Seguir siendo grande


Argentina, el fútbol, sus hinchas y la animación. Una forma tan pasional de entender este deporte que sus cánticos y melodías son adaptados en las gradas del resto del mundo. Las composiciones destinadas a increpar a los rivales históricos están a la orden del día, y reconozco que no he podido evitar acordarme de ellas cuando he empezado a escribir sobre el Borussia Dortmund. Pero vayamos por partes, y la primera parte es Avellaneda. Allí la gran rivalidad existente enfrenta a Racing Club e Independiente, clubes que juegan uno de los clásicos más famosos del fútbol argentino y, también, aunque el campeonato local no pase por su mejor momento, del mundo. Se pueden rescatar frases, estrofas, e incluso cánticos enteros dedicados del uno al otro, pero me voy a quedar con un par de fragmentos que simbolizan un par de episodios de la historia de ambos clubes. Racing se jugaba el Apertura 2001 en campo de Vélez, así que la afición se desplazó al Jose Amalfitani para vivir in situ el partido. La demanda superó a la oferta, y las puertas del estadio Presidente Perón se abrieron para que los que se quedaron sin entrada vivieran el triunfo del equipo en su propia cancha. Una de las canciones que se escuchan en la voz de la Guardia Imperial (la barra brava más famosa de Racing) hace referencia al suceso: “Si la nuestra es una hinchada diferente, no es amarga como la de Independiente. Los bosteros, San Lorenzo y las Gallinas, nunca llenaron dos canchas el mismo día.” La respuesta no se hizo esperar, y La Barra del Rojo aprovechó los actos de celebración del Centenario para hacerlo. En marzo de 2005, más de 100.000 hinchas del rojo se lanzaron a las calles en una multitudinaria caravana: “Ahora chamuyás que llenaste dos canchas, volví a demostrarte quien tiene más banda, 100.000 personas presentes, la ciudad de Independiente, es para vos, en el barrio mando yo.”

Es bastante simbólico que los propios aficionados tengan una fijación tan grande por esos números. Hablamos de una cultura en el que el fútbol se vive de la manera más caliente y pasional posible, y en donde lo que sucede en la grada tiene influencia directa con lo que ocurre en el césped, así que lo lógico es esperar que esos números estén acordesLa afición del Borussia Dortmund es una de las más espectaculares y ruidosas de Europa en términos absolutos con esa particular realidad. Precisamente a partir de esta reflexión recordé que el pasado mes de mayo se iba a jugar la final de la DfB Pokal en Berlin entre el Bayern Munich y el Borussia Dortmund. El Olympiastadion tiene una capacidad de 74.064 espectadores, así que dividir más o menos a la mitad es un camino rápido para hacerse una idea de las entradas de las que disponía cada uno de los equipos. Pues bien, el Borussia Dortmund recibió alrededor de 500.000 solicitudes por parte de su afición. La pared amarilla del Signal Iduna Park no canta en castellano, pero de ser así se les ocurriría unas cuantas formas diferentes para fanfarronear. No cabe duda de que en ese aspecto, hablamos de uno de los clubes europeos con la afición más fiel y entregada. Incluso da la sensación de que ese medio millón de fieles es una cifra que parece ir de la mano en ciertos acontecimientos del club, puesto que un número aproximado de fans pintó las calles de Dortmund de amarillo cuando en mayo de 1995 el equipo volvió a ser campeón de Alemania 32 años después. Precisamente ese es un buen momento para empezar a analizar la época reciente del Borussia Dortmund y comprender de una manera más cercana la situación que el club vive hoy en día.

Ese título fue el pistoletazo de salida de un ciclo coronado dos años más tarde con el mayor logro en la historia del Borussia Dortmund: la Liga de Campeones que el grupo por entonces dirigido por Ottmar Hitzfeld le ganó a la todopoderosa Juventus de Turín en la temporada 96/97. El club se situaba entre los grandes de Europa,Tras años de mala planificación, llegaron al club Jürgen Klopp y Michael Zorc y el nuevo status provocó que en octubre de 2000 se aprobase una decisión sin precedentes en el fútbol alemán: salir a bolsa con la intención de seguir creciendo. El club colocó unos 13.500.000 de acciones en el mercado de valores, lo que trajo ganancias netas de emisión de, aproximadamente, 130 millones de euros. El Borussia Dortmund se mantuvo a buen nivel en el comienzo de la década (llegando a ganar la Bundesliga en 2002), pero, sin embargo, los malos resultados y algunas malas decisiones desembocaron en una grave crisis financiera. En la temporada 2003/2004 fue eliminado en la previa de la Champions, y unas acciones que en su día rondaban los 11€ cayeron ese año hasta valores no superiores a los 4€. Fichajes fallidos y una mala planificación en las inversiones para la remodelación del estadio, concluyeron en una deuda de casi 100 millones de euros que obligó al club a desprenderse de sus futbolistas más destacados, iniciándose un proceso de reconstrucción a través de la reducción del presupuesto y la apuesta por futbolistas de un perfil más bajo. Reconstrucción que llegó definitivamente gracias al nuevo modelo del fútbol alemán, al talento de Klopp en el banquillo, y al de Michael Zorc en la dirección deportiva, que desembocó en el Borussia Dortmund que conocemos hoy en día.

