noticia de impacto. Que el conjunto de JIM depende del nigeriano parece muy claro. Para empezar, juega en un sistema de repliegue -que se encierra muy atrás- y Obafemi es su único jugador, de verdad, rápido. Además, está de dulce en los apoyos. Ha aprendido a jugar como Koné; a recibir el balón, protegerlo y esperar hasta que suba Barkero. Y, por supuesto, es la referencia goleadora. A los levantinos les ha rentado depender de Martins. A todos les renta depender de su mejor jugador si éste es fiable, si éste merece la pena. Su posible salida dejaría mal al club, pero… ¿en qué puesto estaría de no haber exprimido al africano?

17 comentarios

  • @DavidLeonRon 28 febrero, 2013

    Yo no sé si el Levante depende de Martins. Lo que sí tengo claro es que dependen de una figura como Martins. Koné, Caicedo… el nivel de los fichajes ha sido tan brutal que menos suena a poco.

    Ojalá se quede el nigeriano, pero si marcha, espero que la secretaría técnica acierte.

    Respond
  • @pablortega 28 febrero, 2013

    Se me hace normal y hasta lógico que los buenos entrenadores hagan que el fútbol de sus equipos pase y dependa de las botas de sus mejores futbolistas. El acierto está en lograr encontrar un sistema de juego que se ajuste a los futbolistas que tienes, y que los pilares sean los más talentosos.
    Obviamente lo del Barcelona y el Levante es parecido en forma, en su dependencia a un jugador. La gran diferencia reside en que Messi hay solo uno y Martins, pues, no es Messi

    Respond
  • @migquintana 28 febrero, 2013

    Hay un término medio en el debate, ¿no? Depender de un jugador para aumentar tu potencial, sí. Depender de un jugador para simplificar tareas y, a la postre, reducir tu techo, no. Es decir, lo que yo creo que muchas veces se critica en @38ecos es que la dependencia en un jugador impide a los equipos crecer en otros sentidos y utilizar otras herramientas válidas. Ahí es donde entra la figura del entrenador.

    El Levante depende menos de Martins de lo que lo hacía con Koné y Caicedo, pero el palo es durísimo. A mí me ha sorprendido bastante, sobre todo por ser en medio de la temporada y con el equipo aún vivo en Europa League. No sé, yo no cambiaría Valencia por Seattle… 😀

    Respond
  • Abel Rojas 28 febrero, 2013

    Os dejo las cifras de Martins, que me han impactado muchísimo. Recordemos que debuta con 16 años en el Calcio y con 17 ficha por el Inter, y que durante gran parte de su carrera ha sido suplente:

    Reggina. 3 goles en 2 partidos.
    Inter. 41 goles en 84 partidos.
    Newcastle. 40 goles en 88 partidos.
    Wolfsburgo. 9 goles en 17 partidos.
    Rubin Kazan. 9 goles en 15 partidos.
    Birmingham. 4 goles en 5 partidos.

    Solo en Liga, según Wikipedia.

    No es una monstruosidad difícil de creer??

    @ Quintana

    El Betis, el Levante o el Barcelona minimizaron su nivel potencial por entregarse a su estrella? O hicieron bien en darle responsabilidad y presión máxima a aquel que podía soportarlas?

    Respond
  • @DavidLeonRon 28 febrero, 2013

    Está casi en el medio gol por partido.

    Es curioso, donde no va a cumplirlo salvo enorme sorpresa es en el Levante, en plena madurez y siendo indiscutible.

    El tipo de trabajo que se le pide influye.

    Respond
  • @charloz_ 28 febrero, 2013

    Vaya con las cifras O_O

    A ver si pone el huevo en un sitio de una vez, narices.

    @Pregunta de Abel a Quintana

    Para mí lo segundo, sin duda. La máxima responsabilidad, para el mejor.

    Una cosa. No resulta ni siquiera un poco curioso que Messi alabe tanto el hecho de jugar con uno o dos puntas por delante cuando se ha convertido, para muchos, en el mejor de la historia como falso 9 del Barça?

    Respond
  • daviddelapena 28 febrero, 2013

    @Abel

    Difícil de creer porque se han colado en la wiki.

