El ilusionista

Descansa sórdida y callada, ondeante centinela de los sentidos, aguardando como portal eterno entre la fantasía y la no ficción. La delgada línea que, pomposa, separa un mundo del otro se posa invisible ante nuestros ojos, ávida de ser cruzada y permitir que lo real se funda con lo que, a priori, no lo es. Es ininteligible para todos, cuita mía y tuya, menos para él. El ilusionista camina de un universo a otro con rebosante soberbia, conocedor de misterios y verdades que nadie más conoce; guardián perfecto de lo humano y lo sobrenatural. Se disfraza él de dios y de diablo para engañar con el más sincero acto a los ojos que no ven lo que él sí puede. El ilusionista no burla, sino que convence. El ilusionista no nos miente, sólo nos descubre. ¿Qué es real y qué no lo es? ¿Es lo que vemos, lo que oímos, lo que sentimos? Todo lo que vemos o parecemos no es más que un sueño en un sueño.

Vuelve a Boca borrando de un plumazo las nubes negras que se arremolinaban dentro y sobre el club. No hay enigmas azul y oro que él, con su espíritu implacable, no descifre. Carlos Bianchi no nació en cuna Xeneize, pero conoce palmo a palmo el alma de la institución. Él mismo hace parte de ese conglomerado de cuál emana la esencia inmodificable del equipo más grande de Argentina. El huracán se acabó y la paz mansa aterrizó en La Bombonera. Es el único capaz de hacerlo. Él, el ilusionista de la mitad más uno, es rey y emperador de la consciencia colectiva de la entidad. Boca, seguramente, no haya cambiado nada en realidad. Los problemas entre vestuario, dirigencia y afición siguen ahí, y Riquelme aún no ha vuelto. Sin embargo, hoy pareciera que Bianchi y sus Libertadores nunca se hubiesen marchado. ¿Todo lo que vemos o parecemos no es más que un sueño en un sueño?

12 comentarios

  • Abel Rojas 19 diciembre, 2012

    En el fútbol moderno, lo único comparable la relación Guardiola-Messi ha sido Bianchi-Riquelme.

    El entrenador que entiende perfectamente la filosofía del club y el carácter y el fútbol de su mejor futbolista, y a partir de ahí potencia todo para crear un modelo que sólo él puede jugar y que resulta ultra-determinante a nivel continental. Es una historia parecidísima, más allá de las diferencias entre Sudamérica y Europa.

    Y por supuesto, cargada de títulos.

    Respond
  • @SharkGutierrez 19 diciembre, 2012

    La vuelta de un clásico frente a otro clásico: Bianchi vs Ramón Díaz. Si siempre hay motivos para ver un Boca vs River, ahora hay más razones, si cabe.

    Respond
  • Larios84 19 diciembre, 2012

    Resulta curioso que tan solo haya dirigido al club 4 años Bianchi, ya que con lo que suena y se asocia el binomio Boca-Bianchi, daría a pensar al comun de los seguidores de futbol mortales, que ha estado toda la vida alli, a lo Ferguson o Wenger en sus respectivos.

    Mas curioso que eso es los años que ha dirigido a clubes franceses, ya habia oido que jugo alli varios años(8 por lo que he bicheado googleando), y me sonaba que habia dirigido a clubes franceses, pero cual es mi sospresa cuando ha estado entrenando en Francia durante 7 años,84-91, al Stade de Reims, PSG en dos etapas y Niza…

    Se avecina como vislumbrais el retorno de Juan Roman….

    Respond
  • unoMás 19 diciembre, 2012

    Gran artículo Kun. Relacionado con este me gustaría pedir a la comunidad un remember del bestial Boca de Román y Palermo que tumba al Madrid en la Intercontinental. Un equipo muy potente en mi memoria.

    @Abel

    Es 100% lo que dices en tu mensaje mi argumento de que Messi, con toda la bestialidad que es en esencia no hubiera llegado a este nivel de mejor de la historia (o abrir el debate) de no mediar un Guardiola en su vida que le ha dado todo.
    Incluido el sacrificio momentáneo, punutal y definito de tres de los mejores 9's de la última década.
    Se lo ha dado todo, se ha rendido a él y Leo le ha devuleto mutiplicado por 3 lo recibido. Lo mismo con un Juan Roman histórico (considerado por parte de la afición de Boca más importante que el Diego) de la mano de Bianchi. De ahí que resumir todo a jugadores cuando la influencia de uno u otro entrenador les hace coger una esfera u otra me parece demasiado simplista. Todo y aceptar que al final, sobre el verde, los que hacen y deshacen son ellos. Claro está.

    Y en parte creo que esta compenetración al 100% se da en casi todos los grandes jugadores. Cruyff-Michels, HH-Suárez, Maradona-Bilardo (¿?) -creo que su optimización total y máxima es México 86- y más cerca Cristiano-Ferguson o Ancelotti-Kaká. Tiene sentido lo que digo o es una boutade¿?

    Respond
  • @migquintana 19 diciembre, 2012

    En YouTube hay un par de documentales bastante largos de lo que fue Bianchi en Boca. Su relación con la institución, sus títulos y, por supuesto, su vínculo con Juan Román Riquelme. Aquí os dejo uno de ellos:

    Respond
  • @DavidLeonRon 19 diciembre, 2012

    Qué grandeza te transmitía el Virrey sentado en La Bombonera, era brutal. Y eso que, hay que decirlo, su Boca no era precisamente un equipo bonito y talentoso. Hubo un momento en que ganó prácticamente sin centrocampistas de mínima calidad. Donnet, Cascini… jugadores superplanos pero que sabías que con Bianchi te iban a pelear. Luego los tuvo mejores, aunque siempre con idéntico perfil: Serna, Battaglia…

    Espectáculo nunca quiso dar, pero fuera de casa Boca era un martirio. La Intercontinental con el Madrid tiene la magia de exponer todo lo que era ese equipo… Riquelme, y aguantar 79 minutos a Raúl, Figo, Hierro, Roberto Carlos, Savio, etc.