Sin embargo, los dos títulos de liga consecutivos parecen no ser suficientes para codearse en este arranque de temporada con un equipo de la talla del Bayern Munich, que en la jornada número 7 ya se sitúa 9 puntos por encima del vigente campeón. Los más escépticos hablan de falta de compatibilidad entre Reus y Götze. Como opinión personalAdaptar al equipo a la medida de Marco Reus y Mario Gotze es el gran reto de Klopp, creo que no será un problema, aunque el regreso a Dortmund de Reus, sumado a la salida de Kagawa, obliga inevitablemente a algunos cambios a los que el equipo se debe adaptar. Algunos dirán que Götze y Kagawa ya compartieron césped, pero la realidad es que las lesiones de uno y otro hicieron que únicamente fueran de la partida en 22 de los 68 partidos de Bundesliga disputados en las dos temporadas que ambos coincidieron en plantilla. Creo, principalmente, que la falta de fluidez llega desde la ausencia del nipón. Kagawa era el mayor activo del equipo en el ataque posicional, y su administración de los apoyos es superior a lo ofrecido por Götze y Reus en ese apartado. Además, el equipo debe asimilar la forma de ejecutar transiciones rápidas, algo que con Blaszczykowski y Grosskreutz era un automatismo de primera calidad. Con ambos, la ocupación de los carriles exteriores daba amplitud, algo que con la naturaleza de Reus es más difícil de conseguir, ya que busca ser el paso de la transición, no el final de la misma. Y un último ‘pero’ a la nueva estructura, puede ser la dificultad para Hummels de encontrar jugadores lejanos, ya que al no existir dos futbolistas abiertos permanentemente, hay menos amplitud para cambiar la orientación e iniciar en otro perfil. Es cierto que el equipo, de momento, está siendo más rígido, pero no menos cierto que la cara de madurez mostrada en el Etihad abre una enorme puerta a la esperanza.

Sin duda esa actuación en Champions se trata del elemento de análisis más potente que el Borussia Dortmund nos ha dejado hasta la fecha esta temporada. Es de sobra conocido que el esquema habitual de Klopp es el 4-2-3-1, pero frente al Manchester City varió para ocupar los espacios de manera brillante en un 4-1-4-1, teniendo el control del partido durante gran parte del choque.

..…..

En estas dos primeras capturas vemos al equipo defendiendo la salida del Manchester City. En la primera, Lewandowski entre Yaya Touré y Javi García basculando sobre el poseedor, Blaszczykowski y Gündogan proyectados por delante de Bender para interceptar la conducción o el pase de cualquiera de los dos, y Götze y Reus evitando la recepción de los laterales. En la segunda, Zabaleta encuentra a Silva, pero Reus puede acercarse, Gündogan bascular y Schmelzer ya le está vigilando previamente de cerca. Para el City era casi imposible encontrar receptores en ¾ por lo bien que estaban protegidas las líneas de pase interiores, y el trabajo sobre las recepciones exteriores era muy preciso, por lo que el juego del City allí tampoco encontraba continuidad. La única opción del equipo de Mancini era balón directo de los centrales a la espalda de la defensa del Dortmund, que priorizaba achicar y por lo tanto dejaba espacio hasta su portería.

..…..

En estas capturas vemos el sistema de despliegue. En la primera un robo de Götze sobre Nastasic y las consecuencias. La posición central de Lewandowski sirve como eje de la transición, y la de de Götze y Reus en los dos perfiles exteriores les permite atacar la espalda despejada de Clichy y Zabaleta. La segunda imagen pertenece al 0-1. Mancini ya había corregido, intentando limpiar la salida con el 3-5-2 y dándole amplitud a su defensa con dos centrales a los lados de Kompany. De hecho, se aprecia que con el belga fuera de sitio, Nastasic y Clichy (que no aparece en imagen), ocupan el espacio ante un posible despliegue. Lo significativo es la actitud de Reus, cruzando para interceptar, en un gesto de lo que quería Klopp: despliegues rápidos con robos en ¾.

