Bastian y la gloria

Basti apenas arriesga con un pase, no bate una línea con el balón, no conduce, casi siempre la devuelve en corto y se ofrece muy tímidamente. Parece un fantasma sobre el campo. Está claro que no está bien, pero Joachim Löw no se ha atrevido a quitarlo. Le ha hecho jugar absolutamente todos los minutos de la Eurocopa, pese a que un importante sector de la opinión pública clamaba su suplencia. Incluso cambió el esquema para que Kroos le ayudara. Es, posiblemente, su mejor futbolista y, sobre todo, el líder espiritual del equipo, el de más jerarquía, el que transmite el carácter competitivo frente a la posible inexperiencia de su plantel. Pero Schweini no ha sido él.

Schweinsteiger llegó a la Euro tocado físicamente, tras una temporada cargada de lesiones, y mentalmente, tras perder los tres títulos y fallar un penalti decisivo en la final de Munich, a pocos kilómetros de su casa de toda la vida, que dicen que le afectó profundamente. Se quedó otra vez a un paso del gran título internacional que lo consagre como un jugador de época, tras dos finales de Champions y una de Eurocopa. Siempre tuvo un carácter muy emocional, lejos de los estigmas teutones de caracteres fríos y quizá haya pensado que es un perdedor, que no volverá a tener más oportunidades de alcanzar la gloria en su carrera. Pero Alemania le necesita y Brasil2014, con la “Generación Dorada” en su punto álgido, le espera.

5 comentarios

  • @DavidLeonRon 29 junio, 2012

    Lo de ayer fue demasiado. No se puede entrar a juzgar en lo futbolístico. Schweinsteiger no está para jugar al fútbol. Necesita parar, desconectar, hacer una buena pretemporada y empezar de 0. El futbolista que yo vi por ejemplo en aquel Bayern-Napoli de la liguilla de Champions es una cosa tremenda.

    Ayer ante Italia no debía haber jugado seguramente. Perjudicó a su equipo. Y eso es mucho siendo un jugador tan bueno.

    PD. Alemania a por 2014, pero ojo porque parece que el momento de esta Selección nunca llega del todo… Por edad. de Brasil no puede pasar. Madurez del 90% del once.

    Respond
  • @danidelacuesta 29 junio, 2012

    Lo de ayer fue un ejercicio de frustración memorable, personificado en Bastian, que sencillamente fue superado en todo momento. Y no es porque no tenga fútbol, no es porque hubiéramos visto un espejismo. Está tieso, mental y físicamente apagado. Es un jugador con una fuerza descomunal, dominio de casi todas las facetas y durante esta Euro se nos ha quedado en… ¿en qué? Ni yo sé lo que ha ofrecido al equipo, reconvertido en pivote posicional sin función definida en salida de balón.

    Aún así, su sombra es tan gigante que yo ayer tampoco lo hubiera cambiado. Comparto lo de David, necesita resetear. En realidad, toda la Mannschaft lo necesita. Demasiadas expectativas.

    Respond
  • @migquintana 29 junio, 2012

    Mira que estaba tieso en la eliminatoria con el Real Madrid, que había llegado de una lesión y se había recuperado de aquella manera cuando hay un partido en el horizonte… y, aún así, aún al 75% hizo un partido en el Bernabéu que habla de lo grandísimo jugador que es. Ahora es que no está ni para aplaudir desde el banquillo ni para agitar toallas, sólo para tumbarse al sol de Mallorca con una cervecita al lado y un buen fisio.

    Low intentó ayudarle pero para mí se equivocó, Bastian pedía a gritos una fase defensiva con tres hombres en el centro y un Kroos jugando más por detrás del balón de que lo hizo. Esperemos que, como deja caer Guillermo, no se haya creído un perderdor porque ni mucho menos lo es. Brasil 2014 pinta demasiado bien para esta generación y va siendo momento de exigirle… aunque, bueno, dos torneos (Mundial y Eurocopa) y dos semifinales está muuuuy bien.

    Respond
  • @ecosdelbalon 29 junio, 2012

    A Bastian se le está poniendo una cara de Ballack que no puede con ella…

    Respond
  • piterinoparbiden 29 junio, 2012

    La verdad es que Löw ha unido su suerte y la de la Mannschaft a una recuperación de Schweinsteiger que, finalmente, no se ha producido. Todo era susceptible de amoldarse o modificarse, salvo el sitio y el rol de Schweini: el "9" podía ser Gómez o Klose, a Özil le podíamos ver más fijo en el medio en ese delicioso rol en el que permuta con el ocupante de la banda diestra según el carril de escape de la jugada, Khedira tendía a progresar por un interior u otro según qué hiciera Lahm, lo que a su vez no era igual si por delante tenía a Podolski, a Schürrle o a otro, etc.

    Pero Schweini "y sus circunstancias" eran intocables. Para mí, le ha costado esa decisión a Löw una final y tal vez una Eurocopa.

    Creo que la fuerza de Alemania radica en el estilo y el conjunto, en la profundidad de armario y de soluciones homogéneas con lo que se pretende desarrollar. Y si tienen una pieza más delicada y a proteger, ésa es Mesut Özil. Y yo tampoco me fío de él a ojos cerrados como para confiarle la suerte de toda una selección de Alemania. Me cuesta fiar el resultado de una controversia entre 22 jugadores con una pelota de por medio a Özil.

    @Abel

    Es que "vienen a ser lo mismo": versiones modernas y menores del centrocampista alemán de siempre. Y Ballack me parecía superior… Curiosamente hoy Alemania destaca por producir otro tipo de talentos.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.