    Aunque aún así no están mal: http://i47.tinypic.com/e6cco5.png

    Respond
  • @javisroad 28 febrero, 2013

    Estoy totalmente de acuerdo con @migquintana: "Depender de un jugador para aumentar tu potencial, sí. Depender de un jugador para simplificar tareas y, a la postre, reducir tu techo, no."

    Para mi el talento individual siempre debe estar al servicio del colectivo, nunca al revés. Con ese talento individual vas a aumentar el rendimiento colectivo, eso seguro, y a la vez van a crecer el resto de individuos.

    Pero si haces que tu colectivo sirva a ese individuo, por bueno que sea, como ese crack se costipe, tenga un mal año, o simplemente le pillen el truco, te quedas en nada. Y para mi este es uno de los errores que está cometiendo el Barça. Ha entregado tanto su juego de posesión al servicio de Messi jugándole al pie, y esto les vale contra el 90% de los equipos a los que multiplica por 5,10 ó 20 el presupuesto, que ha perdido parte de sus grandiosas virtudes: velocidad de movimiento de balón, intercambio de posiciones, desmarques de ruptura, la verticalidad que vimos hace mes y medio o dos meses,…

    Respond
  • eldayan 28 febrero, 2013

    Sonará a tópico, pero recordemos que en escencia, el fútbol es un juego de 11 vs 11, es decir, de equipos. No es sano que el sistema empleado dependa mucho de un jugador; porque los mismos son humanos y no máquinas; sin contar con otro tipo de factores (lesiones, traspasos, convocatorias, etc). En ese sentido, no me gustan mucho los equipos que dependen mucho de su estrella, porque suelen ser inestables (salvo Barça y Madrid); tenemos ejemplos claros como actualmente el Inter (casanodependencia/cassanosistema), PSG con Ibra, que juegan para él; prefiero equipos con menos estrellas pero más cohesionados (Rayo, Q.P.R).

    Respond
  • Abel Rojas 28 febrero, 2013

    @ De la Peña

    Ya decía yo! Consulté en football data base y coincidían en las cifras de la Wiki.

    Como dices, aun así, cifrazas.

    @ Eldayan

    Messi ha fallado en 1 mes de los último 60. Tío, 1 mes malo tras 59 buenos. ¿De verdad no le rentó? Que además gracias a darle a Messi ese papel puede tener fe en que haga un partido legendario y fulmine al Milan él solo como quien dice…

    Hay jugadores que necesitan ese papel troncal. Mira Cristiano Ronaldo. Hasta que la grada del Bernabéu no le ha dicho "Haz lo que quieras con nosotros, eres nuestro Dios" no ha mostrado este nivel salvaje.

    @ Charloz

    A mí es que… me suena un poquito a excusa/tiro al aire. "Cambia algo, que esto no funciona".

    Luego sí que es verdad que a él un extremo profundo o un delantero profundo le da más espacio que Iniesta. Pero vamos, que también le quita pases brutales en la frontal. Todo tiene su parte buena y su parte mala.

    @ Javisroad

    Obvio. Limitar al equipo nunca es bueno. Eso por supuesto.

    Respond
  • @DavidLeonRon 28 febrero, 2013

    @eldayan

    "Sonará a tópico, pero recordemos que en escencia, el fútbol es un juego de 11 vs 11, es decir, de equipos. No es sano que el sistema empleado dependa mucho de un jugador"

    Es curioso, pero esto del 11vs11 es interesante. Es decir, en baloncesto el peso del jugador franquicia es absoluto, pero claro, ahí solo son 5 integrantes (amén de ser un deporte que se juega con las manos, es decir, que te permite decidir que haces con la pelota de manera directa).

    El fútbol implica a 11 y quizás es más complicado que un futbolista influya en todos.

    Respond
  • piterino 28 febrero, 2013

    Pues yo me voy al término medio que reclama Quintana. Depender de tu mejor futbolista, darle el contexto más idóneo para que brille, se sienta importante y defina, es inteligente por optimización. El concepto de coste de oportunidad aplica en sistemas de fútbol completamente, por lo que en el entrenador está la clave para saber situar los automatismos elegidos en el punto de equilibrio, ése en el que "a lo que renuncias" no compensa "lo que te da y te genera" tu mejor hombre.

    Como ocurre con otros aspectos, creo que no puede compararse aquí el caso del Barça y Messi con el de cualquier otro equipo y su figura respectiva. Primero, porque lo que es capaz de hacer Leo sólo lo hace él; y segundo, porque un Barça sin Messi sería también uno de los dos o tres candidatos principales a la Liga y a la Copa de Europa.