Al final el Manchester City empató pero el Dortmund dejó una gran sensación. Sin embargo, las dudas siguen estando ahí. Evidentemente el equipo compitió en un escenario exigente, pero con una variación concreta de su propuesta habitual y con las dos estrellas: Reus y Götze, preparados para correr. Lo cierto es que los dos tienen aptitudes para jugar a eso, pero también las tienen para sumar mucho en ataques posicionales y un equipo que pretende ser campeón necesita que sus fases ofensivas ante rivales replegados sean más clarividentes. Ahí es donde entrará en juego la imaginación de Klopp, que sin duda tiene un reto muy exigente. Veremos si el elegido para activar bien las piezas es un Gündogan en un rol más dinámico, y por supuesto también veremos como el equipo solventa la pérdida de Kagawa. La caída de protagonismo de Grosskreutz limita un poco los despliegues exteriores siempre y cuando el partido no se juegue en un escenario tan concreto como el Etihad. En resumen, muchas dudas que resolver y piezas de bastante calidad para encajar convierten, sin duda, al Borussia Dortmund en uno de los equipos más estimulantes para seguir durante esta temporada 2012/2013, equipo que por éxitos recientes y masa social, está obligado a mantener una línea ganadora.

 

Artículos relacionados:
Test de personalidad
Ya deben estar listos


11 comentarios

  • David_Leon 16 octubre, 2012

    "no menos cierto que la cara de madurez mostrada en el Etihad abre una enorme puerta a la esperanza"

    A mí es lo que me mantiene expectante con el Dortmund. Estaba a punto de tirar la toalla con ellos tras casi ni ganarle al Ajax en el debut europeo… pero lo de Manchester fue meritorio.

    El Madrid dirá mucho. Por cierto, se está lesionando el sector de banda de los dos equipos; Marcelo, Coentrao, Kuba… Curioso.

    "el trabajo sobre las recepciones exteriores era muy preciso"

    Siempre fue una de las claves del Dortmund. Que se lo digan al pobre Robben. No he visto a ningún equipo anular a Arjen mejor que el Dortmund el año pasado.

    Respond
  • SharkGutierrez 16 octubre, 2012

    La pérdida de protagonismo de Groβkreutz es relativa. Con Kevin veremos una versión más "hormiga obrera" del Dortmund, sin perder de vista el contragolpe; para mí es un relevo de garantías y le da otra pauta a Klopp. Actualmente, la "hormiga" es Kuba que significa un apoyo significativo, llegando a parecer en ocasiones y en repliegue (especialmente) un segundo lateral para cubrir la exposición rival frente a Pisczsek.

    No me cabe duda, que la pareja de los "niños traviesos del Westfalen", la van a líar.

    Era obvio que Reus suponía un elemento más directo que Kagawa; el nipón enlazaba bastante más con Lewandowski, al contrario del presente arranque de campaña donde Reus no estaba acostumbrado a recibir tanto de cara y si ganando la espalda de los rivales como lo hacía en el Gladbach contragolpeador de Favre. En el Dortmund está aprendiendo a jugar en estático. Sin ser Kagawa en ese aspecto, poco a poco Klopp lo está llevando a ese terreno para que se alíe con Götze y los ataques posicionales se conviertan en un auténtico lío a la hora de cerrar espacios en los marcajes zonales de los rívales.

    Que Hummels no encuentre el pase entre líneas, es normal hasta el momento. También noto que Mats no tiene la frescura ni la confianza que el año pasado, con lo cuál juega bastante más directo buscando la cabeza de Lewandowski, que en ocasiones juega bastante solo y no encuentra compañero a quien descargar como pasaba con Kagawa o con Kuba.

    En el medio, Gündogan sigue sin encontrar el punto de principio de año…pero sigo creyendo que el peso que tiene en este Dortmund es muy significativo; además estoy seguro que volverá a recuperar la forma (siendo el germano de origen turco un jugador menos regular de lo que aparentó ser). El Dortmund maneja varios planes y en Manchester lo demostró; también es verdad que Mancini es el clásico "te cedo el balón y te espero con 6 atrás, para que en cuando pueda lance a los 4 fantásticos (Touré, Silva, Agüero y ¿Tévez?) y me resuelvan".

    Veremos como funciona con el Madrid esa táctica; sin duda es el partido más apetecible y sobre todo, con más apuntes tácticos entre los dos mejores contragolpeadores del contexto europeo. Champions League.