    Respond
  • @JuanBoccadoro 19 diciembre, 2012

    No se que valor tiene o mejor dicho tenia la copa intercontinental en el viejo continente, pero por lo menos aca en argentina la intercontinental tenia un valor supremo, y el boca de bianchi, jugando intercontinentales y ganando algunas contra el milan, real madrid y bayern, ( a un niño de 10 años como lo era en esa epoca) te hacia creer que no habia diferencias con esos equipos de estrellas, de shevchenko, pirlo, roberto carlos, raul, etc..
    Luego creces, y entiendes que todos los qe pintan bien se van para alla

    Respond
  • @DavidLeonRon 19 diciembre, 2012

    La verdad es que fue tremendo como ese Boca entre 2000 y 2003 le ganó Intercontinentales al Madrid y al Milan y perdió de manera medio rara ante el Bayern, desde luego compitiendo.

    Eso te hacía darte cuenta que sí, Boca no tenía lo de los otros, pero era un equipo perro, perro. Ha habido campeones europeos tipo Oporto, Liverpool o hasta Inter que llegaron en circunstancias negativas o no tenían tanto potencial. Ellos enfrentaron a los mejores europeos de su tiempo.

    Respond
  • AtiP 20 diciembre, 2012

    Como bostero de alma hoy fue un día hermoso para mi. Ilusión es la palabra clave que genera la vuelta de Bianchi, revivir tiempos de gloria no tan lejanos. Es verdad que los equipos de Bianchi no eran un despliegue de fútbol lindo, pero sí muy eficientes y con una mentalidad ganadora y una gran personalidad para jugar partidos importantes. Creo que la mayor virtud era lograr que el conjunto sea más que la suma de las partes (por acá siempre se recuerda que en la final del 2000 a Figo lo marcó Matellán!!). Si se toma a los jugadores individualmente pocos lograron trascender en sus pasos por Europa o alcanzar el nivel que tuvieron en Boca (la experiencia de Bianchi mismo en la Roma y después en el Atlético no fue de lo mejor).
    Hoy en la conferencia de prensa aclaró que obviamente el objetivo es pelear por todo, pero que va a ser muy difícil igualar el pasado, y soltó una frase muy buena: "Acá en Argentina somos muy exitistas CON EL DE AL LADO". Hay que tener cuidado, pasado glorioso no significa éxito asegurado en el presente. Pero quien nos quita la ilusión. Bianchi ubicó a Boca en otro nivel, si bien siempre fue un grande hay un antes y un después, ojalá que a partir de enero sea otro después del después.

    Les hago una pregunta: ¿qué se sabe por allá sobre una posible transferencia de Gago? Porque acá se instaló el rumor que quería volver al país pero no se cuanto puede haber de cierto.

    Respond
  • @LivioLeiva 22 diciembre, 2012

    Acá en Argentina hay muchísimos anti-Román. Casi todos los que no son de Boca no saben apreciar al "último diez", creo que también entra en juego actitudes extra-futbolísticas de Riquelme que dejan bastante que desear. Pero si tomamos exclusivamente lo futbolístico, creo que hay poco y nada que reprocharle. Y en los tiros libres… la especialidad de la casa, qué categoría! Dolió mucho su partida. Bueno, regreso a lo que comentaba, muchos de los anti-Riquelme arguyen que si hubiera sido tan bueno habría triunfado en Europa. No seguí de cerca la carrera de Román en Europa, pero sí sé que llevó a un equipo de mitad de tabla para abajo como el Villareal a los primeros planos de la elite europea, y que de no toparse con un gran Arsenal habría jugado una final de Champions. Antes pasó por el Barcelona y al parecer no jugó mucho, alguien sabe bien las razones tras esto?

    Respond
  • fsantise 22 diciembre, 2012

    El equipo más grande la Argentina? A que se considera el equipo más grande¿?

    Respond
  • kjvng 22 diciembre, 2012

    @LivioLeiva

    El paso de Riquelme por el Barcelona fue, para sintetizar, un error. Un error para él, un error para el Barça y un error para el fútbol, porque nos perdimos un año entero de un crack. Román es, como sabemos, un jugador de una calidad tremenda pero un carácter muy especial: en el Camp Nou se tuvo que enfrentar, ironía del destino, a un técnico de una calidad tremenda pero un carácter muy especial llamado Louis Van Gaal. En una segunda etapa y con el club en ruinas sociodeportivas, habría que añadir.

    Van Gaal ni le pidió ni le quería, cosa que no cuesta demasiado de entender si sabemos de qué tipo de fútbol gusta el entrenador holandés. Riquelme se encontró con una situación muy adversa, y o bien no supo o no quiso gestionarla, no lo sé. Afortunadamente, partió al terminar la 2002/03 (una de las temporadas más tristes de la historia reciente del barcelonismo, por cierto) y encontró su lugar en el el primer gran Villarreal del Ingeniero, el 'submarino' de los Sorín, Forlán y compañía. Supongo que en el futuro se medirá realmente el impacto que tuvo en el club del Madrigal, pero no creo que exagere demasiado si digo que probablemente sea el jugador más importante de su historia…

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.