    Yo no veo una dependencia estricta del Betis en el fútbol de Beñat, no la veo. Al menos, no tan acusada como para destacarla. En cuanto al Levante, en estos tres años de evolución he visto más dependencia en el sentido de adaptación de la transición ofensiva al perfil del delantero centro (Caicedo, Konè, Martins), partiendo de un sistema de defensa posicional, que dependencia "stricto sensu". Ni siquiera con un jugador como Cristiano Ronaldo creo que en el Madrid pueda afirmarse tal cosa, en los términos del Barcelona.

    Respond
  • @migquintana 28 febrero, 2013

    @Abel

    Me parece muy difícil de dictaminar. Primero porque no estamos dentro y segundo porque plantear escenarios alternativos es jugar al fútbol ficción. Sin embargo, es que yo estoy contigo, creo que esos equipos en particular hicieron un buen trabajo. No crecieron para Martins, Beñat o Messi, sino que crecieron a partir de ellos, que no es lo mismo.

    Mi forma de ver esta cuestión la ha resumido muy bien @javisroad: ''Para mi el talento individual siempre debe estar al servicio del colectivo, nunca al revés. Con ese talento individual vas a aumentar el rendimiento colectivo, eso seguro, y a la vez van a crecer el resto de individuos.''

    @piterino

    Yo creo que el Betis dependía más de Beñat cuando se parecía al Barcelona que cuando se parecía al Madrid, ¿no? Te diría, incluso que, en el caso del equipo de Mel, la responsabilidad se divide en dos hombres: el propio Beñat y, claro, Rubén Castro.

    @David León

    La diferencia del fútbol con el baloncesto va más allá del número de jugadores. Lo que lo hace incomparable por pizarra, por gestión y por todos los demás aspectos es la alternancia de la posesión. En baloncesto tu estrella se va a lanzar 20 balones sí o también, pero en fútbol no es así. Lo que si determina el equipo son las posiciones y, por tanto, la efectividad. Pero vamos, ya digo que es incomparable. En fútbol crear una ventaja cuesta un trabajo inmenso y en baloncesto, por generalizar, hay mínimo una por posesión.

    Respond
  • @SharkGutierrez 28 febrero, 2013

    Creo que Quintana ha dado un poco con la clave de la dependencia. Personalmente creo que debe haber matices para ciertas circunstancias de juego; la dependencia para potencial una forma de jugar sí, pero también tener "jugadores-matiz" para que no se resienta tanto la forma de jugar.

    El tema del Levante es que solo sabe jugar a un plan porque tiene esa "aura" de "equipo pequeño y aguerrido". Ese papel se mimetiza en cada uno de los roles del equipo y claro, Martins tiene el suyo y obviamente, con el Levante, suma. Y eso hace sumar al Levante, lo que no se esperaba que se quisiera marchar tan pronto. Yo pensé que pasaría lo de todos los años: temporada espectácular, salto a un equipo internacional con un prestigio algo mayor que el Levante y los valencianos otra vez a buscar entre las sobras, un delantero de ese perfil.

    Esta vez se han precipitado las cosas un poco.

    Respond
  • piterino 28 febrero, 2013

    @Quintana

    Muy de acuerdo. De hecho, la posición de Beñat en el campo ha cambiado un poco de una versión a otra. Rubén Castro ha sido casi más determinante, diría yo.

    Respond
  • Moshi 1 marzo, 2013

    Hay una enorme entre la dependencia que uno elige, y la que es causada porque el plan establecido no funciona. La Messi-dependencia durante la era Pep era una decisión en la que creían todos los trabajadores del club, sabiendo que lo más importante siempre iba a ser la generación de espacios para Lío. La Messi-dependencia actual es una situación forzada -y que en realidad habla mucho mejor de Lio- en la que Messi ha tenido que cargarse al hombro un sistema que no funciona y que ni siquiera le presta mayor atención.

    Es que lo que ha hecho Messi esta temporada ha sido brutal, principalmente, por la ausencia de apoyo de los que se debieron ver beneficiados por el nuevo sistema de Tito (Xavi, Cesc, Pedrito).

    Respond
  • Moshi 1 marzo, 2013

    *enorme diferencia.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.