    Respond
  • @10Kundera 16 octubre, 2012

    Madrid, Dortmund, Champions… Redondo.

    Respond
  • Joanbarriach 16 octubre, 2012

    @DavidLeon

    Es que en el Etihad el equipo dio una exhibición tremenda. Gündogan mandando como nunca y Götze y Reus comandando. Lástima de Lewandowski y su poquito gol y de Hart, allí el Borussia tenía una gran parte del pase a los octavos de final. Ahora ante el Madrid competir lo más dignamente posible y con suerte rascar un puntito.

    Hummels esta temporada no está siendo él, no sé si es el shock del desastre en la Eurocopa o qué pero no es el Mats Hummels que dominó la Bundesliga el año pasado…

    Respond
  • Joanbarriach 16 octubre, 2012

    Y hablando de lesiones. Hummels duda para el partido. Bender out, lo que significa Kehl inside y duda Gündogan. Y Kuba out. La verdad, bajas sensibles en todos los casos. Muy sensibles. Y Klopp no tiene al segundo mejor del mundo en ningún caso para sustituirles…

    Respond
  • MigQuintana 16 octubre, 2012

    Cómo me gustan estos artículos de David de la Peña. Eso sí, debo discrepar de un asuntito -que también menciona luego @SharkGutierrez-. Es cierto que Kagawa y Gotze coincidieron muy poquito, imagino que la mayoría de esos 22 partidos fueron en los primeros meses de su primera Bundesliga, pero en mi opinión el jugador de más talento y más peso en ataque posicional siempre fue Mario Gotze. Recuerdo que un día describiendo el Dortmund a Abel le comentaba: Kagawa en transición, Gotze en posicional. Aquí hay debate. 😀

    @David_Leon

    A mí me ha pasado igual. El Borussia Dortmund estaba obteniendo malos resultados pero, sobre todo, transmitiendo muy malas sensaciones. La chispa y la agresividad han sido parte de su fórmula secreta, tras tres títulos quizás es más difícil de mantener en Alemania pero Europa es un reto que deben afrontar ya. No nos merecemos que los martes y miércoles (o jueves, a unas malas) no hablemos de su fútbol o sus nombres propios. Lo ocurrido en Manchester es una muy buena noticia… y eso que volvieron a no ganar cuando debían haberlo hecho.

    @SharkGutierrez

    Yo creo que Grosskreutz siempre ha sido un obrero. Un minero, más bien. Es el escudo del equipo y el alma del Signul Iduna Park. Recorrido, verticalidad y cifras goleadoras muy altas. Yo soy mucho más de Kevin que de Kuba, pese al salto del polaco desde hace 6 meses a esta parte.

    @JoanBarriach

    Una duda Joan, que este año al Dortmund sólo le he podido ver bien-bien tres partidos: ¿tanto está echando de menos a Bender como a mí me parece? ¿y qué pasa con Gündogan? ¿sigue jugando un partido de cada quince pese a insinuar que en un futuro más o menos cercano va a ser un jugador de un peso notable?

    Respond
  • Abel Rojas 16 octubre, 2012

    Sinceramente, creo que el partido del Dortmund en Manchester no fue tan, tan, tan dominante. El choque en sí fue una exhibición, pero no vi a ningún equipo muy por encima del otro, sino a dos verdaderos equipazos enfrentándose y creando dificultades al contrario a su manera, con la salvedad de los minutos posteriores al 0-1. Ahí al City le entró el pánico y el Dortmund actuó con una entereza brutal. La verdad, ha sido el mejor partido de lo que va de Copa de Europa y, quizás, de lo que va de temporada.

    El 4-1-4-1 que comenta De la Peña fue un acierto desequilibrante porque castigó lo más débil del City -su primer pase-. Touré en los partidos de élite en los que el City vaya a tener más posesión que el contrario casi que no puede jugar en la base. Es demasiado lento tomando decisiones. Su plus es aparecer en la base, generar superioridad numérica y batir línea en conducción. Si se le exige ser el primer receptor, muere. En este sentido, enorme trabajo de los de Klopp.

    Pero a su vez, había una ranura que, desde mi punto de vista, los de Mancini aprovecharon: el movimiento de apoyo de Nasri y Silva hacia dentro. Es decir, a espaldas de unos interiores alemanes que querían defender "hacia arriba". A partir de ahí el City construyó peligro.

    Es decir, aplauso y bienvenidos a ambos. Pero el empate no me pareció la injusticia que le pareció, seguramente, a Joan. El Borussia fue partícipe de un partidazo que, a los puntos, seguramente mereció ganar de manera sutil; pero no el protagonista de un avasallamiento, a mi juicio.

    Respond
  • Joanbarriach 16 octubre, 2012

    @Migquintana

    No es tanto echar de menos a Bender sino el hecho de que ni Gündogan está siendo regular y sobretodo que Kehl, pues el hombre no es que sea un plus a día de hoy. Y Leitner, que le ha tocado jugar varios partidos, es un sí, bonito, pero no, de manual. Sobre Gündogan tengo muchas esperanzas puestas en él, y tras lo visto en Manchester es para ser optimistas con él la verdad. Le falta ser algo más regular pero ya pesó lo suyo en el tramo final de la temporada pasada y espero que poco a poco vuelva a ser el mismo del final del año pasado.

    Yo a Bender sigo creyendo que el buen Bender está en Leverkusen, nunca he sido muy fan de Sven Bender pero está claro que el BVB juega mejor con él que sin él, y supongo que esto explica bastantes cosas. También hay que tener en cuenta que ahora, probablemente, es la primera vez que el Borussia encara la Champions y la Bundesliga con una ansia competitiva que antes no tenía.

    Por ejemplo, tras el empate en Manchester (Abel, cuando el partido puede y por nivel terminar 1-4 y acaba 1-1 de penalti extraño que un buen árbitro no pita se me hace difícil aceptar el empate como justo…) y sin Hummels, Kuba y Bender out y Gündogan lesionado el Dortmund en Hannover acabó tieso tieso. Incapaces de generar casi nada, por una vez en mucho tiempo vi al equipo absolutamente destrozado en lo físico.

    Respond
  • Abel Rojas 16 octubre, 2012

    Joan, en la primera parte el City puede marcar 3 goles "fáciles". Un mano a mano de Kun a pase de Silva, un mano a mano de Dzeko a pase de Nasri, Silva fallando bajo palos con el portero vencido, el tirazo del Kun, etc. Ningún equipo consiguió cerrar su campo y el partido. No fue la repetición del Real-City pero al revés y con empate. Fue un encuentro mucho más igualado y mejor jugado por el City.

    Respond
  • AtiP 16 octubre, 2012

    Perdón por alejarme del tema central del artículo ( gran equipo el borussia!), pero me encantó la comparación con Racing y quería dejar un par de coincidencias más entre los 2 equipos y la relación con sus hinchadas.
    Igual que el dortmund racing vivió una gran crisis económica, se declaró en quiebra en 1998, incluida la frase de la jueza interventora: "Racing ha desaparecido, dejó de existir". Imaginen lo que significa para un hincha argentino que le digan que su club no existe más. La gente se movilizó masivamente en apoyo y llegó a llenar la cancha un domingo aunque Racing estuviera suspendido y no se jugara el partido.
    También estuvo muchos años sin títulos. En el 2001 salió campeón después de 35 años y por eso la expectativa era tanta que se llenaron 2 canchas el mismo día. Nunca un equipo de los llamados grandes estuvo tanto tiempo sin salir campeón.
    Este diálogo es de la película "El secreto de sus ojos", (ambientada en los ´70) entre un fanático de Racing y el personaje de Sandoval (Guillermo Francella, el hincha de Racing más reconocido de Argentina)

    -¿Escribano qué es Racing para usted?
    – Una pasión querido
    -Aunque hace 9 años que no sale campeón
    -Una pasión es una pasión

    Saludos desde Argentina!

    Respond
  • SharkGutierrez 17 octubre, 2012

    @MigQuintana

    "Yo creo que Grosskreutz siempre ha sido un obrero. Un minero, más bien. Es el escudo del equipo y el alma del Signal Iduna Park. Recorrido, verticalidad y cifras goleadoras muy altas. Yo soy mucho más de Kevin que de Kuba, pese al salto del polaco desde hace 6 meses a esta parte. "

    De hecho, gran parte del éxito de la temporada pasada fue el trabajo que Kevin hacía en las coberturas ayudando a Schmelzer, cuando éste percutía más por izquierda. En este aspecto benefició muchísimo más al Dortmund contar con Großkreutz que con Götze ya que le dotó de un ataque menos estático y si más de su generosa movilidad-trabajo-velocidad en la banda izquierda. Es uno de esos clásicos hombres de club.

    Aunque eso sí, la ventaja de Kuba es que te puede ocupar ambas bandas mientras que Kevin es más zurdo cerrado.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.